Páginas vistas en total

martes, 13 de junio de 2017

Argos

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.722-


                                                                                                                     Irving Villafaña

Poeta y antropólogo de México, nacido en 1961. Doctor en Ciencias de la Información con posgrado en Comunicación Política. Ganador del Premio Nacional de Poesía Mérida 2011 y el Premio Rosario Castellanos de la Universidad Autónoma de Yucatán en 2010. Su primer libro fue "Casa de palomas" (2006) , le han seguido "Cuando un poeta entra en una mujer" (2010) y "Poemas para Aisha Dihab" (2012).


                                                                        "dejé de soñar la vida en la que no estabas
                                                                         para vivir el sueño que eres, esa no vida
                                                                         en que entras sin asperezas ni dolores
                                                                         donde sonríes como un cuadro pintado"








ARGOS

¿Cuántas veces
más
me golpearás
con el pié
para saber si muerdo,
cuántos besos
daré
para
saber
si tú amas?-

***

Encontré las cosas
        decían que no estabas
las noches minúsculas las camas con sábanas sin cuerpo
los helados de limón sin tu boca
el té sin la sed
los días sin tus ojos  los gritos sin fiesta a medianoche
los teléfonos sin voces ni descripciones de lugares
la espalda sin el arrimo de tu mano cariñosa.
Y yo que pensaba que el amor se evapora despacio.
Te recordé a todo día, te viví en las afueras de la vida
como segunda piel
dialogué siempre en monólogos interiores
avivé tu recuerdo le di agua tibia
le di atardeceres
más que otras flores del mundo.
Y vi como los arbustos crecieron
        anegaban estas lágrimas las esquinas
        y del recuerdo de nuestro amor
nació otra hiedra igual.-



ILA AL HABIB

Para la venganza no me queda, al habib,
ni siquiera el amor menos el amante.
Cuando amé
mis ojos de tanto verlo se fueron para siempre
y nunca encontré la joya que embarcaría
cuando tuviera hambre o sed.

El verso que escribiste no sirvió.
El llanto que lloramos no sirvió.
El corazón que en mis manos pusiste no sirvió.

Ningún oro compran las palabras
aunque es verdad que para huir son muy buenas.

Yo te agradezco que hayas venido a mí
a  mentir con la poesía.
Supe que eras feliz
cuando escribiste tu soledad diciendo que era mía.-



EN CASA DE PALOMAS

Estábamos tan tristes
que fuimos adentro a buscar
      sentada flor de loto,
la fuente del dolor -aguja de zafiro
que toca la angustiosa canción de tu espalda-
y apareció de pronto la felicidad
ataviada de nombres,
      el tuyo
el mío,
luciéndolos como un par de irreconciliables aretes.


***

Me quiero ir contigo
      a un planeta suspirante
donde fuéramos al mar tan
      ondulado
                    y alto
como una escalera,
entre cuyos peldaños cometan la dicha de subir
los coloridos peces del instante.

Si fuéramos el mar,
mi amor,
en ese planeta resplandeciente,
las estrellas de agua,
-nuestros besos-
       se verían en el cielo
como antiguas y gozosas lunas.


***

Entres las voces sordas, intocadas
             de misericordia,
un baño de palomas disipa su avidez sobre mi cuerpo:
siento       el otro lado de la vista,
mi pesada lentitud, mi sorprendido paso
y me entrego al vano dulce de tus alas,
        al baile de la luz
sobre el decorado florentino de la pena
mientras rodeas mi alma, cámara de ecos,
morada nube que vuelas sobre una piel
recién cubierta por la gloria,
lugar donde también anochecerá mañana.

Tenía que florecer este radiante sol, este verde laurel
para saber que
abrazarme tú
es caminar entre palomas.-




                                                                                                              Irving Villafaña



Imágenes: Pinturas de Giovanni Boldini  (Italia, 1842 - 1931)





quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario