Páginas vistas en total

martes, 30 de abril de 2013

Aún

                                                            Antonio Gamoneda

Poeta español nacido en Oviedo en 1931. Es una figura emblemática de la literatura europea. Parte de su obra está contenida en : "Sublevación inmóvil" (1960), "Descripción de la mentira" (1977), "León de las miradas" (1979), reeditada en 1990, "Blues castellano" (1982), "Lápidas" (1986), "Edad" (1988), "Libro del frío" (1992), "Libro de los venenos" (1995), Sólo luz" (2000), etc. Ha recibido entre otros, el Premio Nacional de Poesía en 1988, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, el Premio Castilla y León de las Letras en 1985 y el prestigioso Premio Cervantes en 2006.


                                        "sentir el mar, su lentitud viviente,
                                         es la magnificiencia y el olvido,
                                         pero sentir la vida de los camaradas
                                         es ser el camarada de uno mismo"



AÚN   poesía de Antonio Gamoneda

Hubo un tiempo en que mis únicas pasiones
eran la pobreza y la lluvia.

Ahora siento la pureza de los límites
y mi pasión no existiría si dijese su nombre.

Alguien ha entrado en la memoria blanca,
en la inmovilidad del corazón.

Veo una luz debajo de la niebla
y la dulzura del error me hace cerrar los ojos.

Es la ebriedad de la melancolía; como acercar
el rostro a una rosa enferma,
indecisa entre el perfume y la muerte.

Hablan los manantiales en la noche,
hablan en los imanes del silencio.

Siento la suavidad de las palabras olvidadas.

Sábana negra en la misericordia:
Tu lengua es un idioma ensangrentado.

Sábana aún en la sustancia enferma,
la que llora en tu boca y en la mía
y, atravesando dulcemente llagas,
ata mis huesos a tus huesos humanos.

No mueras más en mí, sal de mi lengua.
Dame la mano para entrar en la nieve.

Ves las rosas temibles.
Ah caminante, ah confusión de párpados.
Hay una hierba cuyo nombre no se sabe;
así ha sido mi vida.

Vuelvo a casa atravesando el invierno:
olvido y luz sobre las ropas
húmedas. Los espejos están vacíos
y en los platos ciega la soledad.
Ah la pureza de los cuchillos abandonados.

Amé todas las pérdidas.
Aún retumba el ruiseñor en el jardín invisible.

Cuando el sol vuelva a su cuenco de tristeza
mira tus manos abandonadas por la luz.-


ESTAR EN TI

Yo no entro en ti para que tú te pierdas
bajo la fuerza de mi amor;
yo no entro en ti para perderme
en tu existencia ni en la mía;
yo te amo y actúo en tu corazón
para vivir con tu naturaleza,
para que tú te extiendas en mi vida.
Ni tú ni yo. Ni tú ni yo.
Ni tus cabellos esparcidos
aunque los amo tanto.
Sólo esta oscura compañía. Ahora
siento la libertad. Esparce
tus cabellos. Esparce tus cabellos.-




Caer en un rostro, existir
con su respiración y con su boca...
Cuando tú estabas en peligro;
tú gritaste, mas fue
en la garganta de otro ser humano;
se levantó tu cuerpo
y fue en los brazos de otro ser humano.
Entonces comprendías.
Y tu necesidad y tu dolor
no fueron nunca como antes. Tú
ya no ves signos. Ahora, tú desprecias
todas las dudas. Y tu pensamiento
no es espejo que calla; ya es amor
y destino y conducta y existencia.-


                                                                  Antonio Gamoneda






Imágenes: pinturas de la artista francesa Berthe Morisot  (1841-1895), del impresionismo.


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio 




lunes, 29 de abril de 2013

Calicanto

                                                                  Ana María Iza

Poeta y periodista ecuatoriana nacida en Quito en 1942. Obtuvo el "Premio Nacional de Poesía Ismael Pérez Parmiño" en los años 1967, 1974, 1984 y 1995. Parte de su obra poética está contenida en : "Pedazo de nada" (1961), "Los cajones del insomnio" (1967), "Puertas inútiles" (1968), "Heredarás el viento" (1974), "Fiel al humo" (1986), "Reflejo del sol sobre las piedras" (1987), "Papeles asustados" (1994), (Herrumbre persistente" (1995), etc. Formó parte de la selección de poetas ecuatorianos que aparecieron en "Young poetry of the American", edición de la Unión Panamericana, de Washington.-


                                             "canto a la libertad sin policías
                                              del lenguaje
                                              que a la carcel de la forma y del fondo
                                              me envíen"


CALICANTO   poesía de Ana María Iza



Cuando el río suena
Orinocos arrastra
Si al cruzar la cola de un astro
llueve cenizas
Si espuman las rocas
sus verdes cristales
me siento y escribo

Cuando arde la casa
prendidas las sombras
estalla el silencio
abierto alarido

Si un hombre sin nombre
a mi boca sube
un ruego
una súplica
y nadie responde
entonces mal-digo.-


COMETA

       Tus ojos
golondrinas con sede
en la sed de mis ojos
       De sed en sed
          los busco
            y
              el
                  a
                    gua
                         no
                            aparece
Abre tus alas.-


ESTER-NIDAL

Volver a caminar
sobre las células
mejor que andar sobre la luna

Libertos
Libertinos
ricos
ricas
pobres pobras
cualquier rato los pasos
se nos pierden

¿No meditan
no se asustan no se atragantan?
De hacerlo
no sabrían dónde meterse
a quien abrazar fuerte
hacia donde correr gritando
no me dejes
no te vayas no me vaya

Se está muy bien aquí
entre nosotros
en confianza
golpeándonos amándonos riendo
comiendo no comiendo soportándonos

Mañana ya es otro día
y ahí no alcanzamos todos
Mañana otro señor
otro truco otra maniobra
Otro número
que no es el de nosotros.-


INVASIÓN

En perfectas escuadras de belleza
los pájaros invaden la tarde con sus alas.
La cintura del viento
se retuerce
en los brazos fornidos de los árboles
y suspiran las hojas débilmente
por los besos que crujen en las ramas.
Es sábado.
No me hace falta más para sentirme libre
en un mundo de esclavos.-


                                                                Ana María Iza







Imágenes: pinturas del artista de Estados Unidos Philip Evergood  (1907-1973)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio




sábado, 27 de abril de 2013

Esta noche

                                                                          Julio Cortázar
                                                                    (Argentina, 1914-1984)


                                             "No sé, ya ves, ni como sos,
                                             tengo las fotos de tus discos, gente
                                             que te conoce y te escribe,
                                             Paredes de palabras con glicinas
                                             Y vos detrás, inalcanzable siempre"



AFTER SUCH PLEASURES   poesía de Julio Cortázar


Esta noche, buscando tu boca en otra boca,
casi creyéndolo, porque así de ciego es este río
que me tira en mujer y me sumerge entre sus párpados,
qué tristeza nadar al fin hacia la orilla del sopor
sabiendo que el placer es ese esclavo innoble
que acepta las monedas falsas, las circula sonriendo.

Olvidada pureza, cómo quisiera rescatar
ese dolor de Buenos Aires, esa espera sin pausas
ni esperanza.
Solo en mi casa abierta sobre el puerto
otra vez empezar a quererte,
otra vez encontrarte en el café de la mañana
sin que tanta cosa irrenunciable
hubiera sucedido.
Y no tener que acordarme de ese olvido que sube
para nada, para borrar del pizarrón tus muñequitos
y no dejarme más que una ventana sin estrellas.-



CEREMONIA RECURRENTE

El animal totémico con sus uñas de luz,
los objetos que junta la oscuridad debajo de la cama,
el ritmo misterioso de tu respiración, la sombra
que tu sudor dibuja en el olfato, el día ya inminentemente.
Entonces me enderezo, todavía batido por las aguas del sueño,
Vuelvo de un continente a medias ciego
donde también estabas tú pero eras otra,
y cuando te consulto con la boca y los dedos,
recorro el horizonte de tus flancos
(dulcemente te enojas, quieres seguir durmiendo, me dices bruto y tonto,
te debates riendo, no te dejas tomar pero ya es tarde, un fuego
de piel y de azabache, las figuras del sueño)
el animal totémico a los pies de la hoguera
con sus uñas de luz y su alas de amizcle.-




DÉMONS ET MERVEILLES


De colinas y vientos
de cosas que se denominan para entrar
como árboles o nubes en el mundo

De enigmas revelándose en las lunas
rotas contra el aljibe o las arenas
yo he dicho y esperado

Creo que nada vale contra esta caricia
abrasadora que sube por la piel
Ni el silencio, ese desatador de sueños

Vivir
oh imagen para un ojo cortado
boca arriba perpetuo.-


EL BREVE AMOR

Con qué tersa dulzura
me levanta del lecho en que soñaba
profundas plantaciones perfumadas,

me pasea los dedos por la piel y me dibuja
en el espacio, en vilo, hasta que el beso
se posa curvo y recurrente,

para que a fuego lento empiece
la danza cadensiosa de la hoguera
tejiéndose en ráfagas, en hélices,
ir y venir de un huracán de humo...

¿Por qué, después
lo que queda de mí
es sólo un anegarse entre las cenizas
sin un adiós, sin nada más que el gesto
de liberar las manos?


                                                            Julio Cortázar






Imágenes: pinturas del artista Marc Chagall  (Vitebsk, Rusia, 1887-Saint-Paul de Vence, 1985)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio





jueves, 25 de abril de 2013

Estoy temblando

                                                                  Idea Vilariño

                                                      (Uruguay, 1920- Abril, 2009)
                                                Homenaje a cuatro años de su muerte.

               
                                                                      "Sin él
                                                                       aquí
                                                                       sin él.
                                                                       El fuego susurrando"



ESTOY TEMBLANDO  poesía de Idea Vilariño

Estoy temblando
está temblando el árbol desnudo y en espejos
cantando
y cantando está la luna
riendo
sin silencios
la lírica y romántica
flauta y en cielo en hoz
por vez primera
se abren su luz cereza y el estiércol.
No se pueden quejar ni las mañanas
ni el ardiente sopor que por lo estéril
no canto más no canto
ni puedo deshacer en primavera
ni negarla y beber
ni matar sin querer
ni andar a tientas
ya que el aire está duro
y hay monedas locuras
esperando
la marca del agua
en desazón riendo
riéndose riendo.
Ah si encono si entonces
ya no quiero
ya no pude se pasa nunca alcanza
una ola se vaga la marea
se desconcierta así
y el sol no existe aquí más que en palabras
Pero en cambio en el cielo
caben muchas pero muchas. A veces
se molestan se muerden
en los labios.-


NO SUPISTE


Pobre mi amor
creíste
que era así
no supiste.
Era más rico que eso
era más pobre que eso
era la vida y tú
con los ojos cerrados
viste tus pesadillas
y dijiste
la vida.-


YA NO SERÁ

Ya no será,
ya no viviremos juntos, no criaré a tu hijo
no coseré tu ropa, no te tendré de noche
no te besaré al irme, nunca sabrás quien fui
por qué me amaron otros.

No llegaré a saber por qué ni cómo, nunca
ni si era de verdad lo que dijiste que era,
ni quién fuiste, ni qué fui para ti
ni cómo hubiera sido vivir juntos,
querernos, esperarnos, estar.

Ya no soy más que yo para siempre y tú
Ya no serás para mí más que tú.
Ya no estas en un día futuro
no sabré donde vives, con quién
ni si te acuerdas.

No me abrazarás nunca como esa noche, nunca.
No volveré a tocarte. No te veré morir.-


PASA SE VA SE PIERDE...

Pasa se va se pierde
no se detiene
fluye
mana incansablemente
se escapa de las manos
corre vuela a su fin
se desliza
se apaga
se aniquila
se extingue
se deshace
se acaba.-



                                                                    Idea Vilariño






Imágenes: pinturas de Pierre-Auguste Renoir  (Francia, 1841-1919)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio







miércoles, 24 de abril de 2013

Adiós

                                                        Vicente Huidobro
                                                       (Chile, 1893-1948)

                             
                                 "Cae en infancia
                                  cae al último abismo del silencio
                                  como el barco que se hunde apagando sus luces"




ADIÓS  poesía de Vicente Huidobro

         París
Una estrella desnuda
Se alumbra sobre el llano

         Esa estrella la llevará en mi mano

En Notre Dame
          los ángeles se quejan
Al batir las alas nacen albas
Mas mis ojos se alejan

Todas las mañanas
Baja el sol a tu hostia que se eleva
Y en Montmartre los molinos
             la atmósfera renuevan

París
En medio de las albas que se quiebran
Yo he florecido tu obelisco
Y allí canté sobre una estrella nueva

             Adiós

Llevo sobre el pecho
Un collar de tus calles luminosas
Todas tus calles
            me llamaban al irme

Y en todas las banderas
Palpitaban adioses

Tus banderas de los nobles ardores

Al pasar
             arrojo al Sena
                                   un ramo de flores

Y entre los balandros que se alejan
Tus balandros que pacen en las tardes
Dejar quisiera el más bello poema

El Sena
              bajo sus puentes de desliza
Y en mi garganta un pájaro agoniza.-



CANTO VI

Alhaja apoteosis y molusco
Anudado
               Noche
                          Nudo
El corazón
Esa entonces dirección
                          Nudo temblando
Flexible corazón la apoteosis
Un dos tres
                  Cuatro
Lágrima
                  Mi lámpara
                                      Y molusco
El pecho al melodioso
Anudado la joya
Conque temblando angustia
Normal tedio
                     Sería pasión
                     Muerte al violonchelo
Una bujía el oro
                     Otra cosa
Cristal si cristal era
Cristaleza
Magnetismo
                     Sabéis la seda
viento flor
                Lento nube lento
Seda cristal llanto seda
El magnetismo
                Seda aliento cristal seda
Así viajando en postura de ondulación
Cristal nube
Molusco sí por violonchelo y joya
Muerte de joya y violonchelo
así sed por hambre o hambre y sed
Y nube y joya
Lento
         Nube
         Ala ola ole Aladino
El ladino Aladino ah ladino dino la
Cristal nube
Adónde
            en dónde
Lento lenta
            ala ola
Ola ola el ladino si ladino
Pide ojos
            tengo nácar
En la seda cristal nube
Cristal ojos
                    y perfumes
Bella tienda
Cristal nube
                    Muerte joya o en ceniza
Porque eterno porque eterna
                                           lento lenta
Al azar de cristal ojos
Gracia tanta
                   y entre mares
Miramares
Nombre daba
                   por los ojos hojas mago
Alto alto
Y el darín de la Babel
Pida nácar
                 tenga muerte
Una dos y cuatro muerte
Para el ojo y entre mares
Para el barco en los perfumes
Por la joya al infinito
Vestir cielo sin desmayo
Se deshoja tan prodigio
El cristal ojo
Y la visita
                Flor y rama
Al gloria trino
                Apoteosis
Va viajando Nudo Noche
Me daría
              cristaleras
                               tanto azar
                                             y noche y noche.-



                                                      Vicente Huidobro  




                                             

Imágenes: pinturas del Impresionismo. Claude Monet (Francia) y Maurice Prendergast (EE.UU).


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio





lunes, 22 de abril de 2013

Anunciación del verano

                                                                 Aurora Luque

Poeta y traductora española nacida en Almería, en 1962. Licenciada en Filología Clásica por la Universidad de Granada, es una reconocida representante de la poesía española actual. Entre su obra , merece destacarse "Hiperiónida" que fue reconocida con el Premio García Lorca en 1981, "Problemas de doblaje" (1989), "Carpe Noctem" que obtuvo el Premio "Rey Juan Carlos" en 1992, "Carpe Mare" (1996), "Transitoria", accésit al Premio" Rafael Alberti" (1977), "Las dudas de Eros" (2000), "Portuaria"-Antología de su obra 1982-2002, "Camaradas de Ícaro", Premio "Fray Luis de León" en 2003, "Carpe Verbum" (2004), "Haikus de Narika" (2005),etc.


                                       "El deseo: nefasta construcción,
                                       sin indicios de habitabilidad
                                       que se levanta dentro del cuerpo
                                       sin cimientos previos"



ANUNCIACIÓN DEL VERANO   poesía de Aurora Luque


Una avioneta blanca sobrevuela la costa
con su estela de lona casi en blanco.
"Anúnciese en el aire". Desde el apartamento
los parasoles verdes, naranjas, morados

hacen que el mar se vista a estas alturas
una túnica pop. Se hunde aquel barco
centímetro a centímetro,
sus tribales quehaceres
de antigua pesquería. Este verano

nos deslumbra el blanquísimo poliéster
de un yate sobre el puzzle inacabado
de un movedizo mar turquesa, malva.
Descienden las gaviotas. ¿No está
la vida acaso

bajo un inmenso toldo de luz que la protege
del ardor del vacío, de su abrazo
de las ondas violetas de la muerte,
de su quehacer tribal, del viejo pacto?-


CIUDAD

Una ciudad del sur con su mitología
urbana vagamente, subrayada de mar,
desgarrada de instintos,
con toda la belleza luchando por asirse
con dignidad a un resto de materia.
Tanta, tanta es la luz sin asidero...



EAU DE PARFUM


De la infancia, el olor
del musgo en las acequias, del barro, de las moras
y la extrema violencia de aprenderse.

Del mar, la última nota
de la última ola desplegada
antes de regresar y convencernos
de que no habrá sirenas.

De la noche, las leves veladuras
de un perfume italiano
todavía de moda.

De tu cuerpo, el aroma
de libro de aventuras
vuelto a leer; pero también de adelfas
desoladas y ardiendo.

Huele a vida quemada.-


LA CALLE ALTAMIRANO


Fue después de San Juan:
el sueño de una noche madrileña
tan estival que el aire parecía quebrarse
por el placer de ser la Fruta Seductora.

Al fondo de la calle, el saxo, impertinente,
removía los grumos del fracaso,
la desazón, el nudo en el futuro
y el ayer tan inútil como un miembro amputado.

Mas la traición del cuerpo y el desvelo,
la ironía del pubis rompiendo su triángulo,
las ingles que musitan: Carpe noctem
y hacen manar el filtro venenoso
para los labios lentos que comparten
el noble simulacro de la muerte.
-Carpe noctem, amor. Pero los astros eran
(antes no lo supimos)
fosforecencias sobre los armarios.-



                                                                    Aurora Luque





Imágenes: pinturas del artista español Joaquín Sorolla (1863-1923)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"

quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio






domingo, 21 de abril de 2013

Al fin y al cabo

                                                           Esdras Parra

Poeta, ensayista y traductora venezolana nacida en Mérida en 1939. Desde los diecisiete años se radicó en Londres gracias a una beca obtenida en los años de escolaridad. Al regreso de nuevo en Caracas, luego de varios años,  desarrolló una importante carrera literaria como ensayista y editora. Fue fundadora  y Directora de la revista "Imagen", publicó varias obras de narrativa e incursionó en poesía con los volúmenes : "Suelo secreto", Premio II Bienal de Mérida en 1993, "Antigüedad del frío" (2001), "Aún no", (2004), "Juego limpio", etc. Falleció en noviembre de 2004, víctima de un cáncer.-


                               "Aquí no espero nada y es como si dijera todo
                               doy un paso sobre esta ceniza
                               para justificarme, para extender
                               mi oscuro rumor dentro de mi sangre "



AL FIN Y AL CABO   poesía de Esdras Parra


Al fin y al cabo sólo existe esta sombra harapienta
a donde me han condenado
sin dolor y sin queja
donde golpeo mi leña y trituro mi pan
y recojo mis huesos dispersos
allí allí
de donde vuelvo con mi pedazo de muro.-


ESCRIBIR SOBRE EL SILENCIO

Escribir sobre el silencio o sobre
sus trozos de vacío, pero volver a
la palabra o hacia su desaparición

volver a la claridad, a la duda,
a una vida sencilla
o a la ardua madurez del hierro

fuera de aquí, anclar en el asombro
esa inocencia del mutismo.-


POR ESTE ROSTRO MÍO

Por este rostro mío tuyo
que has olvidado
por ese recuerdo me llamas
y ya no es tu boca sino otra boca
y no son tus labios sino el viento
y tocas fondo hasta llegar
al gran problema
aquí bajo este cielo
sin herencia sin alma
aquí sobre esta tierra
sin sueños sin nieve.-





que jamás te secias
ni sabes quién eres
ni existes para la certidumbre
que puedes ser muchos
soñando que estás en lo cierto
o pensando que debes
conquistar esa nada.-


SI EL VIENTO SOPLA MÁS FUERTE

Si el viento sopla más fuerte dentro
de mi cabeza
si mi canto emana del torrente de las piedras
si los puños me atan las manos
y ya no puedo reconocer
el fuego que cae del cielo
si alimento mi espinazo con carbones
y lo empujo en una sola dirección
si dejo que mis pies pisoteen su sombra
y el polvo llore a lágrima viva
ay si el silencio calla y la noche abre
una herida oscura en mi costado.-


CADA DIFICULTAD ME CONDICIONA

Cada dificultad me condiciona
pero cómo evitarlo
cómo cerrar los ojos
y que no me importe morir
que el abismo pregunte por mí
y en cada puerto donde toque tierra
y sé que nada me pertenece
comience mi historia
y que ésta sea un regreso al polvo
a través de hilos oscuros.-


                                                                    Esdras Parra






Imágenes: pinturas del artista cubano contemporáneo Eduardo Abela.


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio 





viernes, 19 de abril de 2013

La muerte meditada

                                                               Giuseppe Ungaretti

Poeta y traductor italiano nacido en 1888. En 1912 viajó a París donde estudió en La Sorbona y trabó amistad con intelectuales de la época. En 1916, de retorno en Italia, publicó su libro de poemas "El puerto sepultado" y "La alegría" (1919). A partir de 1921 trabajó como periodista en Roma, publicó "Sentimiento del tiempo" (1933). Se radicó en Brasil oficiando de profesor universitario  por seis años. De regreso a Italia, continuó su tarea como docente en Literatura Moderna y publicó "El dolor" (1947) y "La vida de un hombre", compilación de su labor poética entre 1942 y 1961. Tradujo al italiano obra de importantes autores. Falleció en Milán en junio de 1970.


                                         " La ruborosa cara del cielo
                                          despierta al oasis
                                          para el nómada amor"



LA MUERTE MEDITADA   poesía de Giuseppe Ungaretti



Has cerrado los ojos,
nace una noche
nena de falsos huecos,
de ruidos muertos
como de corchos
de redes caladas en el agua.

Tus manos se hacen como un soplo
de inviolables lontananzas,
inaferrables como las ideas,

y el equívoco de la luna
y el balancearse, dulcísimos,
si quieres posármelas sobre los ojos,
tocan el alma.

Eres la mujer que pasa
como una hoja
y deja en los árboles un fuego de otoño.-


NO GRITÉIS MÁS

Dejad de matar a los muertos,
no gritéis más, no gritéis,
si les queréis todavía oír
si esperáis no perecer.

Tienen un susurro imperceptible,
no hacen más rumor
que el crecer de la hierba,
alegre donde no pasa el hombre.-


TIERRA

Podría haber en la guadaña
un rápido reflejo, y el rumor
tornar y perderse por grados
hacia las grutas, y el viento podría
de otra sal enrojecer los ojos...

Podrías, la quilla sumergida,
oírla deslizarse a lo lejos,
o a una gaviota equivocar su pico,
la presa huída, en el espejo...

Del trigo de noches y días
colmadas mostraste las manos,
delfines de los viejos tirrenos
viste pintados en secretos
muros inmateriales y luego, detrás
de las naves, vivos volar,
y tierra eres aún de cenizas
de inventores sin descanso.

Cauto temblor podría otra vez a adormecedoras
mariposas en los olivos, de un instante a otro,
despertar;
quedarás inspiradas vigilias de extintos,
intervenciones insomnes de ausentes,
la fuerza de cenizas, sombras
en el raudo oscilar de las platas.

Continúas derribando al viento;
desde abetos a palmeras el estrépito
por siempre desolas; silente
el grito de los muertos es más fuerte.-


SAN MARTÍN DE CARSO

De estas casas
no ha quedado
más que algún
pedazo de muro

De tantos
a quienes estaba unido
no ha quedado
ni siquiera eso

Pero en el corazón
ninguna cruz falta

Mi corazón
es el país más desvastado.-


                                                                Giuseppe Ungaretti







Imágenes: pinturas del artista ruso contemporáneo Román Garassuta  (Moscú, 1958).



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio




jueves, 18 de abril de 2013

A unos ojos

                                                             Abelardo Linares

Poeta, bibliófilo y editor español nacido en Sevilla en 1952. Es una destacada figura de la nueva poesía española, muy vinculada a la lírica andaluza. Parte de su obra está reunida en "Mitos-Poesía Completa" (1979), "Sombras" (1986), "Espejos" (1991) libro por el que obtuvo el Premio de la Crítica. En 1974, fundó en el barrio de Santa Cruz de Sevilla, la librería de libros viejos y antiguos "Renacimiento" especializada en literatura española e hispanoamericana, enrriquecida por la compra de un millón de libros de la colección Eliseo Torres de Nueva York.



                               "Del amor a las palabras queda solo costumbre.
                                Se hace rito el misterio y un dios inútil
                                visita el asolado paisaje de nuestros sueños"



A UNOS OJOS   poesía de Abelardo Linares

Tan cargada de vida está la verde
absenta de tus ojos cuando hablas,
que emborracha mirarte, y tanto frío
puede albergarse en ellos, que se hiela
mi pecho si me miras. Soy apenas
quien teme y quien desea. No me mires
si es tan sólo por juego o por despecho,
pues abrasa la llama que en mí prendes
con apenas volver a mí tus ojos.
Pero si sólo es juego o es despecho,
que esa luz de súbito relámpago
que enciende tantas veces tu mirada,
quiero quemarme así si así me miras,
pues no existe el ayer ni importa el luego.-



EN LA MAÑANA DEL MUNDO

Apenas la caricia de tu mano.
Mi piel es de cristal cuando me tocas.
¿Qué apaciguada luz, qué temblor hecho brasa
se deslíe en mis ojos si me miras?
¿Dónde hiere tu risa y por qué hiere
si con ella me abres la mañana del mundo?
Tu existir me hace un dios y tú me creas.
No hay mayor claridad ni otro misterio.-


LAS FORMAS DEL ENGAÑO

De entre todas las vidas que una vida
puede encerrar, tú y yo nunca escogimos
precisamente aquella que podría
habernos hecho odiar todas las otras,
esa que hubiera sido sólo nuestra.
Pero quizás la vida no escoge
y es ella quien elige. O es el azar
quien le da una medida a nuestros sueños
y los cumple o los niega sin destino,
con una sorda y terca voluntad
que sólo de sí sabe, a pesar nuestra.
O quizá es una forma de destino
lo que ahí se nos muestra oscuramente,
y en el pasado esté nuestro futuro
definitivo ya, antes de escrito,
aunque no acierte el alma a descifrarlo,
pues el tiempo lo cifra y ella es tiempo.
O más sencillamente, acaso sea
todo esto cuestión de cobardía
y nuestro amor, posible o imposible,
una educada forma de engañarnos.-



NOCHE DEL SENTIDO

Como cuchillos fueron nuestros besos
en tanta sombra hiriéndonos callados.
Vida o muerte nos dimos muchas veces,
tan ebrios de aquel vino con ceniza
que la luna vertía en nuestro pecho.
¿De qué nos escondía nuestra carne?
La luz llegó desnuda, devolviéndonos
lo robado a la noche, su mentira.
Y el recelo acampó sus negros potros
en el desierto campo de batalla.-



                                                                    Alberto Linares






  
Imágenes: pinturas del artista contemporáneo español Cayetano Arqueo Buigas y de Charles Frederic Ulrich (EE.UU, 1858-1908).



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio









martes, 16 de abril de 2013

Con desdén

                                                                     Carilda Oliver

Poeta cubana nacida en Matanzas en 1924. Estudió Derecho en la Universidad de La Habana. Es una de las más sobresalientes poetisas de hispanoamérica, ganadora de importantes premios literarios: Premio Nacional de Poesía (1950), Premio Ateneo Americano de Washington,  Premio Nacional de Literatura (1977), Premio Internacional José de Vasconcelos (2002), etc. Entre su extensa obra se destaca: "Al sur de mi garganta" (1949), "Memoria de la fiebre" (1958), "Versos de amor" (1963), "La ceiba me dijo tú" (1979), "Desaparece el polvo" (1983), "Se me ha perdido un hombre" (1993), etc.


                                                     "Nos veremos -dijiste- y tu recado
                                                      de poeta infeliz
                                                      me condena a buscar en otro mundo
                                                      ese sueño de ayer que no ha pasado"



CON DESDÉN Y ORO    poesía de Carilda Oliver


Voy a verle
en cualquier sitio,
él pedirá un ron para mezclarlo con mis pupilas;
yo, el crepúsculo
y me traerán una lágrima.

Voy a verle:
a las seis de la tarde,
cuando los combatientes repasen sus fusiles
y los adúlteros se acuesten con mariposas;
a las seis de la tarde,
sin luna,
cuando por los cines naufragan las divorciadas
y los obreros comienzan a bañarse.
A las seis,
con temblor y relente,
con bochorno,
ciega como leche y sed,
voy a verle.
Azogue en su mano,
una extraña,
qué poca suerte,
subterráneo para reírme a carcajadas.
Con un traje amarillo como si renunciara a la tristeza
voy a verle.

Tendré cuidado
no sea, que, al abrirme, estalle el sollozo
y comprenda que delinco.

Seré cauta,
debo mentir: "adiós, alguien espera".
y al levantarme con desdén y oro
crecerán los pulmones donde le respiro
y para que no muera del todo
lo atraparé en mi verso.

Voy a verle
-he dicho en la hermosura-
mientras recupero el ala que no sirve
y llueven los nísperos,
divagan las márgenes rumorosas:
voy a verle
y nos desbaratábamos a besos
y el libro se quedaba a medias
y luego quién creía en los relojes
si aquí se olvidó su boca del binomio de Newton.-


ELEGÍA


Los besos se me han vuelto telarañas,
la casa se ha venido abajo,
se derrumba;
ya está rota
aunque tiembla entre gajos y vitrales.

Abierta como madre
la aluden los crepúsculos;
en un desierto borrado por mis pies
que no siguen a nadie.
He claveteado estas persianas
para que no examinen la agonía,
el polvo es mi señor.

Sepultada
por gatos y papeles
jamás sospecharán que vivo.-



EN UNA CARTA DONDE DIGO

En una carta donde digo: amado,
y después otras cosas en que exploto.
En una carta simple, con un loto
y la letra del ángel dominado.

Una carta donde digo: usado
por este corazón que juega, roto.
Es una carta azul donde te boto
y más tarde te encuentro enamorado.

Es una carta, sí, con que te entrego
esta ilusión -palabra mentecata-.
Es una carta donde digo: luego;

pero entonces adjuro en la postdata,
y firmo de inmediato con el fuego
porque es mucha la vida que me mata.-



                                                                   Carilda Oliver





Imágenes: pinturas del artista mexicano Ricardo Fernández Ortega (1971)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda 
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio