Páginas vistas en total

jueves, 12 de enero de 2012

El poeta actual más importante

Geoffrey Hill, considerado por los especialistas el poeta vivo más importante de habla inglesa. Por supuesto que como toda jerarquización es subjetiva, y además Hill parece estar de moda, pero lo cierto es que la crítica lo alaba. Nacido en Bromsgrove, Inglaterra en 1932, hoy -con 79 años- es profesor de poesía en la universidad de Oxford. Tiene poca obra traducida a nuestro idioma y además la rara fama de ser un poeta difícil si uno pretende comprenderlo literalmente. Es capaz de decir: "¿Son las palabras que hacen la majestad del hombre, y su justicia, entre las piedras y el vacío?" .
Un trabajo breve de Hill, muy interesante, es un poema nacido de un estímulo visual: un cuadro del pintor inglés Christopher Wood (1901-1930) "Boy Jumping a Stream" que se conserva en el Museo de Artes de Sheffield. Acá están cuadro y poema:


EL MUCHACHO SALTARÍN

1.
He aquí el muchacho saltarín, el muchacho
que salta mientras hablo.

Está a sus anchas en el camino real,
a oídos de la casa alta, su ciego
alero, los árboles; conozco este lugar.

La senda, en gruesas líneas fuera del campo de visión,
se acaba en cualquier parte pero no en Lyonnesse,
aunque es de Lyonnesse de donde he de traerte,

por huertos tenebrosos, a través de las lomas
de tojo de la antigua tierra comunal
de vuelta en todas partes al futuro de la memoria.

2
Brinca porque siente una seria
alegría al brincar. Los ojos de la chica

tienen vedado el paso, o bien ella
está a un paso, a cubierto, y nosotros,
sin saber cómo, debemos saberlo.

Apuesto que idolatra su cabeza plebeya
de balín, sus aladas zapatillas de lona
de nuevo Hermes, su abollado casco de juguete.

sujeto con elásticos. Está ganando
una guerra justa y trascendental
contra la gravedad.

3
Tal vez sea un caso de levitación. Yo
podría hacerlo. Dar a su nuevo cuerpo
mi remembranza. Tales incidentes ocurren.

4
Sigue saltando, saltarín; el muchacho que fuí
grita vamos.-

Hill comentó que sus poemas "no suelen comenzar con imágenes, sino con grupos de palabras" por lo que "El muchacho saltarín" era "una anomalía por la que siente gran afecto". Hill viene de una familia de clase obrera. Su abuela trabajaba en una fábrica de clavos; su padre era agente de policía. Sus poemas no suenan como ninguna otra poesía escrita en inglés, aunque se puede citar a John Donne, William Blake y Ezra Pound entre sus fuentes. En los poemas de Hill, las palabras mismas funcionan como poemas, actualmente se angustia si no escribe siete textos en una semana. Se han editado dos volúmenes que coleccionan la mayoría de su obra: "Selected Poems" (Yale, 2006) y "Collected Critical Writings" (Oxford, 2009). En Oxford, donde es la máxima estrella, se acaba de anunciar que será nombrado Caballero del Imperio Británico. Por supuesto, es candidato desde hace unos años al Premio Nobel de Literatura.


EL HUMANISTA

Ese retrato veneciano:
un extraño erudito medita
y arroja su palabra
en la mesa de las musas.

La virtud es virtú. Esos
labios debaten y elogian
algún ingenioso aforismo,
carne blanca y delicada.

Esas manos vulgares que alguna vez
se tiñeron con la sangre de Platón
(rancia, rosa) ahora yacen
áridamente bajo la toga.-

(de "Covers, 36 poetas en lengua inglesa" Uqbar Ediciones)

                    Geoffrey Hill

Imágenes: pinturas de John Christopher Wood, nació en Knowsley, cerca de Liverpool-Inglaterra en 1901. A partir de 1921 se formó como pintor en la Acádemie Julian en París, donde conoció y frecuento mucho a Picasso, Jean Cocteau y Georges Auric. Viajó mucho por Europa y  Africa. Adicto al opio y a las drogas, se suicidó a los 29 años arrojándose al paso de un tren.







No hay comentarios:

Publicar un comentario