Páginas vistas en total

sábado, 15 de febrero de 2014

Una lágrima

                                                    Manuel Felipe Álvarez Galeano

Poeta y docente de idiomas colombiano, nacido en Medellín en 1987. Filólogo hispanista de la Universidad de Antioquia, catedrático de Latín del Programa de Extensión  de la Universidad de Antioquia. Fue docente de Italiano y Griego en la ONG Amizade en la Casa de la Cultura de El Poblado.  Ha publicado los libros de poemas: "El carnaval del olvido", en Málaga, España y "Recuerdos de María Celeste" en la Editorial Aldebarán de Medellín en 2002.


                               
                                  "Aunque ya no vengas a imponer tus pechos
                                    y esté fría tu boca que es la misma lejanía
                                    vos tan callada bebés mis noches"


EL MITO DE UNA LÁGRIMA   poesía de Álvarez Galeano

Sos el mito de una lágrima
que baila en la sombra
de un tango que se ha olvidado a si
mismo.

El mito de una lágrima robada
atrapada en el temblor
del alma ahogada
entre la ráfaga de aquellos rostros
que ignoran el color de tu ausencia,
vacío amigo.

Te han visto caer
y lamer las baldosas frías
ante la mendicidad de un abrazo.
Han naufragado tus labios resecos
ante tantos ojos que han construido
las mazmorras
donde perecen tus tremolantes
palabras.
Has viajado junto a los gritos
de una ciudad enferma
que como vos se niega a morir.
Por eso te has convertido en la
náusea
de aquella soledad que navega
en las grietas de tu piel
Y llegas donde sólo tu habitación te
espera
Hoy sos un fantasma de vos mismo
hoy que tus raíces te han dejado
solo
Tu sangre ya no es tu sangre
porque las manos que mecieron tu
cuna de madera vieja
dejaron de acariciarte
cuando tomaron su derecho de
nacer.

Le jugás al destino con tus cartas
prestadas.

Sos el mito de una lágrima perdida
llorá con el dolor que tus latidos te
dicten
Entre el honor que mi hombro te
hace
O entre el vientre cálido de la
muchacha que te espera

Porque sos un pequeño que busca
sus juguetes
entre los colores de una tarde que el
mundo ignora
Por eso lloras una pena
incomprendida
Por eso te llaman poeta,
Simplemente un poeta.-


BALLATA  IV

Los acordeones se han quedado
sordos
de tanto esperar el sudor de tus
palmas
porque no llegaste antes que
las sombras
levantaran su festival de arlequines
muertos
entonces los duendes se han
ahorcado
en el escenario
justo después de levantado el telón
tal vez te equivocaste de ruta
y me esperás en el teatro del silencio
que ha vendido más entradas esta
semana
por eso el olvido aplaude
y se embute mis ojos
clonados por los vacíos de tu tiempo
sólo faltan un par de palabras
para retar a duelo al duelo

Sólo falta el beso antes de darse
para ahogar la prisa del reloj vicioso
acaso una mirada
una lágrima tuya

para cambiarle las tablas a este
escenario
donde el público son dos cadáveres
y medio.-


                                                 Manuel Felipe Álvarez Galeano

 

Imágenes: Pinturas del artista Francis Picabia  (París, Francia, 1879-1953)

Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

1 comentario:

  1. Buenas noches. Agradezco infinitamente que en Latinoamérica se efectúen estas iniciativas que nos unen desde los lazos filiales que han intentado romperse por los límites de los imperios. Que nos unamos desde el poder del arte. Un abrazo de cóndor:
    http://elcarnavaldelolvido.blogspot.com/


    ResponderEliminar