Páginas vistas en total

sábado, 30 de junio de 2012

Mariposas

                     José Asunción Silva, poeta y novelista colombiano nacido en Bogotá en 1865. Fue el precursor del modernismo en Colombia y es justamente considerado como el más importante poeta de Colombia y uno de los grandes exponentes de Latinoamérica. Romántico y modernista, autor de la novela "De Sobremesa", perdió parte de su obra literaria en un naufragio, un año antes de su tágica muerte. Silva, ha sido estudiado y considerado durante todo el siglo XX y sin dudas, ha servido de inspiración a muchos jóvenes autores de poesía que se sintieron reflejados en su magnífica obra. Se quitó la vida en 1896.

                                        "Mientras que acaso piensa tu tristeza
                                        en la patria distante y sientes frío
                                        al mirar donde estás, y el desvarío
                                        de la fiebre conmueve tu cabeza"


MARIPOSAS   poesía de José Asunción Silva

En tu aposento tienes,
en una urna frágil,
clavadas mariposas,
que, si brillante
rayo de sol las toca,
paren nácares
O pedazos de cielo,
cielos de tarde,
o brillos opalinos
de alas suaves;
y allí están las azules
hijas del aire,
fijas ya para siempre
las alas ágiles,
las alas, peregrinas
de ignotos valles, 
que como los deseos
de tu alma amante
a la aurora parecen
resucitarse,
cuando de tus ventanas
las hojas abres
Y da el sol en tus ojos
y en los cristales !-


ADRIANA

Noble como la cándida adorada
del inmortal poeta florentino,
corona de la frente inmaculada
El dorado cabello
que sobre el hombro flota en blandos rizos,
perdida en el espacio la mirada
como se pierde en su conjunto bello
la de aquél que contempla sus hechizos.

Hay infinita luz que reverbera
en el azul de sus divinos ojos
cual de limpio zafiro en los cristales.
Una expresión de majestad serena
de pudor y recato virginales
vela la gracia de sus labios rojos,
y es a la vez misterioso encanto,
umbre, murmullo, vibración y canto !

Su voz tiene las notas armoniosas
de la del ave que en blando nido
de su importancia de volar se queja,
llena de suavidad, llena de calma
su cariñosa frase siempre deja
una estela de perlas en el alma.

Tiene la delicada transparencia
de las húmedas hojas de las lilas
y ni una leve mancha en la conciencia
y ni una leve sombra en las pupilas.

Es una reunión encantadora
de lo más dulce que la vida encierra
a los rosados rayos de la aurora
Hecha, del aire en los azules velos,
con lo más delicado de la tierra
y lo más delicado de los cielos!-


IDILIO

-Ella lo idolatró y Él la adoraba...
        -Se casaron al fin?
-No, señor, Ella se casó con otro
        -¿Y murió de sufrir?
        -No, señor, de un aborto.
-¿Y Él, el pobre puso a su vida fin?
-No, señor, se casó seis meses antes
del matrimonio de Ella, y es feliz.-





                                                      SUSPIRO

                          Si en tus recuerdos ves algún día
                          entre la niebla de lo pasado
                          surgir la triste memoria mía
                          medio borrada ya por los años,
                          piensa que fuiste siempre mi anhelo
                          Y si el recuerdo de amor tan santo
                          mueve tu pecho, nubla tu cielo,
                          llena de lágrimas tus ojos garzos;
                          ¡Ah, no me busques aquí en la tierra
                          donde he vivido, donde he luchado,
                          sino en el reino de los sepulcros
                          Donde se encuentran paz y descanso!-



                                                        José Asunción Silva  


Imágenes: pinturas del artista plástico español José Miguel Roman Francés (Alicante, 1950)


quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

viernes, 29 de junio de 2012

Amantes

                         Eugenio Montejo, poeta y ensayista venezolano, nacido en Caracas en 1938. Su poesía se caracterizó por la rica gama textual y el gran dominio de las formas, constituyéndose en un gran representante de la poesía sudamericana. Recibió importantes galardones por su obra y sirvió a su país en el campo diplomático como Embajador en Portugal durante varios años.
Publicó, entre otros, los libros: "Elegos" (1967), "Muerte y memoria" (1972),  "Alfabeto del mundo"  "Algunas palabras" (1977), "Terredad" (1978), "Trópico absoluto" (1982), "Chamario" (2003).
Es autor también de importantes ensayos, tales como, "La Ventana oblicua" (1974), "El taller blanco" (1983) y "El Cuaderno de Blas Coll" en 1981. La obra de Montejo fue elogiada por la crítica y dejó a su paso importantes enseñanzas a jóvenes discípulos del poeta. Falleció en junio de 2008.


                                        "Un follaje poblado de sombras agitadas
                                         lo miro
                                         frente a la piedad de mis ojos
                                         bajo los huracanes de la Noche"


AMANTES    poesía de Eugenio Montejo

Se amaban. No estaban solos en la tierra;
tenían la noche, sus vísperas azules,
sus celajes.

Vivían uno en el otro, se palpaban
como dos pétalos no abiertos en el fondo
del alguna flor del aire.

Se amaban. No estaban solos a la orilla
de su primera noche.
Y era la tierra la que se amaba en ellos,
el oro nocturno de sus vueltas,
la galaxia.

Ya no tendrían dos muertes. No iban a separarse.
Desnudos, asombrados, sus cuerpos se tendían
como hileras de luces en un largo aeropuerto
donde algo iba a llegar desde muy lejos,
no demasiado tarde.-


DURA MENOS UN HOMBRE

Dura menos un hombre que una vela
pero la tierra prefiere su lumbre
para seguir el paso de los astros.
Dura menos que un árbol,
que una piedra,
se anochece ante el viento más leve,
con un soplo se apaga.
Dura menos un pájaro,
que un pez fuera del agua,
casi no tiene tiempo de nacer,
da unas vueltas al sol y se borra
entre las sombras de las horas
hasta que sus huesos en el polvo
se mezclan con el viento,
y sin embargo, cuando parte
siempre deja la tierra más clara.-


ESCRITURA

Alguna vez escribiré con piedras,
midiendo cada una de mis frases
por su peso, volumen, movimiento.
Estoy cansado de palabras.

No más lápiz: andamios, teodolitos,
la desnudez solar del sentimiento
tatuando en lo profundo de las rocas
su música secreta.

Dibujaré con líneas de guijarros
mi nombre, la historia de mi casa
y la memoria de aquel río
que va pasando siempre y se demora
entre mis venas como sabio arquitecto.

Con piedra viva escribiré mi canto
en arcos, puentes, dólmenes, columnas,
frente a la soledad del horizonte,
como un mapa que se abra ante los ojos
de los viajeros que no regresan nunca.-


HOTEL ANTIGUO

Una mujer a solas se desnuda,
pared por medio, en el hotel antiguo
de esta ciudad remota donde duermo.

Abren las sedas un rumor disperso
que se mezcla en el follaje
de los helechos en el aire.

Se oyen llaves que giran en un cofre,
jadeos ahogados, prendas,
la inocencia de gestos solitarios
que beben los espejos.

A su tiempo la noche se desnuda
y las calles apiladas se doblan
en un vasto ropaje
con la fatiga de un final de fiesta.

Una mujer a solas tras los muros,
unos pasos, un oscuro deseo,
hasta mí llega de otro mundo
como alguien que he amado y que me habla
desde un ataúd lleno de piedras.-


                   
                        Eugenio Montejo






Imágenes: pinturas del artista plástico francés,
 Victor Gabriel Gilbert  (París, 1847-1933)




jueves, 28 de junio de 2012

Cantar por cantar

                              Darío Jaramillo Agudelo, poeta, novelista y ensayista colombiano nacido en Santa Rosa de Osos, Antioquia, en 1947. Terminó el bachillerato en Medellín y posteriormente obtuvo el título de abogado y economista por la Universidad Javeriana de Bogotá. Está considerado el gran renovador de la poesía amorosa colombiana y uno de los mejores poetas de la segunda mitad del siglo XX de su país. Su obra se caracteriza por un marcado corte intimista, también se ha destacado como brillante narrador y ensayista. Ha desempeñado importantes cargos culturales en organismos estatales y es miembro de los consejos de redacción de la revista "Golpe de Dados" y de la fundación particular "Simón y Lola Guberek".
Su obra poética está contenida, entre otras, en las publicaciones: "Historias" (1974), "Tratado de retórica" Premio Nacional de Poesía 1978, "Poemas de amor" (1986), "Antología poética" (1991), "Cuánto silencio debajo de esta luna" (1992), "Gatos" (2005), etc.


                                "sé que el amor
                                no existe
                                y sé también
                                que te amo"



CANTAR POR CANTAR  poesía de Darío Jaramillo Agudelo  


Ella vendrá, volando o de golpe, como quieres,
o sigilosa y lenta:
serás tu corazón esperándola,
serás solamente una de tus vísceras
serás tu estómago tratando de digerirla
o tu pulmón que la recibe mientras le dice adiós al aire.
Inexorable, por "a" o por "be"
ella vendrá
la única segura,
ella vendrá intempestiva o anunciándose.
Tú la prefieres gentil: una noche te acuestas a dormir
y antes de amanecer, sin despertarte,
ella te abrazará para siempre.
Pero no sabes.
Al menos un avión que se desploma
no causa tantas molestias y esperas angustiosas.
Ella vendrá, tal vez haciéndoseesperar, anunciándose.
Ella vendrá, a lo mejor intempestiva,
ella vendrá y entretanto
sin el cuándo y el cómo
cada vez está más cerca
en cada instante que transcurre
eres más y más de ella,
la segura.-


ENCUENTROS

Afuera el frío viento
                  el ocre del sol en el crepúsculo
                  el azul de un solo tono en todo el cielo,
                  y tú lejos,
                  y tú lejos.

***************************

La luna es un zepelín de mandarina
flotando entre los edificios de Manhattan.
Inflada de verano
la luna es un zepelín sostenido por un beso.
Las lenguas toman posesión de nuestros cuerpos y ascendemos,
livianos de nosotros flotamos en abrazo y en saliva.

****************************

Por qué no tu boca aquí,
por qué no sobre mi piel tu aliento
por qué no adentro yo de tus abismos?

****************************






Apuro esta euforia,
como un vino escaso la apuro hasta sus más íntimos delirios.
Perfume preciso que aletea en la alcoba,
aroma de la expulsión de los demonios,
viento fresco el cuerpo del amor.
Ajeno a toda zozobra
me convierto en brizna de la nada entre el amor,
oh alegría, azúcar de mi noche.

****************************

Cuatro preguntas

¿Cuándo más descarriamiento
más subir a la nada
cuándo más estallar tan total
cuándo más un tan claro delirio
más abrazo un abrazo?-

VENGANZA

Ahora tú, vuelta poema,
encasillada en versos que te nombran,
la hermosa, la innombrable, luminosa,
ahora tú, vuelta poema,
tu cuerpo, resplandor,
escarcha, desecho de palabra,
poema apenas tu cuerpo
prisionero en el poema,
vuelto versos que se leen en la sala,
tu cuerpo que es pasado
y es este poema
esta pobre venganza.-

***************************

Que el azar me lleve hasta tu orilla,
ola o viento, que tome tu rumbo,
que hasta ti llegue y te venza mi ternura.-


                                      
                                         Darío Jaramillo Agudelo


Imágenes: pinturas del artista ruso contemporáneo, Serhiy Reznichenko (Moscú, 1968)






quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

miércoles, 27 de junio de 2012

Un gesto

                       Ted Hughes, poeta inglés nacido en Yorkshire en abril de 1930. Ingresó a a la Universidad de Cambridge donde se graduó en Arqueología y Antropología en 1954. Sus primeros escritos en los que predominaron los temas de la naturaleza y los animales, mostraron la influencia que en él ejerció el poeta Robert Graves a quien leía con asiduidad. En 1956 se casó con la poeta estadounidense Sylvia Plath con quien vivió en EE.UU durante dos años dedicado a la enseñanza de escritura creativa en la Universidad de Massachusetts. De regreso a Inglaterra, dueño ya de una gran fama, continuó escribiendo numerosas obras que le valieron ser catalogado como uno de los grandes poetas de su generación.. Fue nombrado  "Poeta laureado del Reino Unido" en 1984. Divorciado desde 1962, fue criticado por el suicidio de Sylvia Plath, razón por la cual, dedicó muchos años a honrar su memoria, publicando las famosas "Cartas de cumpleaños", en 1998, pocos meses antes de su muerte, acaecida en Londres en octubre de ese año. 


                                               "Encogido, en la enorme ala rota
                                               de su sombra, recrea el mundo
                                               en el interior de su cráneo,
                                               como el espectro de una flor"



UN GESTO     poesía de Ted Hughes

He aquí este gesto escondido.
Buscaba un hogar. Tanteó rostros
distraídos, por ejemplo, el rostro
de una mujer que se sacaba un niño
pero en aquel rostro duró poco tiempo
el rostro de un hombre preocupadísimo
como el acero volador en el instante
de un choque de automóviles se fue
de su rostro dejandolo solo eso duró
menos tiempo incluso, el rostro
de un soldado disparando ráfagas de ametralladora no mucho tiempo y
el rostro de un jinete en el segundo
en que chocaba contra la tierra, los rostros
de dos amantes en los segundos
en que tanto se penetraban que olvidáronse
completamente uno de otro y eso estuvo bien
pero tampoco duraba.

Así pues el gesto probó el rostro
de una persona perdida en sus gemidos
un rostro de asesino y el momento áspero
en que el hombre rompe todo
lo que se le pone a tiro y es capaz de romper
luego se fue de aquel cuerpo.

Probó elrostro
en la silla eléctrica buscando una permanencia
de muerte eterna pero era demasiado plácido aquello.

El gesto
volvió a hundirse, desconcertado por el momento,
en el cráneo.-


SETIEMBRE

     Vemos la oscuridad cernerse lenta:
no la miden relojes.
Cuando besos y abrazos se repiten
desaparece el tiempo.
  
     Es verano. Las hojas cuelgan quietas:
a mi espalda una estrella,
bajo un brazo sedeño un mar me dice
que ya no existe el tiempo.

      Las hojas no midieron el verano
ni hacen falta relojes,
sólo tenemos lo que recordamos:
minutos que nos llenan la cabeza

como a esos reyes desafortunados
que el populacho acosa,
mientras, lentos, los árboles reflejan
sus copas en el charco.-


SECRETARIA

     Si alguien la toca llora, da un chillido,
se esconde, oculta la terrible herida:
como un gorrión se pasa el día entero,
entre hombres, mirando de reojo,

al menor ruido sale disparada.
Por la noche sortea los piropos
como un ratón. Por fin, segura, en casa,
cose camisas, zurce calcetines

al padre y al hermano, hace la cena,
se acuesta pronto y cierra, con la luz,
sus treinta años. Duerme nalguiprieta,
cierra sus bellos ojos hasta el día.-


MONTAÑAS

    Soy una mosca si éstas no son piedras,
si no son piedras éstas soy un dedo.

    Dedo, hombro, ojo.
El aire las rodea como atento.

    Allí estaban ayer y el mundo anteayer,
contentas todas de su herencia,

no hacía falta trabajo, sólo poseer el día,
sólo poseer poder y su presencia,

sonriendo a distancia, luminosas las faces
de la paz del paterno testamento,

flores en el cabello, decorando sus miembros
el dolor del amor
y el dolor del temor y el dolor de la muerte.-



                                                  Ted Hughes



Imágenes: pinturas del artista plástico contemporáneo de Puerto Rico, Arnaldo Roche Rabell.







martes, 26 de junio de 2012

Nos conocemos

                        Marin Sorescu, poeta, dramaturgo y novelista rumano nacido en Bulzesti, provincia de Dolj en 1936. Siendo estudiante fundó y colaboró con varias publicaciones literarias, iniciando una prolífica carrera literaria que lo convirtió en uno de los exponentes más importantes de la poesía de posguerra en su país. Licenciado en Idiomas Modernos por la Universidad de Lasi, publicó su primer libro de poemas en 1964 con el título "Solo entre los poetas". De su vasta obra poética, los poemarios más relevantes corresponden a "Poemas censurados" y "Casa bajo vigilancia", publicados tardíamente.
Marin Sorescu, obtuvo importantes galardones entre los que se destacan: Premio de la Academia
Rumana (1968) y (1977). Medalla de Oro Napoli ospite de Italia (1970), Premio Internacional Fernando Rielo, de Madrid (1983), Premio Internacional Herder de la Universidad de Viena (1977) y Premio de la Unión de Escritores de Rumania en seis ocasiones. Falleció en Bucarest en 1996. La mayor parte de su poesía traducida al español es obra de Omar Lara.


                                                  "Vendé los ojos de los árboles
                                                  Con un pañuelo verde
                                                  y dije: búsquenme " 



NOS CONOCEMOS    poesía de Marin Sorescu 

Nos conocemos.
Nos vimos un día
En la tierra,
Yo iba por un lado de ella
Tú por el otro.

Tú eras así y asá,
Oh, eras como todas las mujeres,
Fíjate cómo he retenido
Tu rostro.

Yo me emocioné
y dije algo con la mano en el corazón,
Pero no había manera de que me escucharas.
Porque entre nosotros pasaban todo el tiempo
Automóviles y aguas y especialmente montes,
En fin, todo el globo.

Me miraste a los ojos
Pero ¿qué podías ver?

En mi hemisferio
Se había hecho justamente la noche.
Extendiste la mano: diste con una nube.
Yo abracé los hombros de una hoja.-


PREGUNTA

¿Qué día es hoy?
¿Lunes?
Pero lunes ya fue
la semana pasada.

¿Martes?
Martes fue también el año pasado,
fue martes como que hay dios.

¿Miércoles?
Un jueves fue arada
Cartagena,
Un jueves fue incendiada
la biblioteca de Alejandría.
Imposible que no haya pasado
ni siquiera un día desde entonces.

¿Viernes? ¿Sábado?
Yo ya oí hablar en cierta ocasión
de los días estos,
no me vengan con historias.

¿Tal vez Domingo?
El tiempo anterior al génesis
se llamaba domingo.
Lo recuerdo perfectamente.

Dios mío, todos los días han sido.
¿No nos queda ni siquiera un día
nuevo?-


MÁS ALLÁ

Esta mujer
tiene a alguien en el baño.

Habla conmigo,
me ama sinceramente,
pero alguien aún zangolotea en su alma,
más allá de mí.
Leo en sus ojos,
en el pelo,
en la línea de vida de su mano
que esta casa no tiene sino una sola entrada,
que oculta de mí a alguien en el baño.

O, digamos, en la casa vecina,
o en otra casa,
en algún lugar de la calle,
en otra ciudad o en otro bosque,
o en el fondo del mar.

Alguien está oculto allí,
asediando mis pensamientos,
escuchando mis pensamientos eternos
con los ojos fijos en el reloj.-




                                    LA HUIDA


                                    Un día
                                    me levanté del escritorio
                                    y comencé a distanciarme de las palabras,
                                    de ustedes
                                    y de las cosas, una por una.

                                    Veré en la lejanía una montaña
                                     e iré hacia ella
                                     hasta que la montaña quede atrás.

                                     Luego iré a la sombra de una nube
                                     y la nube quedará atrás.

                                     También el sol quedará atrás
                                     y las estrellas y todo el universo.-


                                                     Marin Sorescu


Imágenes: pinturas del artista plástico francés, Francis Picabia (1879-1953)



quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

 


lunes, 25 de junio de 2012

Canción amarga

                                Luis García Montero, poeta y ensayista español nacido en Granada en 1958. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Granada, obtuvo su Doctorado en la misma universidad con una tesis sobre Rafael Alberti con quien lo unió una gran amistad. Es uno de los poetas más significativos de la España de hoy. Entre los numerosos premios que jalonan su brillante carrera, se destacan el "Federico García Lorca", el Premio "Ciudad de Sevilla", el Prenio Loewe, el Premio Adonais en 1982 por el libro "El Jardín extranjero", el Premio Nacional de Literatura en 1994 por "Habitaciones separadas" y el Premio Nacional de la  Crítica en 2003 por "La Intimidad de la serpiente". En el año 2001 le fue concedida la "Medalla de Oro de Andalucía", en 2003 la "Medalla de Oro de Granada" y en 1999 estuvo nominado para el premio Cervantes, máximo galardón de las letras españolas.
Sus ultimos volúmenes son: "Casi cien poemas" (1997), "Completamente viernes" (1998), "Antología personal" (2001), "Poesía urbana" (2002) , "La intimidad de la serpiente" (2003), etc.



                              "Al pasar de los años,
                               ¿qué sentiré leyendo estos poemas
                               de amor que ahora te escribo?"


CANCIÓN AMARGA       poesía de Luis García Montero

En la cara lleva
tres años perdidos
y el frío de las seis de la mañana.

Van a partirte el corazón.
De pronto
la luz apagada,
los pasillos turbios,
la puerta que clava su ruido en la espalda.

Van a partirte el corazón.
Y arrastra
una cadena oscura
de pasiones heladas,
ese frío que cabe solamente
detrás de una palabra.

Y yo la veo caminar,
despacio,
perderse en lo que anda,
fugitiva tristeza que va y viene
de la sombra a la puerta de mi casa.

La sombra artificial deja en la calle
el temblor silencioso
de tres barcas ancladas.

cuando ella cruza por mi lado siento
como un golpe de remos
y un murmullo de agua.-


CANCIÓN DE ANIVERSARIO

Son
extrañamente hermosos todavía,
estos labios de hace ahora tres años
y me parece inédito
el gesto de tu beso,
este llegar aquí cada vez más tranquilo,
con la serenidad
del que tiene por cómplice la vida
y su rutina.


Hoy sabemos que entonces,
cuando tus veinte años y mi primer abrazo,
empezamos por ser
sobre todo indecisos: la tímida torpeza
de la primera noche
y la dificultad
con que dejar las manos
en el hábito infiel de nuestros vicios.

Ahora
extrañamente hermoso estar aquí,
demasiado a menudo y decididos,
incómodo
de no sentir el peso de los años
aprendiendo contigo la premeditación
y escribiendo en tu piel mi alevosía.

Porque suele haber bancos donde se espera siempre,
aceras que prefieres por costumbre
o líneas de autobús al mediodía.

Y sin embargo tú
reapareces inédita en tu gesto
para decirme hoy
que le conteste al tiempo y sus preguntas
el práctico saber que tienes de mi cuerpo.-

ESA LUNA COLOR

Esa luna color de viejo saxofón
me retendrá en París.
Esa luna color de vieja mariposa,
de alma vieja buscando sobre el viento
ojos para mirar el fin de siglo,
gatos que son las dudas de la noche.

