Páginas vistas en total

domingo, 29 de septiembre de 2013

Sólo así

                                                             Kajetan Kovic

Poeta de Eslovenia, nacido en Maribor en 1931. Se convirtió en uno de los clásicos de la poesía de su país con sus poemarios:  "El día prematuro" (1956), "Las raíces del viento" (1961), "Fuego-agua" (1965), "Labrador" (1976), "Estío" (1990), "Estaciones del año" (1992), "Ciclo siberiano" (1992), "Cazador" (1993), etc. Es miembro de la Academia Eslovena de Ciencias y Artes y fue galardonado con los mayores premios nacionales.


                                           "Ahí está el viejo saúco, detrás de la casa.
                                           Ésas  son las hojas del saúco.
                                           Espantosamente verde,
                                           la angustia de sus hojas"



SÓLO ASÍ   poesía de Kajetan Kovic

Sé tan poco.
Lo que me enseñaron
y lo que viví
vale para unas pocas verdades.
Las repito entre la gente,
que aparentemente piensa como yo,
y las coloco
entre los otros y yo como una valla
tras la cual se mueve con seguridad
mis pensamientos particulares.
No tengo miedo a la palabra pública,
pero decir las cosas
exactamente como son
exige fuerza.
Tienes que estar abierto
como una herida,
porque el verdadero nombre de las cosas
está oculto
debajo de la primera, la segunda y la tercera
capa de palabras
o aún más profundamente.
No se puede estar cavando en uno mismo
sin descanso
sin sufrir las consecuencias
y además no tiene sentido
llevar las cabezas,
o los forasteros lejanos
por la mina
cuyo mineral es para ellos
sólo oropel.
Únicamente por eso,
para no olvidar
quién soy
y para aquellos
a quienes sin este alimento
no aguantan,
picoteo
como un pelícano
en mi sombrío corazón.
Así comprendo este mundo.
Y sólo así
puedo vivir.
Todo el resto es sueño
y nada.-


MON PÉRE

Mon pére
no sé por qué te llamo así,
no hablabas francés
pero posiblemente lo hubieses entendido
quizás te lo digo en extranjero
para guardar distancias,
sólo de esa manera
nos podíamos querer:
no de muy cerca.
Nos sentábamos
en las viejas tabernas,
tomábamos vino del Rin
o cualquier vino agrio
y hablábamos
de las cosas cotidianas.
La vida esperaba
detrás de la puerta,
la manteníamos alejada.
Nos parecía
demasiado fuerte
para darle un nombre.
Teníamos miedo,
mon pére,
de las palabras grandilocuentes.
Ahora eres sólo
una foto en la pared
y una tumba
en tu bello cementerio.
Te enciendo una vela,
te llevo flores.
No a ti,
a tus huesos.
Sólo está tu lápida.
Con fechas.
Desde-Hasta.
Qué cosas dicen hoy día
los hijos a sus padres.
A los vivos y a los muertos.
Mon pére,
nadie fue como tú.
Tan solo,
tan mío,
tan padre,
perdido en este mundo
como yo.-



                                                     Kajetan Kovic






Imágenes: pinturas del artista de Estados Unidos Jean-Michel Basquiat.


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario