Páginas vistas en total

domingo, 1 de noviembre de 2020

Incendios

 Décimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 10.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.750-



                                                                                                                        Alberto Conejero

Poeta y dramaturgo de España, nacido en Jaén, en 1978. Sus obras se han estrenado en Madrid, Buenos Aires, Londres, Montevideo, Moscú y Atenas. Es Licenciado en Dirección de Escena y Dramaturgia por la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid y Doctor por la Universidad Complutense. Es actualmente profesor de  dramaturgia en la ESAD de Valladolid. En 2016 publicó el poemario: "Si descubres un incendio", en la Editorial La bella Varsovia. Ha hecho incursión también para público juvenil con "El libro loco del Quijote" (2005) y "El beso de Aquiles" (2006), ambos publicados por la Editorial SM. Ha sido distinguido, en el 2016, en los Premios Max de Teatro con la mejor creación original por la obra "La piedra oscura".


                                                                                            "Que te llamabas Juan acaso
                                                                                              ya no importa. Y digo "llamabas"
                                                                                              porque obviamente no te acuerdas 
                                                                                              de quién soy yo ni por qué todavía"                  













INCENDIOS

Ahora voy a contarte lo que el olvido alumbra.
Ahora que estás de nuevo solo, no importa en qué brazos,
y como peregrinos disciplinados marchan los días
uno tras otro a ninguna parte.


***

Suceden noches. También sucedes tú con ellas.
No hay otro cuerpo al cabo de lo oscuro.
El viento del insomnio
gira misericorde en remolinos
detrás de las cortinas.
Si cierras los ojos nada aparece.
Tampoco lo contrario.


***

Quizás todo adiós es festín de ceniza,
el gasto inútil de un animal que muere
y deja caer su sombra, apenas huérfana,
en el cauce apresurado
                                  del olvido.-


***

¿De qué sirve ya mentirnos, sostenernos
contra qué, estorbar el olvido? Porque ahora
están aquí, atravesadas en la garganta, hueso
de la derrota: las palabras. Las que dejó el amor
cuando el amor se acaba.-


***

Dejaste en los techos pequeños nidos.
Como un regalo que se compadece
-pues aún ridículo alberga el recuerdo,
y quién sabe ya qué ni por qué fuimos,
y si alguna de vez de verdad nos amamos
o creíamos amarnos y eso bastaba-
todas las noches los nidos cuento:
obstinada materia ya sin vida de los 
días en que el amor estuvo
y nosotros con él en esta casa.-


***

Y luego ya en la casa
nuestra tristeza toda,
los días que vivimos
en un rincón se ahogan.
Y ya el amor se rinde
-porque es de amor la norma-.
Fantasma de sí mismo
así nos abandona.-


***

Y es verdad, demasiadas
veces demasiados cuerpos
que son naufragio,
demasiado los náufragos
que van dejando;
demasiado el engaño
demasiado el botín del desencanto,
demasiado, ya demasiado.-


***

De quién soy yo
ni porqué todavía
Pero en noches como esta aún forcejeo
ridículo con nuestra historia.-






                                                                                                        Alberto Conejero



Imágenes: Pinturas de Claudia Martínez







quiquedelucio@gmail.com

Blog auspiciado por Canadian Cultural Center of Montreal

No hay comentarios:

Publicar un comentario