Tiéndete junto amí. Despierta en la memoria
esa inquietud que guardan los que acaban de amarse,
la imoerceptible prisa de los labios
que buscaron un cuello donde apoyar su aliento.
Y déjame mirarte, frente a frente,
con estos ojos orientales
que utiliza el amor para observarnos.-





Imaginar los sitios posibles donde estabas,
verte llegar sin noche a La Tertulia,
reconocer tu voz apresurada
al contar una anécdota
o preguntar por mí,
saber que nos mirábamos antes de conocernos,
son capítulos largos de mi vida.

 Será seguramente
como volver a estar,
como vivir de nuevo una edad difícil
o emborracharnos juntos
para pasar a solas la resaca.

"Sé que el amor existe,
pero no sé dónde lo aprendí".-


Luis García Montero


Imágenes: pinturas del artista español José Maria López Mezquita (Granada, 1883-1954).







sábado, 23 de junio de 2012

Las Ilusas

                       El  13 de junio, se presentó en el Museo de las Mujeres, en pleno centro de la ciudad de Córdoba, el libro de poemas "La Culpa es de Cristina", con gran concurrencia de público. Sus autoras Vanina Zuttion y Cecilia de Lucio ya habían escrito el libro "Sin Remo" (2005) Edición de autor, tapa pintada individualmente por Poli Piazza. En esta ocasión aprovecharon el acto de presentación para hacer participar del mismo a un grupo de niños de Barrio Renacimiento donde semanalmente dan un taller para incentivar a la lectura y a la creación infantil, en un sector carenciado de la ciudad. Asímismo participó como cantante solista Poli Piazza y su excepcional repertorio (Las tres jóvenes cordobesas, conforman el grupo "Las Ilusas").
En esta entrada , parte breve de este poemario, editado por AntiPlan, Ediciones Primarias, con la dirección editorial de Iván Ferreyra y diseño gráfico de Hernán Baravaglio.

                              
                                  "Suerte invertida;
                                   te amarán
                                   pero al revés" 


Poesía de   Vanina Zuttion


BIFURCADOS
I
Las agujas del reloj,
revolotean horas
y tu nariz respira humos
sobre mi espalda desnuda

la persiana juega a los matices
y tus dedos
dibujan acrobacias en mis costillas

tus manos gesticulan muecas
sobre mi sonrisa de tarde

y una sonrisa se resbala
hacia la orilla

orilla horizonte.

II
que sobre tus alas
van las nubes
arreboladas
vaciando su tristeza,
en pleno vuelo

que miran desde el fondo,
inquisidoras
las gotas amanecidas
y el verano de brisas
que flamean

que esta noche
tu sonrisa de pájaro
me destroza.

III
después de amar,
se caen las hojas de los árboles

el otoño aparece,
en plena primavera.
después, no sé.-




  CONTORNO
VII
El día que se apaguen los faroles, nos levantaremos de nuestros plácidos sueños y correremos por las calles, persiguiéndolos. Marcharemos iracundos e implacables, hostigando sus pasos temerosos, pisando sus intenciones ya putrefactas. Y cuando lleguemos a ellos, cuando nuestras manos finalmente se posen sobre sus huesos raídos, cortaremos sus lenguas bífidas para ahogarlos con las palabras, mancillaremos sus dedos, vaciaremos sus ojos. El día en que venga la noche, sitiaremos sus certeza, prepararemos un caldo con sus lágrimas de sangre. Destruiremos sus sillones floreados, las puertas robustas que custodian sus desperdicios. Con la madera haremos las fogatas que arderán hasta el fin de los tiempos. Y estaremos encantados. ¡Encantados!


Poesía de     Cecilia de Lucio

EGOREXIA 

     ella prefiere
arrojar la imagen
   para no cuidar
      nunca más
        de nada



***************

Salven a la selva
de los que queremos salvar
a la selva

***************

   Amo escribir
aunque me dijeron
   que no sé amar
       ni escribir

****************

No quiero ser historiadora
en mi propia biografía

****************

                Ahora que estoy viva
hasta los colectivos me esperan
                              y en mi útero
                          crece un pueblo

*****************

Agarrame los hombros
              el codo
        la mandibula
    porque vamos a ir
         nada menos
    que hasta el fondo

******************

A Quique y Laura

Vivir no siempre
es verbo

desde este hemisferio
de pastito mojado
y olvidados vientos
te devuelvo la palabra
encendida
aunque se caigan los edificios

ninguna otra ecuación
hubiera sido más hermosa
que nacer


Imágenes: pinturas del expresionismo alemán: Max Beckmann "Cristo y la mujer" y "La Noche", James Ensor "Masa" y Edvart Munch "El Grito".







viernes, 22 de junio de 2012

Invierno

                   Se sabe, en el Hemisferio Sur acabamos de comenzar la estación del invierno. Los poetas, generalmente, prefieren cantarle a la primavera, que es sinónimo del renacer, de una eterna esperanza renovada. Pero las largas noches, el sol esquivo, la escarcha y la nieve, también sirvieron de marco referencial para grandes obras de la poética universal. Va una breve muestra a modo de ejemplo.


                                "Soy un libro de nieve,
                                una espaciosa mano, una pradera,
                                un círculo que espera,
                                pertenezco a la tierra y a su invierno"

                                                                     Pablo Neruda


INVIERNO PARA BEBERLO     poesía de Vicente Huidobro

El invierno ha llegado al llamado de alguien
y las miradas emigran hacia los calores conocidos
Esta noche el viento arrastra sus chales de viento
Tejed queridos pájaros míos un techo de cantos sobre las avenidas

Oid crepitar el arco iris mojado
Bajo el peso de los pájaros se ha plegado

La amargura teme a las intemperies
pero nos queda un poco de ceniza del ocaso
Golondrinas de mi pecho qué mal haceís
sacudiendo siempre ese abanico vegetal

Seducciones de antesala en grado de aguardiente
alejemos en seguida el coche de las nieves
bebo lentamente tus miradas de justas calorías

El salón se hincha con el vapor de las bocas
las miradas congeladas cuelgan de la lámpara
Y hay moscas
sobre los suspiros petrificados

Los ojos están llenos de un líquido viajero
y cada ojo tiene un perfume especial
El silencio es una planta que brota al interior
si el corazón conserva su calefacción igual

Afuera se acerca el coche de las nieves
trayendo su termómetro de ultratumba
Y me adormezco con el ruido
del piano lunar
cuando se estrujan las nubes y cae la lluvia

Cae
Nieve con gusto a universo
Cae
Nieve que huele a mar

Cae
Nieve perfecta de los violines
Cae
La nieve sobre las mariposas

Cae
Nieve en copos de olores
la nieve en tubo inconsistente

Cae
Nieve a paso de flor
Nieva nieve sobre todos los rincones del tiempo

Simiente de sonidos de campanas
sobre los naufrágios más lejanos
calentad vuetros suspiros en los bolsillos
que el cielo peina sus nubes antiguas
Siguiendo los gestos de nuestras manos

Lágrimas astrológicas sobre nuestras miserias
Y sobre la cabeza del patriarca guardián del frío
El cielo emblanquece nuestra atmósfera
entre las palabras heladas a medio camino
Ahora que el patriarca se ha dormido
La nieve se desliza se desliza
se desliza
Desde su barba pulida.-


                                                       Vicente Huidobro






EL SOLDADO Y LA NIEVE    poesía de Miguel Hernández

Invierno ha congelado su aliento de dos filos,
y lo resopla desde los cielos congelados,
como una llama seca desarrollada en hilos,
como una larga ruina que ataca a los soldados.

Nieve donde el caballo que impone sus pisada
es una soledad de galopante luto.
Nieve de uñas cernidas, de garras derribadas,
de celeste maldad, de desprecio absoluto.

Muerde, tala, traspasa como un tremendo hachazo,
con un hacha de mármol encarnizado y leve.
Desciende, se derrama como un deshecho abrazo
de precipicios y alas, de soledad y nieve.

Esta agresión que parte del centro del invierno,
hambre cruda, cansada de tener hambre y frío,
amenaza al desnudo con un rencor eterno,
blanco, mortal, hambriento, silencioso, sombrío.

Quiere aplacar las fraguas, las hogueras,
quiere cegar los mares, sepultar los amores:
y se va elevando lentas barreras,
estatuas silenciosas y vidrios agresores.

Que se derrame a chorros el corazón de lana
de tantos almacenes y talleres textiles,
para cubrir los cuerpos que queman la mañana
con la voz, la mirada, los pies y los fusiles.

Ropa para los cuerpos que rechazan callados
los ataque más blancos con los huesos más rojos.
Porque tienen el hueso solar estos soldados,
y porque son hogueras con pisadas, con ojos.

La frialdad se abalanza, la muerte se deshoja,
el clamor que no suena, pero que escucho, llueve.
Sobre la nieve blanca, la vida roja y roja
hace la nieve cálida, siembra fuego en la nieve.

Tan decididamente son el cristal de roca
que sólo el fuego, sólo la llama cristaliza,
que atacan con el pómulo nevado, con la boca,
y vuelven cuando atacan recuerdos de ceniza.-

                                      Miguel Hernández


Imágenes: pinturas de Leonid Afremov "Invierno en Amsterdan" y "Paisaje invernal", de Brueghel el Viejo "Cazadores en la nieve", de Michael Peter Ancher "Pescadores daneses" y de Walter Moras "Invierno en el pueblo". 






quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

jueves, 21 de junio de 2012

A media luz

                   Javier Salvago, poeta y guionista español nacido en Paradas, Sevilla en 1950. Forma parte del grupo "Pesía de la Experiencia", junto a importantes poetas como Felipe Benitez Reyes, Luis García Montero y Vicente Gallego. Desde mediados de los años ochenta se desempeña, además, como guionista en radio y televisión. Ha obtenido importantes galardones por su trayectoria profesional, además de los prestigiosos premios de poesía "Rey Juan Carlos I" y el  "Luis Cernuda".
De su extensa obra, se destacan los siguientes títulos: "Canciones del amargo y otros poemas" (1977), "En la perfecta edad" (1982), "Variaciones y reincidencias" (1985), "Momentos" (1987), "El Oleaje de la llama" (1988), "Volver a intentar" (1989) con el que obtuvo el Premio de la Crítica de Poesía Castellana, "Los mejores años" (1991), "Ulises" (1996), "Un Lugar en la tierra" (2006), "Memorias de un antihéroe" (2007), etc. Ha sido traducida parte de su obra al inglés, francés e italiano.


                                               "Escribo para llegar
                                               serenamente al silencio,
                                               que es el morir.
                                               Libre, al fin "


A MEDIA LUZ    poesía de Javier Salvago

Vivir así: sin angustiosos sueños,
 con los deseos justos y contados,

sin prisa por llegar a ningún sitio,
sin esperar de nada demasiado...,

tal vez no sea vivir. Pero es mi vida
(o, al menos, lo que de ella va quedando).


DE LA TEORÍA A LA PRÁCTICA

Fue en la costa -quizá el primer verano
de fiebre aventurera-.
Nos conocimos en la pista
de alguna discoteca,

y luego paseamos por la playa,
bajo la luna, muy bebidos.
Recuerdo una pareja de la Guardia
Civil que nos dio el alto y un aviso.

Aquella noche se nos fue entre besos,
confidencias, miradas y caricias.
En el fondo, seguía siendo un romántico
y amaba de cintura para arriba.

Del amor solamente había tocado,
como del mar, la superficie.
Aunque podría pasar por un experto
buceador, aún era virgen.

No olvidaré su cara de sorpresa,
sobre un fondo de sábana,
cuando por fin, casi a la amanecida,
la última noche me llevó a la cama.-


ESA CHICA


Había renunciado, como un muerto,
a la vida, al placer. Me limitaba
a resistir -como un superviviente
el día después- cuando llegaste tú.
No hubo ningún milagro, aunque tampoco
lo esperaba. En el cielo, las estrellas
siguieron alumbrando indiferentes,
ajenas a nosotros.
                             Aquí abajo
nada cambió. El mundo siguió siendo
el infierno de siempre. Los diarios
siguieron vomitando corrupciones,
atentados, catástrofes...No puedo
ni siquiera decir que mejorase
mi opinión del amor. Por no cambiar,
no cambió ni mi suerte. -Soy el mismo
pertinaz perdedor.-
                                   La diferencia
es sólo que estás tú y que contigo
todo es más soportable. Hasta la vida
vuelve a ser un placer
cuando estamos a gusto.-


LA LUCHA POR LA VIDA

Presiento que no soy el mejor yo
de todos los que quise ser y he sido.
He conocido otros más hermosos,
mejor amantes y mejor vividos.
-Todos, sin excepción, mucho más jóvenes,
prometedores y atractivos-.

No soy el mejor yo.
Pero, al menos, aguanto y sobrevivo.
Los demás, con sus sueños
-cansados, derrotados, aburridos-,
fueron cayendo
uno tras otro en el camino.-


ME RECOSTÉ EN TU CUERPO

Me recosté en tu cuerpo, mientras tú preparabas
la comida. El contacto de tu piel bronceada

me despertó los tigres, dormidos un momento,
y sentí que sus uñas me arañaban por dentro.

Aunque era mediodía, nos fuimos a la cama.
Luego la casa olía a lentejas pegadas.-

                                                
                                                    Javier Salvago


       Imágenes: pinturas del artista francés Louis Anquetin (París , 1861-1932)



    


quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio