Páginas vistas en total

martes, 31 de enero de 2017

Amar te duele

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.600 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.608-


                                                                                                       Ronald Bonilla Carvajal

Poeta de Costa Rica, nacido en San José en 1951. Es Bachiller en Letras y Artes, realizó estudios de Filología en la Universidad.  Es Miembro del Círculo de Poetas Costarricences desde 1965. Fue Premio Nacional de Poesía Aquileo Echeverría 2001, Premio Centroamericano de Literatura Rogelio Sinán 2001-2002, Primer Premio de Poesía Ciudad de San Ramón 2003, etc. Ha publicado, entre otros, los poemarios: "Viento adentro" (1969), "Las manos de amar" (1971), "Consignas en la piedra" (1974), "Soñar de frente" (1978), "Un día contra el asedio" (1999), "A instancias de tu piel" (2002), "La ciega certeza" (2005), "Sed de otras piedras" (2013), etc.



                                                                           "Y saber que te tengo y no te tengo,
                                                                            es importante porque estás conmigo,
                                                                            con tu blusa, tu esperanto, tu locura
                                                                            y ese silencio que nos huele a última metáfora"










AMAR TE DUELE

Amar te duele y te duelen también
mis afanes por coronarte de regocijos
a cada instante.
Y te duelen mis besos atrevidos
en la sala inclemente en que te amo,
y tu alma la concibo entonces
como bandera agujereada
por este amor que te subyuga,
que te saca del centro y te regresa
quizá a un pasado en que te amé
al orden de una muerte, un precipicio suicida,
una espada feroz contra mi pecho sangrante.
Tu lengua en mí
restaña todas las heridas,
también las que infringí
en el delirio de otras noches.

Pero ni mi boca, ni mi sed interminable
pueden vendarte
siquiera esas heridas
que pululan enfrente de mis besos.

Amar te duele, y aunque grites
en el más abisal de los éxtasis mi nombre,
se cómo te duele esta palabra
que repites y repites para que suba
contigo al gozo y al dolor.

Mas déjame tratar de aliviarte
con un tiempo de pétalos sumisos,
y que se extienda sobre la hierba
este corazón de palabras incendiadas
para que duermas al fin transfigurada
en brisa,
satisfecha.

Pero amarme, amor,
aún te está doliendo todavía.-



ESTA NOCHE IMPOSIBLE

Esta noche en que te sueño
voy a recordar cuando dormimos juntos,
tú envolviéndome el pecho en una cruzada
mayor que la ternura y sus signos extasiados.

Esta noche imposible de tanta lejanía
en que te tengo, mi pequeña,
letal por la distancia,
heliconia fecunda de mi sed,
boca cabal para mi llaga altiva.

Esta noche en que no muero tan sólo
porque aguardo tus entusiastas sábados
en el rincón de un delirio que no se vence
nunca, ni jamás, ni todavía.

Has vuelto a ser la muchacha que apenas rocé
a mis dieciocho.
La señora en sus veintisiete
que al fin me encuentra
para cuidarme ahora de tanta cicatriz
doblándote la edad.

Y yo he vuelto a ser ese muchacho
petulante que se juega la vida
en sus jornadas
para verte y amarte,
y llenarte de gozos insaciables.

Mañana no estaré en tu baño,
no seré anegado por tu espuma festiva,
y sin embargo,
siento todavía sobre mi pecho
tu beso y tu cabeza y una lágrima feroz
que reclama del tiempo
cuando no te sospechaba siquiera
traspasando mis orillas.-



TRAMPA AZUL

Sólo el cielo.
Sólo la lluvia.
Sólo las alas depuntando
en los alveolos rotos de la tarde.

Sólo un roce sesgado de tus labios
y el aluvión de tu mirada cómplice.
Sólo alas buscando
entre las noches tus delirios.

Sólo la piedra y sólo el manantial.
Esta hierba que nace de la piedra
entre el musgo fortuito que la inventa
cuando desaparece y aparece.
Sólo alas trizando en los espacios
la sutileza de batir asombros.

Sólo esta tierra sola,
tizne horizontal para este tránsito
de sólo el mar,
de sólo cicatrices.

Algo de amor así,
para que inventes esta albura.

Sólo la sangre y sólo el cuerpo.
Algo para que aspire el alma
lo ordinario del pétalo.

Tan sólo alas y contra alas.
Despliegue del recuerdo que te azora,
casi ángel al fin,
esclavo de la memoria posible.

Sólo el ansia de sólo
abrazarnos tan ciegos,
déspotas sumisos de la memoria perdida.
Sólo amamos...
Amparados a la piel que nos transpira
y unge,
avatares desoídos por el mundo.

Sólo las palabras:
el poeta y su trampa,
para que tal vez tropieces desde la noche
con esta soledad que compartimos.-



APUNTE PARA UN GRAFITI

I

Yo certifico que la realidad va por dentro,
como por los muros de mi ciudad
van tus ojos
empujando la tarde
hasta deshacer las aceras.-

II

Mas yo certifico tu ausencia.
Porque al acostarme estás conmigo:
tú hueles a mi almohada
a los jardines,
hueles en las fundas
a los ríos y sus piedras
alargando las orillas.
Hueles en este balcón pequeño
el aire de la luna
que se mete toda por los huecos
de mi ínfima saliva.
Y es tan fuerte tu pálpito que sangro
de saber que te fuiste por rendijas,
una tarde que ni siquiera pude acompañarte,
en un taxi, en un vuelo, en un horcón,
dejando en papelitos las instrucciones
precisas de tu ausencia.-




                                                                                         

                                                                                                             Ronald Bonilla Carvajal





Imágenes: Pinturas del artista Charles Bibbs. (contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com

lunes, 30 de enero de 2017

Autorretrato


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.600 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.607-


                                                                                                   Guillermo Ariel Seminara

Poeta y narrador argentino, nacido en La Plata en 1965. Residente en España desde el 2002. Estudió en La Universidad Nacional de La Plata, es Licenciado y profesor en Comunicación Social. Su área de especialización es la semiótica. Actualmente ejerce la docencia en Barcelona.  Tiene en preparación el poemario "Apuntes Sublunares". Muchos de sus textos y poemas han aparecido en suplementos literarios, antologías de Argentina, España y otros países latinoamericanos y en páginas virtuales.




                                                                                               "La  muerte está en todos lados
                                                                                                menos en ella misma. En ella
                                                                                                no hay oscuridad, ni soledad.
                                                                                                Tampoco allí descansa nadie"











AUTORRETRATO

Nuevamente yo
sin más
y sin menos.
Nuevamente mi mirada triste
que resiste a esta tarde persistente
de enero.
Vacío y necio recorro
los umbrales
más remotos de mi risa
y me hago inútilmente fuerte
en un paulatino adiós,
sin dios
y me sobran los dedos
de una mano
para contarme.-



ARRENDATARIO

Tengo ahora donde
caerme muerto.
El contrato no lo dice
pero he podido con su firma
dotar a la muerte de cierta
seguridad proxémica.
Lo del tiempo,
en cambio,
es algo que aún
resta por discutir
y hasta donde sé
los propietarios
suelen tener
sonbre el asunto
criterios más bien
dispares.-



GUÍA

Lo curioso
ante las ruinas
es que el pasado
lo aporta
siempre
el visitante.-



MATEMÁTICAS

Si tres por tres es nueve
y nadie a estas alturas dice nada
es sólo porque nos sigue
proporcionando un gran placer
poder controlar
cierto futuro del tres
aunque sea en esta escala
tan modesta.-



PRESENTACIÓN

Ningún signo remite
a lo que somos,
lo que más nos nombra
en realidad es esa dispersión
que inauguran las palabras.-


NOCHE

Abro la ventana
para que entre un poco la noche,
esa exterioridad
que por comodidad ubicamos,
sobre todo,
en el cielo.
Lozanea la ingravidez del silencio
y todo parece ahora sostenerse a sí mismo.
Debería encender un cigarro
de una buena vez
y celebrar lo tácito de casi todas las cosas,
y tamién de paso ignorar la muerte
y su sorpresa.
Pero no lo hago,
no fumo más.-


II

Constato:
No es infrecuente
que el mundo sublunar,
que ciertos resultados
se nos presentan como casos
de un conjunto de reglas que ignoramos.
De ahí que pueda decirse:
"Todas las piedras de la playa pertenecen al olvido.
Esta piedra que adorna mi escritorio proviene del olvido.
Esta piedra es de la playa".-


III

Lo blanco ya viene con la hoja,
es el color que adquiere a veces
el vacío interiorizado.
Sólo resta quitar ahora el silencio
adherido en el papel,
lograr que falte lo que digo
e indicar posibles recorridos
que guíen hasta dar,
por fin,
con esa ausencia
que me nombra.-


IV

Cerraré los ojos
hasta mañana,
y una vez alejado lo suficiente
del existir sin tregua
esperaré a que sea la noche
la que me sorprenda,
detrás, quizá, de mis propias huellas,
y recogiendo
algunos restos de olvidos
de la playa.-



PRODUCTIVIDAD


Pierdo el tiempo.
Siempre me pasa.
Y es que suele dedicarme a cosas
que a cambio no dan tiempo,
sino más cosas.
Si se lo piensa,
nos pertenece más la eternidad
que el tiempo,
que en verdad es pura pérdida.
Y si se lo sigue pensando,
allí está la nada
imponiendo su no cesación
sobre la nuestra.
Como una melodía
que dura más que
los músicos,
como un principio
que siempre antecede a lo principiado.
Y así,
en lo sucesivo,
uno se muere.
Guardando distancia,
respetuosos de un orden
callado y célibe,
que nos regresa al silencio;
el que resulta del tiempo
coincidiendo,
por fin,
consigo mismo;
justo en ese segundo
que dura toda
la eternidad.-



                                                                                               
                                                                                                        Guillermo Ariel Seminara





Imágenes: Pinturas de August Macke.






  quiquedelucio@gmail.com    

domingo, 29 de enero de 2017

Afuera


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.600 escritores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 1.606-



                                                                                                       Natalia Massei

Poeta y narradora argentina, nacida en Rosario en 1979. Es profesora de francés. Ha publicado "Maraña" (Baltasara, 2014), mención en el Primer Concurso de Narrativa Río Ancho, y la novela "Las chicas de Adriana" (Homosapiens, 2014). Integra, entre otras,  las antologías "Nada que ver" (Caballo Negro, Córdoba-Rosario, 2012), "Ficciones para una nueva narrativa" (Baltasara, 2012), Textos suyos han sido publicados en los diarios Rosario/12, Página 12, La Capital y en la revista literaria "Maten al mensajero". Desde 2008 coordina un café literario en francés.



                                                                                          "Suplemento Taller literario:
                                                                                           arranco la página y guardo en el bolso.
                                                                                           Amarillo: taxi y Peugeot cruzan.
                                                                                           Una chica cargada de carpetas avanza"




                                                                                 "






AFUERA

Dos mujeres guardianas sentadas en sillones
de lona y caño oxidado, a ambos lados de la puerta.
Más que puerta, el espacio que ha dejado al abrirse.
Dos mujeres en los bordes de la luz. Un pasillo
eyectado hacia el corazón de la manzana.
Quietas, como leonas de piedra
en una fachada antigua y grotesca,
alerta. Redondas y desalineadas
desde los cabellos hasta las pantuflas,
labios pesados, ojos vidriosos.
Las manos apoyadas sobre las faldas
de lienzo duro hasta las rodillas.

En el centro, la luz insoportable que las separa.

Al alrededor, el telón se levanta.
Instalaciones del ferrocarril recicladas en edificios de lujo:
Departamentos de Categoría
Lofts
Oficinas,
Locales Comerciales.
La señora y su hija
tienen la mirada clavada hacia adelante,
ajenas al inminente riesgo de derrumbe a sus espaldas.
Desde sus sillones de domingo, sobre la vereda, custodian
el corredor de luz justo en la intersección de tiempos,
son parte de un paisaje que muta.-



INTERSECCIONES

Un par de escarpines rosas caben en la palma de mi mano,
huelen a jabón blanco. Luci quiere usarlos
para vestir a su muñeca.
Los acomodo y los reservo en un cajón vacío
son parte de un paisaje que muta.

Sobre el tejido de lana rosa, se apoyarán
tus pies minúsculos, Clara.

Las mujeres del pasillo
permanecen en medio del tiempo
absorbidas por la luz.

El último resplandor del día
se ha posado sobre los objetos,
como una manta liviana,
los ha cubierto para que reposen.
Todo parece quieto aquí.-



PUNTOS MUERTOS

Desde hace tiempo cuando hay mucha luz,
sobretodo si es blanca
sin límites abierta a la perspectiva
sin fin del cielo,
veo puntos negros
volando delante de los ojos.
Me pasa con la hoja en blanco
la pantalla,
la mañana también.

El oculista dice que son restos
de piel o células muertas.
Está estudiado -aseguró-
son inofensivos:
están muertos.
Sin embargo, se mueven
cuando el ojo está quieto.-


EJERCICIOS

Mi oculista le partió dos costillas en la calle
a un tipo. Hago ejercicios mientras me cuenta
la crisis, el momento poco claro.
Debo fundir dos imágenes disociadas en una:
un niño con un balde en la mano derecha,
un niño con una caña de pescar en la mano izquierda.
Girar la perilla hasta que se unan
el relato, la paliza, la guerra,
la palabra
excombatiente.
El niño es uno todo el tiempo
pero yo lo veo así, dislocado.-


SPLEEN

Sudor en la nuca
Split
Brisa helada a través del pelo suelto
resistir, calar hondo
un cigarrillo que hace años no toco
Slim
Virginia
Minnesota
Oklahoma
Paisajes en las películas
cigarros que nunca fumé
Ardor
tos que se irá con el humo
Silencio inusual en esta casa
Sudar
permaneciendo quieta

Qué voz agita las palabras
que no diré.-




                                                                                                          Natalia Massei




Imágenes: Pinturas de Elisaeth Jonkers  (EE.UU. , 1966)






quiquedelucio@gmail.com

sábado, 28 de enero de 2017

Como girasoles


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología  cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.600 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.605-


                                                                                                            Ana María Cuervo              

Poeta y narradora, nacida en París en 1970. Con pocos años se trasladó a Madrid donde reside actualmente. Es Licenciada en Filología Hispánica y profesora de Lengua Castellana y Literatura. En el año 2015 publicó Urmuzios, escenas dadaístas de la editorial Verbum. En el 2010 publicó su poemario "Luna de agua y peces" Editorial Ópera Prima. Sus poesías aparecen en varias antologías , como Aldea Poética (2010), "Haiku" (2005), "Enésima hoja"  (2012), "Antología de Poetas Contemporáneos", "Fragmenta", "Viajeras del Siglo XXI", etc. Ha colaborado con sus poemas en la película "Historias desde la oscuridad" de Roberto Bolado, México, 2015.



                                                                                            "Sobrevuelan las orillas del mar
                                                                                             las gaviotas con la muerte aguardando
                                                                                             en sus chillidos de plata, sabedoras de
                                                                                             su imperio en el inmenso vacío"











COMO GIRASOLES

Amo.
Como girasoles.
Veo estrellas cayendo desde el cielo.
Veo un avión dejando un rastro de piruetas.
El piloto me mira
y sonríe.
Como girasoles con guarnición de pescado.
buceo en el océano buscando ostras. Escupo perlas.
La nevera vacía.
Tengo dos orejas.
Helado de fresa derritiéndose en mis zapatillas.
Como girasoles.
De tú estómago a mi boca.
Las vacas mugen en el matadero.
Tienen cables en sus cabezas.
Llueven margaritas del cielo.
Pero yo...
Yo como girasoles.-



MARINERO

Varado en el último puerto,
el marinero teje algas en la memoria
pero el mar mece las olas y su espuma.
Planea silenciosa en el horizonte una tormenta
sin rayos ni sal.
En el zafiro de un cuenco recoge la sombra del cielo,
el clamor de las aves en la herrumbre de las pestañas.
Sus piel de coral anclados en el muelle,
sujetos los huesos con nudos de maroma.
sólo queda mar en las caracolas de su rostro.
A estribor el canto de una ballena
apaga el humo de todas las batallas.
Despliega el marinero las manos a poniente,
el viento acerca el rumor de otros océanos,
perfumes de alquitrán, escamas en el aire
y comprende, pletórico el pecho
como un nuevo viaje,
cuán fácil es caminar sobre las aguas.-



CAMINANDO IMÁGENES

Una breve danza de gorrión guía los pasos
en las delgadas calles, las hambrientas plazas
de verde.
Madrid alzada regia sobre la muralla árabe
que juega en diagonal a las cuatro esquinas,
paredes sin techo al pie de la Santa Nueva Gloria.
Sobre la tuma del Alcázar
mira a Oriente un pequeño Versalles
vestido todo en plumas de colores.
Fantasmas petrificados vigilan su grandeza.
Desafiante a la caída un caballo
con sangre de oliva y equilibrio italiano.
El azul intenso del cielo
se refleja en violines y arquivoltas
ascendiendo suelos y corredoras
donde sonaron oros y cuchillos.
Sobre la voces de las mujeres
la piedra y el hierro
luchan bajo la espada del arcángel.
Entre el plástico observa frío el ojo de un pez.
Cafés, bares y tabernas,
pilares de una plaza que ya no arde.
Un soberio reloj marca la fiesta.
Su mirada se proyectamas parpadea ante los edificios.
Delante, quizá detras, la Gran Vía,
partida en dos desde el corazón:
de traje más pobre a lo largo del camino.
En las aceras altas algunas mujeres esperan.
No cesa la cacería a la puerta de los edificios.-



MADRE

En cada uno de los rincones de mi memoria
duerme el perfume de tu piel.
Mis ojos abrigan
las caricias de tus manos.
Y tus besos. Y tus abrazos.
Amazona de tu tierra salvaje
tu oscuro cabello de diosa lejana;
belleza eterna labrada en mi sangre
tu sonrisa me ata gigante a la vida.
Rizarn mis pupilas
tus cuentos infinitos
a la mesa de la infancia.
Más cuentos, más deseos.
Más azul. Más mar. Más agua.
Quiero.
Quiero sostener tus años con mi alma,
abrazarte hasta traspasarte
porque amo cada gesto de tu cuerpo
feliz y joven siempre.
Ven, madre.
Cantaremos juntas a las estrellas.
Bailaremos mágicas las mañanas.-



                                                                                                 

                                                                                                              Ana María Cuervo





Imágenes: Pinturas de la artista argentina Leonor Fini.







quiquedelucio@gmail.com


viernes, 27 de enero de 2017

Noches silenciosas


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.600 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N°  1.604-

                                                                                                 
                                                                                                      Cleopatra Lorintiu

Poeta, escritora y periodista  rumana, nacida en el condado de Nasadud. Es también guionista y productora de televisión. Miembro de la Unión de Escritores de Rumania. Sus frecuentes viajes por todo el mundo están reflejados en cientos de artículos, documentales, libros y eventos internacionales. Fue galardonada con el Premio "Naji Naaman" por su trayectoria, publicó más de veinte libros de poesía, prosa, ensayo, memorias, traducciones y entrevistas. Es representante del Observatorio de estudios geopolíticos de París en Rumania.



                                                                                               "Querido amigo del alma, pequeño
                                                                                                habitante, compañero; ¿cómo será
                                                                                                tu movimiento ahora, allá afuera
                                                                                                en la helada?, pálida, indefensa"










NOCHES SILENCIOSAS

Llega un momento cuando los amigos
ya no llaman a las tres al teléfono.
Ya no te cuentan
al teléfono graves, irremediables acontecimientos,
pecados de amor, revelaciones.
Llega un momento

cuando ya nadie te llama por las noches.
Es la hora de la expiación,
cuando las tormentas están sólo
en las mareas interiores,
cuando descubres los crisantemos marchitados.
Cuando algo trágico es algo indecente.
Cuando nadie es culpable.
Lentamente, te invade el tiempo galáctico
un bólido que se aleja de la ansiedad
que podría explicar. Llega un momento
cuando puedes recordarte
en las lágrimas calientes.-



LOS AÑOS CORTOS

Los años cortos ya vinieron, ¡aquí están!
Los viejos sentidos -sentados en una fila,
sólo para ellos.

¡Cuánta fuerza en vano!
El sentido que ya había perdido
el sentido falso, extraviado
el alma agotada
La realidad -¡qué extraña!
El frío compacto
y la memoria -sólo tiras.
Plumas vuelan de una almohada antigua.

Das un paso adelante y encuentras
el muro invisible.
Tiendes la mano
y la retiras ensangrentada.-



PUNTO DE ENCRUCIJADA

Cuando la memoria escrita se desvanecerá
Cuando nos comunicaremos telepáticamente
Cuando todo será de otra manera,
diferente, otra cosa,
¿Estas hojas de papel escritas extraídas
de la vida y de la sangre
ya importarán?
Cuando "vida" y "sangre" no signifiquen nada
y "nada" ya no tendrá sentido.

Generación rota
¡Tú no existes!
Obstinándote en tener un sentido
bajo el amplio reinado del no sentido.

Escribiré para los muertos, para el pasado
para su pasaje hacia otros reinos
arrojaré todo hacia atrás
y cambiando este sentido
deslizaré hacia la vida de la muerte posible
más que un futuro mudo.-



ESCENAS ARDIENTES

Los hombres una vez amados, convertidos
en imágenes soleadas, palabras sacralizadas
escenas ardientes de las cuales queda
sólo carbón para croquis.
Un extraño efecto de simplificación,
colores borrosos y lo que menos esperas
de repente te asombra.

estalla
a través de la puerta abierta
de la habitación donde
el desorden es total. Los hombres
una vez amados adorados inventan
los hombres imaginarios
que flotan según la gracia del corazón
sobre los verdaderos, tendiendo
aburridos una mano hacia la realidad.

Los hombres
a quienes de repente les das crédito.
Tengo miedo de mí,
llamaradas solares dejan sobre nosotras
su indecible,
versátil hora del pasado casi apresurado
nada coagula la sangre artificial,
el recuerdo.-



                                                                                                      Cleopatra Lorintiu





Imágenes: Pinturas de Jaques Blanche (contemporáneo)




quiquedelucio@gmail.com

jueves, 26 de enero de 2017

El grande


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.600 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.603-


                                                                                                        Karen Salazar

Poetisa de México, nacida en Zacatecas en 1993. Egresada de la Licenciatura en Letras por la Universidad Autónoma de Zacatecas. Ha publicado en  suplementos literarios y revistas culturales. Pertenece al taller literario del poeta Javier Acosta. Fue Becaria del Festival Interfaz-ISSSTE de Chihuahua en 2016. Sus textos han aparecido, entre otros, en varias antología de su páis y del extranjero.



                                                                                     "soy el ave que me ve por la ventana
                                                                                      cualquiera de los seis, dos huevos
                                                                                      no soy sus alas, su vuelo, su canto
                                                                                      sólo errante que emigra para volver a casa"   



                                                                                       






EL GRANDE

A media voz el nombre
de entre todos uno
el sustantivo propio.

La terrible finitud de un cuerpo
congoja del adiós en el semidesierto
madre huérfana, piedra angular.

Madera incierta navegante: yo
y mis pies espumosos
yo y la sonata del mar.

Alta figura rupestre de un pueblo
el nombre y un gerundio en una lápida
el humo que sale de un pulmón perforado.

¿Queda algo? Odio-adiós/Odio -a- dios
la injusticia en las manos
el nombre cerrado en el expediente.



CAMBIO DE DOMICILIO

Ayer la carta que te envié se extravió
el cartero ha llorado
hace años que no veía los nombres
dos enamorados en un mismo sobre.
Destinatario, remitente.
Murió a causa de un amor ajeno:
mi carta no tocó sus manos
y se perdió mi secreto
también lo he olvidado.

En su recuerdo busco tu nombre
la propaganda que llega a mi puerta
el recibo de luz
los carteles pegados de cosas encontradas.
Mas se esconde
sólo las líneas de una letra
no hay sonido, no hay significado.
¿Cuál es el secreto?
¿Hablaba de un viaje?
Castillos y bosques
las espinas son insuficientes para el misticismo
no tengo puntas suficientes en mi carne.

La respuesta
líneas cursivas en casa del cartero
la creencia de un rito
la certeza, un sacrificio.



AL FILO DE UNA PUERTA


Tengo un pedazo de cielo, todo mío
cambia cada noche, es constante
hoy Orión y¨Pléyades, movimiento
mañana de luna cuarto menguante.

Lugares sin espacio donde me miran las estrellas
muertas centenares de años atrás
ya fenecidas cuando Hécate sacerdotisa
ahora mi diosa nocturna renacida
en un cúmulo de años, yo, diosa de las diosas futuras.

Borrasca, frío:
¿Dónde está el techo de los niños
que andan como palomas
en busca de maíz en las principales plazas?
¿Dónde las caricias de los perros con hambre,
más hambre de cariño que de alimento?

Arrecia el viento del desierto
en mi lecho el calor de mil caballos blancos
pienso en el padre que habita en los olimpos
tiene un pedazo de cielo
quizá mira por dentro un féretro.

Miguel Ángel de mis noches diurnas
hombre en la Sixtina que toca al padre
que deja de ser Dios, inexistente
toco la deidad con el meñique: gélido, frío infinito.

Llueven rosas, no hay agua
para quienes han llenado de lágrimas sus vidas
rosas y leche emanando entre nogales
leche que busca águilas que funden naciones.

Cada minuto un paisaje nuevo
humo sosegado aguardando una boca
¿cuál, sino la mía: consumo de tabaco?
consciente ser ceniza del rey Cronos.

Tengo un pedazo de cielo
trueque postrero de tierra
siembro flores y tunas
¿cosecharé?   lápidas y cruces.-



MIS RECUERDOS SON UNA RUINA

Piedras que se desvanecen en el tiempo
al transcurrir las mil huellas
por el sendero de las sacerdotisas.

Las ruinas que han visto el vuelo de los halcones
y los ríos cubiertos de cuerpos fragmentados.
Los cuadernos con las medidas de los edificios nuevos.
La lista de las drogas diarias para el Zeus de la familia.

Me levanto con la nariz hinchada de polen,
las botas baleadas de barro y plomo,
la pesadez como cortinas de una bodega
cerrando mis ojos.

Mis recuerdos son una ruina
que persiste
que se postra en la presencia del adiós
al final
sólo se fija en el diálogo interno de una niña.

Me levanto.
Apenas comienzo a destender los músculos
me acuesto otra vez.
Mi cuerpo es el sacrificio perpetuo de la ruina.-


**

Dentro del mar mi madre
mar caliente a fuerza de persistencia, el sol
yo afuera asiéndome al ombligo
líquido amniótico mi primer llanto.

Soy joven, tengo 39 años
aún duermo en la cama de mi madre
que me abraza, que me abrasa.
Al inicio el mar, mi madre
al ocaso yo en la madre que ya es tierra
el calor del pañuelo: el calor de la mortaja.-



                                                                                                     

                                                                                                                 Karen Salazar




Imágenes: Arte digital estadounidense (contemporáneo)





quiquedelucio@gmail.com

miércoles, 25 de enero de 2017

Mudas


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.600 escritores, respetand el derecho de autor.




Publicación N° 1.602-


                                                                                                                Flor Codagnone

Poeta y traductora argentina, nacida en Buenos Aires en 1982. Es Licenciada en Periodismo. brinda servicios editoriales, clínicas literarias y coordina talleres. Creó la materia Rock y Comunicación Social en la Universidad del Salvador. Escribió con Nicolás Cerruti "Literatura y Psicoanálisis: El signo de lo irrepetible"  (Letra viva, 2013), Tradujo parte de la obra de Lacan y de Los Beatles para la editorial Galerna en 2013. Sus poemarios publicados son: "Mudas" (2013), "Celo" (2014), "Resto" (Modesto Timba, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 2016), etc.



                                                                                           "si soy una canción,
                                                                                            soy una canción problemática
                                                                                            que alguien toca con un fuelle asmático,
                                                                                            con un viento libre y sureño"









MUDAS


En la imagen rota de los labios
asoma la desnudez cuando no hay más
y cerramos los ojos y nos vamos
vestidos, uno al lado del otro, azules,
escapando de un fantasma
que nunca terminó de nacer.-


**

Cambiamos de muerte un viernes.
Era de noche azul, nos tomamos las manos
y prometimos aquello que no dijimos.
Una sonrisa, apenas, o la energía
de la máscara.-


**

Estamos metiéndonos en lo profundo,
la espesura de tu mano no alcanza
a agarrarme, puedo escurrirme
como una miga de pan o como
un beso en la comisura.
Si nunca supistes decir "te quiero",
no es el instante.-


**

Las palabras van a morir
a la angustia
y no hay signo
que escape a ese paso.
Estamos condenados
a la música del adiós.-


**

No sé si lo soñé.
Hablabas dormido,
decías
cosas que apenas escuchaba,
pero entendía.
Era la noche del día
en que me desnudé
por primera vez.
¿Te acordás?
ajaste el cierre falso
de la primavera
y quedé frente a vos
con un cuerpo
que todavía no era mío.-

**

Después del cruce de palabras
el tren acerca sus luces
y entiendo
que no soy linda,
que ningún hombre va a quererme
aunque me quiera
o me desee
o me construya
con su mirada
o me escriba una canción
que reboque el modo
en que nos decimos y nos vemos.-


**

Todo fue mal después de vos
porque no supe de mí
y empecé a rasgar los lutos de otros,
a repetir
lo que decían los hombres
sobre las mujeres.
Y se me cansaron los pies
de escuchar esa canción
que habla del día y de mí.-


**

Me basta un beso precario
para extender las alas
y hacer mi arte:
convertirme en grulla
y volarte la cabeza o, desnuda,
en la nieve, disparar el arma
de tu sexo y enterrarme
con palabras y después...
hurgar la entrepierna
de mi pensamiento
y construir castillos
con voces de otros.

Hay quien dice que duele.-


**

Temo a mi boca,
violentamente temo
a la idea de mi boca,
a las curvas bajo el vestido,
a las cosas que puedo
si te dejo. Violentamente
temo a mi boca, al sentido,
a mis partes, a ser sola,
a la idea de la idea de la idea
cuando me desvisto.-


**

La sangre circula sola
y la pregunta es "¿qué?,
la respuesta no importa
ni lo que hayas escrito
dónde están tus papeles
a qué huele mi carne.
Acabaremos heridos
de cualquier modo, el vino
no me gusta. Por la noche
hay palabras que sobran.-


                                               
                                                                                                        Flor Codagnone






Imagenes. Pinturas de Roman Garassuta (Rusia, contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com



martes, 24 de enero de 2017

A veces


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.600 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.601-



                                                                                                          Paz Garberoglio

Poeta argentina, nacida en Ramallo, desde el año 2000 vive en la ciudad de Buenos Aires. Se recibió de Licenciada en Comunicación Social en la Universidad Nacional de Rosario. Ha publicado los poemarios, "Museo" (Ediciones Presente, 2009), "La ruta del bien" (Zorra Poesía, 2009), "Lo cómodo de vivir" (2010), "Máquinas de enseñanza" (El ojo de mármol, 2016), etc. Ha participado de diversas antologías, como "Literatura y maternidad" (2012), "¿Qué hubiera dicho Safo?" (2016)  , "El vendedor de frutas, la casa y el barco (2016), etc. Actualmente trabaja como docente de nivel terciario y universitario.




                                                                                            "Sé de otro que escribe,
                                                                                             de quien sea que me haya
                                                                                             encomendado la tarea que cumplí:
                                                                                             lo que no importará cuando agarres
                                                                                             la hoja por el lado en blanco"









A VECES


A veces uno es fuerte.
Vientos desconocidos
hablan en voz muy alta,
se comen las manzanas,¿otra vez?
No es un destino,
alguien sobrevive
para hacer una seña
con las manos.
Es el presente.
Es el miedo bueno.-


II

Continuamos con los viajes
de marzo. Lluvia.
¡Yo estaba en un poema!
Allá, junto al bosque de bambú.
Y palabras muy fuertes
me cercaron.
¿Me conocen?, pregunté.
Es lo bello de cada día
lo que irrumpe,
vaivenes.-


III

Otra vez en mí,
con y sin el lenguaje.
El vestido de la normalidad,
el año.
A veces, un animal
que se siente rodeado
me pide ayuda.
Esto también
se volverá recuerdo.

Otra vez el sol claro,
anuncia que veremos pasar
la primavera
en una mano.


IV

Saludar la memoria de los peces,
dice el pescador.
Vender las cosas de una espera.
Ser, de la mañana, guardián
que trabaja en el silencio.

Deseos
que se presentan
en la mitad de un sigiloso sueño.


V

Cuánto tiempo sostenemos en el aire
un relato vivo,
el silencio que estaba aquí guardado,
tu camisa de cuando fuiste padre, en los años '70.
¿Soñaste muchas veces con un parque de diversiones?
había una gran pista redonda,
en la que resbalábamos,
desde ahí se veía una ventana muy pequeña,
y un cielo raro
como los de los sueños en blanco y negro
o de los días lluviosos.
Es una fuerza extraña recordar.
Te convido un paseo junto a la laguna blanca,
una esquina.-



MÁQUINAS DE ENSEÑANZA

Lo que espero se da
como un árbol.
Contra lo previsto
en el aire
(que estaba escrito), contra
el viaje o en mitad
de este pájaro donde
ustedes no harán una casa.
Nuboso, inconsolable
día deshechado
en extraños viajes.
A comprar
lo que permite reflejar
que se compra un poder:
el que me diste, silencioso,
                       jardín.-


***

Víctimas de un rumbo
por incertezas,
por probar de los gustos.
El precio
de lo recién venido.
Verano de las formas
en que la luz
se puede tomar,
conociéndola.
Entonces,
a nuevo
la conciencia del dar.
El fruto
de lo que dejamos
juntos en un papel,
libro de excursiones
al Tiempo, su creencia.
Como el cuerpo que se hizo
de pequeñas fortunas.
Lo festejamos
y lo hacemos palabras.-




                                                                                                       Paz Garberoglio





Imágenes: Pinturas de Katie Wilson  (contemporánea)




quiquedelucio@gmail.com

lunes, 23 de enero de 2017

Bajo tu sombra

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.600 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.600

                                                                                                   
                                                                                                                       Octavio Paz

Poeta, ensayista y diplomático mexicano. Nacido en Ciudad de México el 31 de marzo de 1914 y fallecido  en la misma ciudad el 19 de abril de 1998. Premio Nobel de Literatura en 1990. Se lo considera uno de los más influyentes escritores del siglo XX y uno de los grandes poetas de habla hispana de todos los tiempos. Entre sus varios trabajos poéticos se destacan "Libertad bajo palabra", "Salamandra", "La búsqueda del comienzo", etc. Un humilde homenaje de este Blog, en su publicación N° 1.600  al gran escritor mexicano.



                                                                                             "Dejadme que me pierda entre palabras,
                                                                                              dejadme ser el aire en unos labios,
                                                                                              un soplo vagabundo sin contornos
                                                                                              que el aire desvanece"









BAJO TU CLARA SOMBRA

Un cuerpo, un cuerpo solo, un solo cuerpo
un cuerpo como día derramado
y noche devorada;
la luz de unos cabellos
que no apaciguan nunca
la sombra de mi tacto;
Una garganta un vientre que amanece
como el mar que se enciende
cuando toca la frente de la aurora;
unos tobillos, puentes de verano;
Unos muslos nocturnos que se hunden
en la música verde de la tarde;
Un pecho que se alza
y arrasa las espumas;
un cuello, sólo un cuello,
unas manos tan solo,
unas palabras lentas que descienden
como arena caída en otra arena.

Esto que se me escapa,
agua y delicia oscura,
mar naciendo o muriendo;
estos labios o dientes,
estos ojos hambrientos,
me desnudan de mí
Y su furiosa gracia me levanta
hasta los quietos cielos
donde vibra el instante;
La cima de los besos,
la plenitud del mundo y de sus formas.-




CROSANTE


Con la lengua cortada
y los ojos abiertos
el ruiseñor en la muralla

Ojos de pena acumulada
y plumaje de sangre
el ruiseñor en la muralla

Plumas de sangre y breve llamarada
agua recién nacida en la garganta
el ruiseñor en la muralla

Agua que corre enamorada
agua con alas
el ruiseñor en la muralla

Entre las piedras negras la voz blanca
del agua enamorada
el ruiseñor en la muralla

Con la lengua cortada canta
sangre sobre la piedra
el ruiseñor en la muralla.-



CUERPO A LA VISTA

Y las sombras se abrieron otra vez
y mostraron su cuerpo:
tu pelo, otoño espeso, caída de agua solar
tu boca y la blanca disciplina
de tus dientes caníbales,
prisionero en llamas,
Tu piel de pan apenas dorado
y tus ojos de azúcar quemada,
sitios en donde el tiempo no transcurre,
vallas que sólo mis labios conocen,
desfiladero de la luna que asciende
a tu garganta entre tus senos,
cascada petrificada de la nuca,
alta meseta de tu vientre,
playa sin fin de tu costado.

Tus ojos son los ojos fijos del tigre
y un minuto después
son los ojos húmedos del perro.
Siempre hay abejas en tu pelo.
Tu espalda fluye tranquila bajo mis ojos
como la espalda del río a la luz del incendio.

Aguas dormidas golpean día y noche
tu cintura de arcilla
y en tus costas,
inmensas como los arenales de la luna.
El viento sopla por mi boca
y un largo quejido cubre con sus dos alas grises
la noche de los cuerpos,
como la sombra del águila
la soledad del páramo.

Las uñas de los dedos de tus pies
están hechas del cristal del verano.
Entre tus piernas hay un pozo de agua dormida,
Bahía donde el mar de noche se aquieta,
negro caballo de espuma,
cueva al pie de la montaña que esconde un tesoro,
boca de horno  donde se hacen las hostias ,
sonrientes labios entreabiertos y atroces,
Nupcias de la luz y la sombra,
de lo visible y lo invisible
(Allí espera la carne su resurrección
y el día de la vida perdurable).

Patria de sangre,
única tierra que conozco y me conoce,
única patria en la que creo,
única puerta al infinito.-




                                                                                                             Octavio Paz







Imágenes: Pinturas de Mattlin Scott  (Estados Unidos, contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com

domingo, 22 de enero de 2017

He sentido


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.600 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.599-



                                                                                                              Clery Celeste

Poeta italiana, nacida en Forli en 1991. Licenciada con honores en Técnica de radiología médica. Actualmente, estudia Letras Modernas en la Universidad de Bologna. Ha ganado los premios Tropea Onde Mediterranee 2009 y 2010, Agostino Venanzio Reali 2009, 2010 y 2012, E, Cantone 2011 y 2012, la Biennale Internacional del Joven Artista Europeo en 2012, etc. Se desempeña como redactora de la revista Atelier y de Ladolfi editores. Ha publicado en poesía "El rastro de las venas" (2014) con el que ganó los Premios Elena Violani Landi- Universidad de Bologna (2015) y Maconi (2015), entre otros.


                                                                           "yo sólo quiero un amor como el de los salmones
                                                                            más allá de la corriente, casi llegados
                                                                            a la meta se detienen, tienden las agallas
                                                                            abren la boca y hacen entrar en ella el agua nueva"











HE SENTIDO

He sentido al ritmo del rocío
que se coagula sobre la hoja
el secarse de los líquenes,
interrumpir su ciclo
en la espera de una lluvia mejor.
Las luciérnagas han huido de mi casa
alzando vuelo con los patos, bajo
sus alas esperan
vientos llenos de nocturnidad.-



ESTA NOCHE

Esta noche tienes la mirada de un erizo de mar,
con su dermoesqueleto de calcio
inmóvil con las ventosas
que pega a las rocas.
Tienes la mirada desnuda
como la plaza
al día siguiente del mercado.-



***

El mío es el pánico del cierre
del hipermercado, cuando las cosas
establecen un grito morboso
y la carne enlatada abre
las heridas. Duermen todos con el lazo
colgado,
sólo es cuestión de tiempo.-


***

Hemos encontrado el sol de la tarde
cortando la niebla que nos golpeaba directo
a la altura del busto, mancos como árboles
vistos por la mitad, sin saber en dónde está
el suelo, en dónde la tumba de mis más queridos.-



***

Me has amasado y girado
como si todavía fuese agua, huevos y harina
con aquellos grumos que escapan
a pesar de que me revuelves
me regresas, y es un placer
casi nuevo el trauma
que está detrás de los silencios
de días confusos como el agua
que está dentro de otra agua.-



***

El colchón es un camino oscuro
las puertas cubiertas de una alucinación
permanezco en el umbral, con el pie apenas
fuera de dónde todo hiela.
Si me haces demasiado tuya me descompongo
de qué sirve verme desnuda
si ya me has visto partida
por ramas secas y duras
como estos días antes de Navidad.-



***

Todo se atribuye a un buscar
grupos sanguíneos complementarios
entre selvas de vidrio y probetas
somos un intercambio de líquidos
nuestro besar sólo es el deleite
de una simple transferencia de fluidos
y no se sae dónde sucede todo lo demás
si de mi corazón
llega después al tuyo
o si se pierde en la calle, entre el tráfico
que nos oprime contra el asfalto
a la hora de salida
por las fábricas el cemento
y todas las otras sustancias radioactivas
que, como mariposas, veo volar.-



***

Reexamino nuestros segmentos
rígidos como Shangai sobre el escenario
y arrojo cada año
como arranco los pétalos de la margarita
"fuiste verdadero, fuiste falso" es un juego
poco feliz
te hago trizas dentro
de la primera mano que tenía la mía
después el pecho e inicio siguiendo
el rastro de las venas
remonto a la raiz
no encuentro al corazón.-



                                                                                                         Clery Celeste





Imágenes: Pinturas de la artista polaca Justyna Kopania (contemporánea).







quiquedelucio@gmail.com

sábado, 21 de enero de 2017

Templaria griega

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.600 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.598-



                                                                                                         Luz Stella Mejía

Poeta de Colombia, nacida en Manizales en 1968. Creció en el altiplano Cundiboyascense, a 2.700 metros sobre el nivel del mar y vivió y trabajó como bióloga marina en Santa María, en la costa caribeña. Desde hace ocho años está radicada en Estados Unidos, dedicandose exclusivamente a la literatura y trabajando en una biblioteca. Parte de sus textos están en varias antologías de Colombia, México, Chile y Estados Unidos. Poemas de su autoría de su extensa obra han sido traducidos al idioma inglés.



                                                                                                  "Por un fugaz instante vislumbramos
                                                                                                   el centro, se ilumina el camino,
                                                                                                   se esclarece el motivo y somos
                                                                                                   protagonistas de nuestra propia vida"











TEMPLARIA GRIEGA

Moro y hereje:
seré la cruzada
que te convierta
a espada y fuego,
y luego,
en la oscura noche
de tu piel
encontraré mi luna.

Dulce, inocente,
seré la Cloe
de tu despertar,
la pastora
de tus instintos,
y luego,
en el suave abrigo
de tu piel
me tenderé desnuda.-



INVOCACIÓN

Vuelve a mí
inocencia hermosa,
perdido ángel de mi infancia.

Déjame ver de nuevo
a través de tus alas,
el mundo fresco y dulce
que no ogro encontrar.

Inocencia sutil,
cierra mis párpados
con tus dedos alsámicos
y hazme soñar la vida
otra vez.

Regia ilusionista,
déjame pretender
que tengo las respuestas.

Hazme creer que algo es posible,
permiteme olvidar que todo es nada
y regálame tu néctar de candor.

Misericordiosa nigromante,
muéstrame el vislumbre
de tu camino virtual
que no lleve al infierno.

Sonriente encantadora,
miénteme en la cara
sin vergüenza.
Escúdame de nuevo
entre lisonjas.

¡Oh! Prestidigitadora,
bella poderosa,
dame de nuevo la ilusión,
piedra filosofal, espejo en el espejo.

Maga, ruja, hechicera añorada,
toca mis ojs con la vara de Aarón
y deja que el torrente de llanto
me inunde de esperanzas.



AFUERA

Viven todos.
Viven, aman.
Vives tú,
cada vez más vivo...

¿Qué te hizo encontrar
el camino de vuelta?

¿Qué te hizo tomar
el hilo de la red?

Yo, pez solo,
nado mar adentro,
sin redes
ni roces,
sin trampas
ni urdimbres.

Nado en caída libre,
libre.-


NATURALEZA HUMANA


¡No todo está perdido!
Estamos hechos de arena y oro,
de sangre y fuego estamos hechos.

No todo es carne y huesos.
En lo más profundo crece la semilla,
el vástago de la divinidad.

Ángeles somos,
hermosos y terribles.
Podemos disparar al cervatillo
y llorar ante la flor tronchada.

Somos sirenas y ninfas
faunos y centauros.
Somos barro y estrellas,
océanos y lluvia.

El universo habita
en la mrada
contenemos el
río impetuoso,
la corriente subterránea.
El vendaval destructor,
la suave brisa y la hoja que cae.
La tierra fértil,
el desierto ondulante.

Y tú
¿No ves las alas
que asoman de tu piel?.-



LIMITACIÓN

Se miran mutuamente
sus cuerpos relucientes,
sus torsos cuadrados:
¡Se admiran!

Sólo cuenta la fiereza,
el arrojo, la maldad.
Se tocan con disimulo
sus músculos duros
se rozan, se sienten:
Se aman.

No pueden apreciar la elleza
de este atardecer rojizo sobre la llanura
No pueden deleitarse
con los visos dorados de los cabellos
de las doncellas ansiosas,
ni las suaves curvas
de sus cuerpos desnudos.

Van hacia la guerra,
hacia la muerte,
y solo pueden mirar
hacia sí mismos.-



                                                                                                       Luz Stella Mejía






Imágenes: Pinturas de Marci Oleszkiewicz  (Estados Unidos, 1979)






quiquedelucio@gmail.com