Páginas vistas en total

jueves, 31 de enero de 2013

Lo imposible

                                                       José Luis García Martín

Poeta y crítico español nacido en Aldeanueva del camino, Cáceres, en 1950. Inició su carrera literaria en 1972 con la publicación de "Marineros perdidos en los puertos". El conjunto de su obra se encuentra recogido en los volúmenes "Material perecedero" (1998) y "Mudanza" (2004). También es autor de varias antologías dedicadas a los poetas contemporáneos entre las que se destacan "Treinta años de Poesía Española" (1996), "La generación del 99" (1999) y "Poetas del novecientos" (2001). Es además profesor de literatura en la Universidad de Oviedo, director de la revista Clarín y crítico de importantes periódicos españoles.


                                               "Desierto vago junto al agua
                                               que acecha lúbrica y me ama
                                               en una lengua que no entiendo"



LO IMPOSIBLE    poesía de José Luis García Martín

Por odio de lo fácil detesto la aventura.
¿Qué mayor aventura que abrir una ventana,
mirar pasar las nubes mientras pasa la tarde
acariciar tu pelo, acostarse temprano,  
escuchar una voz que cante en otro siglo?.
Por odio de lo fácil. Déjame que sonría
ante tantos que anhelan lo que jamás les falta.
No se pisa dos veces en el mismo lugar.
Nadie abraza dos veces a la misma persona.
No se detiene nunca la nave que nos lleva,
incansable da vueltas en su viaje estelar.
Mirame: ya soy otro. Y te sigo queriendo
a ti que ya no eres quien ayer sonreía.
Cuatro estaciones tiene el tren en que viajamos
y en ninguna nos deja detenernos.
Por odio de lo fácil detesto la aventura.
¿Qué mayor aventura que mirarte a los ojos
y ver en ellos juntas mi dicha y una lágrima?
¿Qué mayor aventura que no saber siquiera
si el día de mañana seguiremos con vida?
Aspiro a lo imposible: a la monotonía.


REMINISCENCIAS

Amor que no devasta no es
Amor. Lees a Omar Jayyam en esta
plaza de bronce y de palomas
aún con olor a oriente y desventura.
(Una vez amé, creí que me amarían,
y no fue así: eso es todo.)
Acepta su patética
invitación a la vida, aférrate
al instante que huye, sacude
tanta apagada y vil tristeza,
la ceniza que mancha tus ropas
todavía inocentes, deja
que el amor y el azar levanten fortalezas
de viento y las deshaga el viento
una y otra vez...
                                       Pero tú
no me oyes. Mientras
un duro terrón de tedio
se deshace en la taza de café
(Hoy no hay nadie a quien no envidie
sólo por no ser yo), en un rincón paciente
de Brasileira esperas
que la vida se siente en la silla vacía.-





                                CITA

                                Desde el fondo del sueño
                                una mano me tiendes.
                                Una mano cortada
                                que me acaricia y huye.
                                Yo la busco sin prisa
                                por libros y rincones.
                                Encuentro sólo labios,
                                andenes, cigarrillos,
                                niños que se despiden,
                                unas gotas de sangre.
                                Por el fondo del sueño
                                tú te alejas despacio.
                                Quiero gritar tu nombre,
                                pero no sé quien eres.
                                En la calle sin nadie,
                                al doblar una esquina,
                                te vuelves a mirarme
                                y soy yo quien me mira.-


                                                     José Luis García Martín


  


Imágenes: pinturas de George Pierre Seurat  (Francia, 1859-1891)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

martes, 29 de enero de 2013

Ausencia de amor

                                                     Juan Gelman

Poeta argentino nacido en Buenos Aires en 1930. Salió de la Argentina en 1976 durante la dictadura militar y vivió en el exilio en México. Desde joven se dedicó por completo a las letras, obtuvo el importante Premio Cervantes en el año 2007 y también, entre otros, los Premios Iberoamericanos "Juan Rulfo" (2000), "Ramón López Velarde" (2004), "Pablo Neruda" (2005) y  "Reina Sofía de Poesía". Con una extensa obra, se pueden mencionar sus poemarios: "Los poemas de Sidney West" (1969), "Fábulas" (1970), "Salarios del impío" (1993), "Gotán" (1962), "Incompletamente" (1997), "Sombra de vuelta y de ida" (1997), "En el juego en que andamos" (1959),etc. 


                              "El poema nada en un viento y brilla.
                              No sabe quien es hasta
                              que lo arrastran hasta aquí donde
                              seguramente morirá"


AUSENCIA DE AMOR    poesía de Juan Gelman

Cómo será pregunto.
Cómo será tocarte a mi costado.
Ando de loco por el aire
que ando que no ando.

Cómo será acostarme
en tu país de pechos tan lejano.
Ando de pobre cristo a tu recuerdo
clavado, reclavado.

Será ya como sea.
Tal vez me estalle el cuerpo todo lo que he esperado.
Me comerás entonces dulcemente
pedazo por pedazo.

Seré lo que debiera.
Tu pie. Tu mano.-


UNA MUJER Y UN HOMBRE

Una mujer y un hombre llevados por la vida,
una mujer y un hombre cara a cara
habitan en la noche, desbordan por sus manos,
se oyen subir libres en la sombra,
sus cabezas descansan en una bella infancia
que ellos crearon juntos, plena de sol, de luz,
una mujer y un hombre atados por sus labios
llenan la noche lenta con toda su memoria,
una mujer y un hombre más bellos en el otro
ocupan su lugar en la tierra.-



                                ESCRIBO EN EL OLVIDO

                               Escribo en el olvido
                               en cada fuego de la noche
                               cada rostro de ti.
                               Hay una piedra entonces
                               donde te acuesto mía,
                               ninguno la conoce,
                               he fundado pueblos en tu dulzura,
                               he sufrido esas cosas,
                               eres fuera de mí,
                               me perteneces extranjera.-


LA RUEDA

El arco o puente que va
de tu mano a la mía cuando
no se tocan, abre
una flor intermedia.
¿Qué toca, qué retoca, qué trastoca
ese vacío de las manos
solas en su fatiga?
Nace una flor, sí,
se agosta en mayo como una
equivocación de la lengua
que se equivoca, sí.
¿Por qué este horror?
En la página de nosotros mismos
tu cuerpo escribe.-


POCO SE SABE

Yo no sabía que
no tenerte podía ser dulce como
nombrarte para que vengas aunque
no vengas y no haya sino
tu ausencia tan
dura como el golpe que
me di en la cara pensando en vos.-


                                                                      Juan Gelman


Imágenes: pinturas del artista Gustav Klimt (Austria, 1862-1918)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

  


lunes, 28 de enero de 2013

Aquí tenéis

                                                               Blas de Otero

Poeta español nacido en Bilbao en 1916. Recibió una formación religiosa con los jesuitas y después de terminar su bachillerato se licenció en Derecho en Valladolid. Se trasladó luego a Madrid donde se dedicó por entero a la literatura. Enfrentado con el regimen franquista estuvo exiliado en Francia y en Cuba, entre otros países. En La Habana recibió el Premio Casa de las Américas por su obra literaria. También obtuvo otros premios importantes, entre los que se cuentan: "Boscán de Poesía" en 1950, "Premio de la Crítica" en 1959 y el Fastenrath de la Real Academia en 1961. "A modo de Antología" y "Todos mis sonetos", son sus obras más representativas. Fallecido en Madrid en 1979.

                   
                              "Volví la frente. Estabas. Estuviste.
                              Esperándome siempre.
                              Detrás de una palabra
                              maravillosa, siempre"


AQUÍ TENÉIS, EN CANTO Y ALMA    poesía de Blas de Otero

Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre
aquel que amó, vivió, murió por dentro
y un buen día bajó a la calle: entonces
comprendió: y rompió todos sus versos.

Así es, así fue. Salió una noche
echando espuma por los ojos, ebrio
de amor, huyendo sin saber adónde:
a donde el aire no apestase a muerto.

Tiendas de paz, brizados pabellones,
eran sus brazos, como llama al viento;
olas de sangre contra el pecho, enormes
olas de odio, ved, por todo el cuerpo.

¡Aquí! ¡Llegad! ¡Ay! Ángeles atroces
en vuelo horizontal cruzan el cielo;
horribles peces de metal recorren
las espaldas del mar, de puerto a puerto.

Yo doy todos ms versos por un hombre
en paz. Aquí tenéis, en carne y hueso,
mi última voluntad. Bilbao, a once
de abril, cincuenta y uno.
                 Blas de Otero.-


EN EL PRINCIPIO

Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.

Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.

Si abrí los ojos para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.-



                               JUICIO FINAL

Yo, pecador, artista del pecado,
comido por el ansia hasta los tuétanos,
yo, tropel de esperanza y de fracasos,
estatua del dolor, firma del viento.

Yo, pecador, en fin, desesperado
de sombras y de sueños: me confieso
que soy un hombre en situación de hablaros
de la vida. Pequé. No me arrepiento.

Nací para narrar con estos labios
que barrerá la muerte un día de estos,
espléndidas caídas en picado
del bello avión aquel de carne y hueso.

Alas arriba disparó los brazos,
alardeando de tan alto invento;
plumas de níquel. Escribid despacio.
Helas aquí, hincadas en el suelo.

Este es mi sitio. Mi terreno. Campo
de aterrizaje de mis ansias. Cielo
al revés. Es mi sitio y no lo cambio
por ninguno. Caí. No me arrepiento.

Ímpetus nuevos nacerán, más altos.
Llegaré por mis pies -¿para qué os quiero?-
a la patria del hombre: al cielo raso
de sombras ésas y de sueños ésos.-


                                                               Blas de Otero





       Imágenes: pinturas del artista español Ricardo Canals Llambi (Barcelona, 1876-1931)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda la Palabra"

quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio



sábado, 26 de enero de 2013

Cada uno tiene

                                                           Roberto Juarroz

Poeta y ensayista argentino nacido en la provincia de Buenos Aires, en 1925 y fallecido en marzo de 1995. Graduado en Ciencias de la Información por la Universidad Nacional de Buenos Aires, se especializó en Francia, en la Sorbonne. La parte más importante de su extensa obra , está reunida en un volúmen numerado bajo el título de "Poesía Vertical". Fue miembro de número de la Academia Argentina de Letras y catedrático universitario por más de treinta años. Está considerado como uno de los grandes poetas argentinos modernos y fue premiado, entre otros, por la Bienal Internacional de Poesía, en Lieja, Bélgica, en 1992 y por el "Jean Malrieu de Marsella".


                                     "Darlo todo por perdido.
                                     Allí comienza lo abierto.
                                     Entonces cualquier paso
                                     puede ser el primero"


CADA UNO TIENE   poesía de Roberto Juarroz

Cada uno tiene
su pedazo de tiempo
y su pedazo de espacio,
su fragmento de vida
y su fragmento de muerte.

Pero a veces los pedazos se cambian
y alguien vive con la vida de otro
o alguien muere con la muerte de otro.

Casi nadie está hecho
tan sólo con lo propio.
Pero hay muchos que son
nada más que un error:
están hechos con los trozos
totalmente cambiados.-


EL CENTRO DEL AMOR

El centro del amor
no siempre coincide
con el centro de la vida.
Ambos centros se buscan entonces
como dos animales atribulados.
Pero casi nunca se encuentran,
porque la clave de la coincidencia es otra:
nacer juntos.
Nacer juntos,
como debieran nacer y morir
todos los amantes.-



  
                               POESÍA VERTICAL 22

                              Inventar el regreso del mundo
                              después de su desaparición.
                              E inventar un regreso a ese mundo
                              desde nuestra desaparición.
                              Y reunir las dos memorias,
                              para juntar todos los detalles.

                              Hay que ponerle pruebas al infinito,
                              para ver si resiste.-


SI HAS PERDIDO TU NOMBRE

Si has perdido tu nombre,
recobraremos la puntada de las calles
más solas
para llamarte sin nombrarte.

Si has perdido tu casa,
despistaremos a los guardianes de la
cárcel
hasta dejarlos con su sombra y sin sus
muros.

Si has perdido el amor,
publicaremos un gran bando de palomas
desnudas
para atravesar la vida y darte tiempo.

Si has perdido tus límites,
recorreremos el cruento laberinto
hasta alzar otra forma desde el fondo.

Si has perdido tus ecos o tu origen,
los buscaremos, pero hacia adelante,
en el templo final de los orígenes.

Solamente si has perdido tu pérdida,
cortaremos el hilo
para empezar de nuevo.-



                                                Roberto Juarroz


Imágenes: pinturas de Edwin Howland Blashfield  (Nueva York, EE.UU, 1848-1936)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda
la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio 

viernes, 25 de enero de 2013

La deconstrucción

                                                           Aurora Luque

Poeta y traductora española nacida en Almería, en 1962.
Licenciada en Filología Clásica por la Universidad de Granada. Es miembro del Consejo Asesor del Centro Cultural "Generación del 27" y del "Centro de Publicaciones" de la Diputación de Málaga. Sus principales obras poéticas son: "Carpe Noctem" (1992), "Transitoria" (1997), "Las dudas de Eros" (2000), "Poruaria-Antología 1982-2002", "Camaradas de Icaro" (2003), "Carpe Verbum" (2004), "Haikus de Narila" (2005), "La siesta de Epicuro" (2008), etc. Obtuvo numerosos premios entre los que se destacan: Premio "Rey Juan Carlos" en 1992, "Premio Andalucía de la Crítica", 1998 y Premio Fray Luis de León en 2003.


                                       "Seducción de la luz,
                                       desear es llevar
                                       el destino del mar dentro del cuerpo"



LA DECONSTRUCCIÓN O EL AMOR   poesía de Aurora Luque

Amar es destruir: es construir
el hueco del no-amor,
amueblar con milagros la pira trabajosa
echando al fuego lenguas, carne de ojos vencidos,
piel jubilosa, dulce, nucas saladas, hombros temblorosos,
incinerar silencios y comprobar la altísima
calidad combustible del lenguaje.
Hay estudios del cuerpo a cuerpo a cuerpo
que no alcanzaron nombre en el origen.
Y quién inventa hoy
vocablos para el quicio
fragante de una piel, nombres para los grados de tersura,
acidez o tibieza de un abrazo, quién justificaría
las palabras-tatuaje, las palabras tenaces como un piercing,
las palabras anfibias e ilegítimas.
El poeta ha dejado junto a cada palabra
lo que cada palabra le pidiera al oído:
derramarse indecible en otro cuerpo
o estallar en un verso como válvula.
El poeta, desnudo,
cuelga una percha en un árbol perdido
y las palabras van
al poema a vestirse.-


DE LA PUBLICIDAD

Reportaje de moda en Marrakech.
Tres loin de l'innocence este perfume.
Una fotografía retocada
con acuarelas suaves. Si desea
reparamos su piel. Esta revista cuenta
familiares parábolas al fin:
de cómo maquillar los sueños agresivos
o cómo estilizar la derrota y el tedio.
Perfumada de Armani
la nada es altamente soportable.-



                                AZULOSCURO

                                No sé si te parece paradoja
                                pero quizá no mienta si declaro
                                la inmensa inteligencia del deseo:
                                las lentas odiseas por tu cuerpo
                                en el sabio navío de la búsqueda
                                de todos los senderos tan exacto,
                                propicio a saturar, con islas encendidas,
                                las nostalgias antiguas.

                                Azuloscuro y sabio es el deseo,
                                lira que desde lejos obligase a la danza,
                                a componer un himno de latidos:
                                la sola inteligencia de vivir
                                en deseo perpetuo de naufragio.-


LA LEYENDA DEL CUERPO

 Reconstruir un cuerpo
fragante en la memoria:
ingresa en el recuerdo semidios
y el olvido, viento.

El tacto: narraciones
de una teogonía suficiente:
ninfas en la saliva, los mensajes
de iris en la sangre, el asediar
de amazonas, cuántas alegorías
quisiéramos del fuego, la conciencia
suprema de la piel.

El cuerpo amado nunca
es solamente un cuerpo.-



                                                        Aurora Luque



Imágenes: pinturas de Henri Émile Matisse (Francia, 1869-1954)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda la Palabra"
quique de lucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio


jueves, 24 de enero de 2013

Rimas orientales

                                                              Omar Khayyam

Poeta nacido en Nichapur, Persia hacia el año 1040 de la era cristiana, y fallecido entre el 1120 y 1121. Sibarita, ácido, místico y profeta, estudió Matemáticas y Astronomía, reformó el calendario musulmán, cultivó el Derecho y las Ciencias Naturales. Se destacó en el plano de las letras por las famosas "Rubaiyat" que constituyen una alabanza al brindis, una enorme plegaria fragmentada en estrofas que remiten a la celebración del vino y del goce del instante, frente a la finitud de la vida. Los textos presentados han sido tomados de la versión inglesa de Edward Fitzgerald.


                         "¡Despertad! Que ya el sol desde el remoto Oriente
                         dispersó las estrellas de su sesión nocturna,
                         y escala de nuevo el cielo iridiscente"



AYER, HOY, MAÑANA

¡Oh cuando yo fui joven ávido he frecuentado
los santos y doctores, y oí cosas sublimes
sobre esto y sobre aquello: mas siempre me ha pasado
volverme por la puerta por donde había entrado.

Yo he sembrado semilla de aquel saber arcano,
y la ayudó a crecer la labor de mi mano:
y ésta fue mi cosecha:-"yo vine como el agua,
y me voy de este mundo como va el viento vano"

Llegado a este Universo el porqué ignorando
y el dónde, como agua que, quiera o no quiera, corre,
salgo de él como el viento que el desierto cruzando,
sin saber hacia donde, quiera o no sigue andando.

Yo recuerdo que un día mi paso se detuvo
por ver un alfarero que batía su barro:
Y el barro en frase tímida su frenesí contuvo:
-!¡Suave, hermano, mi forma también tu forma tuvo!"

¿Y no es ésta la misma milenaria balada
que desde el primer hombre historia abajo rueda,
sobre aquella bolilla de tierra fecundada
que dentro el limo humano dejó Dios encerrada?

Y ni una de esas gotas que de la copa echamos
a la sedienta hierba, se escurrió bajo tierra,
a mitigar la angustia de un alma que olvidamos
y muy hondo y muy lejos en el tiempo dejamos.

Mientras del breve viaje el fin no se resuelva,
puedes la amada forma ceñir entre tusbrazos,
antes que la alma tierra a recobrar vuelva,
y en la última caricia en polvo te disuelva.

Si la copa en que libas, si el labio que oprimiste
acaban donde todo comienza y se concluye,
piensa que ahora eres el mismo que ayer fuiste,
y más allá no harías nada más que aquí hiciste.

Cuando hayamos cruzado tú y yo el negro velo,
¡Oh el mundo impasible continuará su ronda;
nuestra venida y vuelta le darán tal recelo
como al mar si le arrojas un guijarro del suelo.

Si en vano bajo el suelo con avidez sondeas
y hacia arriba, a esa Puerta sin término sellada,
-Hoy, mientras seas tú y un sentido poseas,-
¿Qué harás mañana cuando ni tú ni nada seas.

Y caso extraño ¿no? De las vidas aquellas
que primero pasaron tras la cortina oscura,
ninguna aquí retorna a mostrarnos sus huellas,
para abrir nuevas rutas por entre las estrellas.

Y las revelaciones del sabio y del devoto,
que profetas ungidos en llamas difundieron,
¿qué son sino consejos de un ensueño remoto,
dichos y al punto vueltos a dormir ignoto?

Porque si el alma puede dejar su polvo turbio,
y cabalgar desnuda por los aires del cielo
¿No es, acaso, vergüenza, no es un fatal disturbio
habitar por más tiempo este vil suburbio?

Su índice el fallo escribe: si tu piedad impetra,
si tu ingenio excogita, si tu fe intercede
por baorrar una línea, tu voz nunca penetra;
ni tus lágrimas juntas lavarán una letra.-

Que el Doctor y el Filósofo sigan en su faena
de hablar de lo que quieran y de lo no pensado:
Todo no es más que un tramo de infinita cadena
que nadie mueve, corta, ni hace girar, ni enfrenta.-


                                         Omar Khayyam




Imágenes: Pinturas persas tradicionales.

Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio




miércoles, 23 de enero de 2013

Tardes

                                                       Harold Alvarado Tenorio

Poeta, ensayista y traductor colombiano nacido en Buga en 1945. Estudió Literatura Latinoamericana en la Universidad Complutense de Madrid, donde recibió el título de Doctor con una tésis sobre la obra de Jorge Luis Borges. Ha sido docente en varias universidades de Estados Unidos. Entre sus principales libros figuran: "Kavafis" (1984), "Espejo de máscaras" (1987), "La Poesía de T. S. Elliot" (1988), "Poemas chinos de amor" (1992), "Ensayos" (1994), "Summa del cuerpo" (2002), "Fragmentos y despojos" (2003), etc. Ha sido reconocido con el Premio Internacional de Poesía Arcipreste de Hita y el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolivar.


                                     "Hoja de otoño, no percibes
                                     el saludo y el beso,
                                     viento de otoño vuelto hacia adentro"




TARDES   poesía de Harold Alvarado Tenorio

Nada fue fácil para él.

Nada difícil.

El tiempo dispuso para su corazón
buenas y malas tardes
hasta cuando sufrió el desdén,
la frialdad, la escasez de una mirada.

Se duele el hombre en lo que ama
se duele la mujer.

Los tiempos han dispuesto
buenas o malas tardes.-


CAFÉ BLANCHE

Creyendo que la mejor cura contra la melancolía
eran esas superficies radiantes y abiertas
fuiste hasta las memorables ruinas
y viste la estatua de basalto
que del cuerpo de Antonio hicieron.
Grecia era el testimonio, bajo esa copiosa
y virulenta luz, de cómo solo lo externo
tiene propia existencia.
Ética y belleza
eran una y lo mismo.
Tallar el cuerpo era
tallar también el alma.
Curar el odio a sí mismo
era curar la soledad.

De vuelta a casa, liberado ya del pasado,
con aquellas camisas de colores chillones,
tus negros pantalones de tres prenses,
tus zapatos puntiagudos y habaneros,
el desnudo pecho mostrando la cadena
de oro macizo y los cinco medallones
entrabas al Blanche y pasabas las noches
bebiendo cubatas y quemando porros.

Todas y todos eran tuyos.
Te enamorabas, sin duda.
Amabas tanto los ritos de la carne,
su lenguaje y sus palabras
que incluso ahora, cuando escribes,
no sientes, tampoco, interés alguno
por el "acto final".-


PORTERO DE NOCHE

Bajo el arduo sopor del mediodía
Vuelvo y veo tus ojos, esa noche.

Al volver abriste la puerta
y para verme mejor preguntaste la hora:
eran la una y cuarto.

Tu cuerpo exigía otro cuerpo.
Y eso obtuviste.-


HAPPY NEW YEAR

Cruzamos
trece mil novecientos kilómetros
para encontrarnos
pero, como es habitual en ti,
cambiaste el parecer.

Oh, tú, nacida
en un Diciembre inconstante,
de grandes ojos de novilla,
de fina cintura
y pies diminutos,
dueña de un Loto Dorado
voraz e insaciable.-


                                              Harold Alvarado Tenorio





Imágenes: pinturas del artista italiano Pino Daeni   (Bari, 1939)


Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio   
                                                           


martes, 22 de enero de 2013

Casablanca

                                                             Ángeles Mora

Poeta española nacida en Rute, Córdoba, en 1952. Se graduó con la Licenciatura en Filología Hispánica por la Universidad de Granada. En el año 1989 obtuvo el Premio "Rafael Alberti" de poesía por su libro "La Guerra de los treinta años" y en el año 2000 el "Premio Internacional de Poesía Ciudad de Melilla" por "Contradicciones, pájaros". Otros libros de su obra poética son: "Pensando en el camino iba derecho" (1982), "La canción del olvido" (1985), "La dama errante" (1990), "Silencio" (1994), "Elegía y postales" (1994), "Cámara subjetiva" (1996), "Canto de sirenas" (1997), "Bajo la alfombra" (2008), etc. Ha incursionado en la llamada "Poesía de la experiencia" junto a importantes autores.


                                    "En vano te he buscado.
                                    Atrás quedaron las horas
                                    que tanto fueron tuyas.
                                    Murieron"


CASABLANCA    poesía de Ángeles Mora

Entre todos los bares de este mundo
he venido a este bar para encontrarte,
furtiva como siempre,
para rozar la piel de tus esquinas.

Y cómo me hace daño tu cansancio
-ya sabes que mañana es cada lunes-
esa vieja, tristísima, memoria
de buscarle sentido a algo que bulle
como se abre una flor,
así, de golpe.

Manías de la ausencia y tus nostalgias.
Te noto tan cansado...
Quiero dormir contigo. Busca sólo
un poco más de sueño y de tabaco.
Quiero morir contigo.
¿Por qué no me prometes un cumpleaños más?
Las arrugas ahí sí que son cosas serias
o el paso de los días,
con mis pechos que bajan a acariciar tus manos.
Y luego cuando un labio nos elude
en la piel de las ingles, ay, no muerdas,
y nos brinca por dentro...
                                  Pero ahora llega el tren
como un viejo caballo del National
qué diestro en los obstáculos,
qué sucia su taberna,
qué mediodía oscuro al despedirte.
Te veo tan delgado
con tus causas perdidas,
tus canas en la llama de la copa,
mi amargo luchador,
sonriendo lentamente, como si te murieras.

Como al decirme adiós.-






                               CONTRA TI

                               Y si tú fueras un hombre de bien
                               (que no lo eres)
                               vendrías a mezclarte conmigo en las afueras
                               de Argel o de Venecia
                               para besar "insime il sacro piede
                               e admirare la spaventose maraviglie
                               superbe della antichitá..."
                               como cantar solían los poetas.
                               Pero no eres hombre de bien.
                               Oh, si lo fueras.-


ELEGÍA Y POSTAL

No es fácil cambiar de casa,
de costumbres, de amigos,
de lunes, de balcón.
Pequeños ritos que nos fueron
haciendo como somos, nuestra vieja
taberna, cerveza
para dos.
Hay cosas que no arrastra el equipaje:
el cielo que levanta una persiana,
el olor a tabaco de un deseo,
los caminos trillados de nuestro corazón.
No es fácil deshacer las maletas un día
en otra lluvia,
cambiar sin más de luna,
de niebla, de periódico, de voces,
de ascensor.
Y salir a una calle que nunca has presentido,
con otros gorriones que ya
no te preguntan, otros gatos
que no saben tu nombre, otros besos
que no te ven venir.
No, no es fácil cambiar ahora de llaves.

Y mucho menos fácil,
ya sabes,
cambiar de amor.-


LA CÓLERA DE UN VIENTO

Dormir algunas veces cuesta mucho.
Lo digo por el whisky doble
y por los calcetines que preciso
y por cómo arrancaste mi foto,
con aquella amargura en los labios.
Desde entonces yo trato de imitarte:
pongo cara de cínica, troceo tu corbata,
y vuelvo indiferente la almohada.
Vano intento. Guardarte en un capítulo.
Como meter el mar en un pobre agujero.
Y aquí sigo en la playa, con mi pala, con mi cubo...
tan sola ya, tan roto el uniforme...



                                                      Ángeles Mora


Imágenes: pinturas del artista peruano contemporáneo Renso Castaneda







Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio 


lunes, 21 de enero de 2013

Ausencia

                                                        Jorge Luis Borges
                           (Buenos Aires, Argentina, 1899-Ginebra, Suiza, 1986)

                               
                                        "Ya no es mágico el mundo. Te han dejado.
                                         Ya no compartirás la clara luna
                                         ni los lentos jardines: Ya no hay una
                                         luna que no sea espejo del pasado"



AUSENCIA    poesía de Jorge Luis Borges

Habré de levantar la vasta vida
que aún ahora es tu espejo:
cada mañana habré de reconstruirla.
Desde que te alejaste,
cuántos lugares se han tornado vanos
y sin sentido, iguales
a luces en el día.
Tardes como fueron nichos de tu imagen,
músicas en que siempre me aguardabas;
palabras de aquel tiempo,
yo tendré que quebrarlas con mis manos.
¿En qué hondonada esconderé mi alma
para que no vea tu ausencia
que como un sol terrible, sin ocaso,
brilla definitiva y despiadada?
Tu ausencia me rodea
como la cuerda a la garganta,
el mar al que se hunde.-



DESPEDIDA

Entre mi amor y yo han de levantarse
trescientas noches como trescientas paredes
y el mar será una magia entre nosotros.

No habrá sino recuerdos.
¡Oh tardes merecidas por la pena!
Noches esperanzadas de mirarte,
campos de mi camino, firmamento
que estoy viendo y perdiendo...
Definitiva como un mármol
entristecerá tu ausencia otras tardes.-




                                LA LUNA
                                                            A María Kodama

                                Hay tanta soledad en ese oro.
                                La luna de las noches no es la luna
                                que vió el primer Adán. Los largos siglos
                                de la vigilia humana la han colmado
                                de antiguo llanto. Mírala. Es tu espejo.-



LA LLUVIA

Bruscamente la tarde se ha aclarado
porque ya cae la lluvia minuciosa.
Cae o cayó. La lluvia es una cosa
que sin duda sucede en el pasado.

Quien la oye caer ha recobrado
el tiempo en que la suerte venturosa
le reveló una flor llamada rosa
y el curioso color del colorado.

Esta lluvia que ciega los cristales
alegrará en perdidos arrabales
las negras uvas de una parra en cierto

patio que ya no existe. La mojada
tarde me trae la voz, la voz deseada,
de mi padre que vuelve y que no ha muerto.-




                                                           Jorge Luis Borges


Imágenes: pinturas de artista argentino Emilio Pettoruti (La Plata, 1862- París, 1971)



Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio





viernes, 18 de enero de 2013

Amor a primera vista

                                                    Wislawa Szymborska

                                                    (Polonia, 1923-2012)
                                             Premio Nobel de Literatura 1996


AMOR A PRIMERA VISTA   poesía de Wislawa Szymborska

Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
Es hermosa esa seguridad,
pero la inseguridad es más hermosa.

Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?

Me gustaría preguntarles
si no recuerdan
-quizá un encuentro frente a frente
alguna vez en una puerta giratoria,
o algún "lo siento"
o el sonido de "se ha equivocado" en el teléfono-,
pero conozco su respuesta.
No recuerdan.

Se sorprenderían
de saber que ya hace mucho tiempo
que la casualidad juega con ellos,

una casualidad no del todo preparada
para convertirse en su destino,

que los acercaba y alejaba,
que se interponía en su camino
y que conteniendo la risa
se apartaba a un lado.

Hubo signos, señales,
pero qué hacer si no eran comprensibles.
¿No habrá revoloteado
una hoja de un hombro a otro
hace tres años
o incluso el último martes?

Hubo algo perdido y encontrado.
Quíen sabe si alguna pelota
en los matorrales de la infancia.

Hubo picaportes y timbres
en los que un tacto
se sobrepuso a otro tacto.
Maletas, una junta a otra, en una consigna.
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.
 Todo principio
no es más que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad.-



LECTURA

No ser un púgil, Musa, es como no ser nada.
Nos negaste un auditorio enardecido.
Hay doce personas en la sala,
es hora de empezar.
La mitad vino porque llueve,
los demás son parientes. Musa.

Las mujeres podrían desmayarse
en esta tarde de otoño,
y lo harán, pero sólo frente al ring.
Escenas dantescas sólo allí.
Y el éxtasis. Musa.

No ser un boxeador, ser un poeta,
con una condena a poemas forzados,
y a falta de músculos mostrarle al mundo
-en el mejor de los casos- una lectura escolar en el futuro.
Oh Musa. Oh Pegaso,
ángel equino.

En la primera fila un viejecito sueña dulcemente
que su difunta esposa ha vuelto de la tumba
para hornearle una tarta de ciruelas.
Con fuego, pero no muy alto, porque se quema la tarta,
comenzamos la lectura, Musa.-


PRUEBA

Ay, canción de mí te burlas,
pues aunque fueran hacia arriba no me abriría como rosa.
Como rosa florece la rosa y nadie más. Lo sabes.

Intenté tener hojas. Quise poblarme de arbustos.
Conteniendo el aliento -para que fuera más rápido-
esperé el momento de convertirme en flor.

Canción, tú que de mí no te apiadas:
tengo un cuerpo individual que en nada se transforma,
y soy desechable hasta la médula de los huesos.-


                                                               Wislawa Szymborska







Imágenes: pinturas del artista inglés John Collier  (1850-1934)




Publicación de Quique de Lucio para "Nos Queda la Palabra"
quiquedelucio@gmail.com
twiter@quiquedelucio