Páginas vistas en total

domingo, 27 de diciembre de 2020

La osadía

Décimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 10.000 escritores, respetando el derecho el autor. 





Publicación N° 2.771-



                                                                                                                               Tannia Rodríguez


Poeta y gestora cultural de Ecuador, nacida en Ambato. Es Licenciada en Ciencias de la Educación en la Especialidad de Lingüística, Literatura y Lenguajes Audiovisuales.. Master en Filosofía y Teoría del Arte por la Universidad de Cuenca. Tiene un Diploma Superior en Estudios Latinoamericanos y Master en Filología Hispánica por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid. En el año 2005 publicó el poemario: "Salmodia a la derrota", el mismo año su poema "Canto de la Hégira" obtuvo el Segundo Premio en el Concurso Nacional de poesía Universitaria "Efraín Jara Idrovo" y fue publicado por el Encuentro de Literatura Ecuatoriana "Alfonso Carrasco Vitimilla", en 2007. Ha publicado también otros textos de crítica y ensayo en revistas literarias.



                                                                                   "Alguien ha depositado sobre el herrumbre
                                                                                     de este tiempo, la palabra y en ella
                                                                                     es fácil tropezar porque hemos aprendido
                                                                                     a significarla siempre en todos los actos"











LA OSADÍA

Y
el mar se durmió
sobre ese tiempo
y fue la primera vez que no pude escapar
y tropecé con la derrota,
definitiva,
limpiamente fulminante

y tú,
prendido sobre mi carne crispada

Y yo
escapando por siempre a tu deseo.

Y
me niego al abismo,
porque sabes bien que daría lo que me sobra
de eternidad
para salvarte del mar en que sucumbes.

Pero nuestro fruto está muerto:
ya detuvo su carrera.-


II

Extendió la mano hacia las sombras
y arrancó el fruto
que pendía del silencio.

Ahora sé que nos abandonó
la inocente indiferencia,
que nuestros pasos se han fraguado en la +semilla sin fruto
cuyo brillo esconde el sufrimiento
de por fin pensarnos y sabernos

-como pensamos y sabemos los secretos de
otros seres
que también han de caer con nuestro oprobio-

y ya nunca faltará un dolor para abrazarlo
a las cosas que heredamos;
porque son ahora frágiles
se han inscrito ya en el tiempo,
y su memoria se acuña en las palabras
disfrazando la muerte
con la ansiosa apetencia de la vida.

Mas,
detrás de su cariz se esconde la sentencia
y nada importa lo que digan
-ni aún de la belleza-,
para mí
sólo existe el destierro
levantando el polvo del caído
y solo la tristeza de estar enfermo
me acompaña
a rememorar de esmeralda color de los ramajes
en donde se enreda, una vez más,
el brazo de mi Eva.

Pero,
ignora que somos muerte,
vuélcate al sabor de lo que, al caer el día, nos aguarda,
cuando con las sombras busquemos disimilar el fruto
que ha engendrado este destierro.-



POEMA V

Sé que la felicidad es un mar imposible,
que el hijo de hombre disfraza el presente con los rostros
de la ventura ofrendada a sus fantasmas.

Sé que el hijo de hombre incinera su vida:
que sus fuerzas están ancladas a sus caricias
ayer embalsamadas con el miedo.

Pero tú,
también hijo de hombre,
que conoces las lenguas de los dioses y las bestias;


dejado en prenda
mientras dure la ceguera de estos años,
has visto a l lejos incendiarse los bosques
con el fragor de la luna
sometiendo el arma de otro cuerpo
hecho de barro como tú.-





                                                                                                       Tannia Rodríguez



Imágenes: Pinturas de Heriberto Cid.







quiquedelucio@gmail.com

Blog auspiciado por Canadá Cultural Center of Montreal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario