Páginas vistas en total

martes, 14 de mayo de 2013

Esta Noche

                                                                 Wallace Stevens

Poeta estadounidense nacido en Reading, Pennsylvania, en 1879. Hijo de un prestigioso abogado, tuvo acceso a una esmerada educación en Harvard College y posteriormente en New York Law School, donde se graduó como abogado. Sus principales poemas están contenidos en "Harmonium" (1923), "Ideas de orden" (1935), "El hombre con la guitarra azul" (1937), "Las auroras de otoño" (1950), etc. Fue reconocido internacionalmente cuando publicó los "Poemas Completos" en 1954. Obtuvo importantes galardones, entre ellos, los Premios Pulitzer y National Book Award en 1955. Falleció, víctima de un cáncer en agosto de 1955.
Los poemas de Stevens aquí publicados son la versión traducida de la poeta y narradora argentina Yanina Audisio (Río Cuarto, Córdoba, 1983) quien generosamente nos los acercó para esta edición. Yanina Audisio coordina el Grupo Literario "Las puntas del clavo", en Buenos Aires y administra el recomendado blog literario: http://puntasdelclavo.blogspot.com.ar


                             "Ni todas las cuchillas de los postes,
                              ni los escoplos de las largas calles,
                              Ni los mazos de las cúpulas pueden tallar
                              lo que puede tallar una estrella
                              cuando brilla a través de una hoja de parra"



DEZEMBRUM   poesía de Wallace Stevens

I
Esta noche solo las estrellas del invierno.
El cielo ya no es una tienda de usados,
Llena de jabalinas y meteoros,
Triángulos y los nombres de las niñas.

II
Una y otra vez has dicho,
Este mundo inmenso dividido en dos,
Una parte es el hombre, la otra dios:
Imaginero, la máscara monacal, el rostro.

III
Esta noche las estrellas como una multitud de rostros
Andan por el espacio cantando
Y riendo, una multitud de hombres,
Cuyo canto es un modo de la risa.

IV
Nunca ángeles, nada que venga de los muertos,
Enfrenta a la gente con su resplandor nocturno,
Riendo y cantando y siendo feliz,
Ocupando la necesidad de la fantasía.

V
En este cuarto inflexible, un amante violento,
Sin juguetes, ni cachivaches
La razón no puede dar nada
Como la respuesta al deseo.



HOMUNCULUS ET LA BELLE ÉTOILE

En el mar, por Biscayne, allí, se engalana
La joven esmeralda, estrella de la tarde,
Buena luz para borrachos, poetas, viudas
Y señoritas por casarse.

Ante esta luz los peces salados
Se agitan en el mar como ramas
Asumiendo tantos rumbos,
Arriba y abajo.

La luz conduce
Los pensamientos de los borrachos, las emociones
De las viudas y las damas estremecidas,
El movimiento de los peces.

Qué seductora es la existencia
En la que esta esmeralda cautiva filósofos,
Hasta que se inclinan descuidados, dispuestos
A bañar sus corazones en la luna tardía,

Sabiendo que pueden recuperar el pensamiento
En la noche que será aún silenciosa,
Reflejando esto y lo otro,
Antes del sueño.

Sería mejor que, como eruditos,
Pensaran con esfuerzo en los puños oscuros
De sus gruesas capas,
Y afeitaran sus cabezas y cuerpos.

Bien podría ser que su señora
No sea un fantasma demacrado y evasivo.
Podría, después de todo, ser una cortesana,
Bella en abundancia, ávida.

Fecunda,
Para quienes, bajo su luz, en la costa
Los más íntimos bienes perseguidos
Se conviertan en un simple discurso.

Es una buena luz, entonces, para aquellos
Que conociendo al Platón supremo,
Tranquilizan con esta joya
Las tormentas de la confusión.-


THE PLOT AGAINST THE GIANT

Muchacha Primera

Cuando el rústico venga entre balbuceos,
Afilando su arma,
Correré ante él,
Esparciendo los más plácidos perfumes
De geranios y flores que nadie olió.
Esto lo hará detenerse.

Muchacha Segunda

Correré ante él,
Las prendas torciéndose salpicadas de colores
Pequeñas como huevos de pez.
Harán su amenaza
Vulnerándolo.

Muchacha Tercera

Oh...¡el pobre!
Correré ante él,
Con un soplo impar,
Inclinará su oreja.
Susurraré
Labios celestiales en un mundo de gruñidos.
Será su rendición.-




                                                                    Wallace Stevens






Imágenes: pinturas del artista estadounidense Philip Evergood (1901-1973)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario