Páginas vistas en total

sábado, 31 de diciembre de 2016

Hay en el aire

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.578-



                                                                                                         Mercedes Parada Deu

Poeta española, nacida en Barcelona en 1974. Valladolid es su ciudad de adopción desde los siete años.Licenciada en Bellas Artes, Especialidad Pintura por la Universidad de Salamanca. Ha participado del "Micrófono abierto" del Colmado del Raval de Barcelona y en "Susurros a pleno pulmón" de Valladolid. Obtuvo el Primer Premio de Poesía "Fundación Jorge Guillén" con la edición del libro "Hay en el aire un cúmulo de rosas", es además autora de "El amor es y doce poemas rezagados" (2012) , "El aliento" (2014), etc. En el 2013 ganó el Concurso Jóvenes Creadores de la Academia Castellano Leonesa.



                                                                                                      "Es la desidia
                                                                                                       arma incompleta.
                                                                                                       Me hago y no me muestro.
                                                                                                       me pierdo dentro, y no salgo fuera"










HAY EN EL AIRE 

Tomo tus brazos y me hago
un lazo con ellos.
Me abrazo.
Hay cosas que llegan a no existir nunca,
soy un cristal lleno de agua.
Mi amor está en una caja,
el viento la destapa.
Escribo en el comedor,
entre la comida, entre palabras
y copas de vino.-



POEMA DEL TÚ

Estoy frente a ti para que me enseñes la vida.
Intento llamarte sin poder encontrar tu número.
Estoy en ti
pero cuando me sueltas se me cae la risa,
partiéndose en la acera como si fuera de cristal.
Muérdeme.
Enséñame.
Llámame con tu nombre.
¿Sabes que me están creciendo orejas de perro?
Es imposible que nunca hayas comido
de la mano de tu mano.
Me alimentas con pienso quererte más adelante.
Llévame en tu bolso negro que limpiaré los papeles
que deja tu mente al correr,
con el whisky o al fumar cientos
y cientos de pelos llenos de letras.
A tu deseo se le nota llegar,
tiene pies de gato,
y cuando le ves,
empieza a interpretar a Satie,
con piano de cuerpo.
El tiempo no existe,
lo llevas colgado al cuello
en forma de cristal sucio.
Tú eres y ya no estás para el amor,
lo emborronaste con tus manos,
llenándolo todo de acera,
haciendo crecer ojos en el metro,
comiendo tantas cosas con las manos.-


***

Soy una máquina de tragar,
chupar, morder, oler, engullir,
aplastar, desmembrar.
Arranco la cabeza de los hombres
y los soborno con esos.
Vuelvo a chupar del vaso
y de tu lengua.
Límpiame la boca con la servilleta
y dime que me siente bien en la silla.
Si me peinas me harás feliz,
y si me atiborras a palabras,
me harás crecer, verde y alta.
Me pongo aros de plástico rojo,
me vistes con vestidito de cristal
y es hermoso;
para sentarme, para comer,
ser una señorita
y salir al mundo.-

¨***

La memoria agujereada
deja que coma de ella
hasta llegar al hueso.
Aún no he comido suficiente.
Es líquida
y puedo beber
hasta acabar informe,
ahogada y fea.
Puedo hacerte feliz,
darte flores que salgan de mi pecho,
porque quiero recogerme
el pelo
y jurarte un amor.-


***

Llueve por la mañana,
y soy feliz sin pensamientos.

Como y tomo, camino y
camino,
y soy feliz sin pensamientos.

Abro la cara, cierro
la boca, abro las piernas,
y soy feliz sin pensamientos.

Subo a un tren y dejo que
me lleve, pero me lleva
hasta donde puedo pagar.

Salgo y respiro,
miro y no veo nada,
y soy feliz sin pensamientos.-



EL ARTE DE LA LUZ

1

Dentro de esta cueva
mi alma es un pájaro.
Guardo el frío
y respiro de tu aliento perfecto.
En este universo
me hago de palabras y silencios.
Porque me sostienes
junto a miles de estrellas
que nos recuerdan,
una y otra vez,
una canción que fue
y que es para ser
más veces recordada.

2

Doy mil volteretas
y aparezco frente a tu
casa,
que es la casa del cantar.
Aquí lo pisamos todo,
somos invencibles,
mezclados con piedras
y después agua,
ya sabes, el mismo río.
Soy tierra
que observa
cómo se queda en silencio
el pulso de las cosas.-

3

Cuando nos tocamos
tus manos apretadas
suenan dentro de mí.
Corremos
hacia cualquier montaña
sonando como cristales.
Tienes palabras,
las pones al sol,
haces frases con ellas,
y hablas de nuestras cosas,
abrazándolas
y después hacerlas polvo.
Cuando nos tocamos,
tus manos me hacen
inverosímil descubrimiento.-



                                                                                                   Mercedes Parada Deu






Imágenes: Pinturas del francés Richard Burlet







quiquedelucio@gmail.com

viernes, 30 de diciembre de 2016

Será quizás el amor


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.577-



                                                                                                       Alberto Caride Brocal

Poeta y periodista español, nacido en Alcantarilla, Murcia, en 1982. Licenciado en Periodismo y con estudios en Filología Hispánica. Es miembro de la asociación literaria "Colectivo Iletrados" en las que coordina sus ciclos literarios.  Ha publicado "El viaje en que te conocí" (Tantin, 2009), "Narciso despeinado" (2012), "Ciudades Jirón" (2014), etc. y poemas en revistas como Manifieso Azul, "La rosa profunda", etc. Ha recibido por su obra poética el Tercer Premio del Certamen Creajoven 2003 y "El Búho Creativo 2009" de las Torres de Cotillas. Formado en Catania (Italia) y en París, donde participó del encuentro europeo de escritores jóvenes.



                                                                                      "Admiro de ti lo que no tengo
                                                                                       o lo que a mi me sobra y se desparrama
                                                                                       sin orden por el suelo y 
                                                                                       que no censures lo que no entiendes"












¿SERÁ QUIZÁS EL AMOR UN ESTADO DE FUEGO?

I


¿Será quizás el amor un estado de fuego?
¿De ese fuego que lo incendiaba todo
cuando la juventud andaba mecida
como una hoja recién caída del árbol?
Era fácil contagiar la luz sin medida
cuando el alma aún era virgen,
como un tallo verde y fresco
nacido en la humedad del río.
Pero en la sequía o en la helada
el alma olvidó la nocencia
que le hizo formular sus deseos,
y aprendió con arte a esquivar el frío,
convirtiendo su corazón
en dura piedra de camino.


II


¿Será quizás el amor un estado del fuego?
¿De ese arder enteramente del alma,
cuando ingenua se extinguía la llama
ahogada por su propio deseo?
Erraba el camino el alma joven
creyendo que era el arder lo que importaba,
pero no existe cantidad ni proporción
adecuada en el arder.
Su fracaso no fue apagarse,
pues toda brasa es hoguera en potencia.
No saber contagiar su luz con armonía
fue su fracaso;
no quemando, sino siendo resplandor;
no cegando, sino revelando una verdad;
no consumiendo, sino encendiendo
la esperanza.


III


¿Será quizás el amor un estado del fuego?
No existe luz que no ciegue en el mirar
ni llama que no queme en su tacto.
Si el fuego abraza a los amantes
no nació de un chispazo inesperado
como la brasa en una caricia de viento...
Si el amor no consigue ser un estado del fuego,
es mejor dejar que se consuma en silencio,
a la espera en que la noche indefinida
un nuevo soplo de vida despierte al alma
de su letargo, como a la brasa el viento
con su caricia redentora.-



POSTDATA

Quizá la sombra de París
ha sido más alargada de lo que creíamos,
y ahora cada uno de nosotros
anda refugiado en su propia sombra
de silencio,
esa tibia sombra que siempre acecha
pero nunca acaba de esfumarse.

Quizá París nunca ya acabará para nosotros,
y será como un pero sin responder
anotado en la agenda.
O quizá todo es más sencillo
y esta escarcha de verano en la piel
es esa única respuesta que nos encontramos
a este amor tan bien definido.-



BRICOLAJE

Por primera vez me sentí parte de ti
al recibir las instrucciones del electricista,
ya sabes, cuando tengas que cambiar la bombilla
sólo tienes que darle medio giro a la lámpara.

Y mientras Felipe me hablaba y atendía interesado
deseaba que llegara el día en que se fundiera
tu bombilla y fuera yo el que te la cambiara,
bailo ese medio giro sin miedo en el corazón.-



SOMOS TIEMPO

Somos el tiempo que nos queda,
un número infinito de segundos
que tiraremos por la borda.
Porque ser libre era eso,
tirar la vida al retrete
y riendo tirar de la cadena.

Un día seremos el tiempo perdido,
un número infinito de recuerdos
que buscaremos en cada retrete,
porque ser libre da miedo...
Y riendo la muerte tirará de la cadena
y seremos ese tiempo que no existe
tirado a la basura.-



SPY CAM

Un cuerpo desnudo y de pronto
nunca será tan erótico como los labios
húmedos que jamás podrás besar.
Ahora comprendes por fin
por qué Adán y Eva
en poco tiempo se cansaron
de ser amantes de paraíso;
sin ropas que quitar
a dentelladas desesperadas,
uno se cansa de ser voyeur.-



ÚLTIMAMENTE ES TODAVÍA

Siempre me ha resultado imposible
mantenerme cerca del término medio.
A mis poemas en cambio no,
las basta con saborear las cosas
que no sucedieron para descubrir,
con la precisión de un sumiller,
a qué hubieran sabido.

Mis sentidos se me han vuelto imprecisos
con las cosas que están lejos,
y mi tacto un torpe parkinson
que no me deja leer entre líneas
los secretos que me aguardan en tu piel.
Fracaso y triunfo son como ese pez
que se muerde constantemente la cola
mientras olvida si fue antes el dolor de cantar
o la herida.-




                                                                                                      Alberto Caride Brocal


Imágenes: Pinturas de Joseph Lorusso (contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com

jueves, 29 de diciembre de 2016

Recuerda


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1,500 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.576-

                                                                                                           Azucena Arteaga Medina

Poeta y crítica de arte española, nacida en Santa Cruz de Tenerife en 1988. Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Laguna. Trabajó en Conca Espacio de Arte Contemporáneo. Ha publicado textos de crítica de arte en la prensa local. Su poemario "Midnight blue" recibió una Mención de Honor en la 38 edición del Premio Félix Francisco Casanova, en 2014.


                                                                                                  "Hoy el cielo se rompe
                                                                                                   como un espejo
                                                                                                   enterrando sus infinitos cristales
                                                                                                   sobre mi cabeza"











RECUERDA

El poeta anota la causa de la muerte,
"Rosas liadas en un antiguo dintel"

Una madrugada sin conciencia,
con la cordura anestesiada
y el pulso vibrante en los ojos y en los labios,
los amantes arrancaron los pétalos
a los fulgentes rosales de la plaza
para derramarlos a los pies de la iglesia.
El menjunje resultante del surreal sacrificio
de sangre, risa y sabia
viaja por el umbral de los siglos
y si el tiempo aletargara la ausencia de uno de ellos,
las mismas rosas acometerían la muerte
deseada a la llamada del enfermo de vacío.-



BABEL

El canto submarino
de los tallos espinosos y desnudos
le hipnotiza.
El insomnio le atraviesa cada noche.
Somnolienta y descalza,
desciende las escaleras como un espectro,
desconoce los hilos que la conducen
mientras ellos crecen obedientes a la promesa,
hambrientos de su sangre enferma de vacío.

Una noche el pulso se detiene anestesiado
por el intrépido aroma
y el vientre se tornó inmóvil
atravesado por la violencia de las raíces nacientes.
Ella,
su cadáver,
ahora yace forjado como el ADN
salomónico, retorcido,
ascendente y descendente,
como la torre de Babel.
Su aliento derramado
como los Jardines de Babilonia...

Ella,
muerta,
asaeteada por rosas y lenguas.-



LA PUERTA

La puerta,
raída,
como el rostro del tiempo.

Las parcas surcan sus grietas,
las cicatrices supuran polillas.

Umbral confuso
hacia la Laguna Estigia.

Pasaje a una neulosa infinita.
Entrada al laberinto de espejos.

No lo sé, no sé si el Destino o Azar,
no puedo saberlo,
no quiero saberlo;
(Ambos te vendan los ojos,
te toman de la mano,
te abandonan a la puerta).

Tú decides si tocar tres veces.
Tú decides si salir huyendo, no lo sé.

No fue necesario decidir o quizás sí.
Caronte me invitó a entrar,
durante siglos me perdí en el castillo,
en sus habitaciones ambulantes
en sus pasillos mutantes,
en los enigmas de sus óleos,
en las inquietantes miradas de los maniquíes,
en el áurea sucia de los objetos,
en las señales del tiempo en la pared.

Besé las cien bocas de Cervero
amé su caos, su orden.
Me dormí en sus fosos,
odié su frío, su silencio.

Casi desvanezco,
no sabía quien era,
no recuerdo porqué entré al castillo.
Lloré, grité, hasta despertar.

Y me encontré deconstruida,
en el collage de los reflejos.

Soy un puzzle.
La puerta tiene candado.

La salida es la ilusión de una rosa
la llave vive en mis entrañas,
es un tallo verde,
la llave es el fuego que quema la muerte.

El castillo ambulante
es un espejo infinito,
un espejo para perderse,
un espejo para encontrarse.-


SIN ROSTRO

¿Acaso tu mi querido aire de invierno,
no bostezas como el rey del ajedrez
que espera su decapitación
leyendo a los románticos?

                                               Félix Francisco Casanova

No puedo evitar mirarle las manos
delgadas y pálidas con tinta entre las uñas
¿Y qué podré decir sobre sus profundos ojos?
Ahora, aquí en el taller, no sé...
no sé si ella es la habitación o si palpita en sus manos,
o tal vez en esos profundos ojos
esos que pueden ver los que no tienen rostro,
sí los que viven en el papel,
sólo ellos pueden ver sus profundos ojos a través del cuentahilos.

Ella talla el invierno
dentro de aquella habitación que es ella, sin duda alguna
Sus dedos minuciosos, el bisturí y sus ojos...
(es la Penélope nocturna, la que esperaa a Ulises)
ella borda enigmas invernales
sin descanso, hasta la extenuación...

fabricando esos seres que no tienen rostro,

que viven en el papel y se parecen tanto a nosotros,

incluso a ella o quizás a los que recordamos y sentimos.

Yo puedo palpar el aroma de la ausencia,
el olor a húmedo bosque
como si abriera la gaveta del aparador y su perfume de antiguos secretos
o quizás como el vaho gélido y al mismo tiempo cálido
que desprendes al leer a los románticos.-





                                                                                           Azucena Arteaga Medina






Imágenes: Pinturas de John Lidzey  (Estados Unidos, contemporáneo)




quiquedelucio@gmail.com 

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Escribe


Sexto año de una angtojadiza antología de la poesía de todos los tiempos seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.575-



                                                                                                         Graciela González Paz

Poeta argentina, nacida en la ciudad de Mercedes, provincia de Buenos Aires. Estudio Letras y trabajó como maestra jardinera. Correctora de estilo durante 25 años en Editorial Corregidor. Integró el grupo de "Nuevas Promociones Literarias". Publicó los poemarios: "Oscuro territorio" Premio Sociedad Argentina de Escritores 1990, "Expreso a Oriente" (1993), "Apariencias reales" (1997), "Lisboa antigua" (2014), "Zameza" (2015), etc. Fue Mención de Honor del Fondo Nacional de las Artes año 2007 en Poesía. Publicó, además, varias revistas literarias, incluyendo "Anuario de Poesía Mexicana" (1998). En la actualidad coordina distintos Talleres Literarios.



                                                                             "Un día el viejo dijo:
                                                                              Quien teme a una gacela, teme a todo,
                                                                              Temerle a todos es cosa de ricos,
                                                                              Eso dijo" 











ESCRIBE

Escribe para mí una letra
un renglón de perfume sin registro
      una palabra insoportable
escribre su silencio en alto
       en telas de metal
       en bastidores
con uñas de marfil y pajaritos
muertos en combate
escribe para mí una carta
un naipe furioso
      envenenado
una maldita transparencia que
       se pierde
se confunde con otra y no llega
o llega para otros que no entienden
ni una forma en el lomo de los sobres que
tiran con las sobras al río
      sin embargo

primitiva razón, la luna
hace de brillo lo que toca.-


2


Y habrían de venir
      éstas
desvestidas de algo no desnudas
      apenas cubiertas por un roce
      invisible temblor
      violeta
sin lustre de jardín
sin opulencia
humildes como el cuerpo
                                solo
en el día primero de la muerte.-


3


Planear salir de alto
       bendito el hueso
lo que cure de fuerza este peligro
la energía en la hoja impertinente

      astuta y suave
           irse de viaje con la tierra.-

4


Azul marino el pelo
      madurado
ahora bajo los tilos
      blanco
de vejez inaudita ese trapecio
      en un cielo sin red
inmaculado
entre dudosas lluvias hechas
      por otras aguas
hilo ebrio en el aire que se une
      se junta con los juncos
      se acomoda
al breve sueño del que salta
      en cuerpo y alma
por encima del justo entendimiento
      enternecido por absurdo

     y duradero      oro falso
verla como viera
ese volar de ella en su mirada
herida en lentitud por intemperie
por puntos del paisaje
      entrando a pique
      mar adentro.-



ZAMBEZE

En luna llena
el río Níger hechiza a los perros
y toda la noche
cae
agua de rocío hirviendo
Dedicadas al brujo
las mujeres más sabias de la tribu
juntan el agua en papelitos
y hacen perlas.-


***

Palpando como ciega
encuentro evidencia
esterilla de caña
sobre miel de sésamo
El aire verde
no es aire de verdor, sino apariencia
eso decía mi abuelo:
la risa que se ríe
es cólera guardada
sólo el baile exorciza
Así decía.-


***

Un día la grulla no volvió
ella, dijo mi auelo,
está siendo bañada
por las aguas primarias del Tananká
Lo fijo hacia lo errante
el austero equilirio de una sombra
obligada a soñar
Ver excesos
y el estado sin nombre de las cosas
perdiendo gravedad
Así es la muerte, dijo
casi lo mismo que volar.-





                                                                                             Graciela González Paz




Imágenes: Pinturas de Sir Samuel H. Llewellyn  (Inglaterra, 1858 - 1941)







quiquedelucio@gmail.com

martes, 27 de diciembre de 2016

A una mujer

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.574-

                                                                                                             Jesús Álvarez Pedraza

Poeta, narrador y declamador cubano, nacido en Calimete, Matanzas, en 1952. Ha obtenido múltiples premios nacionales e internacionales por su poesía. Su obra se ha dado a conocer e varias antologías, en Cuba, Estados Unidos, España, México, Argentina, Perú, Chile y otros. Tiene publicado "Yo sé que la piedra sueña", "El otro bosque", etc. Fue Primer Premio en Poesía del Círculo de Collegno en Italia, "Carta Lírica" en Estados Unidos y el Premio de Poesía del Instituto de Cultura Peruana, entre otros.

                                                                                                       "Llega el jueves, huele a tierra
                                                                                                        un pez que cayó en la trampa;
                                                                                                        alguien cruza por la rampa;
                                                                                                        un viejo piensa en la guerra"


   






A UNA MUJER SIN NOMBRE

Abro la ventana que va a los jardines
que apuntan al cielo.
Miro las voces de la distancia,
y una mujer con ojos que fusilan mis venas
se atreve a solfear un silencio.
La mañana le sacude el polvo a la memoria
y no puede adivinar
que soy un arco perdido en las aguas
que ondulan en sus pechos.
El mar no ha descubierto que la amo,
ni este aire que desafina
la pluma con la que escribo
detrás de esa puerta que se abre
para que entre con todos sus olores
y se desnude en el humo de un recuerdo
que invento sin vivirlo,
sólo para hacerle el amor en sus labios de lluvia
en este momento único
en que los fantasmas de las paredes
nos dejaron esta soledad
para llenarla con nuestros aromas
cuando aislamos en la cal
y una nube choque contra la ventana
y se rompa en el grito de sus piernas.-


***

Es domingo. Sangra el cielo
sus pájaros de carbón;
no es de noche, una canción
queda encendida en tu pelo.
Ya es tarde, baila en el suelo
con la muda algarabía
la arena que se moría.
Y el pintor de las pestañas
pone en paredes extrañas
tu rostro que se desboca
como una nube en mi boca
con la voz de las arañas.-



MIENTRAS QUE DUERME UNA PALOMA


¿Escuchas amor?
Está cayendo otra vez sobre estas calles
la misma lluvia de siempre
en tus ojos transitados por los crepúsculos.
Ahora está amaneciendo,
no es nada nuevo que amanezca
grita una pared que hace años
durmió sobre los aires,
cuando éramos como esos adolescentes
que bailan encima de los recuerdos.
Sin embargo, para mí,
casi es noche, y truena más en la sangre
que en el cielo mismo que se cae,
que se rompe y te nombra despacio
mientras se apaga una lámpara
que cuelga de un celaje.
¡Oh, cielo llorón!
Tanto tiempo mirando la tristeza,
y siempre los cuchillos cortando las miradas.
En este momento, un árbol se sacude el otoño,
quedan huérfanas las hojas,
el viento las recoge en sus manos,
las sopla con sus labios de viento,
y las deja libres, hojas de los siglos-
marchitadas hojas con sus árboles extraviados.
Estoy escriiendo estas palabras
sore la tristeza mía,
que nadie compra, que nadie quiere como regalo.
Y es ya la hora final, suicídate tristeza,
suicídate ahora
que desafinan los gallos que cantan en la memoria.
¡Oh, dios de la humareda!
ya no sé si me conoces.
Yo soy el otro Jesús,
el que resbala en la lluvia cada vez que amanece,
yo soy el otro Jesús,
el que piensa en ella
mientras duerme una paloma.-



DESDE EL FONDO DEL ESPEJO

Tu risa se apagó en los celulares,
borracha de canciones de Sabina,
como una soledad que me camina
sin zapatos, ni remos por los mares.

Se gastaron de pronto los hogares,
y en un sueño de polvo y de nelina,
te sembraste, mujer, como una espina
en la noche pintada de collares.

Era el tiempo del ave y la tormenta,
de la carne cansada y cenicienta
que cautiva en el grito de un sol viejo

tu risa congeló en la estrella rota,
pero dime, mujer, ¿en qué gaviota
te me fugas del fondo del espejo?.-


***


Es lunes, día segundo,
ya te nombran los relojes,
mujer, es tiempo que mojes
la primavera del mundo.
Dejo un lamento iracundo
en la piel de las colmenas.
Florece el sol en tus venas,
y cuando el sol se hunde todo,
en lo oscuro encuentro el modo
de caminar sin mis pasos,
sin que se llenen los vasos
de la tristeza del lodo.-




                                                                                                  Jesús Álvarez Pedraza



Imágenes: Fotografía digital de Estados Unidos





quiquedelucio@gmail.com


domingo, 25 de diciembre de 2016

Memoria de la eternidad

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.573-



                                                                                                               Fabián Vique

Poeta y narrador argentino, nacido en Buenos Aires en 1966. Es profesor de lengua española y literatura. Residió en Madrid de 2001 a 2003 y luego en Serbia donde trabajó como lector de español y fue profesor del Instituto Cervantes de Belgrado.  Publicó una colección de cuentos titulada "Minicuentos" (1977) y otro libro de minificciones "Con las palabras contadas" (Madrid, 2003). además: "Los suicidas se divierten, antología" (2012), "Variaciones sobre el sueño de Chuang Tzu" (2009), "La vida misma" (2007, reeditado en 2010), "La tierra de los desorientados" (2008), etc. Obtuvo el Primer Premio de la categoría literatura  en la III Bienal de Arte Joven de la ciudad de Buenos Aires en 1993, entre otros.


                                                                                    "mirando alrededor
                                                                                     del interior de la vasija
                                                                                     veo el cuenco de una mano y la madera
                                                                                     de cuyo barro surgió el cielo" 









MEMORIA DE LA ETERNIDAD

Ella envia un mensaje:
"En diez minutos estoy en tu casa".
Yo le ofrecía café o vino.
Nos acariciábamos,
mirábamos alguna película,
hacíamos algún comentario,
hacíamos el amor,
dormíamos.
Por la mañana nos íbamos
a nuestros respectivos trabajos inestables.
Y así
pasaban los meses suaves,
dulces,
como si estuviésemos en la eternidad.
Acaso estábamos.
Pero cayó un pájaro en China
o una comadreja en Kuala Lampur.-



5

todas las palabras de la biblioteca
cayeron al unísono
se oyó
un estrépito ensordecedor
y en un devaluado big
bang
se conformó un universo
pequeño y complejo
cuya naturaleza
será imposible develar
con estas herramientas
que son fruto
de aquella catástrofe.-

6

No hay razón
para escribir en una piedra
que castiga la marea

no hay marea
para escribir en una razón
que castiga la piedra

no hay piedra
para escribir en una marea
que castiga la razón


8

Ahora que nos detenemos
ahora que nos miramos a los ojos
ahora que nos alcanzamos
¿qué nos une?

¿acaso una confianza que
al tanto de su carácter
se desvanece?

¿acaso una tristeza que
hermanada de sí misma
se sube a los puentes?

¿acaso una ilusión que
de tanto lastimarse
renace con heridas?-


ME TOMO EL BONDI

Me tomo el bondi para venir acá,
para volver a vos, para venir a mí,
me tomo el bondi para no tomar la balsa,
para no ir a Gardel con París,
me tomo el bondi porque es barato y se conoce gente,
para no ser responsable
para ser yo el que se va
(sabés que no soy así que lo mío es pura pose),
me tomo el bondi para conocerte,
para creer en Dios que te inventó,
me tomo el bondi para descubrirte,
para ser Rodrigo de Triana y gritar como un loco,
me tomo el bondi porque si fue la manera de encontrarte
tiene que ser la llave de no perderte,
me tomo el bondi para ver tu mano en el balcón,
para tenerte,
me tomo el bondi porque la vida está en cualquier parte,
me tomo el bondi para leerte en el bondi,
para tocar tus palabras,
para cantar callado sin desafinar,
para decirte sin querer las palabras
precisas entre figuras del discurso,
para besarte los recuerdos y ser el café de tu mesa,
mientras llega el bondi de la vuelta.-



VOCACIÓN

Y ahora que me dedico a escribir poemas
por las mañanas,
cuando creo que tengo lucidez,
me entero de que me falta un perro
o una planta,
por quienes preocuparme a estas horas
en vez de hacerme el lírico en una libretita
sin personalidad.
Una planta a la que mire crecer
minuciosamente,
a la que pueda contarle mis cosas,
una hoja que esté viva.-



RELOJES

Hay un reloj en la pared.
La televisión encendida, sin volumen.
Ella se está duchando.
Es tarde, está cansada.
Y está harta de todo.
Del trabajo,
de la familia,
de mí.
Me ofrecerá café, fumará un cigarrillo.
Hablaremos de alguna trivialidad.
Iremos a dormir.
Hay un reloj en la mesita de luz.
Va a sonar a las ocho.-


2

canción efímera pero
      en su casualidad
en armonía
      con la voz de los soles
con el húmedo encadenarse
      de las geométricas nubes
de los doscientos cielos
      cuya lectura es posible
desde el aire.-


1

buitres en el piso
con entusiasmo invasor
en busca de la onomatopeya perfecta
la que recomienda la academia
la que enviaste por el correo sentimental
la que olvidé
aquella esquela que alguna vez
como de paso
dejó un olor a verdad.-




                                                                                                      Fabían Vique



Imágenes: Pinturas de Alina Maksimenko  (Contemporánea)






quiquedelucio@gmail.com

sábado, 24 de diciembre de 2016

En mi refugio


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.572-


                                                                                                              Hazel Flores

Poetisa y dramaturga mexicana, nacida en Toluca en 1989. Iniciándose como escritora de poesía amorosa, está por publicar el poemario "Tiro de tres lenguas sueltas" con la editorial mexicana Sexto Piso. Fue colaboradora de guiones cinematográficos con Guajiro Producciones, participando en un par de películas en 2016. Escribió la obra de teatro  "En la punta de Lucía", la que se va a difundir culturalmente durante el año 2017.



                                                                                                "La agarro como tinta
                                                                                                 verso y despido
                                                                                                 ya marcando las heridas
                                                                                                 y las arrugas del pasar de la guerrilla" 

  








EN MI REFUGIO

3:49.

Entras a mi refugio tonto con esa boca sabia de tortura
como si en tu habla pararas la guerra
de mis múltiples peleas y mis ganas
que te acosan.

"Hemos vivido lo no vivido"

Destierro y otoño
en la casa chica y la cama fría
que han visto almorzar los cuerpos mutilados
porque en tu beso me ahogo
en tu cuarto me compongo
me hago nada y me hago un todo
tu sexo mi guarida
y mi guarida la cárcel que me elijo
soy la mano hecha flor de tu cobijo
y mis piernas las más calientes de tu lista
te diré algo que no sepas
y es que te quiero
que te he compuesto el café más cargado de tu invierno
que soy la piel de pañuelo que te cargas de bolsillo
mis ojos el puente de tu cruce
y mis dedos el tejido de tu guante
te diré algo que sí sepas
y es que te adoro
que donaría mi canción favorita por tu sonrisa
hecha de almendras
y dejaría mis pies de torpeza
para mostrarte otro camino
para que no sufrieras
para que no llovieras
para que no te fueras
remataré el 4.02 de mis parpados hundientes
y mis desesperos de tinteros

¡Sálvate y quédate, tú, mi mujer de poesía!-



MIRA, SARA

En las fragosas oleadas que te empinas
en cocteles
queriendo más monedas que sonrisas
de amores serios
te encuentras tú
cautelosa
en espera de mi espera
deseando que te arranque la agonía
de tu boca parda
de tu boca altanera
con mi labio de pecado que te niegas a querer
o quieres
pero pierdes si los quieres
te pones camisa de niña guapa
predicando un "él"
cuando mi brújula pisoteada por tu terquedad
pronuncia "mujer"
mujer te susurras en tu oído
los deseas como se desean los caramelos
que te robas cuando niña
esperando no el cachado
pero sabiendo que fue pecado
así, tú
hipócrita mujer
que te tachas a mis manos
y a la cura de mis tantos.-


***

Viene la nota de esa melodía de tontos pocos
eras el invierno de los más grandes soles de mi Mayo
la ligereza de un campo de flores en medio de mis ruinas.

¡Mujer, me hacías la vida!

besas como se besa a quien se ama de verdad
de un año de Diciembre
me antojabas el cuerpo que te creaste a posta
partías el mío
el corazón
de tanto tocarme.

Yo creaba un mapamundi en la guarida de las sábanas
para no perderme en tu pecho
¿Tú?
me decías que era lo más bonito que te había pasado
que ya faltaba por tanta mala
¿Y yo?
sólo besaba entre el naufragio de mis aguas.

Yo te amaba como se dice en la teoría
de aquello que se cuenta
hicimos el cuento más figurativo de mis veintitantos
y el amor como de aquellos que no se olvidan
y no se quieren olvidar
¡Hey!
Te regalo los aromas que se vienen
las lluvias de partidas
te regalo el pase de recuerdo
con mi nombre y fecha
para que no te olvides
un boleto de vuelta a la sintaxis de esta desahuciada
el camino a la promesa con puesta de letrero
y aquí
yo espero
no te ansíes,
aquí yo espero
sentada en la banqueta.-


***

Si mi lengua profanara el ventrículo que percibe

con el beso que se aloja un poco más abajo
de tu pecho
diría a los compatriotas de faldas y corsets,
que el universo se resume en un solo nacimiento.
Tratando el punto más preciso
donde los pechos son los soles
con las esferas ya de estrellas

Y la luna
el medio que da pleonasmos en la boca
del faltante de quereres
aquel ombligo como a uso de mi mesa
alimenta la vida que nos rige
y la tremenda sacudida del ciclo ya dispuesto
como a dedo de mandato

Y nada se detiene
si se abre el arco donde mi mano se ha invitado
para darle caricias a los ojos que hacen uno
como foco de atención
al cuerpo que le manda.

Ya las piernas vueltas ancla
que sirven de mecías
donde no hay temblores

ni inquietudes,
si el único universo

viene siendo tu alimento
que derrochas a los gestos
que comando en nuestra cama.

Los requerimientos que me faltan
a la loca religión
no puede ser nada más concreto
que la seda de una espalda
donde pinto los roces más estructurados
llamados como arte.

Y en un solo parlamento
se decide que:

La línea paralela, de la palabra cosmología
no se resume
si no
se inventa, del latín:
"mulier, -eris".

Y que con la soberbia de mi cuerpo
la ato al corazón
que se me ha brindado
donde no hay cabida
ni al buen samaritano.-



                                                                                                       

                                                                                                                    Hazel Flores




Imágenes: Pinturas de Michael David Adams  (Estados Unidos, contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com

viernes, 23 de diciembre de 2016

Eros de los locos

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.571-




                                                                                                             Idiel García

Poeta y narrador cubano, nacido en Villa Clara en 1980. Ha publicado los libros de poesía "Los días de mi muerte" (2007), "El jardín de las delicias" (2010), "Cementerio de sombras" (2013), "Manual de las ilusiones" (2015), con el que obtuvo el Premio Fundación de la Ciudad de Santa Clara en su XXVI edición, 2014, etc. Textos suyos aparecen en las antologías "Faz de tierra conocida" (2010), "La calle de Rimbaud" (2012), "El árbol en la cumbre" (2015), "Estos poemas del milenio" (2015), etc. Ha obtenido el IV Premio Internacional de Poesía "Ángel Ganivet" en Helsinki, Filandia, en 2012, entre otros importantes logros.



                                                                                          "La ley del buen arquitecto
                                                                                           es sorepasar la altura de su tiempo  
                                                                                           construir para que el tiempo futuro
                                                                                           se levante brevemente sobre él"   










EROS DE LOS LOCOS

Los locos aman con un amor distinto
se olvidan de los parques mientras la lluvia cae
y su rara felicidad viaja de norte a sur
ellos no saben que están exorcizándose
en las faldas que pasan bajo los paraguas
sin conocer que hay  alguien pendiente de sus dudas
una estrella ardiendo entre la muchedumbre
la madona no sabe que hay una mano ardiente
escudriñando en sus rincones más secretos
los locos aman con un amor distinto
por eso son felices /nadie los corta:
la tarde es imposile para amarnos
ellos cruzan la tarde y entran el amor
sólo le hace falta una calle con sombra
una mujer sin nombre sentada en una acera
una brisa inocente que les enseñe el mundo
y algún bolsillo roto donde guardar la mano.-




FÁBULA SOBRE LA MUJER QUE LEÍA EL AMOR

Una mujer lee un libro sobre el amor
y se sienta luego a esperar por el viento
y el viento se llena de sus ojos
no importa si el amanecer fue gris
o si las gaviotas temblaban sobre el arrecife
no importa porque una mujer
que lee un libro sobre el amor y sueña el mar
es como una playa infinita
como un pequeño universo líquido
que se expande hacia todos
los puntos del horizonte
una mujer que lee un libro sobre el amor
mientras escucha crecer a su hijo
en la habitación contigua a la suya
es ella misma el mar/ un mar
hondo y metafísico en cuyo fondo azul
se amontonan los restos de naufragios

Lo confieso/ una vez fui marinero
en los ojos de una mujer
que se había bebido el mar
mientras leía un libro sobre el amor
y su hijo crecía en otra casa
pero luego hizo viento
y mi barco se fue a pique
y me hundí definitivamente
hasta que me hice memoria en sus ojos
       una mujer cuyos ojos han visto marchar a Odiseo
       es como una niña que sueña barcos ebrios
       que en la alta noche
       pasan

Una vez soñé yo a una niña que soñaba el mar
y en sus ojos yo mismo era sueño
una mujer cuyos ojos jamás se cierran para soñar
en un cielo de naúfragos/ una constelación
un astro que late a solas y se quema
una vez me perdí en una isla desierta
que era una mujer perdida en una isla desierta
y el mar rodeaba todas nuestras horas
y nuestros ojos se llenaan de barcos
cuyas velas se izaban para partir
a lo oscuro

es terrible ser isla en un mar poblado de fantasmas
y yo amé a una mujer que era una isla
habitada por un niño
una isla que se quedaa dormida
mientras escuchaba crecer a su hijo en la isla contigua
y yo le di la mano
y naufragué en sus costas
y juntos,
mientras escucháamos el rumor sexual de las olas,
nos sentamos a esperar el navío de los conquistadores
que no llegaban ay que no llegaban

Pero una mañana el niño despertó
y nos encontró abrazados sore la arena
y el cielo de ese día se llenó de extraños sonidos
y las gaviotas sorevolaron la longitud de la isla
y los arrecifes levantaron largos brazos célibes
a la noche liviana del mar
y la música del amanecer se alzó sore las rocas
y sobre los arcos que regresaban a puerto
y entonces esa mujer que leía un libro sobre el amor
abrió los ojos y el azul penetró como una estrella
en mi corazón
y en el corazón de la noche.-



POEMA COMPLETAMENTE ALBA

Alba tu mano y alba tu sonrisa
en el alba tu piel se vuelve alba
y el alba en tu pelo se refleja
son alba tu nombre y tu apellido
y alba la música que escuchas
y las palabras que dices en silencio
hacen que el alba me amanezca
y cuando sonríes amanece el alba
aunque la noche de tu pelo alba
el alba esconda me lo traen tus dedos
donde el alba se acuesta y se hace música
en el alba floreces y en el alba las flores
cubren tu habitación y al alba los pájaros
te cantan y sus cánticos traduces
en alba y melodías son tus sueños
un rizoma de albas que se enredan
y dan a luz un alba pequeñita
un alba clara y lúcida y pequeña
que en tus brazos de alba se estremece
y de tus pechos albas amamanta
y de tu sangre alba se alimenta
y con llantos de alba rompe el ritmo
del alba cuando te despierta alba
tu mirada alba tu sexo alba tu corazón
llevas el alba debajo de la ropa
cuando te pones el alba de sombrero
y cuando mojada con el alba sales
de la ducha donde el alba queda
tomada con mínimas horquillas
y todo lo que tu alba toca alba será
por vocación del alba que tú eres.-


                             

                                                                                                                              Idiel García


Imágenes: Pinturas de Jorge Arche (Cuba, contemporáneo)





quiquedelucio@gmail.com

jueves, 22 de diciembre de 2016

Tuve amantes







Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.570-


                                                                                                          Emilio Pedro Gómez

Poeta español, nacido en Astorga, León en 1951. Es Licenciado en matemáticas. Ha ejercido como profesor de secundaria por Aragón. Su primer libro de poesía "Heridario" fue publicado por Endymión, y le siguieron "Solamor", "Álbum de rotos" (Huerga y Fierro Editores) , "Me acuerdos" y "Sílabas blancas" (Lola Editorial). Obtuvo el Premio "Isabel de Portugal" (Diputación de Zaragoza) por su poemario "La nieve horizontal de los villanos", su último libro publicado es "Haikus de la casa" (Editorial Eclipsados, 2010). Ha sido incluido en numerosas antologías, como: "Entonces, ahora", "Desde aquí", "Aldea poética III ", "20 poetas aragoneses expuestos", "Papeles del martes", etc.



                                                                                                      "Quedo suspenso en su aura
                                                                                                       toda palabra es tacto divisorio
                                                                                                       con su dosis de vértigo 
                                                                                                       dardo de impunidad
                                                                                                       al centro de uno mismo"



  








TUVE AMANTES

Tuve amantes
que confundían el amor
con la pasta de dientes.
Las hubo que albergaban
fragmentos de cilicio
o una mueca románica en el sexo.

Mas conocí también
la autoridad de un cuerpo hermoso
independiente
silencios de una piel tumultuosa.
Amantes que no sabían duplicar
la juventud
y el sida
(con alguna de hurañas apariencias
rocé el Adán del paraíso).

Pero tú estabas honda
y siempre.-


***

El poema que escriben
las huellas de las aves en la nieve
se reitera
   tan nuevo
   e indistinto.
Lo leo sin mirar
lo miro sin leer
como acaricio
   sin rozar
   el signo indescifrable de este día.-
 



ASCENCIÓN

Ascensión pirenaica
Mochila al hombro
remontas paso a paso
la vertical audacia del sendero.
Abandonas la sombra edificante
de bojes y avellanos
(Lágrimas de sudor
sin su cobijo).
Funde su transparencia
el azul venoso del acónito,
el virar del silencio en las campanas
púrpuras-rosadas de la digital,
la amarilla pupila de los nomeolvides.

Dejas atrás las ayas rojas del serbal
el acebo esplendente
las alas protectoras del hayedo,
y un sarrio parpadeante
como el pasar las páginas de un libro.
Despide el rododendro al pino negro
a la hermosa pendiente la pedriza.
El avanzar te asciende
como un beso.
Asoma la implacable
nitidez de los vértices
las formas más osadas en su abismo.

Al alcanzar la cumbre
atónito de cielo
transparece de cuajo la alegría
arrullando el supremo silencio
de la cresta.
Sacias la sed de soledad
bendices el esfuerzo
(qué lejano el dolor
y las muecas hurañas del camino)
inauguras la piel de confidencias
inéditas al viento...
Lento de gozo arribas
al poema imposible:
el lenguaje más aéreo de la piedra,
la escritura sin fondo de las águilas...
vuelas adentro
accedes a tu propia lejanía.

Y sabes que jamás fue tan íntima
tan extensa ni plena, tan hermosa
nunca fue tan eterna
-roza la piel del tiempo-
tu mirada.-



PASOS COMUNICANTES

Lo fecundo de la debilidad
las bondades del miedo.

Escuchar a distancia lo más íntimo

desvelar en los labios
la insurrección de un beso.

Da a luz la soledad
de quien sabe estar solo

la erosión al restar
talla la vida.-


***

Desierto de certezas soy más cierto
ocupo menos luz
más necesaria.

Crece la plenitud
en el libre paisaje de mi mano
a otras manos.

Lo que queda
después de darlo todo
es siempre más.-


***

Sólo debiera
acudir
a los saciados.

Si vivir es buscar
perseguir un fulgor
saber quién eres
¿será la muerte darse alcance?.-



                                               
                                                                                                        Emilio Pedro Gómez






Imágenes: Pinturas de Edouard Vuillard  (Francia, 1868 - 1940)







quiquedelucio@gmail.com






miércoles, 21 de diciembre de 2016

Grillos de verano



Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.500 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.569-



                                                                                                               Raúl Jurado Párraga

Poeta peruano, nacido en Jauja en 1962. Realizó estudios de Literatura en la Universidad nacional La Cantuta, donde actualmente ejerce la docencia universitaria. Ha publicado, entre otros, "El sol partido de los sueños" (Lluvia Editores,), "Poesía del 70" (Antología y notas), "La música violeta" (2014), etc. Tiene varios trabajos inéditos y próximos a publicarse.



                                                                                                "No voy a morir sin tocar tu piel
                                                                                                 sin saber que olor tiene tu boca
                                                                                                 sin saber que paloma se ha escondido 
                                                                                                 en tu pecho"











GRILLOS DE VERANO

En anto, mi boca
se detenga en el filo
de tus brillantes y rugosos pliegues
los grillos cantarán
canciones de primavera.
Ahora la noche
es una mano
que recorre sabiamente
la boca de tu cuerpo
mientras mi ardiente
sello se imprime en tus muslos
para encender capullos
y ramas puras en tus cabellos.
En tanto, tu boca
inunda de saliva mi boca
los grillos cantarán
canciones de verano.
Ahora voy quitándote
las últimas nubes de tu cuerpo.

El árbol se queda desnudo
y la rama se hace grande
tu ventana se hace vasta
como las barbas del mar en el espejo
transparentes de mis venas.
En el barro
llegan a estamparse los grillos
y las marcas pequeñas
de dos amantes
que han paseado
sus dedos y sudores
por el filo del goce que beatifica.
Ahora en humedad de sus cuerpos
la electricidad mueve temblores
en tanto, los grillos cantan
la luz de las pasiones.
El barro ahí, los grillos ahí,
luego un cántaro
cocido en el fuego
del abrazo

donde duerme la araña cansada
que alimentó mis ojos.
Ahora veo tu lengua
clavada en mi cuello.
El cuarto es el cielo
que se abre
cuando amoldo tu cuerpo cansado
en el barro de mis deseos
mientras los grillos cantan
canciones de arco iris.-



BOTE DE LUZ

Sobre tu piel navega un bote
y un delfín se da a contraluz
en tus ojos abismales y suicidas
con ese delirio de naufragar
en cada puerto entre tanto amor.
Gitana de anillos ebrios.
Gitana de luces
cintura hermosa de arena
cabellos de algas y granizos.
Mujer donde nace la niebla
mariposa inmensa de luz
conjunción del mar y la tarde
fundidos en el abrazo
de la tarde.
Por todo ello he aprendido a graficar
el cielo como un jinete con espuelas
silenciosamente cabalgando
de piel a piel.
Ahora vi tu entrega es un bote de luz
en el linaje torrentoso de mi cuerpo.-



SONIDO

Tocan tu ventana
Y no abres
Por que el viento
Puede dañar tus cabellos
Tocan tu puerta
Y no abres
Por que un hombre
Viene a cobrarte una deuda
Tocan la casa
Y levantas la mirada
Al cielo
Sabes que no podrás
Negarte a abrir
Pues un ventarrón
Te elevará al aire
Y tu negativa
No servirá para nada
Pues junto a ti
Está el hombre
El viento
Que ahora abrazas
Y te elevan a cumplir
Con tu deuda.-



INCENDIO

Se que incendio tu cuerpo y la sombra de tu alma
te conozco tanto
que las torres inventadas en tu nombre
me saben a dulce melancolía de viejo
que ante ti mi memoria
está hecha para el silencio
como ahora
que miro como nacen los caracoles bajo la lluvia
cuando incendio la pradera eléctrica de tu lengua.-



RECUERDO

De ti me queda una gota
un pedazo de carne y un caballo de aire.
Hoy estoy juntando los fragmentos de tu risa
esa risa de iglesia infernal
esa mueca marina que me ahoga
en el vino rojo de mi pasión.
De ti me queda esa noche larga de lejanía
ese mar inmenso de locura
ya vez, algún día me agradecerás
haberte recordado en este poema.-



ABANICO

Como abanico
de rosa blanca
tu cuerpo prohibido
se me pega como filigrana
de agua
después de las oraciones
de una desnuda comunión
entre la suavidad de tu piel
y la aspereza de mis movimientos.-




                                                                                                      Raúl Jurado Párraga






Imágenes: Pinturas de Víctor Moya Calvo  (España, 1890 - 1972)






quiquedelucio@gmail.com