Páginas vistas en total

viernes, 10 de octubre de 2014

Hallazgo de la belleza

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio.Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                         Ramón Oróstegui

Poeta chileno nacido en Concepción en 1979. Egresado de Pedagogía de la Universidad de Concepción. En el año 1999 obtiene la Mención Honorífica en el Primer Concurso Nacional de Poesía "Dolores Pincheira Oyarzún" que organiza la Sociedad de Escritores de Chile, filial Concepción.  Algunos de sus textos aparecen en publicaciones de la Universidad y en diversas revistas de literatura.


                                       "Fáustica labor del animal poético,
                                        mi credo está en tus ojos 
                                        y sé que el balbuceo es una sílaba
                                        que nada toca sino con la baldía sonrisa"




POSIBLE HALLAZGO DE LA BELLEZA

Puede ser que tus ojos
sean algo más que tus ojos
y en ellos la ceniza desnude
la órbita de las piedras,
el oficio de la belleza.
Puede ser que exista,
crezca en ellos
un retazo
cuya lámpara despide los adioses
y un laberinto engendre la peste,
se cocine el hambre del poeta.
Ignoro la geografía del estrado de Dios,
no me pertenece el azar,
tampoco he auscultado las estrellas,
más bien tengo un designio
de calle oscura
y de olvido.
Sólo conozco la búsqueda de los ciegos,
nadie me dirá que es la belleza.-


ESPERANZA, GUARDIANA DE LA DICHA

Guardiana que vela la esfinge del caos,
tu rostro es el cráter de toda miseria.
La derrota,
el umbral de tu traje de eclipse
entre la belleza
y la muerte.
Cortas con tu navaja oscura
la ciencia del tiempo,
esgrimiendo el horizonte
y su gesto de pájaro.
El deseo te deletrea,
arengas durante el naufragio,
pues pétalos enmudecidos aguardan.
La muerte al azar envía
sus roncos fantasmas
de tiempo...
Esperanza, emotiva costumbre
de la dicha que se promete,
sin ser tú misma la belleza
eres la eternidad de todo lo bello.-


EL SILENCIO DE LORNA

Tu silencio es el fragmento
de odio escrito en todo linaje.
Pero ésa bella osadía de golpearte
contra las paredes, te catapultó
a la nobleza de astro.
Ni el bar, ni el amor de Sokol
persuadieron tu correcta sangre,
por eso te desnudaste,
pues sabías
que no existe daño más bello
que el de tu cuerpo sometido
a la medialuz,
desde la tenue lágrima
que la nieve escarba.
Corre
y erige el desengaño de toda gloria,
blasfemando al silencio prematuro
de la muerte.
Dale una partida de cartas
a la memoria de Claudy
haciendo estallar tu pubis
en los bolsillos de todos los hombres,
y describe a tu misterioso hijo
el genuino parto del amor.-


¿SERÁS COMO ENTONCES, TODAVÍA ?

Una estrella inconsciente hace inviernos
crepita en el desdén que intentas.
No podemos engañar al amor, me digo
Hemos inventado devastarnos con palabras
que de rubor caparían a un volcán,
pero cuando te hallo,
sosiego de gitana,,

sé que aún cuelgo de ese abrigo,
con veine años de océano iluso,
y te miro pálido
como la cicatriz de un tranvía,
mientras deseo tu ternura
y pobremente me sacio
con el humo que agusana mi exilio.-


PSICOSIS

Pájaro estático,
enciende el cartel de lo macabro
puliendo su filo
con el cortés teatro
y cadáver de la culpa
en tu tartamudeo.
Carga las maletas, triste voyeur,
limpia y excusa todo propósito.
Recuerda, naciste en tu trampa,
el amor hacia tu madre
te ha convertido en la peste
que oficia el arte
de la resurrección.
Siervo a tu disfraz,
clava el cuchillo
una y otra vez,
para ceñir la amada silueta
a la ventana, sótano de tus ojos
que torpemente derrumbaste,
en el vértigo del pantano,
junto a los restos del deseo.-


                                                               Ramón Oróstegui 




Imágenes: Pinturas del artista austríaco Eugene De Blaas.


quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario