Páginas vistas en total

martes, 31 de marzo de 2015

Al poema confío

 
Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


                                                                           Salvador Novo

Poeta mexicano nacido en México D.F. el 30 de julio de 1904 y fallecido a los 70 años,  el 13 de enero de 1974.

                                                            "Amar es percibir, cuando te ausentas
                                                            tu perfume en el aire que respiro,
                                                            y contemplar la estrella en que te alejas
                                                            cuando cierro la puerta de la noche" 





AL POEMA CONFÍO

Al poema confío la pena de perderte.
He de lavar mis ojos de los azules tuyos,
Faros que prolongaron mi naufragio.
He de tomar mi vida deshecha entre tus manos,
Leve jirón de niebla
Que el viento entre sus alas efímeras dispersa.
Vuelva la noche a mí, muda y eterna,
Del diálogo privada de soñarte,
Indiferente a un día
Que ha de hallarnos ajenos y distantes.-


BREVE ROMANCE DE AUSENCIA

Único amor, ya yan mío
Que va sazonando el tiempo,
¡Qué bien nos sabe la ausencia
Cuando nos estorba el cuerpo!

Mis manos te han olvidado
Pero mis ojos te vieron
Y cuando es amargo el mundo
Para mirarte los cierro.

No quiero encontrarte nunca
Que estás conmigo y no quiero
Que despedace tu vida
Lo que fabrica mi sueño.

Como un día me la diste
Viva tu imagen poseo;
Que a diario lavan mis ojos
Con lágrimas de recuerdo.

Otro se fue, que no tú,
Amor que clama el silencio
Si mis brazos y tu boca
con la palabra partieron.

Otro es este, que no yo,
Mudo, conforme y eterno
Como este amor, ya tan mío
Que irá conmigo muriendo.-


HOY NO LUCIÓ

Hoy no lució la estrella de tus ojos.
Naúfrago de mí mismo, húmedo del abrazo de las ondas,
Llego a la arena de tu cuerpo
En que mi propia voz nombra mi nombre,
En que todo es dorado y azul como un día nuevo
Y como las espigas herméticas, perfectas y calladas.
En ti mi soledad se reconcilia
Para pensar en ti. Toda ha mudado
El sereno calor de tus miradas
En fervorosa madurez mi vida.

Alga y espumas frágiles, mis besos
Cifran el universo en tus pestañas
-Playa de desnudez- tierra alcanzada
Que devuelve en miradas tus estrellas.

¿A qué la flor perdida
Que marchitó tu espera, que dispersó el destino?
Mi ofrenda es toda tuya en la simiente
Que secaron los rayos de tus soles.-


MI VIDA ES COMO UN LAGO TACITURNO

Mi vida es como un lago taciturno.
Si una nube lejana me saluda,
Si hay un ave que canta, si una muda
Y recóndita brisa
Inmola el desaliento de las rosas,
Si hay un rubor de sangre en la imprecisa
Hora crepuscular,
Yo me conturbo y tiendo mi sonrisa.

¡Mi vida es como un lago taciturno!
Yo he sabido formar, gota por gota,
Mi fondo azul de ver el universo.
Cada nuevo rumor me dio su nota,
Cada matiz diverso
Me dio su ritmo y me enseñó su verso.
Mi vida es como un lago taciturno.-


NO PODEMOS ABANDONARNOS

No podemos abandonarnos,
Nos aburrimos mucho juntos,
Tenemos la misma edad,
Gustos semejantes,
Opiniones diversas por sistema.

Muchas horas, juntos,
Apenas nos oíamos respirar
Rumiando la misma paradoja
O a veces nos arrebatábamos
La propia nota inexpresada
De la misma canción.

Ninguno de los dos, empero,
Aceptaría los dudosos honores
Del proselitismo.-


                                                                              Salvador Novo





Imágenes: Pinturas de Norman Prescott Davies  (Inglaterra, 1862 - 1915)



quiquedelucio@gmail.com

lunes, 30 de marzo de 2015

Así era

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.




                                                                                   José Hierro


Poeta español nacido en Madrid el 3 de abril de 1922 y fallecido a los 80 años en su ciudad natal, el 21 de diciembre de 2002.


                                                                                "Yo ya no lloro
                                                                                 excepto por aquello que 
                                                                                 algún día me hizo llorar como
                                                                                 la estación amarilla diluida en la noche"






ASÍ ERA

Canta, me dices. Y yo canto.
¿Cómo callar? Mi boca es tuya.
Rompo contento mis amarras,
Dejo que el mundo se me funda.
Sueña, me dices. Y yo sueño.
¡Ojalá no soñara nunca!
No recordarte, no mirarte,
No nadar por aguas profundas,
No saltar los puentes del tiempo
Hacia un pasado que me abruma,
No desgarrar ya más mi carne
Por los zarzales, en tu busca.

Canta, me dices. Yo te canto
A ti, dormida, fresca y única,
Con tus ciudades en racimos,
Como palomas sucias,
Como gaviotas perezosas
Que hacen sus nidos en la lluvia,
Con nuestros cuerpos que a ti vuelven
Como a una madre verde y húmeda.

Eras de vientos y de otoños,
Eras de agrio sabor a frutas,
Eras de playas y de nieblas,
De mar reposando en la bruma,
De campos y albas ciudades,
Con un gran corazón de música.-



CON LAS PIEDRAS CON EL VIENTO

Con las piedras, con el viento
Hablo de mi reino.

Mi reino vivirá mientras
Estén verdes mis recuerdos.
Cómo se pueden venir
Nuestras murallas al suelo.
Cómo se puede no hablar
De todo aquello.
El viento no escucha. No
Escuchan las piedras, pero
Hay que hablar, comunicar,
Con las piedras, con el viento.

Hay que no sentirse solo.
Compañía presta el eco.
El atormentado grita
Su amargura en el desierto.
Hay que desendemoniarse,
Liberarse de su peso.
Quien no responde, parece
Que nos entiende,
Con las piedras, con el viento.

Se exprime así el alma. Así
Se libra de su veneno.
Descansa, comunicando
Con las piedras, con el viento.


CORAZÓN QUE TE HIEREN

Corazón que te hieren
Con una rama verde.

Llegó a mi lado. Era
El momento más fuerte
Que el recuerdo. Es hoy y todo
Inolvidable. El verde
De los álamos es
Vida. Los cielos tienen
Azul de amor sereno
Que aún ignora la muerte.

 Llega a mi lado. Trae
Una rama. (Parece
La verde primavera
Que entre sus manos duerme.)
Oh, qué felicidad.
Las brisas, cómo mecen.
Ella saca a las flores
De su encanto silvestre.
Ella toca de gracia
El áspero presente.

Llega a mi lado. Trae
Una rama. (Se mueve
Irreal: su elemento
Es la música. Viene
Quebrando los silencios
Maravillosamente).

Entre sus manos es
La rama una serpiente
De luz, un río frágil,
Bandera tansparente
Que pone en este ensueño
Su alegría evidente.
(Por la rama comprendo
Que estamos vivos. Este
Instante no es un sueño
Que pasa y no nos mueve)
Es un látigo frágil,
Una llama en que beben
Nuestros ojos.

¿Por qué la ceñiste a mis sienes
Como si fuera el único
Dios a quien perteneces?
¿Por qué te he preguntado
Si ceñiste otras sienes?

Corazón te han herido
Con una rama verde.-



                                                                                     José Hierro


Imágenes: Pinturas acuarelas de Bev Jozwiak  (Estados Unidos, 1953)



 quiquedelucio@gmail.com

sábado, 28 de marzo de 2015

Punto Cero

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de tosos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                        Cristina Fernández Saínz De La Maza

Poetisa y artista plástica española nacida en Cantabria en 1979. Es autora del poemario "Punto Cero" (2014), participa en recitales poéticos de todo el país y además diseña portadas para libros de otros autores.. Ha vivido en varios puntos de la península: Burgos, Cádiz y actualmente en Galicia. Junto con otros integrantes de su grupo recita poesía por las calles, en búsqueda de la libertad, considerando que es el medio más libre para expresar esa necesidad .


                                                                 "Agujereó mis arterias
                                                                 escarbó hasta el límite de la ceguera
                                                                 como un topo buscando el aire...
                                                                 se asomó desde el profundo
                                                                 para sentir el calor del sol"


                                                           

PUNTO CERO

Me has arrastrado a ese lugar
simpático
donde compadeces la emoción
donde el pecho se deshace en
éxtasis
catarsis de mis extremos
locura sin fisuras
sin formas
realidad
punto cero.-


8 DE DICIEMBRE

Lo siento amigo mio
a esta hora te digo
que el mundo no es tuyo
¡que el mundo no es tuyo!
-piensa-
la eternidad no te va a esperar
duermes en las afueras de un corazón
-no olvides-
que yo sigo siendo sal, hierba y agua
que mis restos están disueltos
en la cresta de una ola
sembrando granos de arena
en lo alto de una montaña
y tu
-no pienses-
porque seguirás siendo aire
atrapando una tormenta,
esperando lo eterno.-


PÁRAMO

Hoy todo estalló entre
fuegos
para ver las voces del
silencio
un páramo que brama
con tu garganta en la
cumbre
anudando en todo reflejo
en mi ansia de paisaje,
bebo y bebo desde el
horizonte
y soy arrullo del agua.
Bebiendo y bebiendo vida
Vida de la mejor vida
Vida desde tus ojos.-


LIBRE

Y al final del día
cuando la oscuridad
de nuestros párpados
se vuevan a unir
te cantaré con el saxo
entre mi lengua
la canción nueva
de una lechuza
que ha venido
al vuelo de la noche,
una vez más, un día más
Libre.-


PALABRAS

Injertos de escorcidos verbos
atinos y desatinos
escudos del desencuentro
escurridos desde el paladar
de las madrugadas ya vividas.
Las expulsaba del espanto
de no creer.
Las borraba del sentido
de pensar
que las letras
pueden aliviar el peso
del alma abrumada
que se despoja del cuerpo.
Cuando las letras ya no son

Simplemente suficientes.-


ENTRE DOS AGUJAS

No viviré entre dos agujas siempre
Viviré entre dos flores
entre dos prados verdes
Viviré en la madriguera
llena de algodones blancos
durmiendo entre los si...
el válido, el único el siguiente siempre
No viviré entre dos agujas siempre
esperando la pobreza de la muerte
Viviré entre lo útil y lo bello
entre dos cosas pequeñas
Viviré en el espacio
sin garantía de sombra y de cobijo
sobreviviendo entre el no...
acostumbrado, el único visible siempre.-


ATRAVESAR LA PUERTA

Atravesar y entrar
Yo quiero entrar y atravesar
esta puerta azul degradada
fruto de la exclusión
¿Y qué pasa si estoy dentro
Y ahora quiero salir?
Salir o entrar...incluirme o excluirme
Enredarme y pegarme como una
como una hiedra trepadora
que es lo que queda
¿Lo que nos queda?
Siempre queriendo entrar o salir
saltando la barrera obligada,
del desahucio siempre en primavera
Hiedra de escalar quiero saber
dónde esperar para atravesar
la puerta.-


                                                               Cristina Fernández Saínz De La Maza




Imágenes: Pinturas de Richard Edward Miller  (Estados Unidos, 1875 - 1943)




quiquedelucio@gmail.com

jueves, 26 de marzo de 2015

Quejas


Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


                                                                            Patricia Verón

Poetisa y crítica literaria argentina nacida en Floresta en 1965, vivió en Matanza y San Justo, Provincia de Buenos Aires. Editó los libros: "Poemas" (1986), "Peón al frente" (1995), "Ladrido y luna" (1998), "Mañanitas" (2003), "Paloma en armas" (2007), etc. Realizó el Suplemento Literario El Ángel del Virrey del Pino, desde el año 1995 al 2004. Coordinó Talleres Literarios y Encuentros de lectura en la Biblioteca Popular N° 308 y en el Centro Cultural, ambos de La Matanza. Sus notas de crítica literaria se han publicado en distintos medios gráficos, entre los que se encuentra la revista "Suelo Santafecino".


                                                                        "Nada diré que no dijeras
                                                                        en mi lugar.
                                                                        Como esto es un dilema
                                                                        sólo diré por mí"







QUEJAS

1

Avara lengua
no dice más
Avaros dedos
suenan la tecla
justa
no otra
Avaros sentimientos
su más alto
es siempre el hilo
que los tensó
al nacer
Avaras madres
conparan el amor
con las naranjas
los panes
y sus hijos
hijos crecientes
no desaparecidos
Avaros novios
sólo en su amante
se protegen
y yacen infinitos
preludiando
a borbotones el silencio
de esta ostra así
tan avara.

2

Seduce el corazón del muro
es femenino
es fetiche
raspa y seduce con música
suave;
sal de usura.-


DE LOS COMPAÑEROS

Una flor y
palomas
lo mínimo
más mínimo
postergado.
Dos flores
y palomas,
lo máximo
un conjuro
para especialistas.
Cuatro flores
y palomas
el vuelo
sigue siendo nuestro
una paloma
láminas y palomas
mueble rata
emalaje y palomas
alto caen más ruido hacen
es golpe
es serio
sangre de palomas.-


******

La noche ahora sin huecos
es una planicie liviana
sin vértebras tirantes,
cada cosa dicha
iza un pañuelo que flamea
a favor
de los días que vengan.-


FRÍO

Hay una zona
no
la del amor
no
la del cariño
no
no hay forma de descubrimiento
esto que hago digo
la socuedad moderna es prosaica
la vida
no.
No hay un solo afluente
el mar es la culminación certera
la última distancia.
Hay una zona
mucho antes del mar,
el tiempo no tiene cara
las frases pueden ser hermosas,
no es voluntario
el atributo de las bestias
las palabras salen
de este cuerpo total,
el ladrillo partido
no tiene cura
deja
un hueco profundo
en la pared.-


MAÑANITAS

Lo mío es el sonido del viento
entre las chapas
las recurrentes palabras
hermanas de la noche
el transcurso del cielo,
      el paso de las nubes
esta sensación sin objetivo.


******

Me impongo la majestad de mi razón
contra la tristeza.

La poesía
igual viene
por su lágrima.


******

No sabía con qué
no importaba demasiado con quién;
ese día ató varios objetos
y los tiró tras su espalda.
Nada más que los pies
hacían falta.-



******

Hay que nos dice suficiente
y suficiente es siempre
la parte que calla.-

                                                                         
                                                                                            Patricia Verón






Imágenes: Pinturas del artista ruso contemporáneo, Vladimir Ryabchicov.



quiquedelucio@gmail.com

miércoles, 25 de marzo de 2015

Estas palabras son suspiros

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.




                                                                       Alexánder Buitrago Bolívar

Poeta y narrador colombiano nacido en Zipaquirá, en 1977. Es Docente de Español yLiteratura. Publicó el poemario"Estación de fuego" en 2007, además colabora con las revistas: Universidad de La Salle, "Letralia", "Puesto de combate","Actas del Cilec", etc. Ha obtenido varios reconocimientos por su trabajo literario: Primer Puesto en el II Concurso "La memoria de nuestros pueblos"; Mención en el Concurso Bonaventurano de Cali, Segundo Puesto en el XII Concurso de Poesía  "Eduardo Carranza" en el 2014, etc.


                                                           "Mis palabras húmedas de olvido
                                                            se curvan como pinos.
                                                            Como solitarios silbos.
                                                            Si las escucharas serían como suspiros"


                                                             



ESTAS PALABRAS SON SUSPIROS

Estas palabras son suspiros
que olvidó el mar en tu boca.
Estas palabras aumentan su volumen de lluvia
si escribo ventiscas
y tacho relámpagos.
Estas palabras deben guiarte hacia mis ojos
y hacia las silenciosas calles
que mi voz habita
con solo llenar de pájaros sus sílabas,
con solo lamer estas metáforas...
Y si tu sonrisa es dulce
o si tu caricia es suave,
me basta para andar por el nocturno sueño.-


LOS AMANTES II

Se conocen a besos
entre las hojas
de sol

Nadie los persigue.
Quieren. Desean.
Pierden su forma azul.
.
Elásticos
se estiran entre la ola.

Se aferran como raíces,
sólo ellos.-


EN MI SUEÑO

En mi sueño
eres de golpe ola
anillo cayendo

a tu manera
el viento pasa

roba hojas oscuras

aromatiza diminutos círculos
en tu vientre de Afrodita

elijo mi esperanza
rodeándote de pájaros

detrás de ti
aquí detrás

entre el cielo y la tierra
quedo

arriba de tiempo
abajo de arena

soy del sur
mis zapatos traen vientos lluvias

dejo húmedas las palabras
que ahora escribo.-


ANOCHECERES

De mis anocheceres quedan
           palabras que sangran
           la humedad distante y
la sal bajo la lluvia
y como si debiera olvidar
hablo de tu ahora
profundo como la noche
inmenso como el silencio.-


OLVIDO

Puedo evitar que las raíces
me cfrezcan por las venas
y que en las ramas debajo de la piel
aniden la música y el viento...pero,
¿quién me volvería a amar de esa manera?



                                                                          Alexánder Buitrago Bolívar





Imágenes: Pinturas del artista de Bosnia,  Berber Mersad (contemporáneo).



quiquedelucio@gmail.com

lunes, 23 de marzo de 2015

Canto a solas


Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.





                                                                 Lorena María Durán Riveroll

Poeta y narradora mexicana , nacida en Baja California en 1974. Realizó estudios de Lengua y Literatura. Actualmente estudia el Doctorado en Ciencias Marinas. En 2010 publicó su primer libro "Cuerpo presente", en el que conjuga poesía, cuento y prosa. Obtuvo el Premio Universitario de Poesía UABCS en 2006, Premio de Poesía Juegos Floales de la Paz (2009), Premio de Cuentos "Bahía de Letras" (2011), al mejor cuento infantil, Premio Estatal de Poesía Ciudad de La Paz (2012), etc. Es colaboradora habitual de revistas y suplementos literarios de su país.


                                                          "En el lecho de las despedidas crónicas
                                                          ya nada me complace,
                                                          ni me excita, ni me asusta:
                                                          tengo la emoción adormecida"






CANTO A SOLAS

Me lleno los ojos de papel
y cuando canto creo que soy feliz.

Como la segadora, viuda anónima
y yo huérfana de ambas a toda luz, ceniza
sin ti, la cegadora
que arranca de raíz
toda espera, toda esperanza.

Oírme cantar a solas
alegra y entristece
a los fantasmas.-


MIGAJAS EN EL CAMINO

No dejé migajas en el camino, no puedo volver,
de manera que el único templo de tus ojos
será el olvido.

Por la madrugada
todavía sangro con esquirlas de sueño
cuando llegas hasta mí,
hasta mi musgo y me penetras con el mundo
y te vas.

Ya amanece: el hoy enorme me tortura
se me vacía por el esófago
y me digiere desde adentro, lento.-


ANDRÓMEDA

Estoy atada, desnuda entre las rocas
esperando a qien ha de liberarme:
cabeza arrancada de serpientes
que convierte en piedra
a quien entra en sus pupilas;
todo, al fin, y para nada
porque -y esto nadie lo sabe-
son mis cadenas autoimpuestas
finas como mis cabellos
como ellos, ferozmente largas.

No hay quien me proteja
no hay cabeza de Medusa que me salve;
sigo desnuda en las rocas a la orilla
de un mar que embravecido
sólo te grita
pero tú
tú nunca llegas.-


RECUENTO DE LOS DAÑOS

I

Lo que fuimos: todo, cosmos, poros erectos.
El deseo que fuimos: llama, brasa,
cuerpo encendido.
Lenguas que examinaban,
tránsito, dedos al borde.
Lo que fuimos que no tiene nombres,
que nadie conoce,
que sombra, que noche.
Lo que somos: ceniza, risa burlona,
carnaval de ironías:
Somos la vida.

II

Inventamos un jueves.
La noche se cimbra entre mi deseo y tu cuerpo,
la noche me grita tu deseo y mi cuerpo
es viernes y la noche nos grita que estamos solos
y nos tenemos y estamos
acompañados del otro:
he aquí que estamos solos.

Imagina que llego a tu casa, que salto por el balcón,
que me desnudo en tu cama.
Pongamos que no escribo,
que descansa la memoria,
que olvido.

III

No existen palabras que sangren lo suficiente.
Por más sílabas, por más acentos,
consonantes,
por más que encierren catedrales
dioses que se ríen,
aventura ilimitada por adioses largos
y bienvenidas cortas.

No existen adjetivos que me pronuncien,
promesas que puedan cumplirse,
pagarés con  cuerpo.
No hay cama que me sostenga, que me confunda,
que me diga haz el amor y después regresa.
No hay velas que se mantengan encendidas,
y heme aquí llena de domingos irremediables.
de mi piel como sombra,
mi piel que ya no habla, sólo poros, sólo sangre
de venas irredentas,
sólo gritos sorprendidos en la boca.

IV

Recuerda. Te exijo que recuerdes.
Que no sea yo la única suicida.
Que en tus labios brote la sangre
de la piel entumecida,
en tus ojos los mares
testigos de la barca hacia los brazos.
Que tus manos se agrieten queriéndote a solas,
en las noches ebrias,
en las noches de ausencia.
Te exijo que recuerdes y que te duelas
en duelo compartido sobre sábanas
manchadas de castigo por miedo, por olvido.-



                                                                   Lorena María Durán Riveroll





Imágenes: Pinturas de la artista de Estados Unidos, Colette Calascione.





quiquedelucio@gmail.com

domingo, 22 de marzo de 2015

Otoño

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.




                                                                             Gillermo Neo

Poeta y narrador argentino, nacido en Buenos Aires en 1971. Ha publicado, entre otros, "El color de la mesa" (1998), "Sucesos orilleros" (2000), "Poemas de superficie" (2007), etc. Participa habitualmente en lectura de poemas en su ciudad y en distintos lugares del interior del país.


                                                             "Los girasoles crecen frente a la casa.
                                                              Ahora, mi casa ni es una casa cualquiera
                                                              Ahora, mi casa
                                                              es la casa del girasol"






HOJAS EN EL SUELO

Lloro en sueños
las sábanas amanecen secas.

Mi fisonomía
desmembrada
desalmada
embadurnada
envenenada
embrujada
desenfundada
desguasada

Congrega el dolor
de mis mujeres.
Aquí,
justo bajo la garganta
donde termina la nuez.

Río pureza en la vigilia
de un tierno corazón.

Me cocino en la sangre
de la ingratitud.

Lloro seco por la noche
Amarilleando.


I

Las hojas caen sobre el piso.
Una y otra vez
continuamente.
No dejan de caer
sobrevuelan
arrastradas por la velocidad de los autos.

El cielo mira impávido los hechos
como si desconociera
el viento
como si nada tuviese que ver con
la fotosíntesis.

Han tapizado el monte de un
amarillo marrón claro verdoso
la hojarasca abonará las entrañas de la arcilla
o será barrida por los barrenderos
de traje naranja.

Seguro que de aquí a unos meses
no quedará rastro alguno
de abril,
habremos olvidado estos árboles rojizos,
por enésima vez perderemos la confianza en el teclado
y desayunaremos con un buzo verde
y la hoenalla prendida.


II

Los pastos amarillean.
Las hojas amarillean.
Las palmas de mis manos
tienen el tamaño de las hojas del piso.
Ensoladas y en soledad.
Desparraman belleza.
Los cipreses se están amarronando.
La enfermedad viene de afuera hacia adentro.
El otoño hoy lunes
se hace invierno.-



EL CIELO ES UN PAISAJE

El único paisaje que nos permite
la ciudad.
Si la pampa es un cielo al revés,
el cielo es un paisaje
que al mirarlo da hambre.

Tal vez, en este preciso instante
en los valles calchaquíes
el cielo esté tan monótono y diáfano...
que no valga la pena mirar el cielo.

En cambio, este cielo céntrico
no tiene nada que envidiar
a ningún cielo del mundo
solo es aire, luz y nubes a diferentes alturas.

Un avión se clava en un nubarrón,
al principio parece transparente
pero luego de un instante se disuelve
Una vez más, una nube se come un avión.-


AIRE

Después de una semana de fina garúa
hoy salió el sol.

Las madres, lavan
Cuelgan
Lavan, cuelgan

El cansancio de las madres
Extenuadas
Exhaustas

La ropa flamea
una camisa blanca
un buzo rojo
un pantalón azul
una polera verde
una remera amarilla
la blusa
escurren mugre
partículas de luz drenan la tela

Las doñas aprovechan el sol frío del mediodía
tensan sogas entre árbol y árbl
Cuelgan allí su ropa mojada
su trabajo tempranero

El viento zarandea
la ropa tendida
Banderas de pobreza
ondulan elegantes
al costado de la Panamericana.-




                                                                                       Guillermo Neo





Imágenes: Fotografía digital de artistas de Córdoba, Argentina.-



quiquedelucio@gmail.com

viernes, 20 de marzo de 2015

Mis muñecas


Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.




                                                                             Carmen Juan

Poeta y narradora española nacida en Alicante en 1990. Estudió Humanidades en la Universidad de Alicante y el Grado Profesional en el Conservatorio "Guitarrista José Tomás". Es directora de Salitre Revista Cultural. Como narradora ha publicado cuentos en varias antologías. Junto a Anna Roig forma "Le mot le plus doux", dúo artístico que une poesía y collage. Publicó en el 2013 "Amar la vida", poemario. Obtuvo el VII Premio de Poesía Joven "Pablo García Baena".                  


                                                                         "Yo duermo en un lecho
                                                                           de flores secas que crujen
                                                                           cuando respiro.
                                                                           Si vas a quedarte no sonaremos"





LLORAN MIS MUÑECAS

Lloran mis muñecas,
sangre coagulada de mi corazón.

Nosotras

Mis muñecas sólo lloran cuando,
viendo la televisión,
se dan cuenta de en qué
nos hemos convertido.

Yo les seco el plástico
y las devuelvo a la seguridad
ignorante
del cartón.

Por qué no harán
cajas más grandes.

Llévame.-


RADIESTESIA


                      "La tierra me arrebata sin cesar este sí
                       del pulso, que hacia el ser me inclina,
                       zahorí"

                                        Jorge Guillén

Y es el agua que busco en la noche
de los tiempos negra, la brisa
húmeda y espesa
El frío.

Es al agua que sane la sangre
de mis labios muertos (de tanto
gritar rogando agrietaron la piel.
Duerme el aliento).

La que de tu boca bebo.

Es
tu
agua
que busco.-



A LA TIERRA TIERRA

                        dice que no sabe
                        Alejandra Pizarnik


Yo no pretendía así, Alejandra,
perdidas como vos
en a noche en el inicio en la palabra.

Yo no pretendía
el dolor el miedo
pero sobre todo
yo no pretendía
el amor, bien lo sabes.
No quería
tu genio, no quería
este quemar en el pecho.

Yo no pretendía
escribir pero escribo sobre
los que escriben sobre
la Muerte. La Muerte que
tontea con los hombres-poetas
porque le cantan bellos versos
al oído. Les dice - aellos - que son
siempre el mejor jugando el juego
de letras encadenadas. Que
les ensalzará, que bordará
en la historia sus nombres. Que
les convertirá en eternos.

A casi todos les miente.
A ellas no, a ellas no puede. Ellas,
las mujeres-poetas que escriben sobre
la Muerte siempre las encierran.
A ellas le dicen que las sanarán, les dicen
que la tristeza se cura, les dicen
que el quemar en el pecho
que las clavículas rotas
que los pedazos de invierno
no son más que un error en la
dosis de los fármacos. A ellas,
las mijeres que escriben sobre
la Muerte, siempre las entierran. A ellas no.

A ellos les besa en los dedos, les promete
que todo papel impreso
llevará sus nombres.

A ellas les besa en la boca, las arrastra.
A ellas les dicen
locas y entonces
la Muerte se ríe un poco, pero
sus textos sí los guarda de veras porque
también la Muerte ha sido
una mujer
escribiendo
sobre la Muerte.

Ahora preferiría echar
a la tierra tierra
a la tierra cuerpo
a la tierra manos de poeta.

Alguien
debió explicarme
que el amor es miedo es muerte
que el amor es muerte es miedo.

Yo no nos pretendía así, Alejandra.
Yo no quería querer yo no quería locura yo no
quería
escribir escribir escribir
sobre la Muerte.-


                                                                                   Carmen Juan






Imágenes: Pinturas del artista contemporáneo Daniel F. Gerhartz





quiquedelucio@gmail.com

jueves, 19 de marzo de 2015

Haikeros

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como n proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.-



                                                                                Raiza Andrade

Poeta, narradora, directora y guionista de teatro venezolana, nacida en Caracas en 1945. Es Doctora en Educación y Socióloga, Profesora titular de la Universidad de Los Andes, fue Directora y Productora de Arcania: Territorio de Arte Breve, Mérida, Venezuela.Fundadora y Coordinadora del Diplomado en Creatividad y Liderazgo. Ha publicado: "Venus Pubísima" (1988), en la I Antología de Poesía y Narrativa de la AEM (2004), II de narrativa " Relatos de humor sin extrema-unción" de la Asociación de Escritores de Mérida (2005), etc.


                                                                                     "Desacralizo.
                                                                                       Desnudo tu recuerdo.
                                                                                       Muerdo tus nombres"







HAIKEROS DE OCASOS

I

En el otoño,
florece mi cerezo,
en solitario.-

II

Mi jardín quieto,
recibe al viento gris.
Desesperanza.

III

Oscuro el mar.
Agitada borrasca
en el deseo.-

IV

Voy deshojando
me cerezo nocturno
de soledades.-

V

LLega la furia
soy cuerpo, soy la ola
que se derrama.-

VI

Cerezo en flor
en silencio te busco,
no hay respuesta.

VII

Oigo los grillos,
anidan en mi vientre.
¿a quién reclaman?

VIII

Y me pregunto:
si no muere el amor,
¿adónde se halla?.-


DE ESPERAS Y ENTREGAS

I

Inmaculada
yacía entre tus brazos,
hasta perderme.-

II

Dices amarme
¿qué cosa es el amor?
Ambigüedades.-

III

Soy en tu cuerpo
Ave del Paraíso,
placer y muerte.-

IV

Amo tu olor,
almizcle de mis penas.
Presentimiento.

V

Entre mis pliegues
la huella de tus manos,
como tatuajes.-

VI

Mi cama sola
anuncia pesadillas,
mejor no duermo.-

VII

Amo mis bestias.
Oscuras caracolas
resuenan dentro.

VIII

Caricias leves,
laberinto de gestos.
Arde mi cuerpo.-

IX

Gime mi sexo,
ángeles y demonios
bajo mis faldas.-

X

En mi ventana,
acecha la nostalia.
Desasosiego.-

XI

Huelo la muerte,
abismo sin certezas
entre nis piernas.-

XII

Amanecido,
después de la resaca,
¿ me reconoces ?-

XIII

Larga es la noche,
rastreo el insomnio,
distante el alba.-

XIV

Soy la pregunta
y también la respuesta,
en solitario.

XV

Último brindis,
húmedas oquedades
buscan consuelo.-



                                                                                   Raiza Andrade






Imágenes: Pinturas del Impresionismo moderno.



quiquedelucio@gmail.com

martes, 17 de marzo de 2015

Madrigal

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.           




                                                                                 Pablo Neruda

           Parral, Chile, 12 de julio de 1904 - Santiago de Chile, 23 de septiembre de 1973


                                                         "Pero tú y yo, amor mío, estamos juntos,
                                                         Juntos desde la ropa a las raíces,
                                                         Juntos de otoño, de agua , de caderas,
                                                         Hasta ser sólo tú, sólo yo juntos"







MADRIGAL ESCRITO EN INVIERNO

En el fondo del mar profundo,
En las noches de largas listas,
Como un caballo cruza corriendo
Tu callado callado nombre.

Alójame en tu espalda, ay refúgiame,
Aparéceme en tu espejo, de pronto,
Sobre la hoja solitaria, nocturna,
Brotando de lo oscuro, detrás de ti.

Flor de la dulce luz completa,
Acúdeme tu boca de besos,
Violenta de separaciones,
Determinada y fina boca.

Ahora bien, en lo largo y largo,
De olvido a olvido residen conmigo
Los rieles, el grito de la lluvia:
Lo que la oscura noche preserva.

Acógeme en la tarde de hilo
Cuando el anochecer trabaja
Su vestuario, y palpita en el cielo
Una estrella llena de viento.

Acércame tu ausencia hasta el fondo,
Pesadamente, tapándote los ojos,
Crúzame tu existencia, suponiendo
Que mi corazón está destruído.-


MUJER, NADA ME HAS DADO

Nada me has dado y, para ti, mi vida
Deshoja su rosal de desconsuelo,
Porque ves estas cosas que yo miro,
Las mismas tierras y los mismos cielos.

Porque la red de nervios y de venas
Que sostiene tu ser y tu belleza
Se debe estremecer al beso puro
Del sol, del mismo sol que a mí mje besa.

Mujer, nada me has dado, y sin embargo,
A través de tu ser siento las cosas,
Estoy alegre de mirar la tierra
En que tu corazón tiembla y reposa.

Me limitan en vano mis sentidos,
Dulces flores que se abren en el viento,
Porque adivino el pájaro que pasa
Y que mojó de azul tu sentimiento.

Y sin embargo no me has dado nada,
No se florecen para mí tus años,
La cascada de cobre de tu risa
No apagará la sed de mis rebaños.

Hostia que no probó tu boca fina,
Amador del amado que te llame,
Saldré al camino con mi amor al brazo
Como un vaso de miel para el que ames.

Ya ves, noche estrellada, canto y copa
En que bebes el agua que yo bebo,
Vivo en tu vida, vives en mi vida,
Nada me has dado y todo te lo debo.-


NO SÓLO EL FUEGO

Ay sí, recuerdo,
Ay, tus ojos cerrados
Como llenos por dentro de luz negra,
Todo tu cuerpo como una mano abierta,
Como un racimo blanco de la luna,
Y el éxtasis,
Cuando nos mata un rayo,
Cuando un puñal nos hiere en las raíces
Y nos rompe una luz la cabellera,
Y cuando
Vamos de nuevo
Volviendo a la vida,
Como si del océano saliéramos,
Como si del naufragio
Volviéramos heridos
Entre las piedras y las algas rojas.

Pero
Hay otros recuerdos,
No sólo flores del incendio,
Sino pequeños brotes
Que aparecen de pronto
Cuando voy en los trenes
o en las calles.

Te veo
Lavando mis pañuelos,
Colgando en la ventana
Mis calcetines rotos,
Tu figura en que todo,
Todo el placer como una llamarada
Cayó sin destruirte,
De nuevo,
Mujercita
De cada día,
De nuevo ser humano,
Humildemente humano,
Soberbiamente pobre,
Cómo tienes que ser para que seas
No la rápida rosa
Que la ceniza del amor deshace,
Sino toda la vida,
Toda la vida con jabón y agujas,
Con el aroma que amo
De la cocina que tal vez no tendremos
Y en que tu mano entre las papas fritas
Y tu boca cantando en invierno
Mientras llega el asado
Sería para mí la permanencia
De la felicidad sobre la tierra.

Ay vida mía,
No sólo el fuego entre nosotros arde,
Sino toda la vida,
La simple historia,
El simple amor
De una mujer y un hombre
Parecidos a todos.-


                                                                                 Pablo Neruda



Imágenes: Pinturas del artista francés Paul Cézanne



quiquedelucio@gmail.com

domingo, 15 de marzo de 2015

El secreto


Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                                               Rita Vargas Ríos

Poeta y narradora ecuatoriana , nacida en Quito en 1956. De ella ha dicho José Guillermo Vargas Rodríguez , Presidente Nacional de la Casa del Poeta Peruano: "Ha impuesto la arquitectura al espacio de su destino y cuando ha visto por conveniente desnudarse, lo ha hecho dejando bailar o volar las avispas de su vientre, para exponer su verdad les guste o no".


                                                                 "Se me perdió el corazón en Madrid
                                                                  entre palacios y la Plaza Mayor,
                                                                  se me perdió el corazón,
                                                                  es un migrante"




EL SECRETO

Tengo dentro de mí un gran secreto
algo que espera salir y tengo miedo
del hueco que pueda dejar
o de enfrentar a mi viejo arcano.
Y ya no vale jugar
ni cambiarle la cara a la vida
el dolor se incrustó en mi pecho
soy flor de ojos tristes, ojeras y desaliento
y tengo repentinas ganas de escribir
soledad en medio de tanta gente,
suspiros hondos
caminar sin rumbo
piedras y campanas
guardando el eco de las pisadas que me pesan.

Aquí, en el centro del centro,
tengo ganas de gritar, de sacar este grito
atrapado en la garganta
y llorar sin fin hasta que se deshielen
mis arcas y petacas.

Tengo dentro de mí un gran secreto,
algo que espera salir y tengo miedo
mucho miedo, del pozo hondo
que grafique mi tragedia.-


RUMIÁNDOTE

Otra vez estoy como esfinge frente a los recuerdos
con palabras zumbando y dando vueltas
versos agolpados en el pecho
disfrutando de tu ausencia,
rimiándote.
Te imagino mirando la ría
doblando callejas
buscando con qué llenar las distancias.

Te encuentro en los reclamos
fuego milenario de un pueblo altivo
inmensas flamas delirantes.
Tu recuerdo se perennizó
en la música alunada de aquella noche
en las sábanas rojas mezcladas con la piel
besos y caricias que faltaron
que tardaron en llegar como yo.
Construyo un telar que deje pasar los días
que sostenga el dolor hasta tu vuelta.

Te fuiste amor,
pero tu fuego se pegó a las paredes de la casa
y otra vez estoy aquí,
rumiándote, rumiándote...


CONFESIÓN

Soy
cuerpo en hogueras de durazno
consumiéndose en el olor de tu piel
sedienta sombra detrás de tus vertientes,
pálido cadáver ávido de caricias frescas.

La noche me trae tus caricias
y entera me recorres y das vueltas.
Giro en carrousel
cual Rosa de los Vientos.
Quedo así, pegada con fuerza a tus paredes
aprisionando anhelos
destrozando fronteras
desbordándose cual fuente
en todos los encuentros.
Soy volcán derramándose
de a poquitos.

Soy latido asincopado,
remolino de fogatas.
Hiervo,
erupciono ensangrentada
y explosiono entre tu vientre
a que sufras
y me llames.

Entonces, soy urgencia
vestida de ciclones,
calzando terremotos
esperando siempre adentro.

Me llamo entrega. No lo olvides.
Soy tierra fértil por ti,
desierto si estás lejos.
Tu fuego es mi mañana.
Tus orgasmos mi futuro
y el momento absoluto
al encontrarte en todas las fronteras.

Tengo llave de tu archipiélago
y adrede la he perdido
Ya lo sabes.-


LAS NUBES

Se visten de blanco, se tiñen,
se enjambran y viajan, las nubes.
Se alborotan, se encabritan
se encienden y truenan, las nubes.
Se atraen, se acercan, se mezclan
se enroscan y se funden, las nubes.
Se arremolinan, brotan, dan vueltas,
se van y regresan, las nubes.
Se oscurecen, se alejan
me dejan, las nubes.-



                                                                                Rita Vargas Ríos





Imágenes: Pinturas del francés Gustave Moreau  (1826 - 1898)



quiquedelucio@gmail.com