Páginas vistas en total

sábado, 4 de octubre de 2014

Mi deseo


Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


 
                                                      Emilia Almanza Towgood

Poeta y narradora mexicana nacida en Ciudad de México en 1985. Licenciada en Filosofía por la Universidad Autónoma Metropolitana. También tiene la nacionalidad canadiense. Escribe reseñas para la revista Variopinto. Ha tomado talleres de poesía con Saúl Ibargoyen y Demetrio Vázquez Apolinar. Publica asiduamente en revistas literarias y en su blog personal.

                                     
                                           "La hora de la tempestad se aproxima
                                            por el propio movimiento de lo abstracto
                                            sin ataduras
                                            las horas de adorar el viento se van"




MI DESEO

Quisieras que despertaras rodeado
de todas las horas y hasta el primer segundo
que transcurrió mi vida sin ti.
Quisiera untar tu prieto cuero
con la salvia que me hizo y te precede,
e inundar tu ombligo con las lágrimas que derramé.
Quisiera peinarte con todas mis risas
y rasurar a diario tu bigote
con los cristales de mis lentes de niña
calzarte con mis versos primerizos
vestirte con mis jornadas de trabajo.
Quisiera que desayunaras mi inconsciente
con el jugo de  mis ensueños
-hasta los más perdidos-
Quisiera qe te transportaras
en todas mis soledades y pausas
que entraras y salieras de tu casa
con las llaves de mis recuerdos.

Quisiera que tomaras mi pasado
entre tus amorosos brazos y mecerlo
cantando una canción de cuna
con la vista fija en el porvenir.-


APRENDIZAJE

Escurridiza
casi imperceptible
penetró en mi hogar con cara amiga
acarició mi gato
trajo su gente, impuso sus reglas
y sacó al gato a mojarse bajo la lluvia.

Me alié con ella sin saberlo
la tuve por verdad
la quise y creí necesitarla
cuando no fluían las ideas
y las sonrisas se trababan en muecas
como se usan las máscaras
y se maquillan los payasos.

Pero cuando la conocí
cuando realmente vi sus facciones
y distinguí sus sombras
en las paredes de mi encierro
en mi recluso pecho
cuando se robó mis recuerdos
e interpuso entre mi boca y el lenguaje
el veneno de una farsa destructora

entonces
se sacudió más fuerte que nunca
más poderosa que sus silbadas palabras
una bestia agitada
la autenticidad primitiva y retraída
rompiendo el marco de su celda.

Y con esa fuerza cobijé al gato
quien perdonando mis civilizadas hipocresías
me contó todo
y supe que nunca era tarde para sacar la Mentira
a mojarse bajo la lluvia.-


MAREAS

Sólo busco conocer lo real
para saber delinear el horizonte.

Que perdonen los que me buscan
los que quieren algo estático dentro de mí
mi eterno enamoramiento con lo venidero.

Todo lo que he aprendido
todo lo que reproduzco
es el movimiento.
Si no siguen el mismo impulso
si no logran correr por sus cuencas
fundirse en las olas y sus mareas
que al menos me perdonen
cuando burbujeo
en los límites del paisaje.

Ojalá sepan mejor que las ausencias
que todo ha sido veraz
que sólo lo que anda y camina es real
para encontrar en su perdón
un poco de consuelo.-


EXTRAVÍO

¿Dónde el arrojo necesario
entre las sienes de este templo?
¿Qué divinidad guía sus salmos
entre las riveras y el desierto?

Todo cabe en la grieta de un recuerdo
valioso contenido sin forma
desdeñada forma del pensamiento
hija de un clamor poderoso
amplio y olvidado.

He confiado en la inmediatez
en su profundidad oscilante
he creído en la fuerza encerrada
de mi inclinación
desatada, sin leyes que la gobiernen
como la hierba terca
o una gata sin amo.

La hora de la tempestad  se aproxima
por el propio movimiento de lo abstracto
sin ataduras
las horas de adorar el viento se van
se acerca la negrura de un torrente
sin cauce.-


                                                   Emilia Almanza Towgoog





Imágenes: Pinturas de Joshua Burbank  (California, Estados Unidos)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario