Páginas vistas en total

viernes, 30 de mayo de 2014

Canción


Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Quiere ser fiel a la experiencia única que es la lectura de poesía, a su escenario de un habla compartida que la convierte en un ritual primitivo. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor. 


                                                            Jorge Debravo

                                               Poeta de Costa Rica, (1938-1967)


                                              "La noche, deseosa, apenumbrada,
                                              te quitó sin pensar las zapatillas.
                                              Y -por sentirse blanca y alumbrada-
                                              Desnudó blancamente tus rodillas"




CANCIÓN SATISFACTORIA

Qué bien tu amor aquí para que ladre
y asuste a los leones de la muerte,
que bien tu amor velando como un padre
este miedo que tengo de perderte.

Qué bien tu amor manando a mediodía
una savia fresquísima y amada,
que bien despedazando la agonía
y poniendo esperanzas en la almohada.

Qué bien que esté allá lejos, madurando
como un durazno blando de ternura,
qué bien cuando está cerca, despuntando
como un resucitado de ternura.-


AUNQUE HUNDAMOS A PUÑOS LA TRISTEZA

Aunque hundamos a puños la tristeza
y cerremos con besos cada herida
el amor nos rebosa en la cabeza
como un agua fatal, enardecida.

Escondidos detrás de las persianas,
ocultos tras las cárceles del pecho,
el amor nos golpea las ventanas
lo mismo que si estamos en el lecho.

El amor no termina ni en la nada.
Nos lo entrega el descanso, nos lo entrega
el trabajo y lo que anda y lo que rueda.

Y aunque se nutre de mujer amada,
con mujer o sin ella el amor llega,
y si la mujer pasa, el amor queda.-


COMO UNA BARCA

Como una barca se me fue el deseo.
Como una absurda barca
llena de besos y de piel madura.

Extravié la manera de abrazarte
en no sé que lejanas, olvidadas comarcas.
Estoy perdido en medio de tu carne.

En el fondo de tus ojos me despierto
solo como una estatua.
Tu amor me sabe a exilio.

Como exiliado llego hasta tu almohada.
Como a un extranjero tú me aguardas.-


CUANDO ESTEMOS DE NUEVO CON NOSOTROS

Cuando estemos de nuevo con nosotros
contándonos los gestos,
cuando estemos hablando de la gente
a quienes más queremos,
quédate, por favor, mirando el surco
que dejan tus dos ojos en mis huesos.

Y dame lo que puedas de tu alma
lo que necesites de tu afecto,
lo que logres  sacar sin sacrificio
de tu casa de sueños.

Yo tomaré, de fiesta, lo que quieras,
aunque sea el milagrillo más pequeño.
No es que yo sea mendigo,
es que cualquier amor es amor bueno.-


EL PARTO

Mujer, toda mi sangre está presente
contigo en esta lucha que sostienes.
Contigo está mi amor incandescente
y en tu llanto y tu duelo me contienes.

Nunca en la vida estuve tan de prisa
tan lleno de relámpagos y ruegos,
como ahora que ha muerto tu sonrisa
y están con tu dolor todos los fuegos.

Nunca estuvo mi amor tan a tu lado,
nunca como esta noche de tortura
cuando sufre mi amor crucificado
en el mismo tablón de tu amargura.-



                                                             Jorge Debravo
 



Imágenes: Pinturas del artista John White Alexander  (Pennsylvania, EE.UU.,  1856-1915)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

jueves, 29 de mayo de 2014

llorar

Cuatro años de una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Quiere ser fiel a esa experiencia única que es la lectura de poesía, a su escenario de un habla compartida que la convierte en un ritual primitivo. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.- 



                                                              Ana María Vieira

Poeta, socióloga y escritora chilena. Estudió Sociología  en la Universidad  de Chile, ha publicado los poemarios: "Piélago" (1995), "Peligros posibles"  (1999), también un libro de cuentos "El color de la memoria" (2002). Ha sido antologada en diversos libros como: "Lucarna", "Mujeres en la Poesía Chilena actual" y "Guía de la Poesía erótica en Chile", Lom ediciones del año 2000. Actualmente es parte de la directiva del P. E. N. Club Chile.


                                                      "Una espada de fuego
                                                       amaneceres fríos
                                                       inexplicables llantos y
                                                       entre abedules, aire"    




NO HE DE LLORAR

No he de llorar
en lejanía de patios tristes
umbrales del pasado
piedras sobre el tormento.

Desfiguraciones
del árbol y la nube.

Canciones desmayadas
sobre cunas vacías.

No se precisan lágrimas:
sólo gritos en busca
de relámpagos.

¡Ah soledades en este muro de
cicatrices y grietas!

Infancia derramada en la tristeza
mirada de niño celeste contra la
tierra.

Arreboles de luna vengan
a cubrir tantas heridas.

Desnuden el canto
escondido en el hueso.

Deshagan
las prematuras tumbas.

No se precisan lágrimas para
estremecer la rabia.

En la penumbra del día
muy cerca del mar
tiembla una
hoja.-


ESLABÓN

Tu boca
dibuja trazos verdes
en mis dedos
rebalsas mi sangre
con mundos
de otros mundos
hueles a planeta
a bosque espeso
puedes saciar mi sed
o yo la tuya:

somos uno
en la fábula de Dios.-


JUEGOS MODERNOS

Olfatear subastas buscar cables de
trolley
Quebrar collares inoficiosamente
aderezar hilos eslabones  solitarios
Quemar ahuyentar ángeles o
pájaros
Agotar sueños de un solo bramido
vulgar los artificios de los paseantes
circunvalando las circunvalaciones
Condicionar hábitos de estruendo
por tan ficticia naturaleza
Atomizar peatones ajenos
consumidos
Cardar los hilos previamente
aderezados
Bramar los sueños agotados y
agotantes
Artificiar de los paseantes eslabones
desolfateando espejos subastados
deshilvanar cables peatonales

En fin
ahogar ruido con estruendo
para congregar ángeles o pájaros
i-no-fi-cio-sa-men-te.-


PIELAGO

Los vi hace mucho:
moradores sin nombre
de lares subterráneos.

Hoy los recuerdo
en la tregua del silencio:
poblábamos volcanes
gélidos, dolientes,
en valles sumergidos
donde la luz no alcanza

Solíamos jugar entonces
en las cuencas sin ojos del océano:
allí,
donde éramos capaces de morir.-



                                                                  Ana María Vieira






Imágenes: Pinturas del artista español José Manuel Merello  (Madrid, 1960)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

miércoles, 28 de mayo de 2014

Aniversario

Cuatro años de una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Quiere ser fiel a la experiencia única que es la lectura de poesía, a su escenario de un habla compartida que la convierta en un ritual primitivo. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                      Mauricio Vallejo Marroquín

Poeta, escritor y cantautor salvadoreño nacido en Tonacatepeque, al suroeste de San Salvador en diciembre de 1958 y secuestrado y desaparecido en julio de 1981. Fue parte del grupo de La Cebolla y se desempeñó como integrante del Consejo de la Editorial Universitaria Centroamericana de Costa Rica. En poesía publicó: "Fantasias como juego en el vidente", "Cosita linda que sos", "Oraciones bordadas en el templo", "Volcancito llorón de plumas", etc. También la novela "Balta" y una serie de cuentos cortos.


                                       "No te quiero sólo porque compartimos
                                       cabal nuestros malos olores, los enojos
                                       ni porque pensemos de irnos a pasear
                                       un día a la orilla de un río, quebrando intimidades"




PRIMER ANIVERSARIO

Qué aniversario
pudo haber sido más emocionante
pero no
sólo a nosotros se nos ocurre
celebrarlo simplemente
sin vino
sin baile
sin esas cosas bonitas que se acostumbran en los aniversarios
de amor
Nosotros discutimos
qué bonito
tan bonito que
no te merecías mi insolencia
pues la rectitud de nuestro año de querernos
no merecía el casi reclamarte
de ser tan linda
Tanto que
no tengo palabras para explicarte lo bella que
eres
Y todo por quererte tanto
te he discutido innecesariamente
como un gallo que se agita en su ruedo
No no
No
Vos tan buena como siempre
haciendome percibir
que sobre lo nuestro
existen razones
y la negación de un eso
cuando no tiene sentido
Y o al redil como en el Evangelio
al redil
mi pasado es tan tosco
que no te lo mereces
Yo necio
egoista
como para que nos compartamos
y vos tan lúcida
como para pedirme explicación
lenta que se yo
por razones que no acabo de entender
pero segura en lo que pretendes
de lo nuestro
mutilada por el tiempo
específicamente las nueve
norma disciplinaria
todo para que después de este año
de construir nuestro costoso amor
sepamos que comenzamos a querernos
y a decirnos que pese a esta sangrienta guerra
nos queremos
para querernos cada día más
Realmente después de este añode que te quiero casi locamente
te digo
que me aceptés
para quererte poco a poco
más cuerdamente.-


MICAELA LA DE LOS CIELOS

Micaela
trae un velo
de madera.
Una flor de mimbre
y en el pecho
una azucena.
Los domingos
yo la encuentro
en la Ceiba.
Juega y ríe
y se unta
de horas y lirios.
Micaela
se ha alejado
de los hombres.
No es virgen
y tiene
pureza de agua.
Un domingo
se llevaron
su José.
Su amor, su marido.
Lo mandaron
a traer
Micaela
pudo escuchar
la refriega.
Cayó José
y con él
los de la huelga.
Los domingos
ella escucha
las campanas.
Juega y ríe
y en el pecho una azucena.-


IV

Nací para desobedecer lo establecido,
para trocar el rocío en un mar.
Nací bajo la tutela
de las canciones del dogma,
de su ceja levantada arriba del ojo del sabueso,
de su boca de flores,
de su pecho invisible.
Nací con las manos abiertas
para apretar cambios,
para abrazar pétalos de estrellas y aromas de luna.
Al acecho, a la caza y a las recepciones
de horas infinitas en las nubes.-


                                                      Mauricio  Vallejo Marroquín





Imágenes: Pinturas del artista Jean-Michel Basquiat  (Brooklyn, Estados Unidos, 1960-1988)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

martes, 27 de mayo de 2014

Llover

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Quiere ser fiel a la experiencia única que es la lectura de poesía, a su escenario de un habla compartida que la convierte en un ritual primitivo. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


                                                                Octavio Paz

                                México DF, 31 de marzo de 1914- 19 de abril de 1998


                                                   "doblo la página del día
                                                   escribo lo que me dicta
                                                   el movimiento de tus pestañas"




COMO QUIEN OYE LLOVER

Óyeme como quien oye llover,
ni atenta ni distraída,
pasos leves, llovizna,
agua que no es aire, aire que es tiempo,
el día no acaba de irse,
la noche no llega todavía,
figuraciones de la niebla
al doblar la esquina,
figuraciones del tiempo
en el recodo de esta pausa,
Óyeme como quien oye llover,
sin oírme, oyendo lo que digo
con los ojos abiertos hacia adentro,
dormido con los cinco sentidos despiertos,
llueve, pasos leves, rumor de sílabas,
aire y agua, palabras que no estan:
Lo que fuimos y somos,
los días y los años, ese instante,
tiempo sin peso, pesadumbre enorme,
Óyeme como quien oye llover,
relumbra el asfalto húmedo,
el vaho se levanta y camina,
la noche se abre y me mira,
eres tú y tu talle de vaho,
tú y tu cara de noche,
tú y tu pelo, lento relámpago,
cruzas la calle y entras en mi frente,
pasos de agua sobre mis párpados,
Óyeme como quien oye llover,
el asfalto relumbra, tú cruzas la calle,
es la niebla errante en la noche,
Como quien oye llover
es la noche dormida en tu cama,
es el oleaje de tu respiración,
tus dedos de agua mojan mi frente,
tus dedos de llama queman mis ojos,
tus dedos de aire abren los párpados del tiempo,
manar de apariciones y resurrecciones,
Óyeme como quien oye llover,
pasan los años, regresan los instantes,
¿oyes tus pasos en el cuarto vecino?
No aquí ni allá: los oyes
en otro tiempo que es ahora mismo,
oyes los pasos del tiempo
inventor de lugares sin peso ni sitio,
oye la lluvia correr por la terraza,
la noche ya es más noche en la arboleda,
en los follajes ha anidado el rayo,
vago jardín a la deriva
entra, tu sombra cubre esta página.-


ANTES DEL COMIENZO

Ruidos confusos, claridad incierta
otro día comienza.
Es un cuarto en penumbra
y dos cuerpos tendidos.
En mi frente me pierdo
por un llano sin nadie.
Ya las horas afilan sus navajas
pero a mi lado tú respiras;
Entrañable y remota
fluyes  no te mueves.
Inaccesible si te pienso,
con los ojos te palpo,
te miro con las manos.
Los sueños nos separan
y la sangre nos junta:
Somos un río de latidos.
Bajo tus párpados madura
la semilla del sol.
El mundo
no es real todavía.
El tiempo duda:
Sólo es cierto
el calor de tu piel.
En tu respiración escucho
la marea del ser,
la sílaba olvidada del Comienzo.-


ASPIRACIÓN
I

Sombras del día blanco
contra mis ojos. Yo no veo
nada sino lo blanco:
La hora en blanco, el alma
desatada del ansia y de la hora.

Blancura de aguas muertas,
hora blanca, ceguera de los ojos abiertos.
Frota tu pedernal, arde, memoria,
contra la hora y su resaca.
Memoria, llama nadadora.-

II

Desatado del cuerpo, desatado
del ansia, vuelvo al ansia, vuelvo
a la memoria de tu cuerpo. Vuelvo.
Y arde tu cuerpo en mi memoria,
arde en tu cuerpo mi memoria.

Cuerpo de un Dios que fue cuerpo abrasado,
Dios que fue cuerpo y fue cuerpo endiosado
y hoy es tan solo la memoria
de un cuerpo desatado de otro cuerpo:
Tu cuerpo es la memoria de mis huesos.-


                                                                   Octavio Paz



Imágenes: Pinturas del artista de Estados Unidos,  Andi Mascarenas.


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

lunes, 26 de mayo de 2014

Cuatro años de una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como proyecto de su propia aventura y goce creadores. Quiere ser fiel a esa experiencia única que es la lectura de poesía, a su escenario de un habla compartida que la convierte en un ritual primitivo. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



                                                         José Joaquín Burgos

¨Poeta, novelista, docente y periodista venezolano nacido en Guanare en 1933. Ha publicado los libros de poesía: "Ronda de Luz" (1956), "Guanare Piedraluz" (1993), "Unicornio" (1991), "Piel de sueño" (1996), "Coromotanías" (1992), etc. Es además autor de cuatro novelas, la última "Las Murallas del reino", fue editada en el año 2007. Tiene también un libro de discursos: "Por aquí se escuchan las pisadas del tiempo" de 1976.


                                             "escucho el piano de la lluvia,
                                             o una guitarra, o alguna simple flauta
                                             y palabras que dicen las mismas cosas
                                             que se escuchaban hace cuatro siglos"




DECIR SOBRE LA SOMBRA

La sombra es un rumor, casi un silencio.
Es el perfil del aire que se duerme.
Es la voz que te nombra y que te borra
para que todo ignore tu existencia.

Y sin embargo tú por ella existes.
Desde ella te edificas o derrumbas.
Con ella te sumerges en el sueño,
que es como regresar hasta la nada.

Con la sombra te elevas, como un árbol;
o eres la piel oscura de la noche
tatuada por el sueño y las estrellas.
O simplemente oscuridad...

¿Qué eres, entonces?, me pregunto, hermano.
Y qué serás cuando tu sombra baje
contigo hasta la tierra que te cubra,
y ya jamás regrese
y se pierda contigo, para siempre?

Piensa. Mas no respondas. El silencio
es la voz más perfecta de la sombra.-


CIRCE

Circe falda larga negra
bellísima Circe
con una cuchilla abierta hasta la cadera
y largo escote trasero
hasta donde la espalda pierde
su santísimo nombre
bastará eliminar el minúsculo gafete
para que caiga el traje de la deidad
y quede el cuerpo su hermoso
cuerpo expuesto
apenas cubierto el monte de venus
con un minúsculo botón de rosa..-


PARA AMARRAR

Para amarrar con artes mágicas
la eternidad
de la cayena
será preciso
suspender
el peso de la piedra
en el canto de un pájaro

y tatuarlo
después
como un poema
sobre la piel del sueño-



UNO DE LOS 60

Uno en los 60 prolongados
y otros con reserva de pasaje,
hablamos sin premuras del gran viaje
y nos brillan los ojos azorados

Siempre arribamos al oscuro punto,
y más allá de chanzas nos dolemos.
Nos quisiéramos ir pero volvemos.
Ponerse viejo es un amargo asunto

que siempre la poesía dulcifica
estas tardes de versos. Es un modo
de calmar el temor que mortifica.

Y brindamos los seis en La Taranta,
porque sentimos que después de todo
la muerte huye cuando la vida canta.-


**********************


Esta es mi piel
y en ella vivo
aquí fundé mi reino
mi ciudad
mis dominios
desde el comienzo
desde la orilla de mi tiempo inicial
desde cuando
el rostro de un dios viejo
como el tiempo inasible
decretó este naufragio
por donde corren
en las aguas del tiempo
los pasos de un reloj que no se escucha
sino en la soledumbre de esta piel donde vivo
rodeado de fantasmas y de sueños.-



                                                             José Joaquín Burgos
   




Imágenes: Pinturas del artista argentino Carlos Alonso (Tunuyán, Mendoza, 1929)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

sábado, 24 de mayo de 2014

Los amantes

Una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Para difundir a los creadores, respetando el derecho de autor.



                                                             Fabio Morábito
       
                Poeta y traductor nacido en Alejandría en 1955 y radicado desde joven en México


                                                     "para sentirse vivo
                                                     hay que pisar una desolación,
                                                     algo que ya no tiene nada
                                                     que decir"






LOS AMANTES

Los amantes se acercan,
escuchan. Adelgazan
su piel hasta la asfixia

y adelgazan sus besos.
Por sus voces delgadas
sólo oyen silencio.

Los amantes se besan,
se acarician, el mar
apenas los contiene

y su pasión es breve:
aleteo de un ave
en la espalda del agua.

Los amantes recuerdan
las heridas, las guardan
como un secreto bien.

Nunca cambian palabras.
Pero cambian heridas.
Son su secreta piel.

Cerca de dos amantes
se detiene un segundo
la sangre en la avenida;

son dos ciervos que saltan
en medio de nosotros
que somos las estatuas.

Los amantes se muerden,
se pisan, sólo temen
la muerte, trepan muros

de olvido y nunca vuelven
atrás, lujosos como
escarabajos verdes.

Los amantes no cuentan
los días, no enumeran
los muertos, ni siquiera

los mares. Su materia
está hecha sin tiempo,
su sed nunca se alivia.

Los amantes se mueren
un día. Bajo tierra
van, mudos y con miedo,

y la tierra adelgaza
su piel hasta la asfixia
y adelgaza sus huesos.-


SI TE REVUELCA LA OLA

Si te revuelca la ola
procura que sea joven,
esbelta, ardiente,

te dejará molido el cuerpo
y el corazón más grande;

cuídate de las olas
retóricas y viejas,
de las olas con prisa,

y la peor de todas,
de la ola asesina,

la ola que regresa.-


YO TAMBIÉN ESTUVE EN UN CORO

Yo también estuve en un coro,
en una voz sin grietas.
Jamás oí las voces
que debajo de esa voz
salían como salían por una grieta.
Nunca aprendí la voz de cada rostro.
Desde que empezamos, el maestro
nos convirtió en una sola voz sin rostro.
Nunca escuchó las voces que teníamos.
Sólo una voz herida
es una voz audible.
No sé qué oían los que nos oían.-




                                                               Fabio Morábito





Imágenes: Pinturas de Pino Daeni  (Bari, Italia, 1939- Estados Unidos, 2010)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

viernes, 23 de mayo de 2014

La travesía

Cuarto año de una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Quiere ser fiel a esa experiencia única que es la lectura de poesía, a su escenario de un habla compartida que la convierte en un ritual primitivo. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.-


                                                                Nilda Allegri

Poeta, narradora y psicóloga argentina nacida en Lanús el 23 de mayo de 1956. En el día de su cumpleaños, un reconocimiento a esta escritora que ha publicado: "No soy lo que debería",  Ed. La Imprenta. Ha participado en la antología "Relatos de Inmigrantes en el Bicentenario", fue finalista en el Concurso Literario Metrovías 2010. Tiene en proceso de escritura la novela "Kandor". Muchos de sus textos los publica en sus muy recomendados blogs: elnosoyloquedebería.wordpress.com y sirenasahogadasenvodka.blogspot.com.


                                                    "No importa como
                                                     tal vez soñando
                                                     pero en el sueño quiero estar
                                                     saltando con rojas zapatillas
                                                     mirando los mapas
                                                     pensándote
                                                     sin lamentarme
                                                     que el tiempo perdido en vos
                                                     haya sido
                                                     ojalá
                                                     tiempo ganado"



  

LA TRAVESÍA

Tengo las coordenadas exactas

He calentado estrellas y distancias
destilando la codicia
de un capitán de barco negrero
alucinado
que se larga a la mar
con lo que hay

Utilicé un sextante de bronce antiguo
Impuse sobre el plano
líneas imaginarias
que me llevarán de aquí para allá
en el espacio eterno del sueño
en el espesor del deseo

He intentado vanamente el rigor
de alternativos replanteos planimétricos

No revises el proyecto
te darás cuenta
que mis previsiones
no son sustentables
los instrumentos están descalibrados
que confundo la latitud con la longitud
que no tengo idea de cuales son las ordenadas
y cuales las abscisas

Bitácora de naufragios
han tratado de advertirme
acerca de mis errores de escala
de los cálculos mal hechos
desalentarme con el vaticinio
de que las imprevisiones y el fuerte viento
desorientaran la ruta

Y de llegar a destino
y ya en la costa
farallones y bancos de arena
arruinarán la empresa

Que no es viable
tal travesía
que tratándose de nosotros
no hay conjunto de planos que valga

A despecho de la racionalidad
en mi vigilia
cada amanecer
llego a tu puerto.-


SÚPERLUNA

                     Hoy 24 de junio, hubo una súperluna

Súperluna
a ver si me ayudás
con tus superpoderes de piedra
mándame hombrecitos de queso
que barran los agujeros de mi alma
que traten de rescatarme de esos cráteres
donde hubo ríos
y hoy transitan secos como mi matriz de mujer mayor
aquellos donde la niña que fui
pide cosas imposibles.
Se que adentro tuyo
no están ni la virgen ni el niño Jesús en el pesebre
pero quizá, piedra del cielo
menuda joya
tal vez pueda que te de la gana
misericordiosa, luna mía
de hacer magia conmigo.
Súperluna, te entiendo.
Se que tenés, como yo, dos caras
y una nunca se muestra
Súperluna
bárreme el corazón
salpícame acero
queso rallado
polen de plata
Sáname súperluna
que dios me dejó sin dios
no me dejes esperando
que la ausencia
me baleó las gambas
y no puedo caminar
adelantarme
seguir

En vos confío. Piedra del cielo.-


TEMAZCAL

Cantan las piedras ancianitas
su bruxismo
en pozo de la tierra
Alharacas de aguas
que se vuelven humos
canta Manuel
a la madre
al viento
a la sanación de los hígados y las voluntades
Sudamos
Respiramos
Pedimos que sea
donación de salud
milagro cotidiano
la mordedura tajante
En el útero oscuro
del temazcal
La palabra ramilletes (el fuego que no veo)
la espera.-


                                                                  Nilda Allegri




Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

miércoles, 21 de mayo de 2014

Derrama


Cuatro años de una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Quiere ser fiel a la experiencia única que es la lectura de poesía, a su escenario de un habla compartida que la convierte en un ritual primitivo. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.-




                                                        Felipe Eugenio Poblete Rivera

Poeta y editor chileno nacido en Viña del Mar en 1986. Ha publicado "Negro" (Ediciones Altazor, 2013), Además de magíster en Historia del Arte es editor del sello "Yogurt de pajarito". Fue becario de los talleres de la Fundación Pablo Neruda en dos oportunidades (2009 y 2011). Participó en las III Jornadas de poesía universitaria" en Colombia en 2011, y al año siguiente en un recital poético en La Habana. Realizó una antología de Rodrigo Lira, en razón del trigésimo aniversario de su muerte. "Sangre de Lira".


                                                  "dices sin siquiera mirarme
                                                   ni mirarte tú viva, como
                                                   si fueras un cine vacío
                                                   o fueras promesas de lluvia"




DERRAMA

a sus nidos el teatro de la lluvia
cuando de mañana su viento acusa
al gentil desenfreno de los soles:
en despacio balar de rama en rama
y de calle en calle y de tordo en tordo
van completando las luces los árboles
sus copas. Mientras los barcos navegan
replicando el derrame de los nidos
por la Mar confundiendo pescadores
prosiguen los siete vientos rodando
por entre repetidas dunas hasta
los hogares de quienes marisquean
quejumbrosos. Los frenos de la tarde
caminan sobre las rutas de tierra
sin ir nunca más allá de la noche
pero no hay luces que ordenan su vuelo
ni hay represas que contengan su llanto:
¿sólo derrámense! -con sutileza-
como el crecimiento de los naranjos
o el suicidio tan lento de los ríos.

Y estas lluvias: al modo de un fogón
o nubes, al horizonte poblando
derraman edades por las planicies
por la memoria, por los corazones
o cualquier otra cosa en que se anida.-


LA LUZ DE LAS VELAS

de copa en copa la triste huída
hacia veladura en telas de puerto
o como si mi Nombre no pudiera
desde tu boca ser lanzado.
Vamos
compartiendo, amada, las sábanas
de las manos: todos sus verdes pinos
mientras desiertas las zonas nos dan
la bienvenida:
"Extranjeros, en nuestras pieles
hallarán confort y reposo
a vuestros pesares y huidas".

Arriban las velas hasta el silencio
y nuestro tiempo (guardado en bolsillos)
se desmiembra de su natalidad

Pronto
dices sin siquiera mirarme
ni mirarte tú viva, como
si fueras un cine vacío
o fueras promesa de lluvia.

En esta estadía los pastos miden
nuestra permanencia por el pujamen
y cada minuto volcado al Tiempo
es tiempo anquilosado
a la frágil memoria.
Besaré todos tus pasos, amada
de las velas traeré el blanco Blanco
espacio de los fuegos
traeré la Luz de las velas.-


TRISTE MIEDO

De poder silbar viento
cuando el sol es ausencia
y mastines son la noche.
De poder silbar, de poder tan solo
abrir las luces en gesto de arcángel
en la inundada espesura del Tiempo.
De poder silbar por miedo y no a causa
de la música triste
madura en el silencio que somete a los fuegos.

De poder tan solo cortar el hilo
que me amarra la garganta a los dedos.-


DOS SOLEDADES

tranquilidad antigua, desgastada
de un parque, como un envoltorio
que ha recibido demasiado sol

tranquilidad de sombra
de breves rayos de luz, confusos por el viento

solo en esta vieja avenida el ruido
de la ciudad es deformado
como la memoria por el olvido

y sin gloria triunfa el roce del aire
con miles de hojas secas.-


                                                  Felipe Eugenio Poblete Rivera




Imágenes: Pinturas de los artistas Gustave Courbet, William Clackson y Claude Monet.

Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

lunes, 19 de mayo de 2014

Escape

Una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Para difundir a los creadores, respetando el derecho de autor.



                                                             José Lezama Lima

                                                  (La Habana, Cuba, 1910- 1976)

                                                  "Rueda el cielo
                                                   sobre la extraña flor de este cielo,
                                                   de esta flor,
                                                   única cárcel: corona sin ruido" 





AH, QUE TÚ ESCAPES

Ah, que tú escapes en el instante
en el que ya habías alcanzado tu definición mejor.
Ah, mi amiga, que tú no querías creer
las preguntas de esa estrella recién cortada,
que va mojando sus puntas en otra estrella enemiga.
Ah, si pudiera ser cierto que a la hora del baño,
cuando en una misma agua discursiva
se bañan el inmóvil paisaje y los animales más finos:
antílopes, serpientes de pasos breves, de pasos evaporados,
parecen entre sueños, sin ansias levantar
los más extensos cabellos y el agua más recordada.
Ah, mi amiga, si en el puro mármol de los adioses
hubieras dejado la estatua que nos podía acompañar,
pues el viento, el viento gracioso,
se extiende como un gato para dejarse definir.-


LA MUJER Y LA CASA

Hervías la leche
y seguías las amorosas costumbres del café.
Recorrías la casa
con una medida sin desperdicios.
Cada minucia un sacramento,
como una ofrenda al peso de la noche.
Todas tus horas están justificadas
al pasar del comedor a la sala,
donde están los retratos
que gustan de tus comentarios.
Fijas la ley de todos los días
y el ave dominical se entreabre
con los colores del fuego
y las espumas del puchero.
Cuando se rompe un vaso,
es tu risa la que tintinea.
El centro de la casa
vuela como el punto en la línea.
     En tus pesadillas
llueve interminablemente
sobre la colección de matas
enanas y el flamboyán subterráneo.
     Si te atolondraras,
el firmamento roto
en lanzas de mármol,
se echaría sobre nosotros.-

SON DIURNO

Ahora que ya tu calidad es ardiente y dura,
como el órgano que se rodea de un fuego
húmedo y redondo hasta el amanecer
y hasta un ancho volumen de fuego respetado.
Ahora que tu voz no es la importuna caricia
que presume o desordena la fijeza de un estío
reclinado en la hoja breve y difícil
o en un sueño que la memoria feliz
combaba exactamente en sus recuerdos,
en sus últimas playas desoídas.

¿Dónde está lo que tu mano prevenía
y tu respiración aconsejaba?
Huida en sus desdenes calcinas
     son ya otra ostra,
otra palabra de difícil sombra.
Una oscuridad suave pervierte
aquella luna prolongada en sesgo
de la gaviota y de la línea errante.

Ya en tus oídos y en sus golpes duros
golpea de nuevo una larga playa
que va a sus recuerdos y a la feliz
cita de Apolo y la memoria mustia.
Una memoria que enconaba el fuego
y respetaba el festón de las hojas al nombrarlas
el discurso del fuego acariciado.


A LA FRIALDAD
I

El sueño que se apresura
o es el mismo que revierte.
La muerte cuando es la muerte,
pierde la boca madura.

La esencia que no se advierte
suele ser la más impura.
El amarillo es la muerte,
seda es contra natura.

Ser en el ser desafía
a la unidad mensajera
que de sí mismo se fía.

y sólo un rumor desaltera.
Cuando el fruto está vecino
la mano yerra sin tino.-


                                                      José Lezama Lima




Imágenes: Pinturas del artista ruso contemporáneo Vladimir Ryabchikov


 Una publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com


domingo, 18 de mayo de 2014

Géminis

El cuarto año de una antojadiza antología de la poesía hispaoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Para difundir a los creadores, respetando el derecho de autor.



                                                              Marvin Durán

Poeta mexicano nacido en Tijuana en 1976. Estudió Literatura en la UABC. Ha publicado: "Pecados cafetales" y colabora asiduamente en varias revistas de su país y en medios virtuales nacionales y extranjeros.


                                         "porque cansado estoy de ser la brisa
                                         que a tus antojos me robaba hasta la fuerza
                                         de conseguir mi amor que no endurezca
                                         el corazón más blando de vida"





GÉMINIS

Quién me diría
que llegado el viernes
la botella de merlot que descorché
sería compartida a la distancia

Luego entonces
el silencio absoluto
de las horas
(días)
sin tus letras
se acumula en mis lentes

Charlar contigo
en algún soberbio respiro
dejó de ser suficiente
cuando
pasada la medianoche
tu nombre me despierta
(atormentado poeta soñador)

Supongo
(porque además supongo con
certeza)
que todo pasó
si es que pasó
sólo en mi cabeza

Preocupa
(porque además me preocupa mi
certeza)
la situación distante de los años
¿dónde quedaron los días
donde los días eran más estrechos
respecto de nosotros?

Pasadas las tres
despierto cansado de soñarte
con tu nombre en los ojos
y con tu signo zodiacal en los labios

Entonces
rendido
regreso a la cama
temeroso.-


A UNA MUJER DE NOCHES INTERMINABLES

Dulce mujer de noches apacibles
gris tu sonrisa en grises desvelados,
dame a pensar que el cielo oscurecido
quiere creer que sueñas a mi lado
vuelve a soñar con noches dormilonas
vuelve a soñar con días de guardar
sueña que vuelve la paz de medianoche
sueña a volver al sueño del amar
dulce mujer de labios enredados
de letras graves, de poemas precisos
quiero sabernos hoy inseparables
(la amistad, las letras, el amor)
vivir no es un juego de indecisos
dulce mujer de llanto sofocado
quiero en abrazos lavar tu sufrimiento
guarecerte de la lluvia, el viento
cuidarte del noctámbulo, violento
amanecer de ojos deslavados
sabia mujer de precisas expresiones
las noches son de ti interminables,
¿y la cálida mirada que te guardo?
un recurso natural: inagotable.-


MI CUERPO SE ALIGERA

Sabemos estar tan cerca
y tan distantes
y a lo largo del tiempo
no encontramos lugar
donde la brisa nos abrace en secreto
donde no nos descubra tu risa
al borde del abismo
al borde de tus labios
de tus pechos
haciendo malabares, equilibrios
amantes que no se ven
amantes que se ven y no se tocan
inmóviles
pasivos

Soy un granito de arena
resoplando en tu boca.-


                                                            Marvin Durán 






Imágenes: Pinturas del artista Konstantin Korovin  (Moscú, Rusia, 1861- París, 1939)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com

sábado, 17 de mayo de 2014

Noche

Una antojadiza antología de la poesía hispanoamericana de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Para difundir a los creadores, respetando el derecho de autor.


                                                           Manuel Altolaguirre 

                    ( Málaga, España, 29 de junio de 1905- Burgos, 26 de julio de 1959 )


                                                      "Quiero vivir para siempre
                                                       en torre de tres ventanas,
                                                       donde tres luces distintas
                                                       den una luz a mi alma"







NOCHE A LAS ONCE

Éstas son las rodillas de la noche.
Aún no sabemos de sus ojos.
La frente, el alba, el pelo rubio,
vendrán más tarde.
Su cuerpo recorrido lentamente
por las vidas sin sueño
en las naranjas de la tarde,
hunde los vagos pies,
mientras las manos amanecen tempranas en el aire.
En el pecho la luna
con el sol en la mente.
Altiva. Negra. Sola.
Mujer o noche. Alta.-


RETRATO

Estabas sola y altiva.
Yo miraba cómo todos los pájaros
debajo de tu frente se escondían.
¡Qué ir y venir y qué volver!
Cómo todas las cosas
quedándose se iban
a entrarse por tus ojos.
Cómo yo mismo no sabía
si estaba junto al árbol
bajo aquel cielo tan azul,
o si los verdes límites del parque
estaban encerrados en tu frente.
Si de tanto entrar ya
dentro de ti las cosas,
eras el mundo donde estábamos.
Si para que brillaran las estrellas
bastaba que cerrase tus dos ojos.
Estabas sola y altiva,
pero también dentro de ti.-

ROMANCE

Se levantó sin despertarme.
Andaba lenta, aplastándose tanto
hasta pasar bajos imposibles
sitios huecos,
o estirándose fina como un ala
atravesando puertas entreabiertas.
No tenía vista
pero salvaba los obstáculos
con previsora maestría.
Ni tacto,
pero evitaba las esquinas
sin recibir un golpe.
Ni oído,
pero cuando el portazo aquél,
sobresaltada,
corriendo vino a mí,
en mí escondiéndose
y despertando en mí,
su cuerpo.-


FUGA

Al ver por donde huyes
dichoso cambiaría
las sendas interiores de tu alma
por la de alegres campos.

Que si tu fuga fuera
sobre verdes caminos
y sobre las espumas,
y te vieran mis ojos,
seguirte yo sabría.

No hacia dentro de ti,
donde te internas,
que al querer perseguirte
me doy contra los muros de tu cuerpo.

No hacia dentro de ti,
porque no estemos:
Tú, pálida, escondida,
yo como ante una puerta.
Ante tu pecho frío.-


EL ALMA ES IGUAL QUE EL AIRE

El alma es igual que el aire.
Con la luz se hace invisible,
perdiendo su honda negrura.

Sólo en las profundas noches
son visibles alma y aire
sólo en las noches profundas.

Que se ennegrezca tu alma
pues quieren verla mis ojos.
Oscurece tu alma pura.

Déjame que sea tu noche,
que enturbie tu transparencia.
¡Déjame ver tu hermosura!.-


                                                          Manuel Altolaguirre



Imágenes: Pinturas del artista ruso Sergei Vinogradov  (1869- 1938)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com