Páginas vistas en total

jueves, 16 de marzo de 2017

Tu cuerpo

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.646-



                                                                                                     Onésimo Vásquez Posada

Poeta y fotógrafo de Colombia, nacido en 1964. Lleva 34 años de labor poética. Ha publicado, entre otros, "Laberinto de sueños", "Amor entre las sombras", "Poemas del paraíso", "22 Poemas", etc. Los siguientes textos corresponden a "Poemas del paraíso (Colombia, 2016)


                                                                                     "el camino a mis pies, sereno;
                                                                                      acepta su origen de raíces, de hierbas
                                                                                      de simiente; ofrenda como el mar
                                                                                      su fuerza hecha de lunas" 










TU CUERPO CARGADO DE SIGNOS

Tu cuerpo cargado de signos,
tu cuerpo gestual, efímero,
desnudo; real, ¡verdadero!.
Se gestan en tu piel revelaciones,
voces, quejas, silencios.
Tu cuerpo en movimiento, geometría
que desafía los espacios.

Caminante, ligero, fugaz,
lánguido entre los callejones,
luminoso en los parques,
traspasado en las tardes.
Tu cuerpo paz entre las multitudes,
ágil entre las olas de los paseantes.
Tu cuerpo palpitante vaso;
amorosa aparición que me libera.-



¡OH AGRACIADA!

¡Oh agraciada!.
Tu que corres desnuda entre guijarros,
en los potreros donde las bestias se lamen,
y danzas en la lluvia derriando incrédulos;
proclamando tu amor como cualquier naúfrago.

¡Oh agraciada!
Porque tú eres tierra, y eres aire,
con tus pies alados, con tu sonrisa volátil.
Porque eres fuego, en tu desesperada inocencia.

Y elevas tu llama danzando,
y derribas sin embargo algún planeta;
intensamente sola,
profundamente inocente.-



ASÍ LLEGAS

Como las dulces ballenas que danzan a la luna,
o meditan tristes notas;
antiguos sonidos de épocas mejores,
así cantas,
así danzas,
danzas en la luz y en la paz.
Volando hacia el sol, girando,
en la luz serena de un azul profundo;
girando.
Perla vestida en la noche del universo,
pedrecilla caída del Cielo,
descalza,
girando.
Así llegas;
meditando antiguos ritos,
soñando ríos y tardes;
como las dulces ballenas que danzan a la luna.-



COMO LATIGAZOS

Como sombras, como búhos,
como latigazos en la oscuridad;
nos abrazamos en la noche del espanto.

Así, así como los lobos que se aman en la nieve
y mueren.
Así como gotas repentinas de luz entre la nada.

Pasajeros alados del abismo,
hojas ocultas del árbol del destino,
de la rueda que se pierde en el infinito.

Amor de agua,
pasión de vino en los labios;
amor a dentelladas,
desamor ebrio y taciturno.

Desamor difícil como el azar,
como la necesidad creadora.-



PLACIDEZ

Este verano parece un tranquilo riachuelo,
jardín oloroso; danzantes desnudos llegan;
la tarde no es silenciosa espada del estío;
tampoco camino de la noche,
en las lejanas estrellas;
si cojín del amor.
Cómplice con los amantes,
que se entregan en las hierbas.
Pero este verano que desemboca en tu carne,
se yergue ante mí con su ardiente brisa,
Desafiando a la muerte.-



NAVÍO DE PIEL

No solo es piedad el brillo de los cielos;
es refugio de esperanza, vuelo de aves.

Son tormentas las que me reclaman;
rizadas olas, vientos sin fin los que me llaman.

El mar me invita a sus profundidades;
incansables playas acechan,
lejanas tierras me persiguen.

Y en mi navío de piel cruzo los días;
en mi embarcación de amante navego el deseo;
hacia la ruta final de las tempestades.-



OCASO

Miro mi propia muerte,
en el ocaso de algunas personas que amo.

El pájaro del invierno agoniza,
en medio de tanta belleza;
el verano sangra sin embargo,
en el deseo de las tardes tórridas.

Mas recreo lo etéreo en la sombra de lo silente,
en las ruinas de lo cotidiano;

Territorio cercano tallado de espectros.
Ah! La última luz, siempre la más dolorosa;
la luz mezquina de los crepúsculos.

Y la carne amada, venturosa.
Augurio quizá de otros despertares.-



TUVE LA TIERRA ENTRE LAS MANOS

Tuve la tierra entre las manos,
tierra fértil, verdadera;
pisada por mis padres;
cultivada, germinada;
salpicada por sangre de antiguas batallas.
Tierra, testigo de mi primer llanto;
desnudo ensangrentado, hambriento.-



PLENITUD

El sol cabalgó sobre sus rocas,
el mar ahoga sus sueños y sus dioses,
yo invento la luz sobre tus pechos,
escribo tu nombre con jugo de frutas,
y las praderas maduran y se marchitan,
bebo sobre tu regazo el vino fértil,
Me hago más sabio.-




                                                                                                      Onésimo Vásquez Posada




Imágenes: Pinturas del artista chileno Claudio Bravo (contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com


                                                                                                   



No hay comentarios:

Publicar un comentario