Páginas vistas en total

domingo, 30 de marzo de 2014

Su manantial

Una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Para difundir a los creadores, respetando el derecho de autor.
                                      


                                                         Némer Ibn El Barud

Poeta , escritor y periodista argentino de origen libanés, nacido en San Juan en 1925 y fallecido en 2010. Se dedicó a la escritura y se especializó en ciencias de la comunicación, siendo catedrático en la Universidad de San Juan.  LLegó a publicar mas de una treintena de libros, donde además de poesía abordó el ensayo, el cuento y el teatro. Ejerció como periodista profesional con título de nivel internacional expedido por la UNESCO. Brindó memorables conferencias en la Feria del Libro de Buenos Aires.


                                               "Y aquí estoy. En ti,
                                               en una misma carne inerme
                                               y repetida
                                               hasta el cansancio de los siglos"





SU MANANTIAL

Su voz crece en las sombras.
Ronda frío.
En nuestros pies;
en los pies se esconde.
A cada paso suma una sonrisa.
Por eso el aire abre su metal.
Nos deja hollar su canto,
sus vocales
y en música resuelve el llanto
que con nosotros viene
inderramable.-


EN LA PIEDRA

En la piedra está.
Coágulo nono.
Forma primera
bajo el escalofrío de la noche.
En la piel adventicia
      y mineral
está el fuego
detenido allí,
inerte
mientras rondaban los astros
con nosotros
procurando el diseño inicial.
El contorno.-


QUÉ DEL AMOR

Qué de la vida
y de la muerte queda
después de tí.
Sólo nosotros nos lloramos.
En hambre, frío,
lujuria y compasión
buscamos el eco.
Matar la soledad
este pan de hielo
que tu incesante mano nos da
miga por miga
-día por día-
en tanto cae a la luz
y a la sombra
el hueso vertical
articulado,
queriendo horadar
la niebla que te cubre
a pesar del buen sol
la enferma luna
y los dioses
después de ti
inventados.-


MONOSÍLABOS
EN LA MAÑANA

Contigo conocí el amor
porque sólo me diste de él
la forma imposible.

¡Que dulce es la palabra del amor
cuando no habla!

Juntos o separados
el amor es siempre
una distancia a cubrir.

¿A quién amas?
¿A mí o a mi amor por ti?

Temo que la distancia
que me separa de ti
se acorte tanto que ya no te vea.

Cuando creábamos el amor
creíamos en el amor.

No te quiero por imposible,
sino porque eres posible, en mí.

Nunca le requieras al amor
una razón de amor,
porque está hecho de interrogantes.

Si me rechazas,
te condenas al remordimiento.
Si me amas,
te condenas al remordimiento.

Como la playa y la ola,
yo puedo contenerte;
y esperarte.

Acompáñame a conocernos,
acompáñame a interrogarnos.
Acompáñame a olvidarnos.

En la región de las sombras
no existe una sombra
más que otra.

En el instante supremo
seré lo mismo que soy ahora:
un supremo instante.

¿Por qué la medida de la copa
tiene que ser la medida de mi sed?

Peco por todo, menos por pecar.

Como el otoño, como la llovizna,
como la tristeza.-


                                                         Némer Ibn El Barud



Imágenes: Pinturas del artista italiano Umberto Boccioni (Regia de Calabria, 1882-Verona, 1916)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario