Páginas vistas en total

martes, 31 de mayo de 2016

Cielo nocturno

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos. Seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.300 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.375-


                                                                                       Vyacheslav Kupriyanov

Poeta, narrador y traductor ruso, nacido en Novosibirsk en 1939. Se lo considera uno de los mayores poetas rusos vivos. Se licenció en el Instituto de Lenguas Foráneas de Moscú. Ha traducido a numerosos poetas alemanes y austríacos como Rilke, Novalis y Hölderlin, entre otros, Sus trabajos publicados incluyen los volúmenes de poesía "First Person" (Moscú, 1981), "Life goes on" (1986), "The best time" (2003), etc. También incursionó en la ciencia ficción con numerosos cuentos publicados en revistas y antologías de su país y el extranjero. Sus obras literarias han sido traducidas a 25 idiomas.


                                                                                    "en mi cara reuní todas las caras
                                                                                      de mis amantes
                                                                                      quién me dice a mí
                                                                                      que no soy bello"






CIELO NOCTURNO

El cielo nocturno
sobre nosotros-
es el diurno
cielo de los seres celestes:
las estrellas-
farolas
en las manos de un innúmero
Diógenes
en una infama vía
en busca del hombre.-


PINCEL Y PALABRA

De un toque de pincel
a ti
de pie en tinieblas de horizontes,
te dibujo
en tamaño natural

El espacio vacío
entre nosotros
se esculpe
por la gravitación de nuestros labios:
surge
la única palabra
necesaria,
que puede pronunciarse
solamente
entre dos.-

EL OASIS DEL TIEMPO

En el desierto del espacio
el oasis del tiempo
es clara fuente
de inspiración

Miramos en ella
como en un espejo

Bebemos
lo que
vemos

para tener la fuerza
de ir
allí
donde no hay nada que ver.-


DISRUPCIÓN

La distancia entre nosotros
es un espacio
una herida
siempre abierta

Se cicatriza poco a poco
con el tiempo
de nuestra vida
única.-


MÁS AMPLIA QUE EL UNIVERSO

El reflejo del sol
en el estanque
es más
que el propio sol

La orilla
en la que estás
es más amplia
que el universo.-


MOTIVO CHINO

No me dibujo
en el marco
de serenos
paisajes

El viento
sopla de las montañas

Me ahogo
en mares y ríos

Tomo el pincel
y me fundo
en el cielo.-


SILENCIO

Callarnos
para no romper
el silencio

Os calláis
porque ya
dijisteis
todo

Ellos callan
porque no saben
responder

Hablemos pues
sobre lo que
tanto
hemos callado.-


ENCUENTRO

Y una vez encontró
aquella muchacha
y dijo que se acordaba de todo
como si fuera ayer
y por eso le era agradable
cualquier hoy.

Ella dijo
que algo hubo una vez
pero después hubo esto y lo otro
y por ello era extraño
que él se acordara de algo.

Él dijo
su memoria
envuelve lo que se encuentra atrás
en una luz inextinguible
sin la que
no hay encuentro.

Y ella sonrío
ahora me acuerdo
tú fuiste siempre
un tanto extraño.-


EPIDEMIA

Epidemia
de la libertad:

Los más peligrosos
portadores de microbios-
son la gente
que ha sufrido la enfermedad
del amor.-


METÁFORA

Vuelan los días,

y las noches
no son más que almacenes
donde están depositadas
sus alas.-



                                                                                                Vyacheslav Kupriyanov




Imágenes: Arte digital de la española Rebeca Saray. (contemporánea)





quiquedelucio@gmail.com

lunes, 30 de mayo de 2016

Enigma

Sexto año de una antojadiza antologá de la poesá de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antologá cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundienddo a más de 1.300 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.374-

             
                                                                                               Shirley Ruiz Monge

Poeta y artista plástica de Costa Rica. Ha publicado: "Brilla en la noche" (2015), "Claroscuro" (Santiago de Chile, 2015), "Adagio de pasiones. Un palpitar en las sobras de la vida" (2016), etc.



                                                                                   "No quiero secretos y la vida
                                                                                     me esconde el mañana
                                                                                    No quiero instantes  y aún así
                                                                                    en ellos soy una pintura lbre"







ENIGMA

Amo el viento
que me habla sin verlo
Que de pronto besa mi alma
y me acompaña
Que refresca mis días de calor
y arrulla mis días de frío
Que recorre mis tinieblas y
persiste en la oculta claridad
Amo la brisa que cala hondo y
esclarece las oscuridades
Amo la libertad que me
embriaga de ella y hace de mis
letras las vivencias
apasionantes del caminar
Me voy
No sé a dónde
No sé si vuelvo
Soy un misterio
Un enigma por descubrir
Una hoja en la lluvia de la vida.-


ADAGIO DEL ALMA

Vivía entre amor y odio
a veces en silenco y
otras veces a gritos
No pedía nada
y aún así la vida le dio de todo
Algunas cosas las buscó
y supo encontrarlas
otras, nunca las halló
Llovía por dentro y para secar
sus lágrimas escribió un poema
y sus hojas fueron el cuerpo
escrito en silencio.-


CANTO DE UN POETA

Un poeta cantó al oído, dijo:
¿Hay crepúsculos de infinito?
¿Existe el Dios de silencios eternos?
¿Acaso el día no vendrá?
Allí, sentado en sus sombras,
el poeta en su canto melodioso creó al artista,
cubierto de paisajes inolvidables que
brotaban la paz simulada al caer las hojas
y tocar el suelo,
paz en las razones de recuerdos,
quimeras que bailaban al escuchar
el canto del poeta.
Su canto, esperanza de un paisaje.-


¿ A DÓNDE SE VAN LAS HORAS ?

¿Qué son las horas?
Pregunta el reloj
Donde las agujas nunca duermen
y la luna palpita fuerte
degollando las sombras
en el tic tac del tiempo
Donde el alma florece
y los pájaros sin plumas
alzan su vuelo con la
neblina del sol y recogen los
sueños donde las hojas nunca pasan
y cubiertas de historias
reviven los momentos
que quedaron en la muerte del recuerdo
Un segundo que no pasa
Un beso que nunca se va
Una sinfonía de noches eternas
Un camino congelado en el infinito
Un amanecer que sangra derretido
y se lleva el dolor que no respira
Una ciudad extraña
Tan inmensa que va de prisa
Y en su lentitud revela los rostros
desconocidos
¿Y si mejor no vemos las horas?
Pregunta el reloj
donde sólo seamos felices y
atesoremos los momentos
y el tiempo no nos robe los instantes
que sin poder estar presentes
podamos estar juntos
¿A dónde se van las horas?
Pregunta el reloj
y los instantes pausados
en la noción del tiempo
se llenan de emociones
buscando su propia libertad
donde termina su día esclavo
de los minutos que apasionados
añoran el otro día y volar...
¿Y dónde están las horas?.-



CLAROSCURO

Surge la vida como un poema
Poemas que bailan sin extremidades y se amparan en el socorro
de la vida.
¡Auxilio!
Proclama el cielo que llora alegre rompiendo su cráneo
donde mira a la tierra y se hace lejana
Las calles como siluetas de hermosas
curvas adornan los horizontes
donde la libertad termina en prisiones
¡Te necesito!
Exclama silenciado el firmamento lleno de lobreguez
donde se pasan los arcoirs sin color e iluminan la noche
y hacen que broten los lirios del campo
¡Y reír!
Como forastera que vaga por la luna y
abraza los cielos que lloran el albor
esperanzados de emprender un nuevo viaje
¡Y llorar!
Riendo en tus brazos llenos de matices
pintados con falacias que desmienten tus labios
Allí, me ciego fingiendo debilidad
mirando el rojo en el crepúsculo
seducida por el blanco y el negro
que me estrujan, que me hacen una estrofa
¡Y me miento!
¡Me engaño!
¡Me apasiono!.-



                                                                                            Shirley Ruiz Monge





Imágenes: Acuarelas de Tan Suz Chiang  (Malasia, 1974)





quiquedelucio@gmail.com

domingo, 29 de mayo de 2016

Fulgor

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antolgía cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.300 escritores, respetando el derecho de autor.




Publcación N° 1.373-

                                                                                                      José Ortega Torres

Poeta, litógrafo y editor español, nacido en Granada en 1942. Egresado de la Universidad, donde cursó estudios de Filología Románica. En 1975 funda con el poeta José Lupiañez la colección Silene, que ha publicado, desde entonces, obras de muchos poetas locales. Ha escrito: "Cauce vivo" (1971), "Ceremonia salvaje" (1973), "Carmen de Aynadamar" (1974), "Ritos y cenizas" (1975), "El exilio y el reino" (1979), "Diamante-espacio íntimo" (1987), "Hierofanía" , Premio García Lorca (1979), "Centinela al aire" , Premio Ciudad de Salamanca (1999), "Amante desafío" (2001), "Fulgor de la materia" (2003), "Domus aurea", Premio Provincia de León (1994), etc.



                                                                                                 "Mil bocas cual cuchillos
                                                                                                  por tu boca besan el aire,
                                                                                                  nudo cristalino
                                                                                                  de la cintura triste de tu cuerpo" 








FULGOR DE LA MATERIA

La arquitectura del amor
exalta júbilo en asedio:
por la celosía del alba combate
se impacientaban los luceros.

Entre los rumores del bosque
la madrugada rinde espigas
ante el azar del desconcierto.

Mas no ceda el ánimo al frío
frente a la inmolación del tiempo,
no sea que las azucenas
se desvanezcan en el tiempo.

Amor exaltación y arquitectura
asedio de corceles surtidores
desvelando en los fulgores
las columnas del alba y su tersura

Espejo sin sosiego en que perdura
apogeo de espigas y atanores
donde la noche rinde su aventura

Amor si tu presencia es desafío
corporal y desnudo pensamiento
concédeme el clamor de las almenas
desvanece fugaz las azucenas.-



OCASO DEL SILENCIO

Grito el yunque sesgado por mi pecho
halcones y chacales bajo el sueño

Los barcos de mis sienes navegaban
mensajeros sus puertos y distancias

Colman bosques al mundo acecha ardiente
lobo de sombra tras oscuros peces

El universo late deseado
bajo la espiga de mi verso salvo

Sabia lengua de acero laceraba
la raiz de mi aliento ciega llama

Por cimas del canto sumergido
un vencejo de níquel yace herido

El fragor de la brisa y alcanzaba
el olvido al perfil de la fragancia

Regresan los delfines del recuerdo
sobrios de mares de tesoros ebrio

El corazón expira en la ceniza
carbúnculo y alondra relucía.-



DESOLACIÓN DE LABIOS

Las espumas entornan la sortija
del mar a mi cintura desolada.
La nave de tu pecho desvelada
caracoles solicitos cobija.

En tu arpegio nos cimbra la clavija
del bronce de las horas. Triste espada
taladra el pedernal de tu mirada.
Y el ciprés con su grito al llanto aguija.

¡Amor de los abismos!, fruto amargo,
sobre el dolor del tiempo navegante.
¡Amapola sin alas nunca asida!

Quien libera mi mastil del letargo
sin aventura. !Frío de diamante!
desolación de labios. Nieve herida.-


SIN TÍTULO

Aynadamar el recinto
del amor. Y tu presencia
claro fulgor: inminencia
alza el afán nunca extinto.
Conjunto de laberinto
entreteje la colina
(sabio secreto de mina
tanta riqueza procura).
Huésped tú de la hermosura
donde la ofrenda culmina.-


IV

Luce el ramo de lilas en la mesa
desolación ausente. Esquila rota
que en el cristal asume su derrota
prisionera del agua. Dulce presa.

El aroma te ronda fiel, no cesa
en presagiar tu muerte a cada gota
de tristeza mrada. Amor azota
la frágil rama del dolor no ilesa.

Oh racimo de vida cercenada
ahuyentando el embate del destino,
en la luz de la aurora fugitiva.

Morirás sin el viento, alucinada
por un lóbrego afán -oh amargo vino-
Efímera galaxia en flor cautiva.-


DEDICATORIA

Mi cómplice lector y grato amigo,
si apelo a tu serena inteligencia
es para agradecerte -por testigo-
la apasionada y clara convivencia
que a tu atención se atreve. No persigo
desmerecer tu lúcida presencia,
sino que estés alerta a la aventura
que culminando el cielo se apresura.-



                                                                                                        José Ortega Torres



Imágenes: Pinturas de la artista francesa  Catherine Alexandre.




quiquedelucio@gmail.com

sábado, 28 de mayo de 2016

El silencio

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.300 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.372-


                                                                                                   Richard Rognet

Poeta francés, nacido el 5 de noviembre de 1942 en Val-d'Ajol, en Los Vosgos, junto a la frontera con Alemania. A partir de 1969 comienza a enseñar en la Escuela Normal de Mirecourt, y en el colegio de Espinel donde también anima talleres de escritura. Ha publicado una veintena de libros, desde "Spasmes" (1966), "Tan qu'on fera Noël  (1971), "L´Epouse émiettée  (1977), "Petits poémes en faude" (1980), hasta el último: "Dans les méandres des saisons" (Galimard, 2014). Parte de su obra ha sido traducida al inglés, alemán, español y griego.


                                                                                  "En sus cabellos forcejea el tiempo,
                                                                                   las estrellas están pasmadas,
                                                                                   tú me confías
                                                                                   ráfagas de palabras nuevas"  








EL SILENCIO

Sea cual sea el silencio
que nos enseña
las pruebas de la vida,
sea cual sea el fuego
que recorre nuestras venas,
sea cual sea el rechazo
que oponemos a la noche,
sólo somos inconclusos.-


***

¿De qué silencio hablamos?
¿de aquél que la nieve
extiende sobre los campos?
Y si todos esos soles
hundidos en las simas
desparramados en nuestra sangre,
y si todos esos soles
llegasen gasta él
otorgando a lo que somos
otra realidad, muy parecida
a la del niño que no ha podido
nacer en nosotros?.-


***

Tu quieres romper incluso tu nombre,
quieres faltar a tu palabra dada,
eres el huésped anónimo
que pide a las sílabas
que desconfien de los signos primerizos.-


***

Buscas con la jauría
emboscada en tu sangre,
un nombre que sea el nombre
ora luz, ora ceniza.-


***

Príncipe de la soledad,
antecedente del silencio,
había que quedarse
y no elegir nunca
el poema testigo
de un fatal equilibrio.-


***

No dice:
yo soy la mujer, yo soy el hombre,
dice: yo soy el ser
con sus temores, sus espinas,
él se inventa con nosotros,
en nuestros ademanes, nuestras palabras,
combate cuando sufrimos,
teme cuando le nombramos,
espera, vuelve su rostro,
prefiriendo vernos contar
los bulbos de los tulipanes
que habrá de enterrar
él es ese hueco donde todo se inscribe,
esa sed en nosotros, que lo sueña.-


***

Métete bajo la corteza
del avellano,
protege las fábulas desnudas,
aguza el ído.
Un muchachuelo herido
recita el alfabeto,
pretende que una vocal
oculta bajo la savia
le ha dañado la mano.
No lo olvides,
fue el niño
de los antiguos lugares
que rondan en tu memoria.-


***

Estamos recorridos
por voces antiguas
que no se callan,
voces tan suaves en nosotros,
tan apaciguadoras, tan sabrosas.-


***

Despertarse en las palabras,
-retirarse ante ellas-
ellas saben dónde recoger
el reflejo de las flores,
hacer un alto en la nieve.-


***

No digáis
a las piedras que ellas
no tienen rostro,
confiad vuestra palabra
a su memoria,
y vuestra alegría, que ella
sea su hilada,
que florezca
de estrellas el musgo
que las consuele,
que sea de su
estirpe, la obra
leible, la obra,
de los que miran
en el interior de las piedras.-


***

Nazco de la herida
blanca, en el viento
adelantada y llevada
y lanzada hasta
vosotros, vocales, rostros,
rostros desaparecidos
bajo demasiadas miradas
indiscretas -miradas
de violencia rezumantes.-


***

Pesada luz sobre
-los libros, tiempo muerto-
imposible pasar
las páginas, los ausentes
se oxidan sobre la mesa.
Se rasga la sobrecama:
un agujero, una tumba
yo dentro, antes que yo.-


                                                                                             Richard Rognet




Imágenes: Pinturas de Annie French  (Francia, 1872 - 1965)





quiquedelucio@gmail.com

viernes, 27 de mayo de 2016

Confieso

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta prtende ser una antolgía cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.300 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicaión N° 1.371-

                                                                                                 Juan García López

Poeta español, nacido en Jaén en 1979. Estudió Historia del Arte en la Universidad de la ciudad de Granada. Ha recibido el reconocimiento público por su labor poética a través de premios como: "Alsajara de Poesía" (2001), "Accésit del Poemario Dos ciudades de Loja" (2001) con el poema Desde el recuerdo., Certámen de Poesía Valle de Lecrín  en su edición 2012, "Segundo Premio del Certámen Literario Alhama de Granada" (2009), Tercer Premio en el Certámen Internacional de Poesía "El mundo lleva alas" , cuyos poemas aparecieron publicados en la edición que lleva el mismo nombre (2011), etc.


                                                                               "La nostalgia son las ciudades en invierno
                                                                                de un solo habitante, un hombre de niebla
                                                                                que mira el mundo tras el ángulo
                                                                                de un prisma , para siempre, invertido"                                                 





CONFIESO

El día menos pensado
te digo la verdad:
que en tus ojos crecen los bosques de la esperanza,
que mirarte cuando duermes es otra forma de tenerte,
y el deseo galopa en estampidas sobre tu piel.
Te diría,
cuando voy sin ti camino por un paisaje lunar,
tuve que esperarte 365 días para nacer;
y a veces la noche huye en desbandadas
dejando en tu cuerpo desnudo la única verdad.
Quiero decir si alguna vez
me atrevo a confesarte:
que hay días que parece imposible
entenderme sin ti,
y en cada habitación una ventana abierta
acecha si decides no volver,
que aprender a olvidarte es
cruzar la frontera hacia un largo destierro.
         Y tantas cosas que me faltan por decir;
arañando las paredes del silencio,
buscando otra forma de llegar a ti.-


FORMAS DE LLAMARTE

Llamarte
para probar que tengo la palabra exacta,
hablar contigo o quedarme callado,
buscar un nombre encerrado en un tesoro,
marcas de luz sobre campos de ceniza,
inventar un idioma cada día,
lenguas diferentes para decir te quiero,
alumbrarte en mis labios,
como el código genético
de las luciérnagas en verano
o descifrar en tus ojos la luna
que moldea las mareas,
para salvarme del naufrágio.
              Formas distintas de llamarte; palabras
que cierran un mundo a mi lado.-



CANCIÓN DE LOS CINCO DÍAS SIN TI





Cinco puertas me conducen a casa;
la primera muerde un lunes herido
de escarcha;
el martes tira la segunda a un siglo
que pasa;
ausencia es miércoles con la tercera
amenaza;
pero el jueves intuye siluetas en
la cuarte; y
la quinta abre el viernes de tu mirada.-


CIUDAD DE REGRESO

Cuando volví,
ya no era la ciudad del amor;
amontonados los besos por las calles
y abatida la luna en las almenas
de tanto adiós.
Entonces recorrí las aceras
de una calle vestida de gris,
los ritos antiguos de nuestro amor,
paso a paso descubrí los escombros vacíos;
que era imposible esta ciudad sin ti.
Y por no perder el camino de regreso,
fui marcando la ruta del dolor,
los lugares prohibidos de mi memoria;
hasta borrar los mapas que llevan a ti.
Cerrada en sus fronteras, Granada vigila;
mientras yo camino sobre el cadáver
de mi propio corazón.-


CIUDAD DEL ASEDIO

Largo asedio hasta llegar a tu cuerpo;
las cuerdas al viento, la luna y quién
por las torres, quién sobre el tapial del sueño.

Tras la ciudad en llamas, cifré el secreto
de tus labios, el código del que
siente la vida dentro de un deseo.

Y abatido el miedo, abracé tu cuerpo
sobre los mapas mudos, como quien
dibuja estrellas en el firmamento.-



CANCIÓN DEL QUE DESAYUNA CONTIGO

Domingo en tus ojos. Sueñas.
Una serpiente coral
repta por tu cuerpo. Muerdo
tu cuello y huyo en la espiral
de mis deseos. Despiertas.
Porque un perfume café
te regresa del sueño. Abro
los códices de mi fe
y marco tu nombre. Esperas.
Rezo el milagro de estar
cada día contigo. Llevo
el desayuno a tu altar
y me doy a tus labios. Besas.
Tú decides sabor miel.
Mientras yo me desayuno
otra mañana en tu piel.-


DESHACIENDO MALETAS

Un fósil es la suma de todas las calles
que me faltan por conocer,
cada fotografía sueña con parecerse a una ciudad,
y en los aeropuertos el futuro se escribe
sobre lagos de cristal.
Quien abre un mapa encuentra
la ecografía de un recuerdo
llegar a cada estación es igual
que ir naciendo poco a poco, y en mis ojos
hay glaciares arrastrados
por cadenas de trenes en silencio.
Para después volver a casa,
como un resucitado que recorre sus antiguos objetos;
andar deshaciendo maletas y dejar sobre
el suelo las huellas desordenadas del camino.-



                                                                                           Juan García López


Imágenes: Pinturas de Gustav Klimt  (1862 - 1918)





quiquedelucio@gmail.com

jueves, 26 de mayo de 2016

Lo que no vemos

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.200 hacedores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.370-

                                                                                                 Azucena Salpeter

Poetisa y narradora argentina, nacida en Formosa en 1942. Reside en la ciudad de La Plata. Ha publicado, entre otros, : "El pescador de sombras" (1979) que obtuvo el sello de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE),  "Y el cielo sonrió" (1989), "Las puertas del cielo"  Premio Bienal Profesor Dr. Pedro Laín Entralgo (1996), "La mitad del cielo" distinguida con el Premio Mercosur 1998., etc.                                    


                                                                                           "suele visitarme con la primera estrella
                                                                                            entonces disparamos al blanco
                                                                                            de nuestras propias sombras
                                                                                            con palomas en los pies"  
               








LO QUE NO VEMOS NOS VE

De pronto
Se abre una flor detrás del ojo,
un cuarzo
que nadie, ni Linneo, es capaz de describir.

Para papá, el constructor,
la flor es un puerto con ventanas redondas
como los del barco que zarpó de Triestre.
Para mamá
es un idioma extraño
que le tocó develar pacientemente
entre sábanas y acordes de violín.
Y así para el resto del mundo que levanta
vuelo en los andenes
cada uno, a su manera, con su flor.

Creo que es así como dios pasa por el hombre.-



LOS ENAMORADOS VOLANTES DE CHAGALL

Rosaura empezó a levitar
en el 35,
cuando un ex soldado de Galitzia
llamó a la puerta de su casa
y cruzó entre lo permitido y lo prohibido.

"Cuando los dinosaurios cazan mariposas
 con dedos de pianista,
es que se cierne un milagro", dijo y abrió.

Desde entonces se parecen más uno al otro
pero juegan a no parecerse. Tal vez en eso
consiste el amor
y en desconocer las leyes de la gravedad,
de la luz y otras minucias.

Todos los días los veo pasear del brazo
a cinco metros del suelo;
ya no tienen materia
la blandura del aire los convierte
en profetas.

Ella,
paladar de caña dulce,
espléndida como las eras en vendimia.
Él,
como un caballo troyano
sin estribo para el pie
en el espacio
de los tiempos venideros.

Ella, hija de José.
Él, hijo de David.
Así me concibieron.-


MILAGRO DE UNA PÁJARA

Una anciana florista de la plaza Cibeles
afirma que una pájara migra tras los océanos de su cerebro
y que gracias a la pájara
pudo superar los 15.000 Km del canto
de amor de las ballenas
De modo que vino a caer justo en el balde de lluvia
en la escuela de Pozo del Tigre
a la hora exacta de servir los 40 jarros de mate cocido

Ave raris, esta pájara
las rodillas iguales a las de mi abuela.
A pura guitarra sobrevuela la Aconquija,
los patios de San Telmo.
Sin pronunciar un discurso ni una fórmula
para multiplicar el pan y los peces
Acampa en el Pilcomayo junto a mujeres
que bañan niños al margen de la historia.
De tanto en tanto , improvisa nombres
y caen ungüentos de lino para el alma.
Ybiripitá, por ejemplo. No es un satélite espía,
ni siquiera un comando secreto. Ybiripitá
no es un escudo nuclear
pero ¿quién no se va a curar las arritmias
de león enjaulado
bajo la fronda valseada del Ybiripitá.-


ME MIRO LAS MANOS

Me miro las manos
y veo las de mi padre,
él, a su vez, vio en las suyas a la del abuelo.

Pero estas otras manos lejos de mi cuerpo
son manos intertextuales
escritas en arameo.

Como los dedos que deshacen un copo de lana
descubren que cada letra
está trenzada con hilos cada vez más sutiles,
al hallar aleph.
Lo más pequeño contiene lo más grande,
así sucesivamente;
mano de mi mano,
encuentro de mis manos con las tuyas.-


ESTOY INVITADA POR LA VIDA DICE YEHUDA AMIJAI

Cuando decidí jubilarme
cayó granizo y agujereo el techo.
Recuerdo que se lo comenté a mi anfitrión:
la vida.

Desde entonces brindamos cada noche bajo las estrellas.

Les confieso que a veces camino al borde de una rosa
y se deshace entre los dedos.
Igual pido que me bañe con agua del río y jabón para la ropa
que me abrigue con pantalones de bolsas de portland
cosidos con aguja de colchonero.

De lo otro
me encargo yo.-



                                                                                                                                                                                                                                                                Azucena Salpeter



Imágenes: Pinturas del artista de Bielorusia Marc Chagall.(1887 - 1985)




quiquedelucio@gmail.com

miércoles, 25 de mayo de 2016

La luna


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.200 poetas, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.369-


                                                                                                  Jaime Sabines

Gran poeta mexicano, nacido en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, el 25 de marzo de 1926 y fallecido en México D.F. el 19 de marzo de 1999, a los 72 años.-


                                                                            "Cuando estoy en ti, cuando me hago pequeño
                                                                             y me abrazas y me envuelves y te cierras
                                                                             como la flor con el insecto,
                                                                             sé algo, sabemos algo"






LA LUNA

La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
Sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieres ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a la vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.



LLOVERÁS EN EL TIEMPO DE LLUVIA

Lloverás en el tiempo de lluvia,
harás calor en el verano,
harás frío en el atardecer.
Volverás a morir otras mil veces.

Florecerás cuando todo florezca.
No eres nada, nadie, madre.

De nosotros quedará la misma huella,
la semilla del viento en el agua,
el esqueleto de las hojas en la tierra.
Sobre las rocas, el tatuaje de las sombras,
en el corazón de los árboles la palabra amor.

No somos nada, nadie, madre.
Es inútil vivir
pero es más inútil morir.-



ME DOY CUENTA DE QUE ME FALTAS

Me doy cuenta de que me faltas
y de que te busco entre las gentes, en el ruido,
pero todo es inútil
cuando me quedo solo
me quedo más solo
solo por todas partes y por ti y por mí.
No hago sino esperar.
Esperar todo el día hasta que no llegas.
Hasta que me duermo
y no estás y no has llegado
y me quedo dormido
y terriblemente cansado
preguntando.
Amor, todos los días.
Aquí a mi lado, junto a mí, haces falta.
Puedes empezar a leer esto
y cuando llegues aquí empezar de nuevo.
Cierra estas palabras como un círculo,
como un aro,échalo a rodar, enciéndelo.
Estas cosas giran en torno a mí igual que moscas,
en mi garganta como moscas en un frasco.
Yo estoy arruinado.
Estoy arruinado de mis huesos,
todo es pesadumbre.-


ME DUELES

Me dueles.
Mansamente, insoportablemente, me dueles.
Toma mi cabeza, córtame el cuello.
Nada queda de mí después de este amor.

Entre los escombros de mi alma búscame,
escúchame.
En algún sitio mi voz, sobreviviente, llama,
pide tu asombro,
tu iluminado silencio.

Atravesando muros, atmósferas, edades,
tu rostro (tu rostro que parece que fuera cierto)
viene desde la muerte, desde antes
del primer día que despertara al mundo.

¡Qué claridad tu rostro, qué ternura
de luz ensimismada,
qué dibujo de miel sobre hojas de agua!

Amo tus ojos, amo, amo tus ojos,
Soy como el hijo de tus ojos,
como una gota de tus ojos soy.
Levántame. De entre tus pies levántame, recógeme
del suelo, de la sombra que pisas,
del rincón de tu cuarto que nunca ves en sueños.
Levántame. Porque he caído en tus manos
y quiero vivir, vivir, vivir.-


NO HAY MÁS , SÓLO MUJER

No hay más. Sólo mujer para alegrarnos,
sólo ojos de mujer para reconfortarnos,
sólo cuerpos desnudos,
territorios en que no se cansa el hombre.
Si no es posible dedicarse a Dios
En la época de crecimiento,
¿qué darle al corazón afligido
sino el círculo de muerte necesaria
que es la mujer?
Estamos en el sexo, belleza pura,
corazón solo y limpio.-



                                                                                                                Jaime Sabines




Imágenes: Pinturas de Philip De Lászlo  (Inglaterra, 1869 - 1937)





quiquedelucio@gmail.com




martes, 24 de mayo de 2016

Amapolas

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores, Difundiendo a más de 1.300 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación  N° 1.368-

                                                                                                  David Pérez Pol

Poeta español, nacido en Barcelona en 1960, donde continúa residiendo. Es también artista plástico, Ha publicado, entre otros, los poemarios: "El libro de las tentativas" (2005), "El fuego y el olvido" (2013), "Programa de mano" (2013), "Amapolas en las roderas y cigüeñas en los campanarios" (2014), "Magia gris" -Aforismos y epigramas  (2014), etc. Ha ganado premios literarios en su país y el extranjero y ha expuesto su obra pictórica en galerías de arte de España.


                                                                                 "El cuerpo es un monstruo de fuego:
                                                                                   acarícialo con manos de agua.
                                                                                   la soledad es un bálsamo peligroso:
                                                                                   acércate despacio, refúgiate con cuidado"                          







AMAPOLAS

Canjear mis faros y sus liturgias mis cometas perdidos
mis viejas bolas de cristal melladas por la infancia
el recuerdo de las huellas que las olas borraron de la arena
el amor adolescente de aquel septiembre despiadado
el alambre sobre el que aprendí el arte del funambulismo

por tener a mi alcance el cáliz de tu sangre
la entreabierta boca de tu éxtasis ingobernable
el color de tus pupilas cuando se pierden
en las raíces salvajes del placer que no perdona
mas que para ser aun más despiadado

por convertirme de nuevo en las manos
del alfarero violento
que hace y deshace su furia en la explosión
de tu cuerpo abarrotado y suplicante,
frenéticamente mortal,
dejando al imperio del sudor que te arrasa
como una peonza de fuego

por ver como tus labios tiemblan inclinados
ante el dios urgente de la humedad
donde los besos son abrazos sedientos
y también cerrojos carnívoros

por hacer nudos corredizos
con tus brazos y mis piernas
mientras la virgen agónica de los gemidos
estalla incontenida
como lo hacen las frutas amazónicas
en el occidente de lo maduro

porque tus palabras gruesas como soldadesca ardiente
promulguen sobre mi piel su cabalgada
incandescente

por ver como tu lengua golpea terrible
el rayo que no cesa
buscando el golpe de pedernal que enciende la mecha

por ver la fuerza de tus piernas ensañarse
con la hogaza de mi vientre
hasta convertir el estertor en materia
y la materia
en placer y muerte

sí, te canjeo mis artimañas preferidas
mis más peregrinas ideas
mis valles dorados ocultos
en la niebla como madrigueras
mi paciencia de pescador que cuando espera observa
y cuando cede gana
el brillo angosto de estos sueños que nada valen
sin el desvarío de  mi locura
la forma insaciable del vacío que conforma
la red que nunca tuve
por la caricia de una promesa
de tu aliento cálido y transparente.-


***

Ayer llovió y el día anterior ocurrió lo mismo.
Es cómodo, como los tenedores a la izquierda
o como conocer secretos insignificantes.
Supo que ella pronunciaba su nombre
¿había oído alguna vez aquellas palabras?
Pensó en marcharse sin despedirse de nadie
y luego pensó que siempre tendría tiempo
de hacer una cosa así.

Ayer llovió y el día anterior ocurrió lo mismo.-


AGOTADOS

Agotados
yacen en la playa
los guerreros. Agotados.

Y así, entonces, como es costumbre,
se aman de nuevo
ceñidos a la ansiedad
de poseerse que los domina
y con la que se perturban y se niegan.

Y al tiempo se aman
abocados al descenso
generoso y sin espacio
de los besos.

Llegará un día, está próximo,
que los acoja la casa suya
y el destino los entienda.


***

Cada noche sin ti
es un lastre, una pérdida, el ocaso de un porvenir
un abrazarse sin sustancia
un deseo incontestable caminando
descalzo por la gravilla
un millón de luciérnagas veladas
el envés opaco y letal de la foto
mariposa sin alas,
tarde estival de grillos castrados.

Cada noche sin ti
es tiempo desatendido
un lugar para el aborrecimiento
autodestrucción y permiso para destruir
páramo y desierto de sábanas lejanas
donde ventiscas de sombras
añaden dudas, puños de celos,
pensamientos borrosos, líneas divisorias
de mundos paralelos.

Cada noche sin ti...
para que te las pueda perdonar
una detrás de otra
atrévete y ven
y arrópame de amnesia
y abrázame con tu olor oriente
de pura hembra en matinal celo.-


***

No siempre tenemos futuro. A veces no sopla el viento
y caen los estandartes rendidos a los pies del pasado
y nos mortifica la calma chicha. Entonces miro al Cielo
e imagino que estás aquí conmigo
y aunque todo sigue igual de monótono
tus ojos en mis ojos cerrados
calman ligeramente mi hastío.-


***

Pasan cosas extrañas.
Las ranas están desapareciendo del planeta.
Quizá no son inmunes al desenfreno de la decadencia
o la capa de ozono es más trágica para ellas.
Ese animal obligado a procrear por la boca
y a cambiar el sexo de acuerdo con sus necesidades
se ha dicho a sí mismo que ya es suficiente.-



                                                                                                           
                                                                                             David Pérez Pol



Imágenes: Pinturas de Fabio Hurtado  (España, Madrid, 1960)





quiquedelucio@gmail.com

lunes, 23 de mayo de 2016

Imbox

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.200 hacedores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.367-


                                                                                       José Luis Gutierrez Rocha

Poeta mexicano, nacido en Tulpetlac en 1977. Es autor de los poemarios: "Altavoz" (2006), "I'm Flor in You" (2008), "Tres cantos para bolsas de mandado" (2014), "Imbox" (2015), etc, Es, además, autor de varios textos sobre el poeta mexicano Carlos Pellicer, trabaja como profesor de Literatura en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.


                                                                          "antes yo creía en dimensiones,
                                                                           retornos, perspectiva;
                                                                           ahora sé que el universo se crea
                                                                           y se destruye en el hocico de mi gata"









IMBOX

Comienzo a resplandecer en un laberinto lleno de puertas,
de entradas y salidas,
brillos y platas,
cerrojos y bienvenidas.

Comienzo a parecer

a reflejarme en agua, en hielo
en fustes de sombras, en vanos de luz
en cuentas afiladas que arden de lustre, de niebla
albor de tiniebla
nada más.

Comienzo a decir "no" a todo lo que falte de ti,

"no" a la penumbra y a la herida,
"no" a la voluntad de ser polvo
al arco y las larvas, al tálamo,
al fulgor,
al conjuro, al rocío, al temblor.
Comienzo a despertar de todo el ocaso
como la médula de la primera vez:
ciego de sorpresa
caliente de tu aliento,
encima de la pira,
partido, guarecido, abrasado;
escondido entre la plática de tu voz.


Soy distinto, único de saberte
justo, permitido, paseante, visitante,creyente
de día y de tu pensamiento.



B

Aunque tú no estés
yo te hablo como si me escucharas.
Me acerco a tu oído con regalos y palabras;
tú me oyes completo el alfabeto,
cada trino de mi voz es gala de pendientes,
loa de joyerías.
Tienes el oro, las suaves piedras.
Junto en mi garganta todo o bueno,
lo hermoso y lo magnífico que quiero para ti.
Te hablo
como si me escucharas;
aunque tú no estés
yo te hablo
como si me escucharas.



C

Nadie lo sabe.
Vengo a ponerme en tus manos, al sólido embrión;
vengo a sembrarme y bendecirme: en tu carne, en tu sangre,
en la pila de tu cuello.
No lo imaginan.

Vengo a prenderme de ti,

a morder y quedarme.
Vengo a estar entre tus ojos.

Nadie pregunta


Voy otra vez

a buscarte en tu sexo.

Nada será.


Todos tenemos

ansioso y sin palabras.
Nadie lo piensa
siempre callamos uno sobre el otro,
hacemos un sepulcro menor,
extendido, casi tibio, casi nuestro.


Por eso vuelvo,regreso a meterme en tu retina,andar en tu calor; crecer en tu humedad.
Contigo me veo y contigo soy

como un cadáver en su tierra,
como un secreto doblado en agua,
como un párpado lleno de aire,
como un milagro tirado al fuego.



D

Pasaré todo el día en el camino de los santos
en cada uno de sus hilos.

Pasaré en mí entre perfumes

en tu boca de puntas abiertas.

Pasaré en tu cabello como un nudo

que me tuviera detrás de ti
como si fuera cierto amarrarme
del frío y de las horas.

Pasaré del bocado, del ánima y el tesoro.


Es sencillo.

Me stoy haciendo el demonio que riega en tus oídos,
entretenido de hablar de todos los días
jadeante de palabras
momentáneo en el fulgor
que en un momento más lleva
la pierna a tempo de agua.

Bienvenido sea

sea tan amable de pasar.-


PERRO



Me he tendido sobre tu cuerpo como la tierra de los muertos
y ahí
te he escuchado pendular;
encima veo que llueve
y así
has cumplido en todo.

Ahora mismo no vamos a poder contra todos

ni comernos los labios.-


GUIGUE

Siempre quiero llegar a tiempo
llegar temprano
salir y correr
siempre quiero acabar primero
terminar temprano
salir
y correr.-



                           
                                                                    José Luis Gutiérrez Rocha



Imágenes: Pinturas de Igor Kozlovsky   (Rusia, contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com

domingo, 22 de mayo de 2016

Invernar


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.200 hacedores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.366-          

                                                                                                Hsia Yü

Poeta, narradora y ensayista de Taiwan, nacida en 1956. Reside en París. Estudió cine y teatro en la Academia Nacional de las Artes de Taiwán. También es autora de ensayos, obras de teatro y canciones. Algunos de sus poemas están escritos únicamente con caracteres de su propia invención, como "Imagen perdida" (1989). Ha publicado hasta la fecha cinco libros de poemas, todos autoeditados y diseñados por ella misma. Las siguientes versiones se basan de su libro "Salsa", traducido al inglés por Steve Bradbury con la colaboración de la autora.


                                                                                      "echo un poco de sal sobre tu sombra
                                                                                        la curo y seco al viento
                                                                                        y cuando sea vieja
                                                                                        la tomaré con vino"







INVERNAR

Sólo quiero guardar amor bastante
suficiente dulzura y astucia
por si acaso
me despierto a tu lado

Sólo quiero guardar bastante orgullo
suficiente distancia y soledad
por si acaso
al despertar
ya te hubieras marchado.-


ATADO Y ESPERANDO

Poder mental para doblar el hierro
para que las agujas se detengan
para que con la mente todo se abra
en mi piel te huelo
en mi piel te huelo
en mi piel te huelo
y experimento más y más
experimento la experiencia misma
por lo demás
deja que letra a letra
en grano de arroz lo grabe
por lo demás
deja que lo imprima letra a letra
en un cabello
por lo demás
he llegado al lugar con el rescate
exactamente a la hora indicada
pero el secuestrador no ha aparecido
dudó como otras veces
la razón de esa duda nunca supe
porque jamás llamé a la policía
y desconozco quién será el raptado
tanto me embelesaba
la gracia del secuestro
y por estar atado y esperando.-


ENTRAR EN ALGÚN SITIO

Se encontraron en una ciudad junto al mar.
Juntos pasaron una noche memorable
y después cada uno se fue por su camino
sin intercambiar señas.
Tres años después
volvieron a encontrarse por casualidad;
pero tras haber descuidado la narración
durante tres años con sus noches
ya no sabían dónde estaban
y tenían apenas el vago sentimiento
de haberse conocido en una línea
temporaldistante.
Uno pregunta: ¿ a quién buscas tan frío y
cansado? Y el otro responde: todo lo que sé
es que mi ropa tiene un hilo suelto
y como sigas tirando de él
acabaré por desaparecer.-


ELLA

¿No sientes cómo la mañana
se convierte en ella?
Al abrir la vieja lata de galletas
en el momento mismo de hacerlo
¿ no te das cuenta de que te conviertes en ella?
Cuando relees las viejas cartas
ella es como el corcho en una botella de vino.
¿No sientes cómo el cometa
que cruza la noche estrellada
se convierte en ella?
Tener voluntad propia
es transformarse en ella
e incluso caerse de forma graciosa
es ella.

¿No sientes que puedes frotarla
como una huella marcada en el cristal
y que al hacerlo su dedo aparece ante tus ojos?

¿No crees que mirar es ella?
¿No crees que al llegar,
estar, marchar por la mañana
te conviertes en ella?.-



MONTMARTRE

El gato en la librería,
el perro en el bistró,
el vidrio de la ventana borrosa
por el vapor a través del que
pueden verme pasar,
tener este mudo ciego
intercambio de miradas.

Tal vez todos muriéramos a la vez.
Todo resulta muy familiar.
Gente que sube por las escaleras,
otra gente que baja.
Todos saben exactamente a dónde van.
Alguien dice:
una forma tan artificial de la muerte.

Llueve en la rue des Abbesses
y aunque de los bistrós escapan humo y conversaciones
todos estos edificios no son más que fachada.
Alguien estará encargado de venir, apoyar
una escalera, recogerlos, llevárselos.

Acelero el paso para cruzar la calle,
mi jersey empapado por la lluvia.
Me cruzo cn un hombre que me mira
y murmura unas palabras.
Le sigo hata un establecimiento
en el que copian llaves y ponen suelas nuevas
a los zapatos.
Le pido que me lo diga otra vez.
Lo hace.

Sabe que me gustan las cosas que se repiten.-




                                                                                                            Hsia Yü



Imágenes: Pinturas de Claude Theberge  (Canadá, 1934 - 2008)




quiquedelucio@gmail.com