Páginas vistas en total

martes, 25 de febrero de 2014

75 años sin Machado

                                                          Antonio Machado

                      (Sevilla, España, 1875- Collioure, Francia, 22 de febrero de 1939)
                               Homenaje al cumplirse 75 años de su desaparición


                                             "Y era una lluvia de saetas de oro,
                                              el sol sobre las frondas juveniles;
                                              del amplio río en el caudal sonoro
                                              se miraban los álamos gentiles"





AMADA, EL AURA DICE...  poesía de Antonio Machado


Amada, el aura dice
tu pura veste blanca...
No te verán mis ojos;
¡mi corazón te aguarda!

El viento me ha traído
tu nombre en la mañana;
el eco de tus pasos
repite la montaña...
no te verán mis ojos;
¡mi corazón te aguarda!

En las sombrías torres
repican las campanas...
No te verán mis ojos;
¡mi corazón te aguarda!

Los golpes del martillo
dicen la negra caja;
el sitio de la fosa,
los golpes de la azada...
No te verán mis ojos;
¡Mi corazón te aguarda!-


CAMINOS

De la ciudad moruna
tras las murallas viejas,
yo contemplo la tarde silenciosa,
a solas con mi sombra y con mi pena.
El río va recorriendo,
entre sombrías huertas
y grises olivares,
por los alegres campos de Baeza.
Tienen la vida pámpanos dorados
sobre las rojas cepas.
Guadalquivir, como un alfanje roto
y disperso, reluce y espejea.
Lejos, los montes duermen
envueltos en la niebla,
niebla de otoño, maternal; descansan
las rudas moles de su ser de piedra
en esta tibia tarde de noviembre,
tarde piadosa, cárdena y violeta.
El viento ha sacudido
los mustios olmos de la carretera,
levantando en rosados torbellinos
el polvo de la tierra.
La luna está subiendo
amoratada, jadeante y llena.
Los caminos blancos
se cruzan y se alejan,
buscando los dispersos caseríos
del valle y de la sierra.
Caminos de los campos...
¡Ay, ya no puedo caminar con ella!-


CAMPO

La tarde está muriendo
como un hogar humilde que se apaga.

Allá, sobre los montes,
quedan algunas brasas.

Y ese árbol roto en el camino blanco
hace llorar de lástima.

¡Dos ramas en el tronco herido, y una
hoja marchita y negra en cada rama!

¿Lloras?...Entre los álamos de oro,
lejos, la sombra del amor te aguarda.-


                                                           Antonio Machado





Imágenes: Pinturas de Daniel Gerhartz  (Wisconsin, Estados Unidos, 1965)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario