Páginas vistas en total

martes, 27 de septiembre de 2011

No hay amores malditos

Poesía de Félix Grande Lara

                                 PARABOLA

                    No hay amores malditos

                    Hay  podredumbre   leyes   usos
                    error   espanto   astucia
                    impotencia   normas   mentira
                    angustia   doma   compraventa
                    cobardía y calamidad

                    No hay amores malditos.

Félix Grande Lara, nacido en Badajoz, España en 1937, si bien no muy conocido por estas tierras, es considerado como uno de los principales renovadores de la poesía española. Desde la publicación en 1967 de "Blanco Spirituals", en su obra se deja sentir la admiración hacia determinados autores como Antonio Machado, Rafael Alberti, Pablo Neruda y, muy especialmente Cesar Vallejo, a quien dedicó "Taranto" en 1971. Su pasión por el flamenco lo llevó a escribir un estudio sobre Paco de Lucía y Camarón de la Isla y la obra "Memoria del flamenco" de 1976. También escribió, entre otros: "Biografía", "La grieta por donde entra la nieve", "Las rubáyatas de Horacio Martín", de donde se seleccionaron estos poemas. Autor multipremiado, Grande Lara recibió el Premio Nacional de Poesía y el Premio Nacional de las letras en España y el de Casa de las Américas en Cuba, entre otros.



                               EL BUEN SALVAJE

Llegué a creer que la felicidad
no es asunto de los seres humanos
Y le llamé conocimiento
a una escarcha diaria y contagiosa
cuyo nombre es claudicación

Por todas partes me nacían camaradas
Veían grandeza en mi preocupación
llamaban madurez a mi infortunio
La miseria siempre ha gozado
de un raro y comunal prestigio

Ahora, cuando tu piel me dio el coraje
para agredir a la resignación
y bramar por la dicha en medio de las plazas

seres, instituciones, todo
me rehúye o me segrega
todo se aparta de mi lado, hiedo
Soy un peligro público que expande
la pestilencia de la libertad.


               TELEGRAMA A TU ANCIANIDAD

Si por temor o por incertidumbre
esta noche no empujas esta puerta
tras la cual está desnuda ya y despierta
la prohibida mujer llena de lumbre

te juro que después cuando seas viejo
y un día mires tu cara y tu memoria
brotarán hacia ti desde esta historia
culebras que te espanten el espejo


              POEMA DE LA ALTA MADRUGADA

Cuando te acuerdes de mi cuerpo
y no puedas dormir
y te levantes media desnuda
y camines a tientas por tus habitaciones
borracha de estupor y de rabia

en algún lugar de la Tierra
yo andaré insomne por algún pasillo
careciendo de ti toda la noche
oyéndote ulular muy lejos y escribiendo
estos versos degenerados.

                                                Félix Grande Lara

Imágenes: "La locura del Quijote", óleo de Andy Irizarry, "Alegoría de la locura" de Quentin Massys
 y "Mujer del paño amarillo" del español Ricardo Moraga.

1 comentario: