Páginas vistas en total

domingo, 18 de enero de 2015

Los formales

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                                       Mario Benedetti


El gran escritor uruguayo nació el 14 de septiembre de 1920 en Paso de los Toros y falleció el 17 mayo de 2009 en Montevideo.



                                                                      "La esperanza tan dulce,
                                                                       Tan pulida, tan triste,
                                                                        La promesa tan leve,
                                                                        No me sirve"






LOS FORMALES Y EL FRÍO

Mientras comían juntos y distantes y tensos
Ella muy lentamente y él como ensimismado
Hablaban con medida y doble parsimonia
De temas importantes y de algunos quebrantos.

Entonces como siempre o cono casi siempre
El desvelo social condujo a la cultura
Así que por la noche se fueron al teatro
Sin tocarse un ojal, ni siquiera una uña.

Su sonrisa la de ella
Era como una oferta un anuncio un esbozo
Su mirada la de él
iba tomando nota de cómo eran sus ojos.

Y como a la salida soplaba un aire frío
Y unos dedos muy blancos indefensos y tristes
Apenas asomaban por las sandalias de ella
No hubo más remedio que entrar en un boliche.

Y ya que el camarero se demoraba tanto
Llegaron cautelosos hasta la confidencia
Extra seca y sin hielo por favor y fumaron
y entre el humo el amor era un rostro en la niebla.

 En sus labios los de él
El silencio era espera la noticia era el frío
En su casa la de ella
Halló café instantáneo y confianza y cobijo.

Una hora tan solo de memoria y sondeos
Hasta que sobrevino un silencio a dos voces
Como cualquiera sabe en tales circunstancias
Es arduo decir algo que realmente no sobre.

Él probó sólo falta que me quede a dormir
Y ella también probó y por qué no te quedas
Y él sin mirarla no me lo digas dos veces
Y ella en voz baja bueno y por qué no te quedas.

Y sus labios lo de él
Se quedaron gustosos a besar sin usura
Sus pies fríos los de ella
Qué eran sólo el comienzo de la noche desnuda.

Fueron investigando deshojando nombrando
Proponiéndose metas preguntando a los cuerpos
Mientras la madrugada y los temas candentes
Conciliaban el sueño que no durmieron ellos.

Quién hubiera previsto aquella tarde
Que el amor ese célebre informal
Se dedicara a ellos tan formales.-


LOVERS GO HOME

Ahora que empecé el día
Volviendo a tu mirada
Y me encontraste bien
Y te encontré más linda
Ahora que por fin
Está bastante claro
Dónde estás y dónde
Estoy.

Sé por primera vez
Que tendré fuerzas
Para construir contigo
Una amistad tan piola
Que del vecino
Territorio del amor
Ese desesperado
Empezarán a mirarnos
Con envidia
Y acabarán organizando
Excursiones
Para venir a preguntarnos
Cómo lo hicimos.-


TODO LO CONTRARIO

Colecciono pronósticos
Anuncios y matices
Y signos
Y sospechas
Y señales

Imagino proyectos de promesas
Quisiera no perderme
Un solo indicio.

Ayer
Sin ir más lejos
Ese ayer que empezó siendo aciago
Se convirtió en buen día
A las nueve y catorce
Cuando vos
Inocente
Dijiste así al pasar
Que no hallabas factible
La pareja
La pareja de amor
Naturalmente.

No vacilé un segundo
Me aferré a ese dictamen.

Porque vos y yo somos
La despareja.-


TODO VERDOR

Todo verdor perecerá
Dijo la voz de la escritura
Como siempre
Implacable.

Pero también es cierto
Que cualquier verdor nuevo
No podrá existir
Si no hubiera cumplido su ciclo
El verdor perecido.

De ahí que nuestro verdor
Esa conjunción un poco extraña
De tu primavera
Y de mi otoño.

Seguramente repercute en otros
Enseña a otros
Ayuda a que otros
Rescaten su verdor.

Por eso
Aunque las escrituras
No lo digan
Todo verdor
Renacerá.-


                                                               Mario Benedetti






quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario