Páginas vistas en total

lunes, 11 de enero de 2021

Tu corazón

Décimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 10.000 escritores, respetando el derecho de autor. 




Publicación N° 2.776-



                                                                                                                    Ana Rodríguez Callealta


Poeta de España, nacida en Cádiz, en 1988. Estudiante avanzada de Filología Hispánica. Colabora como crítica literaria en la revista LetrAtlántica, coordinada por Carmen Moreno. Su debut literario se produce en la colección Alumbre con su poemario "Vértigo" (Diputación de Cádiz, 2010). Ha participado en varios talleres poéticos y es miembro de la Asociación Cultural Clave 53 de Madrid. Sus textos también han aparecido en numerosas antologías poéticas de España. 


                                                                                             "Hay una película de terror, un músico
                                                                                               loco, un poema deshilachado.
                                                                                               Hoy en mi corazón
                                                                                               es tiempo de guerra"
 












TU CORAZÓN

Sangre viva de vivo deseo.
Una estampida de noctámbulos acordes
danzando en la humareda de nostalgia.
En tus ojos la censura del silencio,
la vocal impronunciable de tu nombre.
A dentelladas tristes mi boca
te muerde a oscuras las entrañas,
impávida de miserias.
Razón serena, risa loca,
en tu alma encarcelada es libre el hombre.
Ante tu voluntad bajo los brazos
clavando las rodillas en el suelo.
Tu sola palabra me calla,
tu sola presencia me agota.-



AUSENCIA

Eres tan sólo el vocativo de mi ausencia.
Después de haberte conocido
en la intención de ser mejor persona
no puedo soportarte, cuando te vienes íntegra,
radiante, en el silencio de la mañana
siempre noche, llevándote mi voluntad
en tus costados.
No puedo decir tu nombre
amándome a mí misma,
sin esta sensación de perderme
mientras me invocas y me abandono a ti,
rayado ya el mundo de tanta miseria,
elevándome de mí a ti misma,
soportando el peso de los párpados rendidos.-



TRES PUNTOS SUSPENSIVOS


Ya no existe aquel parque
donde tantas veces me dejé las rodillas.
No he cerrado las puertas,
ni las ventanas,
ni he colmado con un grito
el vaso de agua medio vacío
(o medio lleno
nunca supe distinguirlo),
no tuve prisa,
no quise ir a aquel entierro,
ni firmar mi futuro,
ni beberme de un trago el tequila.
Yo no le preparé la cena al dolor,
no puse velas en nuestras noches,
n quise hacerme preguntas,
no intenté responder.

Yo no quise tener miedo,
ni sentirme pequeña.
Yo soy pequeña,
han sido los años.-


***

Que mis palabras mueran a falta de tiempo,
mis arrebatos tercos,
mi locura.
Que nunca vuelva a sentir frío.
Que no existas o yo no me invente
que los sueños no tengan materia
ni la vida sangre
ni la muerte latidos.
Que el mundo se reduzca al fin
a un subjuntivo:
imperfecto,
simple
activo.-


***

Si tuviera un día tras día
para ir des-agolpando
tus golpes,
poniendo un foco
detrás de tus persianas
para que rompa tus paredes
con la luz discontinua
de las ranuras
de cada uno de tus amaneceres
sombríos.-



                                                                                                        Ana Rodríguez Callealta




Imágenes: Pinturas de Patricia Govezensky.







quiquedelucio@gmail.com

Blog auspiciado por Canadian Cultural Center of Montreal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario