Páginas vistas en total

miércoles, 31 de julio de 2013

Como un deseo

                                                                  Alain Bosquet

Poeta ruso nacido en Odessa en 1919 y naturalizado francés. Estudió Filología en la Universidad de Bruselas. Durante la guerra viajó a Estados Unidos donde permaneció por varios años. De regreso en Francia se dedicó a escribir poemas y textos de corte surrealista, mientras culminaba sus estudios en La Sorbona. Obtuvo importantes premios literarios, como el Prix Goncourt de la Poesía 1989 y el Gran Prix de la Poesía de París de 1991. Fue Presidente de la Academia Mallarmé, falleció en París en 1998.

                                                "a pesar de su brillo halla más soportable
                                                  la vida que la muerte.
                                                  Nosotros compartimos nuestros afectos
                                                  con las cosas desvalidas"  



COMO UN DESEO    poesía de Alain Bosquet

Como un deseo,
y nadie sabe si será de silencio
o de perfume.
Como un impulso,
y nadie sabe si lo proporcionan las hormigas
las nubes de la noche, las yeguas locas.
Como un enigma,
y nadie sabe si le corresponde a Dios,
al hombre, al polvo,
resolverlo,
Como un prólogo,
y nadie sabe si le seguirán los frutos,
las palabras, los reproches disimulados.
Como una ciencia
y nadie sabe a quién corresponde,
útil o caprichosa
o mil veces contradictoria.
Como un asombro,
y nadie sabe si existe alguien
para asomrarse, para ser feliz,
para determinar las grandes desgracias.
Como una ley,
y nadie sabe si hay que proferirla,
callarla, escribirla de nuevo
o llevarle cada mañana máscaras nuevas.-


FECHORÍAS  DEL VERBO

Tengo el recuerdo
de un recuerdo
donde todo era rostro de rocío
sol íntimo entre los dedos
río puesto de rodillas
para recibir una caricia
tengo el recuerdo
de un recuerdo
donde eras precisa y pura
y ahora es el poema
quien te invita al suicidio
porque según respiro
te invento y te invento y te invento
y nos pierdes a los dos
por reinventarte.-


FUTURO

Serás puro:
tres vestidos,
una escudilla para recoger la limosna.
Serás bueno:
la mejilla,
luego la otra mejilla para que te abofeteen.
Serás fuerte:
tu vida,
luego la otra vida
en la que te transformarás
en dios.
Serás humilde como un guijarro,
serás un pichón que sale del huevo.
Serás lo que debes ser
para alguna verdad,
para algún amor,
para algún orden invisible.
Y serás recompensado,
bestia de carga y de ensueños.
Y serás castigado,
animal cargado de piedras
y de nada.
Nunca serás tú mismo.-


                                                       Alain Bosquet






Imágenes: pinturas de la artista inglesa Vanesa Bell



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio



martes, 30 de julio de 2013

Abril es ella

                                                           Homero Aridjis

Poeta mexicano nacido en Michoacan en 1940. Es uno de los escritores más prolíficos de México, periodista, novelista y catedrático. Su antología incluye sus obras más conocidas: "Los ojos desdoblados", "Antes del reino", "Los espacios azules", "Tiempo de ángeles", etc. Ha dirigido el Instituto Michoacano de Cultura  y ocupado diversos cargos diplomáticos como el de Embajador de México en Suiza.

                         
                              "Hablo a solas y hace mucho silencio.
                               Te doy la espalda pero te estoy mirando.
                               Esto es poesía, dicen,
                               pero es también la muerte"



ABRIL ES ELLA   poesía de Homero Aridjis


Abril es ella quien habla por tus labios
como un joven sonido desnudo por el aire

En la noche ha volado con tu vuelo más alto
con risa de muchacha
como el fuego nocturno de los frutos del viento
donde vibran los pájaros
         Manzana del amor
su voz bajo la lluvia es un pescado rojo

Embarcada en sus cuencos
con los ojos absortos
es la virgen gaviota
que ha bebido del mar

en el agua su sol mariposa de luz.-


AL HABLARTE ME ESCUCHAS

Al hablarte me escuchas
desnuda de conceptos
renuncias a ti misma
para volverte aire
y al vuelo de mis pájaros verbales
concibes la palabra
siempre virgen y madre
vas perdurando los instantes
en tu cintura poderosa
algún día
cuando pierda al mundo
me harás permanecer.-


CAE LA LLUVIA SOBRE JUNIO

Cae la lluvia sobre junio
El espíritu de la mujer que ama
corre en tu cuerpo se desnuda en las calles

La vida en los rincones
sostiene el equilibrio del mundo
con un algo de dios que asciende las ruinas

Los hijos del hombre hacen su universo
sobre un barco de papel que se destroza
pero la alegría no está precisamente allí
sino en la proyección de otro universo

Nada debe detenerse
volverá septiembre y después abril
y los amigos que no acudieron
esta primavera
estarán con nosotros
en un invierno previsible

Amo este tiempo
donde los perros son sagrados
y los insectos titubean en los vidrios

Te amo a ti por efímera
por suceptible al frío

La ciudad se ilumina para nuevas proezas.-


DÉJAME

Déjame
estoy lleno de ti,
no te perderé,
llevo conmigo tu esperanza invicta
y los diluvios de tu claustro;
he visto levantarse de tus pupilas
el sentimiento inaugural del hombre,
pero todavía no tengo la sangre
y la tierra y la palabra
no me pertenecen.-


                                                         Homero Aridjis





Imágenes: pinturas de Pierre-Auguste Renoir (Francia, 1841-1919)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

lunes, 29 de julio de 2013

Ese que no ama

                                                        Raúl Gómez Jattin

Poeta colombiano nacido en Cartagena de Indias en 1945. En la ciudad de Bogotá estudió Derecho e incursionó en el teatro y el estudio de la cultura griega. Publicó "Poemas", "Tríptico cereteano", "Hijos del tiempo", "El esplendor de la mariposa", "El libro de la locura", etc. Regresó a vivir a Cartagena donde dictó talleres de teatro y poesía en el Museo de Arte Moderno. Con graves problemas por su adicción al consumo de sustancias alucinógenas y alcohol, falleció en 1977.


                                            "instantáneo relámpago
                                             tu aparición
                                            Te asomas súbitamente
                                            en un vértigo de fuego donde desapareces"



ESE QUE NO AMA    poesía de Raúl Gómez Jattin


La nieve de los años
bajó de tus cabellos a tus pupilas
y te quedaste ciego
y luego te quedaste casi mudo

Castigo de la vida
a quien creyó engañarla
con la buena suerte

Castigo del amor
a quien usó la mentira
y la calumnia como arma

Castigo de la muerte
quien se sentará en tu cama
y tú no la verás.-


NI SIQUIERA UNA DULCE NOCHE

Aquel amor de fiebre y de tormento
Aquel estar
pendiente de la luna entre los cocoteros
por si ella
me traía presagios de tu cuerpo
Pero en vano
Pero estaba demasiado enfermo para soportar
la intimidad de tus caricias
No hubieras conocido
en mí sino el temblor de un poeta
y de su muerte

Aquel temor de mirarnos a los ojos
no era vano
Estabas revestido de otro mundo
Estabas lejos
Sobre todo cuando yo te amaba Cuando era
de ti como la nube en el reflejo del agua
Dentro pero lejos   Dentro en el vientre
de una realidad inventada y fugaz

Eras íntegramente bello porque no toqué
tu cuerpo aunque tú lo querías y yo también
Pero antes de mi deseo estaba mi futuro
Estabas tú antes que mi deseo de ti
antes que el deseo estaba el amor
Antes que el amor estaba la vida y su maldad

Aquel amor que no tuvo una noche
Ni siquiera una dulce noche amor mío.-


EL MES ADOLESCENTE


Llegó Abril
con sus aguas escasas
colocando diamantes en cada hoja
El mes de los árboles aún sedientos
El mes de la enredadera que trepa el muro

Joven Abril
como una adolescente casi virgen
te deseé en las tardes de verano
y ahora llea primioroso
a encantarme con el batir de tu llovizna

Amado Abril beso tu piel de esmeralda
me entristezco bajo tus cielos grisáceos
Con las voces de tus pájaros
me hago un nido del tamaño de mi deseo

En ti estremecido de ternura
derramo la leche agria del amor
que ha esperado.-


                                 
                                         Raúl Gómez Jattin




Imágenes: Arte abstracto mexicano contemporáneo




Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

sábado, 27 de julio de 2013

Así es ella


Dos grandes poetas nacidos en el mismo año: 1926, de distintos continentes pero con un modo similar de cantarle al amor, a la vida, a la esencia misma de la naturaleza humana. Elvio Romero (Paraguay) y José María Valverde (España), dos voces importantes de la poesía hispanoamericana.


                                                 

                                                     "quiero ser la sangre de tu sello
                                                      hoja nueva en el vaso antes vacío,
                                                      ser, amor, tu sabor en el estío,
                                                      la delicia en el pulso de tu cuello"




ASÍ ES ELLA, ME DIJE   poesía de Elvio Romero


Así es ella, me dije, es la alegría
remota y honda que de pronto llega
a despejar el nudo que se debe
desanudar en la penumbra inquieta.

Noche y albor, me dije,
todo llegó a mi corazón por ella;
llegó el sabor oculto del deseo,
el presagio de ardor que en mí resuena.

Es mi cuerpo, me dije,
reconociendo su esplendor en ella,
el bosque entero de mi sangre, el pulso
y el latido secreto de su fuerza.

La imagen que conservo
de las verdes raíces de mi tierra;
ella es el tiempo mío, el del verano
en el regazo inmóvil de la siesta.

Así mismo, me dije,
en su fulgor herido en la belleza,
ella es el largo trecho recorrido
surtiéndose de entraña y sementera.

Ella es así, me dije,
callado abrigo que abrigó mis huellas,
el justo sueño que escogí en la lucha,
la libertad por la que canto es ella!-


                              Elvio Romero    (Paraguay, 1926)




EL UMBRAL   poesía de José María Valverde

Mírala aquí delante.
Es la playa donde empieza el extraño
mar de la realidad. Toma su mano
breve
y déjate llevar sin preguntar.

Esa mirada clara
ya la habías soñado; este cabello
rubio tiene la luz de tu ilusión
más niña,
y, sin embargo, nada se parece.

No te sirve, ahora tienes
que comenzar por la primera letra.
Anda, llama a tus sueños, amánsalos,
resígnalos
a fermentar y a hacerse de verdad.

Y tú, sal de tu miedo
antiguo, corazón, pasa el umbral
sin agacharte, ten valor para la dicha,
acepta la hermosura; ya eres hombre.

Échate a las espaldas
tu cariño empeñado en ser amor.
tu ceguedad, tu mundo; toca a alguién
en su peso,
única voz que podrás sentir.

Anda, obedece y calla,
porque para eso fuiste siempre niño
bueno y sumiso; haciendo la costumbre y el símbolo
de esta nueva obediencia
más profunda.

Sí, ahora eres digno
de la vida. Hasta ella te ha elevado
tu soñar doloroso de adolescencia,
como
una oración que pide lo que ignora.

Y no por prepararte
-ya ves todo qué extraño, que distinto-,
sino por esa gota de nobleza en los ojos
con que vas a aprender la realidad.-


                     
                                        José María Valverde     (España, 1926)





Imágenes: pinturas del gran maestro del Impresionismo Claude Monet  (Francia, 1840- 1926)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

jueves, 25 de julio de 2013

Clara sombra

                                                                        Octavio Paz

                                        (México, 1914- 1998) Premio Nobel de Literatura 1990


                                                         "Doblo la página del día,
                                                          escribo lo que me dicta
                                                          el movimiento de tus pestañas" 



BAJO TU CLARA SOMBRA   poesía de Octavio Paz


Un cuerpo, un cuerpo solo, un sólo cuerpo
un cuerpo como día derramado
y noche devorada;
la luz de unos cabellos
que no apaciguan nunca
la sombra de mi tacto;
una garganta, un vientre que amanece
como el mar que se enciende
cuando toca la frente de la aurora;
unos tobillos, puentes del verano;
unos muslos nocturnos que se hunden
en la música verde de la tarde;
un pecho que se alza
y arrasa las espumas;
un cuello, sólo un cuello,
unas manos tan sólo,
unas palabras lentas que descienden
como arena caída en otra arena...

Esto que se me escapa,
agua y delicia oscura,
mar naciendo y muriendo:
estos labios y dientes,
estos ojos hambrientos,
me desnudan a mí
y su furiosa gracia me levanta
hasta los quietos cielos
donde vibra el instante;
la cima de los besos,
la plenitud del mundo y de sus formas.-



DECIR, HACER

Entre lo que veo y digo.
Entre lo que digo y callo.
Entre lo que callo y sueño.
Entre lo que sueño y olvido
La poesía.
Se desliza entre el si y el no:
dice
lo que callo,
calla
lo que digo,
sueña
lo que olvido.
No es un decir:
es un hacer.
Es un hacer
que es un decir.
La poesía
se dice y se oye:
es real.
Y apenas digo
es real,
se disipa.
¿Así es más real?
Idea palpable,
palabra
impalpable:
la poesía
va y viene
entre lo que es
y lo que no es.
Teje reflejos
y los desteje.
La poesía
siembra ojos en las páginas
siembra palabras en los ojos.
Los ojos hablan
las palabras miran,
las miradas piensan.
Oir
los pensamientos,
ver
lo que decimos
tocar
tu cuerpo
de la idea.
Los ojos
se cierran
Las palabras se abren.-


                                                           Octavio Paz




Imágenes: pinturas de la artista contemporánea Abdalieva Akahana



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

miércoles, 24 de julio de 2013

El tren

                                              Mohammed Ibrahim Abú-Sinnah

Poeta egipcio nacido en Giza Governotare en 1937. Estudió en la Universidad Al Ahar. Es actualmente uno de los poetas de la Escuela Contemporánea de Poesía Arabe y director del Programa de Creación Cultural de la Egyptian Radio. Tiene publicados más de quince libros de poemas y ha sido ganador de los premios: Encouraging Prize in Poetry (1984), Premio Kavafis (1990) , Premio Andalucia (1997) y Premio Fikky (19989, entre otros.-


                                   "todo horizonte habita en su mirada
                                   y en su pectoral habitan girasoles
                                   y su vientre es la canción
                                   de una campiña"



EN LA ESTACIÓN DE TRENES   poesía de Abú-Sinnah

El tren
con ojos brillantes,
esperaba que la lluvia
no ocultara más la vista
(algo desigual, por la temporada)
mientras permanecimos quietos
luchando contra tristeza y locura;
porque tras el muro nocturno,
alto, oscuro y petrificado,
destellaban las tenues luces del recuerdo.

Estabas pálida, vestida de negro
y partiste como un trueno
en mis ojos ciegos,
buscando entre las cenizas
de lo visible,
mientras soñabas con la primavera,
una semilla verde
imperceptible.
Me hiciste preguntas sin sentido.
Guardé las respuestas
en silencio, resistí la destrucción
de esta ciudad:
¡La muerte de la historia
en la estación de los trenes!

Y entonces preguntaste
con tu lengua quemada
"¿Todo fue mentira?
Me mentiste cuando juraste
que este amor perduraría mil años,
que en la cúpula sobreviviría
que sería siempre alumbrado
por estrellas y paz?
¿Todo fue mentira?"
"No, querida mía,
estaba tan sólo enamorado."
"¿Y de nuestro amor qué será?", repuso ella.
Contesté: "Según el médico,
se hundió una bala en el corazón del amor.
Bien sabes que el misterio vela su muerte."
"¡Pero quién lo hizo?"
"No fui yo, y tú sigues jurando
tu perfecta inocencia".

"El viento, mi querida,
anuncia nuestra culpa,
¡Estamos en la mira!
Se impacienta el tren,
tiembla su fuego,
el cadáver palpita
lo desnuda el viento
señala la gente:
somos culpables.
Entonces, ¿llegó la hora de fugarnos?


Traducción: Dr. Ahmed Abdel-Aziz
Versión en español: Claire Pye


                  Mohammed Ibrahim Abú-Sinnah




Imágenes: pinturas del artista francés Henry Matisse (1869-1954)





Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio



martes, 23 de julio de 2013

Ceremonia

                                                       Julio Cortázar
                                           (El gran Cronopio, 1914- 1984)

                                 
                                                    "La justa errata
                                                    habernos encontrado al final
                                                    del día
                                                    en un paseo público" 



CEREMONIA RECURRENTE  poesía de Julio Cortázar

El animal totémico que con sus uñas de luz,
los objetos que junta
la oscuridad debajo de la cama,
el ritmo misterioso de tu
repiración, la sombra
que tu sudor dibuja en el
olfato, el día ya
inminentemente.
Entonces me enderezo,
todavía batido por las aguas
del sueño,
Vuelvo de un continente a
medias ciego
donde también estabas tú
pera eras otra,
y cuando te consulto con la
boca y los dedos, recorro el
horizonte de tus flancos
(dulcemente te enojas,
quieres seguir durmiendo,
me dices bruto y tonto,
te debates riendo, no te dejas
tomar pero ya es tarde, un
fuego
de piel y de azabache, las
figuras del sueño)
el animal totémico a los pies
de la hoguera
con sus uñas de luz y sus alas
de almizcle.

Y después despertamos y es
domingo y febrero.-


BOLERO


Qué vanidad imaginar
que puedo darte todo, el
amor y la dicha,
itinerarios, músiva, juguetes.
Es cierto que es así:
todo lo mio te lo doy, es
cierto,
pero todo lo mío no te basta
como a mí no me basta que
me des
todo lo tuyo.

Por eso no seremos nunca
la pareja perfecta, la tarjeta
postal,
si no somos capaces de aceptar
que sólo en la aritmética
el dos nace del uno más el
uno.

Por ahí un papelito
que solamente dice:

Siempre fuiste mi espejo,
quiero decir que para verme
tenía que mirarte.-



CINCO ÚLTIMOS POEMAS PARA CRIST

I

Ahora escribo pájaros.
No los veo venir, no los elijo,
de golpe están ahí, son esto,
una bandada de palabras
posándose
una
a
una
en los alambres de la página,
chirriando, picoteando, lluvia
de alas
y yo sin pan que darles,
solamente
dejándolos venir. Tal vez
sea eso un árbol
o tal vez
el amor.-

V

No te voy a cansar con más
poemas.
Digamos que te dije
nubes, tijeras, barriletes,
lápices,
y acaso alguna vez
te sonreíste.-


                                                                  Julio Cortázar




Imágenes: pinturas del gran maestro ruso Wasili Kandinsky   (16/12/1866 - 13/12/1944)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

lunes, 22 de julio de 2013

El árbol

                                                    Gabriela Turner Saad

Poeta, artista plástica y narradora mexicana nacida en Monclova, Cohahuila en 1962. Es Licenciada en Lengua y Literatura por la Universidad Nacional Autónoma de México. Autora de varios libros de poesía entre los que se destacan: "Felices y Perturbados", "Espejos" y "El jardín emergido". Parte de su obra ha sido traducida al inglés, francés y portugués. Participó en numerosas antologías y es colaboradora permanente de varias publicaciones literarias de su país y el extranjero.


                                       "El árbol es un crucero
                                       para el clima que se deshoja"



SIN CELAJE    poesía de Gabriela Turner Saad

Mírame, soy lodo sin celaje.
Confía en la hechura
ya sin restos ni hierbas de luz
que hace siglos con los ojos afilados
propagaste la ración del tiempo.
Fui benefactor para tu pan.
Alimenté el borde de tu boca.
Creí en la promesa de tu voz
y en la dulzura de un remanso.
La 'alabra de mi lengua
ya no besa multitudes.
Escucha el antojo de la carne
y el misterio de su fin.
No vive un amante dormido
dentro de este cuerpo de agua
y de polvo
que extiende su piel
hasta las piedras.
Escucha y deja el arrullo para los pájaros,
demasiados olmos empeñan a las hojas
para llegar a otro sitio.
Algo calla. Algo.
Oye lo que ya no fui:
menjar de aire.
Primer canto
Pronto la cuenta del sol
apretará a la sombra de los labios
y al perfil de su delirio.
Pronto.
Pronto será celeste la voz
y la boca un reino.
Nacerá la sal en el borde
de la lengua.
Nacerán rastros de aire salvo de los huesos.
Pronto, la calma anidará en la tarde
después de las voces y su laberinto.
Pronto, el primer canto nacerá
del silencio.-


III

En el espejo
se refleja su fantasma
más poderoso
que su cuerpo.-

IV

Dormir y despertar
es una costumbre.
Vivir
es un lugar común.
Estar preso
es algo muy conocido.
Se está preso en un coche
en un avión
en una casa
hasta en un cuerpo
que se diluye con la luz
y puede volverse fantasmal.-


VI

En el cielo
mi padre es un cíclope
Desde su ojo
forma un río amarillo
en mi crepúsculo.-


IX

El tiempo se abre un hueco
un vacío.
No hay en que pensar
hay que mostrar
unas enormes alas blancas
al viento que se avecina.-


                                           
                                                     Gabriela Turner Saad





Imágenes: pinturas del artista Paul Gauguin  (París, 1848-Islas Marquesas, 1903)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

domingo, 21 de julio de 2013

Nocturno

                                                            Oliverio Girondo

                                           (Buenos Aires, Argentina, 1891- 1967)


                                                      "Nada ansío de nada,
                                                      mientras dure el instante de eternidad
                                                      que es todo,
                                                      cuando no quiero nada"





NOCTURNO   poesía de Oliverio Girondo


Debajo de la almohada
una mano,
mi mano,
que se agranda
inexorablemente
para emerger,
de pronto,
en la más alta noche,
abandonar la cama
traspasar las paredes,
mezclarse con las sombras,
distenderse en las calles
y recubrir los techos
de las casas sonámbulas.
A través de mis párpados
yo contemplo sus dedos,
apacibles
tranquilos,
de cíclopeas falanges;
los millares de ríos
zigzagueantes,
resecos
que recorren la palma desierta
de esa mano,
desmesurada,
enorme,
adherida al insomnio,
a mi brazo,
a mi cuerpo
diminuto,
perdido
en medio de las sábanas;
sin explicarme cómo esa mano
en mi mano,
ni saber por qué causa se empeña en disminuirme.-


DIETÉTICA

Hay que ingerir distancia,
lanudos nubarrones,
secas parvas de siesta,
arena sin historia,
llanura,
vizcacheras,
caminos con tropillas
de nubes,
de ladridos,
de briosa polvareda.
Hay que rumiar la yerba
que sazonan las vacas
con su orín,
y sus colas;
la tierra que se escapa
bajo los almbrados,
con su olor a chinita,
a zorrino,
a fogata,
con sus huesos de fósil,
de potro
de tapera
y sus largos mugidos
y sus guampas, al aire,
de molino,
de toro...
Hay que agarrar la tierra,
calentita o helada,
y comerla
¡comerla!-


ESCRÚPULO

Me parece que vivo
que estoy entre los ruidos
que miro las paredes,
que estas manos son mías,
pero quizás me engañe
y paredes y manos
sólo vean recuerdos
de una vida pasada.
He dicho "me parece"
yo no aseguro nada.-



Oliverio Girondo

Imágenes: pinturas del artista contemporáneo
de Bielorusia Leonid Afremov.



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"

quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio





viernes, 19 de julio de 2013

Villasuso

    Poesía de Quique de Lucio    

                   VILLASUSO


                                        "Lloremos lo que sea, abuela
                                        lo que sea
                                        así la lluvia no nos duele" 

                                                        Cecilia de Lucio



Según creo, por lo que guarda mi memoria,
Abuela Luisa hablaba el idioma de los viejos,
conservaba palabras de una lengua
hundida bajo las piedras del camino.
Sus labios reescribían el cauce del río Ebro,
los amaneceres, la ermita,
la comarca, la gente de su pueblo.
Eran los siete años que abrían mi mundo
después de un viaje que duró todo el Atlántico,
¿qué medida tendrán estas cosas?
El olor a pintura del barco, el tabaco de los hombres,
la desaparición de mis ancestros.

Siempre cambia el tamaño de las cosas
que guarda la memoria,
los caballos
que una noche pasaron al galope en Alpa Corral
levantando centellas de las piedras.
Altos y oscuros, bajaron su lomo
a la altura que tenían mis ojos.
Aquel pozo en el río Cuarto, lago inmenso,
la piel sin fondo de la infancia,
apenas me parecería hoy un charco
que podría cruzar sin mojarme en pleno invierno.
¿Sabes cuánto miden los recuerdos?.

Por eso sé que nunca volveré
a Villasuso, a esa aldea
de diez casas, ocho álamos
y el viento.
A la casona donde se amasaba
el pan de cada día. Si volviese,
mentirosa memoria, ¿qué tamaño
alcanzaría el umbral de la puerta?.
El hogar donde hervían las papas y el zapallo,
el reloj de pared y la alacena,
el olor a jamón y morcillas del depósito
y la voz, hoy perdida, de mi abuela.

Esa mujer de negro y cutis blanco
en su España eterna y para siempre.
Detrás de sus palabras sonará
el ruido inconfundible de la bicicleta caída
y su supuesto enojo y su tristeza.
De pequeño, de sólo siete, veía entre montañas
ese  solar abierto al infinito
que guardaba la vida de los viejos
y su frío. Cuántas tardes enteras
en paredes de cal no habré buscado
de unos nombres antiguos la memoria
que a punta de navaja alguien grabó:

Venancio, Julián, José, Eustasio.
En torno a ti, o sea a mí, digo
la vida va tejiendo una red invisible de recuerdos,
un ovillo que enreda la nostalgia.
Si lo pienso, el tiempo fue fraguando
la rara construcción de los abuelos:

Un gallinero dentro, dos cocinas,
un corredor arriba y otro abajo
y una sala en planta alta con las tablas del suelo
separadas. Desde esos agujeros vigilabas
las vacas y sus terneros, negra piel,
el aire enrarecido, los hedores del estiércol.

Ese lugar engendra poemas tristes
como éste que ahora en el recuerdo tropieza
y en el extranjero,
en el extranjero tropieza y en el recuerdo.
Una vida sangra en las montañas
y la otra vida sangra en las siembras del campo.
Huérfano de todas las alas, a ese lugar
pude arrebatarle un rostro:
aquel breve rostro blanco de la Luisa del que,
sin noticias, me fui alejando para que conozca
al que hoy ha regresado, ahora que tú, sombra,
desde la otra orilla comienzas a  llamarme.  


Aullaba el viento en el corral, ciego
furibundo, afilado ese invierno junto al Ebro.
En la escalera usada que condujo
la vida y la muerte de los que fueron,
de clavos herrumbrosos se colgaban
las herramientas de labranza, las pieles de las liebres.
Las grietas de la pared, las ventanas
sin cristales, las puertas arrancadas
¿anunciaban tal vez lo que te espera?
Sólo trajiste, traje, de recuerdo,
ya adulto, y bien domesticado,
una pequeña piedra, eso fue todo.

Di, memoria, ¿qué medida tendrán
estas cosas?. Yo sé que aquella vivienda
se detuvo en las vueltas de la vida
transformándose en algo muy distinto,
una apacible niebla que va y viene
y que acompaña el aire que respiro.
Que acompañará siempre el aire que respiro.
No volveré a la casa de mis abuelos, a esa Cantabria
desvalida, porque sé que el tiempo
no regresa
y de volver,  poca vida nueva sería
entre el osario familiar y los escombros.


No puedo retornar, sin remedio,
al tiempo de los álamos aquellos.
Y si hay alguna sombra al otro lado
sin medida alguna, del umbral de la puerta,
de los caballos, el río y el viaje en barco,
esa sombra quedará apretada entre mis manos.
Porque hay un continente de distancia
desde Arguello a Villasuso,
la distancia de una vida, de dos, o quizás más,
la distancia que hay de los hijos de mis hijos,
al bien amado reto de la Luisa.
Y otra medida tendría entonces, el recuerdo.-


                            Quique de Lucio





Publicación de Quique de Lucio para 
"Nos Queda la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio.                        

jueves, 18 de julio de 2013

Amor

                                                          Pablo Neruda

Homenaje a 109 años del nacimiento del poeta Ricardo Eliécer Naftali Reyes Basoalto (Parral, Chile, 12 de julio de 1904- Santiago, 1973). Premio Nobel de Literatura 1971.


                               "Sobre mi corazón llueven frías corolas.
                               Oh sentina de escombros, feroz cueva de
                               naúfragos!"



AMOR     poesía de Pablo Neruda

Mujer, yo hubiera sido tu hijo por beberte
la leche de los senos como un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado, y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.
Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos
y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal,
porque tu ser pasara sin pena al lado mio
y saliera en la estrofa -limpio de todo mal-.

¡Cómo sabría amarte, mujer cómo sabría
amarte, amarte como nadie supo jamás !
Morir y todavía
amarte más.
Y todavía
amarte más.-


CUÁNTAS VECES

Cuantas veces, amor, te amé sin verte y tal vez sin recuerdo,
sin reconocer tu mirada, sin mirarte, centaura,
en regiones contrarias, en un mediodía quemante:
eres sólo el aroma de los cereales que amo.

Tal vez te vi, te supuse al pasar levantando una copa
en Angola, a la luz de la luna de Junio,
o eras tú la cintura de aquella guitarra
que toqué en las tinieblas y sonó como el mar desmedido.

Te amé sin que yo lo supiera, y busqué tu memoria.
En las casas vacías entré con linterna a robar tu retrato.
Pero yo ya sabía como era. De pronto

mientras ibas conmigo te toqué y se detuvo mi vida:
frente a mis ojos estabas, reinándome, y reinas.
Como hoguera en los bosques el fuego es tu reino.-


EL AMOR

Pequeña
rosa,
rosa pequeña,
a veces,
diminuta y desnuda,
parece
que es una mano mía
cabes,
que así voy a cerrarte
y a llevarte a mi boca,
pero
de pronto
mis pies tocan tus pies y mi boca tus labios,
has crecido,
suben tus hombros como dos colinas,
tus pechos se pasean por mi pecho,
mi brazo alcanza apenas a rodear la delgada
línea de luna nueva que tiene tu cintura:
en el amor como agua de mar te has desatado:
mido apenas los ojos más extensos del cielo
y me inclino a tu boca para besar la tierra.-


*******************************************

Fragmento de UNA CANCIÓN DESESPERADA


Emerge tu recuerdo de la noche en que
estoy.
El río anuda al mar su lamento obstinado.

Abandonado como los muelles en el alba.
Es la hora de partir, oh abandonado!

En ti se acumularon las guerras y los vuelos.
De ti alzaron las alas los pájaros del canto.

Todo te lo tragaste, como la lejanía.
Como el mar, como el tiempo. Todo en ti fue
naufragio!.-



                                                     Pablo Neruda






Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio


miércoles, 17 de julio de 2013

Exilio

                                                        Renata Bomfim

Poeta, escritora y artísta plástica brasileña nacida en 1972 en Ilha de Vitória, capital del Espíritu Santo, Brasil. Es Licenciada en Letras y actualmente desarrolla una tesis doctoral con las poéticas de Ruben Darío y Florbela Espanca. Tiene publicadas las obras: "Mina", "Arcano Dezenove" y "Coloquio das árvores". También es activista social y ambiental del Mostero Zen Morro de Vargem. Es miembro de la Academia Femenina Espírito-Santense de las Letras. Colabora en periodicos literarios de su país y el extranjero.-


                                                     "¿Hasta cuándo el hierro y el fuego
                                                      callarán voces preclaras?
                                                      ¿Por qué en vez de árboles
                                                      se plantan las sombras
                                                      de estas existencias ya perdidas?


EXILIO   poesía de Renata Bomfim

En el Mar de la indiferencia
Al exilio condenada,
Soy Capitana de esperanzas
Mi pena navega,
Vaguea mi alma.

En el Océano poblado
Por letras , acentos y velas,
Busco la hoja en blanco.
Tierra firme donde la palabra,
Insurrecta, prospera.


MEMORIAS DEL CUERPO

Todo cuerpo tiene memoria,
guarda recuerdos de dolores,
placeres, fracasos, glorias.
Todo cuerpo tiene, también,
dios y el diablo, dentro.

Viva el cuerpo
Cuerpo vivo
Viva, sí, que la muerte viene!

Cada parte del cuerpo
inventa ara sí un vivir:
algunas manos eligen cavar
en busca de oro
otra en busca de huesos.

Pies deciden hacerse uno con la ruta
ya otros, crean raíces
llegando a conocer aguas profundas.

Hay bocas que sonríen
como niñas que llevan trenzas,
otras pueden volverse cerraduras,
lacres, sello, laberinto.

Los vientres pulsan y abrigan vida
pero a algunos, menos
comprometidos,
les gusta hacer ventarrones.

El cuerpo se reinventa siempre
incluso en su último estadio
cuando se desintegra
pasando a componer algo
mayor que él mismo.
Entonces realiza su destino
el más noble de todos:
¡Ser Tierra!-


FANTASMA DE LA ESPERANZA

Dejemos a Dios sosegado
y recojamos las viñas de nuestra ira.
Suenen trompetas
despiértense liras
pues, no existe cielo
además de este que conocemos
y contaminamos.
Hombres ¿hasta cuándo
tendrán la tierra empapada
con la sangre de tus hermanos?
¿Hasta cuándo morirán indios,
negros, mujeres, niños,
bastardos, cesates,
y una leva de otros seres
subalternizados?
Hermanos, ¿por qué no llegamos
a ver
que el rostro desfigurado
del hombre y de la mujer
sin nombre, sin casa y hambriento
es el mío y es tu rostro,
el rostro nuestro?
¿Por qué no admitimos que
ese hombre y esa mujer son,
igualmente,
la flor que arrancamos,
el animal que asesinamos,
los árboles que dejamos
derrumbarse?
Es hora de que nos inspiremos
en los fantasmas de la esperanza,
para que las venidas generaciones
puedan descansar,
y que haya aire, agua, lugares de
existencia.
Nos hemos perdido en el laberinto
de una modernidad orobólica,
construída con armas tecnológicas.
No tenemos, sino que aún buscamos
a alguien o algo que nos salve
de nosotros mismos.-


                                                 
                                                         Renata Bomfim






Imágenes: pinturas del artista argentino Juan Carlos Castagnino (Mar del Plata, 1908-Bs.As., 1968)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

lunes, 15 de julio de 2013

Posibilidad

                                                                    Reneé Acosta

Poeta, filósofa y ensayista mexicana nacida en Ciudad de México en 1976. Licenciada en Filosofía por la Universidad de Chihuahua. Ha publicado, entre otros, los libros de poesía: "El jardín del vértigo" (1999), "Milésima de segundo por la muerte de Pablo Ochoa" (2003), "El sentido de las horas" (2008), "Metafísica del ojo" (2012), etc. Fue participante del Catálogo de Escritores jóvenes de México (2000), de la Antología Latinoamericana de Poesía (2006) y de la Antología "Agua lluvia", Muestra de la Poesía femenina en el 2008, entre otras antologías..


                                                "No miró las gaviotas escapando
                                                entre las olas
                                                que se rompían en los farallones
                                                tampoco miró a un metro por debajo de la arena"


POSIBILIDAD   poesía de Reneé Acosta


pudo haber sido, pero no fue
las cosas son lo que son

pudiera haber tomado la izquierda
en lugar de la derecha
pero tomó la izquierda donde
la virgen negra le dio dos palomas
un águila y un niño muerto

pudo haber sido lo mejor
viajar a la India o viajar
a las playas de México
o no ir a ninguna parte

pero estar tiene también su propia
reverberación en la telaraña de las
cosas

habría sido mejor no comprar esa
motocicleta
pudiera entre los altos techos
celestes, darse
una mejor combinación de los
acontecimientos
la exactitud del mundo y la lectura
de sus mutaciones
indescifradas
pudieran...pero no.-


HISTORIA DE LA IMPORTANCIA

Toda la memoria de los poetas se
imprime
en cada movimiento de los
aconteceres

La memoria de los ríos se vuelca
sobre las casas
y los hormigones son testigos de mi
revelación

Los pulgones son un procedimiento
más alto para la
conveniencia de los hechos
irrelevantes o
importantes de la mínima existencia


¿Por qué habrían de ser menos
importantes las gotas
de lluvia cayendo como hecatombe
sobre los hormigueros?
¿por qué habría de ser más
importante
mis problemas que sus problemas?
¿por qué habría de ser más importante
el movimiento
de los autos que el movimiento
de las estrellas?
¿por qué no habría de haber una
relación entre todas?

Cae una gota de lluvia enorme sobre
el hormiguero
otra gota redonda cae sobre mi
nariz

me quedo callada.-


MISTERIO DE LA FISIS

Hoy te vengo a granel andando el
entrecejo.
bisoledad la mía, que es tuya,
y aún más enrarecida.
Distancia es el clavel entre los
átomos del pelo, del cuerpo
del cielo y sin saberse andar: recién
a lo nacido.
Frugal y banquete al mismo tiempo:
andante detenido.
Por no saber, quizás, más hacia
adentro
en lo esencial, en lo substancialmente
lámpara
que le ilumina
En su voltio sin mácula -sempiterna
la hipnosis-
de la palomilla autónoma; a
mediados de vaivén
como a medias vuela más allá de la
sombra.

Esto es la fisis, todo el amor y el
placer:
para que me entienda.-


                                                                  Reneé Acosta





Imágenes: pinturas de la artista alemana Gabriele Münter (Berlín, 1877-1962)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio