Páginas vistas en total

miércoles, 21 de septiembre de 2011

La primavera besaba

La primavera besaba
suavemente la arboleda,
y el verde nuevo brotaba
como una verde humareda.
Las nubes iban pasando
sobre el campo juvenil...
Yo vi en las hojas temblando
las frescas lluvias de abril.
Bajo ese almendro florido,
todo cargado de flor
-recordé-, yo he maldecido
mi juventud sin amor.
Hoy, en mitad de la vida,
me he parado a meditar...
¡Juventud nunca vivida,
quién te volviera a soñar!

                   Antonio Machado

                  DE QUE CALLADA MANERA

                ¡De qué callada manera
                se me adentra usted sonriendo
                        como si fuera
                        la primavera !
                       (Yo muriendo)

                 Y de qué modo sutil
                  me derramó en la camisa
                 todas las flores de abril.

                ¿Quién dijo que yo era
                 risa siempre, nunca llanto,
                        como si fuera
                        la primavera?
                        (No soy tanto)
                  En cambio ¡Qué espiritual
                  que usted me brinde una rosa
                     de su rosal principal !

                 De qué callada manera
                 se me adentra usted sonriendo,
                 como si fuera la primavera
                       ¡Yo muriendo!

                             Nicolás Guillen

ERA MI CORAZON UN ALA VIVA Y TURBIA

Era mi corazón un ala viva y turbia...
Un ala pavorosa llena de luz y anhelo.
Era la primavera sobre los campos verdes.
Azul era la altura y era esmeralda el suelo.

Ella -la que me amaba- se murió en primavera.
Recuerdo aún sus ojos de paloma de desvelo.
Ella -la que me amaba- cerró sus ojos...tarde.
Tarde de campo, azul. Tarde de alas y vuelos.
Ella -la que me amaba- se murió en primavera...
y se llevó la primavera al cielo.-

                       Pablo Neruda





Imágenes: "Primavera" y "El Puente", pinturas de Claude Monet.
                "La Primavera" de Sandro Botticelli. Ícono del Renacimiento florentino, temple sobre tabla pintada aprox. en 1478-1480. De grandes dimensiones, representa a los dioses clásicos de tamaño natural. Venus adornada con flores por las Gracias, anuncia la llegada de la primavera.

quiquedelucio@gmail.com
Twitter@quiquedelucio 

1 comentario:

  1. empiezo la primavera leyendo esas hermosas cosas que ud. puso, Enrique.
    Ya estoy instalada, gracias a ud.

    ResponderEliminar