Páginas vistas en total

sábado, 4 de marzo de 2017

Liras


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.637-
                                                 


                                                                                                           Juan Jorge Ayala

Poeta, editor y  narrador de México, nacido en Puebla. Es director de la editorial independiente Ala Impar dedicada a la publicación de literatura regionel. Cursó estudios de pedagogía y se desempeña desde hace más de 10 años como editor independiente. Entre sus publicaciones, se pueden citar, "La casa de enfrente y otras realidades" (1982), "Catálogo de criaturas licenciosas" (1998), "Del inútil comate" (2000), "Permanencia en el vértigo" (2002), "De claro en claro...Poemas sobre El Quijote" (2005), "Caracol al oído" (2008), "Rumores de machete" -relatos para niños- (2012), etc.



                                                                               "Y llega al cenáculo con su astrosa piel
                                                                                de su reputación a medio hombro,
                                                                                increpa a las subyugadas huestes:
                                                                                Nunca inicien guerras que no habrán de concluir"












LIRAS

Pero lírico, de veras lírico, Gutierre de Cetina;
con la entretela expuesta depone la espada
como si fuera el monto del premio,
la mesada de la beca -de tajadas hablamos-,
musita el nombre de la doña,
sangra el disfavor de su querencia.

No da para tanta teoría literaria el encono amoroso,
pero cómo corre tinta tras las palabras desoídas
por la mustia provinciana; o vuela,
según sea el grado de lirismo
con que la pluma se dilate.

(bueno es que la medida del amor no sea el verso,
pues hay cadencias impropias de la cintura para abajo
que la harían exclamar con mesura:"por ahí no me gusta").

¿A qué batirse cuando ya la Plaza
inhumó suspiros con grasientas lajas,
si no hay estrofa que embelese
ni paño rojizo, ni zapatillas volandas?.-



BLUE JEANS

Puedo hacerte feliz, sí,
pero un rato.
No me pidas que siempre
porque un día vendrán por mí
o yo iré por ellos.
No me digas
que todo lo puede el amor,
si nunca estamos de acuerdo
en qué camino elegir
o en qué amigos confiar.
La noche recoge
sus aves negras en un puño,
y tú quieres que nos acurruquemos
para morir juntos y felices;
pero yo estoy balanceándome
en la ventana,
con los dedos contando
cuántos pájaros caen.
Y ya ves: ahora debo sentarme
a escribir a oscuras
y ponerme triste.
Puedo hacerte feliz
mientras no golpeen la puerta
y ordenen que salgamos
con las manos en alto;
porque, nena, no me quedaré
a oírte sollozar
mientras la ciudad se hunde.-



RESFRÍO

Gimo por mi yo metatísico
de andares carrasposos,
que aletarga las más agudas contradicciones
con buenas dosis de fenilefrina,
que no sabe qué quién cómo es
antes del primer cigarro de la mañana,
y al que le son intramusculares
las causas como los efectos.-



MIELÓMANO

Le dije llegando a la esquina:
"regresa, no me abandones",
pero ella con paso digno
cruzó de frente la calle,
cual rezagado Beatle
en Abbey Road.-



CRISTO EN ANGELÓPOLIS

Las sobras que los comensales pudientes
dejan en el viacrucis
que va de La Oriental hasta Italianni's
no son mi cuerpo,
ni serán entregadas
para saciar el antojo
de la mesera
que ya empuja su hambre
hacia el contenedor de "deshechos orgánicos".-



                                                                                                           

                                                                                                                Juan Jorge Ayala




Imágenes: Pinturas de Joseph Lorusso  (Contemporáneo)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario