Páginas vistas en total

sábado, 21 de diciembre de 2013

Del olvido

Dos poetas latinoamericanos: Laureano Alban, de Costa Rica y Giovanni Quessep de Colombia.



                                                     "El que quiera un corazón 
                                                    que pregunte por mi olvido"

                                                                              Federico García Lorca      


TRÍPTICO DEL OLVIDO    poesía de Laureano Alban

1
Todo lo debo a tu vacío.       
Las calles pasan, pasan
estrepitosamente iluminantes.

No queda nadie, nadie
sino la doble sombra solitaria
donde te sigo amando.

Tómame, persígueme, fatígame,
como el arcángel que anuncia la muerte
cuando gira en los ojos y no acaba.

Así tú, escalón a escalón, sigue bajando,
pesas lanzada en mi totalidad,
cayendo entre la desmemoria,
hacia la estrella
inofensiva de la nada.

2
Todo es infancia.
Las guayabas doradas
tejidas por el oro del azar
junto al olor sediento
de tu traje rasgado.
Ahí yo tuve que morir.

Todo es infancia.
Y tú tambien te quedas
mientras yo me deshago
y en tu cuerpo abro lámparas
que nunca encenderé.

Tú también permaneces,
bendita mía,
reemplazando la ausencia
entre la claridad
incomprendida.

3
Todo es infancia.
Nada sigue después,
sino el silencio.

Nada supera su primer prodigio:
la pompa de colores donde Dios llameaba,
la lagartija rápida entre la luz secreta.

Y tú y yo como el porvenir,
fatalmente desnudos.

Sólo se entiende la primera letra
oscurecida por palabra o miedo.
Lo que queda de azul sigue brillando,
pulsa, mana, convoca claridades.

Todo es infancia.
Nada sigue después,
sino la muerte.-


                                                     Laureano Albán (Costa Rica, 1942)




VIGILIA      poesía de Giovanni Quessep         


Pasos en el jardín. El vigilante

golpea la corteza del manzano
y hay pájaros que huyen, quedan otros
enjaulados en tiempo y luz de plata.
Fábulas no me encanten, velar quiero
mis armas esta noche o adentrarme
por el jardín y oír bajo mis pasos
los tréboles que guardan en el polvo
las maravillas de la blanca torre.
Debajo del manzano y a mi lado
una mujer hojea un viejo libro:
Demonios hay en torno y una fuente
refleja un ciervo, un tigre de Bengala.
Los pasos van y vienen y no saben
quién es el vigilante, el vigilado.-


           
                     
                            Giovanni Quessep  (Colombia, 1939)  





               

Imágenes: Pinturas de Paul Cézanne (Francia, 19 de enero de 1839-22 de octubre de 1906)




Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio   

No hay comentarios:

Publicar un comentario