Páginas vistas en total

sábado, 31 de marzo de 2012

Viniste a visitarme en sueños

                       "Cuando los dorados corteses florecieron
                        nosotros dos estábamos enamorados.
                        Todavía tienen flores los corteses
                        y nosotros ya somos dos extraños"


               Poesía de Ernesto Cardenal

"Viniste a visitarme
 en sueños

pero el vacío
que dejaste cuando
te fuiste

fue realidad"

EPIGRAMAS
2
De estos cines, Claudia, de estas fiestas,
de estas carreras de caballos,
no quedará nada para la posteridad
sino los versos de Ernesto Cardenal para Claudia
          (si acaso)
y el nombre de Claudia que yo puse en esos versos
y los de mis rivales, si es que yo decido rescatarlos
del olvido, y los incluyo también en mis versos
para ridiculizarlos.

4
Esta será mi venganza:
Que un día llegue a tus manos el libro de un poeta famoso
y leas estas líneas que el autor escribió para ti
y tú no lo sepas.

6
Yo he repartido papeletas clandestinas,
gritando: ¡VIVA LA LIBERTAD! en plena calle
desafiando a los guardias armados.
Yo participé en la rebelión de abril:
pero palidezco cuando paso por tu casa
y tu sola mirada me hace temblar.

Ernesto Cardenal: (Granada, 1925) Poeta y escritor nicaragüense.
Se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad
Nacional de México y luego realizó estudios de Literatura
en la Universidad de Columbia de Nueva York. Se ordenó
como sacerdote en Managua en 1965. Tiene una extensa obra publicada y entre otros, ha obtenido el Premio Internacional de Poesía Pablo Neruda en el 2009. Cardenal a los 87 años continúa desarrollando una vasta actividad cultural, tanto en Nicaragua donde fue Ministro de Cultura del gobierno sandinista, como en México, donde reside alternadamente.
Los poemas seleccionados en esta página pertenecen a su libro "Epigramas" de 1961.

10
Cuídate Claudia,
cuando estés conmigo,

porque el gesto más leve,
cualquier palabra, un suspiro

de Claudia,
el menor descuido,

tal vez un día
lo examinen eruditos

Y este baile de Claudia
se recuerde por siglos

Claudia, ya te lo aviso.

12
Ella fue vendida
a Kelly y Martínez
Cia Ltda.,

y muchos le enviarán
regalos de plata

Y otros le enviarán
regalos de electroplata,

y su antiguo enamorado
le envía este epigrama.-

                                                          Ernesto Cardenal

Imágenes: pinturas de Diego Rivera (Guanajuato, 1886-México DF, 1957) Considerado el principal muralista y uno de los pintores mexicanos más importantes del siglo XX.





quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

viernes, 30 de marzo de 2012

Cuídate de las olas...

                           "Me hiciste tanto daño
                           con tu boca, tus dedos,
                           me hacías saltar tan alto

                           que yo era tu estandarte
                           aunque no hubiera viento"


SI TE REVUELCA LA OLA      Poesía de Fabio Morábito

Si te revuelca la ola procura que sea joven,
esbelta, ardiente,

te dejará molido el cuerpo
y el corazón más grande;

cuídate de las olas
retóricas y viejas,
de las olas con prisa,

y las peor de todas,
de la ola asesina,

la ola que regresa.-

A TIENTAS

Cada libro que escribo
me envejece,
me vuelve un descreído.
Escribo en contra
de mis pensamientos
y en contra del ruido
de mis hábitos.
Con cada libro pago un viaje
que no hice.
En cada página que acabo
cumplo con un acuerdo,
me digo adiós
desde lo más recóndito,
pero sin alcanzar a ir muy lejos.
Escribo para no quedar
en medio de mi carne,
para que no me tiente el centro,
para rodear y resistir,
escribo para hacerme a un lado,
pero sin alcanzar desprenderme.-


Fabio Morábito: Poeta, ensayista, traductor y narrador mexicano de origen egipcio (Alejandría, 1955). Hijo de padres italianos, vivió parte de su infancia en Milán, trasladándose con su familia a Ciudad de México a los quince años, donde actualmente reside. Es autor de los libros de poesía: "Lotes baldíos" Premio Carlos Pellicer en 1985, "De Lunes todo el año" Premio Aguascalientes en 1991 y "Alguien de lava" (2002), contenidos en "La Ola que regresa" poesía reunida en 2006.
Como traductor, entre otras, vertió al español la obra completa del italiano Eugenio Montale. Tiene varios premios como ensayista y es autor de un libro para adolescentes. Parte de su obra poética ha sido traducida al alemán, inglés, francés, italiano y portugués.

DIME TÚ SI NO ES CIERTO

Dime tú si no es cierto
que el techo de esta casa
es todo de verdad,

que es la verdad más plena
de todo lo construido,
el muro en más reposo,

la redención de tantos
errores y desvíos,
la mano que disculpa,

el anhelado fin
de las hostilidades,
la prueba que buscábamos
desde el primer ladrillo.-

CUARTETO DE POMPEYA
I
Nos desnudamos tanto
hasta perder el sexo
debajo de la cama,
nos desnudamos tanto
que las moscas juraban
que habíamos muerto.
Te desnudé por dentro,
te desquicié tan hondo
que se extravió mi beso.
Nos desnudamos tanto
que oliamos a quemado,
que cien veces la lava
volvió para escondernos.-

IV
Te desmentí de cabo
a rabo devolviéndote
a tus primeros actos,

te escudriñé profundo
hasta escuchar la historia
amarga de tu cuerpo,

pues sólo el amor sabe
cómo llegar tan hondo
sin molestar la sangre.

Esa noche la lava
mudó el paisaje en piedra.
Tú y yo fuimos lo único
que se murió de veras.-

                                                 Fabio Morábito 

Imágenes: pinturas del español Juan González Alacreu (Burriana, Castellón 1937), contemporáneo y
                 pintura mural con pareja de la época de Pompeya (conservada en el museo de Nápoles).


  

jueves, 29 de marzo de 2012

Somos lo que aprendimos

                      "Sabiéndonos perdidas, decidimos
                       que no importaba el precio: la victoria
                       habría de ser su piel o nuestra vida".


SOMOS LO QUE APRENDIMOS          Poesía de María Rosal


Esta costumbre dulce de perder el respeto,
de agarrarse a la vida
como si nada fuera,
como si ya la muerte
se hubiera convertido
en borroso subtítulo
de una vieja película.

Nos fuimos desnudando
en andenes lentísimos,
al filo de la noche,
cuando la madrugada
era una vieja furcia.

Somos lo que aprendimos
en esta soledad donde regamos
margaritas de plástico y silencio.-

ÚLTIMO VERANO

Se me muestra difusa
la luz azul del puerto,
los taxis amarillos
en los que nos amamos.
Recuerdo la propina
absurda entre las risas:
"Por favor, otra vuelta
para aplazar la muerte".-

María Rosal (Fernán-Núñez, Andalucía, España 1961). Poetisa española.
Es Licenciada en Filología Hispánica. Dirige la colección literaria Aula de Poesía Casa del Inca. Además de poesía, ha publicado cuentos y ensayos. Ha sido galardonada con el Premio Ciudad de Montoro (1994), Premio Gabriel Celaya (1995) por su libro "Abuso de confianza", Premio Literario Mario López 1996 por "Brindis", Premio Luis Carrillo de Sotomayor por "Vuelo rasante" (1996), Premio Ana de Valle 2000 por "Ruegos y preguntas", Premio Ricardo Molina por "Tregua" (2001), Premio Cáceres, Patrimonio Mundial 2002 por "Otra vez Bartleby". Parte de su trabajo ha sido traducido al italiano y al inglés.

BRINDIS
Pongamos por ejemplo
que hoy es jueves.
Que un sol de plomo
cae tras los cristales
y recuerdo
tu mano en día de lluvia.
Digamos que estoy sola
y te deseo.
Que no hallo el escenario
donde acoplar tu imagen
con mi aliento.

Bebamos y brindemos
por la triste ironía
de estar vivos y no poder amarnos.-

PUBLICIDAD ENGAÑOSA

Busco

Que sea tierno ante todo.
Que esté conmigo
no más de veinte días.
Que se vuelva de amor
y de remate loco
y que luego se vaya
sin ruegos, ni exigencias,
ni mentiras...

Así las condiciones.

Abstenerse los que creen en dios,
en sacramentos,
en la ley de los hombres.

Soy solo una mujer
con la espera entreabierta
para el que oculta veneno en la saliva
un cuchillo en los dientes
y entre las piernas
la razón poderosa de la desgracia.-

                                       
                                                      María Rosal

Imágenes: pinturas de los artistas franceses : Auguste Toulmuche (1829-1890) "Muchacha en el espejo" y "El Beso" y de Pierre Auguste Renoir (1841-1919).




quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

miércoles, 28 de marzo de 2012

Hace 70 años, se iba Miguel Hernández

                 "Tengo estos huesos hechos a las penas
                  y a las cavilaciones estas sienes:
                  pena que vas, cavilación que vienes
                  como el mar de la playa a las arenas"



El 28 de marzo de 1942 (hace 70 años), moría Miguel Hernández en la enfermería de la prisión de Alicante, donde el franquismo lo había encarcelado y condenado a muerte por su participación activa en el bando republicano. A los 31 años se iba uno de los más grandes poetas de lengua hispana del siglo XX. Hijo de campesinos, desempeñó entre otros oficios, el de pastor de cabras. El poeta pastor, a su memoria.





CANCIÓN DEL ESPOSO SOLDADO         Poesía de Miguel Hernández

He poblado tu vientre de amor y sementera,
he prolongado el eco de sangre a que respondo
y espero sobre el surco como el arado espera:
he llegado hasta el fondo.

Morena de altas torres, alta luz y ojos altos,
esposa de mi piel, gran trago de mi vida,
tus pechos locos crecen hasta mí dando saltos
de cierva concebida.

Ya me parece que eres un cristal delicado,
temo que te me rompas al más leve tropiezo,
y a reforzar tus venas con mi piel de soldado
fuera como el cerezo.

Espejo de mi carne, sustento de mis alas,
te doy vida en la muerte que me dan y no tomo.
Mujer, mujer, te quiero cercado por las balas,
ansiado por el plomo.

Sobre los ataúdes feroces en acecho,
sobre los mismos muertos sin remedio y sin fosa
te quiero, y te quisiera besar con todo el pecho
hasta en el polvo, esposa.

Cuando junto a los campos de combate te piensa
mi frente que no enfría ni aplaca tu figura,
te acercas hacia mí como una boca inmensa
de hambrienta dentadura.

Escríbeme a la lucha, siénteme en la trinchera:
aquí con el fusil tu nombre evoco y fijo,
y defiendo tu vientre de pobre que me espera,
y defiendo tu hijo.

Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado,
envuelto en un clamor de victoria y guitarras,
y dejaré a tu puerta mi vida de soldado
sin colmillos ni garras.

Es preciso matar para seguir viviendo.
Un día iré a la sombra de tu pelo lejano.
Y dormiré en la sábana de almidón y de estruendo
cosida por tu mano.

Tus piernas implacables al parto van derechas,
y tu implacable boca de labios indomables,
y ante mi soledad de explosiones y brechas
recorres un camino de besos implacables.

Para el hijo será la paz que estoy forjando.
Y al fin en un océano de irremediables huesos,
tu corazón y el mío naufragarán, quedando
una mujer y un hombre gastados por los besos.-

(de "Viento del pueblo", 1936/37)






Afiche de Joan Miró relizado en apoyo al bando republicano durante la guerra civil española.


quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

martes, 27 de marzo de 2012

Cuerpo con cuerpo

                "No porfíes. No rememores
                 que no se olvide el olvido
                 ni su embriaguez:
                 lo que ha sido,
                 es y será. Sinsabores"


-----------------------------------Poesía de Severo Sarduy

Cuerpo con cuerpo: las pieles
se aproximan y se alejan entre espejos que reflejan
su deseo. No develes
la imagen -esos laureles
fenecen-; no te aconsejo
confiar en ese reflejo,
porque ese doble perverso
te revelará el reverso:
hueso con hueso, pellejo.-

LA CUARTA NOCHE

Oye, qué acordeones falsos.
La lucidez, el muro blanco,

(la voz gangosa del disco)
rayado, un leopardo arisco
preso entre los hilos rojos.
(las agujas de sus ojos

me miran). La hoja en blanco,
la mano que escribe, temblando.-

SHEBABDOAH WALL

La pared cruje.
Grieta en lo blanco.
Allá va, desunido,
el cuarto.
Detrás del tragaluz
un rostro, otro,
mirándose,
mirándonos.-

Severo Sarduy: (Camagüey, Cuba 1937- París, 1993) Poeta, narrador y crítico de literatura y arte cubano. Estudió el bachillerato en La Habana, con el triunfo de la revolución colaboró en Diario Libre y Lunes de Revolución. Viajó a Francia para realizar estudios de Historia del Arte en La Sorbona. Allí estuvo vinculado al círculo de pensadores y escritores que hicieron la revista Tel Quel, trabajó además como redactor en la Radiotelevisión francesa. Entre su extensa obra literaria, se destacan los libros de poesía: "Mood Indigo" (1970), "Flamenco" (1971), "Big Bang" (1974), "Daiquiri" (1980), "Un Testigo fugaz y disfrazado" (1985) y "Obra Completa", dos volúmenes, póstumo seis años después de su muerte, que fue editado por Francois Whal en Unesco, París.


La letra con sangre entra
como el amor. Mas no dura
en el cuerpo la escritura,
ni con esa herida encuentra
paz el amante. Se adentra
en el cuerpo deseoso
y más aumenta su gozo
con su mal. Alegoría
de nuestra postrimería:
jeroglífico morboso.-

POEMA 3

Incrustarte cascabeles en las mejillas
con cal escribirte en la frente
con rayas espirales pintarte el sexo
las nalgas con discos fluorescentes

Líneas de puntos blancas
agrimensor de tu cuerpo negro

firmarte la cabeza
cubrirte los pies de yeso
flores de oro en las manos
ojos egipcios en los pechos

ideogramas blancos
un mapa negro tu cuerpo.-

                                                              Severo Sarduy

Imágenes: pinturas del artista plástico cubano contemporáneo Humberto de Jesús Viñas (La Habana, 1963). Expone habitualmente en su país y España e Italia.







quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

lunes, 26 de marzo de 2012

120 años de la muerte de W. Whitman

                 "Mira tan lejos como puedas, hay
                 espacio ilimitado allá,

 
                 cuenta tantas horas como puedas, hay
                 tiempo ilimitado antes y después"

El 26 de marzo de 1892 (hace 120 años) moría a la edad de 72 años, en Nueva Jersey, Walt Whitman: poeta, ensayista y periodista estadounidense. Considerado uno de los más influyentes escritores en lengua inglesa y el llamado padre del verso libre.
Su obra maestra "Hojas de hierba" publicada en 1855 fue
costeada por él mismo, con el sacrificio que supuso al ser
una persona de escasos recursos. Esta obra fue ampliada y revisada durante el resto de su vida. En esta primera edición de 795 copias, en el cuerpo del texto, el poeta se llamaba a sí mismo: "Walt Whitman, americano, uno de los duros, un cosmos, desordenado, carnal y sensual, no sentimental, no creído más importante que un hombre o una mujer aparte de ellos mismos, no más modesto que inmodesto" 
Muy resistido por la crítica en un comienzo, incluso acusado por obsceno, Whitman continuó fiel a su estilo, trabajando no sólo de periodista sino también en el campo y en la construcción para poder seguir escribiendo y publicando. Entre los numerosos escritores conocidos que se han visto marcados por su obra figuran:  Rubén Darío, León Felipe que fue además traductor al castellano de muchos de sus poemas, T.S. Eliot, Federico García Lorca quien siempre destacaba su gran admiración, Jorge Luis Borges, Pablo Neruda, Ernesto Cardenal y Allen Ginsberg el célebre poeta beat, entre otros.

de CANTO A MÍ MISMO

Me celebro y me canto a mí mismo.
Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti,
porque lo que yo tengo lo tienes tú
y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también.

Vago...e invito a vagar a mi alma. Vago y me tumbo a mi antojo sobre la tierra
para ver cómo crece la hierba del estío.
Mi lengua y cada molécula de mi sangre nacieron aquí,
de esta tierra y de estos vientos.
Me engendraron padres que nacieron aquí,
de padres que engendraron otros padres
que nacieron aquí, de padres hijos de esta tierra
y de estos vientos también.

Tengo treinta y siete años. Mi salud es perfecta.
Y con mi aliento puro
comienzo a cantar hoy
y no terminaré mi canto hasta que muera.
Que se callen ahora las escuelas y los credos.
Atrás. A su sitio.
Sé cúal es su misión y no la olvidaré;
que nadie lo olvide.
Pero ahora yo ofrezco mi pecho
lo mismo al bien que al mal,
dejo hablar a todos sin restricción,
y abro de par en par las puertas
a la energía original de la  naturaleza
desenfrenada.-

TU MIRADA

Me miraste a los ojos, penetrando,
en lo más profundo de mi alma.
El cristal azul de tus pupilas,
me mostraba, mi imagen reflejada.

Me miraste y pediste temblorosa
que un te amo, saliera de mis labios,
pero ellos ya no tienen más palabras
pues los golpes de la vida los han cerrado.

Me miraste y tu pelo se erizaba,
y una gota redonda en tu pupila
que brotó, de un corazón roto
y cayó recorriendo tu mejilla.

Me miraste y tu rostro empapado
me exigía una palabra, una respuesta,
y mentí diciéndote te amo
por ganar de tu cara una sonrisa.-

*************************************

Cuando escuché al docto astrónomo,
cuando me presentaron en columnas
las pruebas y guarismos,
cuando me mostraron las tablas y diagramas
para medir, sumar  dividir,
cuando escuché al astrónomo discurrir
con gran aplauso de la sala,
qué pronto me sentí inexplicablemente
hastiado,
hasta que me escabullí de mi asiento y
me fui a caminar solo,
en el húmedo y místico aire nocturno,
mirando de rato en rato,
en silencio perfecto a las estrellas.-


                                                      Walt Whitman

Imágenes: pinturas de Thomas Worthington Whittredge (EE.UU, 1828-1990) Contemporáneo del poeta Whitman.





domingo, 25 de marzo de 2012

Se miran, se presienten

                                 "Nada ansío de nada,
                                  mientras dura el instante de eternidad que es todo,
                                  cuando no quiero nada"


POEMA 12                 Oliverio Girondo

Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, se despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan, se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
se rehuyen, se evaden, y se entregan.-

VISITA

No estoy.
No la conozco.
No quiero conocerla.
Me repugna lo hueco,
la aficción al misterio,
el culto a la ceniza,
a cuanto se disgrega.
Jamás he mantenido contacto con lo inerte.
Si de algo he renegado es de la indiferencia.
No aspiro a trasmutarme,
ni me tienta el reposo.
Todavía me intrigan el absurdo, la gracia.
No estoy para lo inmóvil,
para lo inhabitado.

Cuando venga a buscarme,
díganle:
"se ha mudado".-

Oliverio Girondo:(Buenos Aires, 1891-1967). Poeta argentino. Publicó en 1920 su primer libro: "Veinte poemas para ser leídos en el tranvía", seguido por "Calcomanías" en 1925, "Espantapájaros" (1932) que lo pondría en la cima de la poesía argentina, "Persuación de los días" (1942), "Campo nuestro" (1946), "En la mamédula" (1954). Al iniciarse la década de los cincuenta, guiado por el interés en las artes plásticas, incursionó en la pintura con una tendencia surrealista. Viajó desde joven varias veces a Europa, donde además de perfeccionarse, cultivó la amistad de muchos intelectuales de la época. Las generaciones posteriores de escritores mucho le deben a Girondo y así lo reconocieron desde Jorge Luis Borges hasta Julio Cortázar.

DICOTOMÍA INCRUENTA

Siempre llega mi mano
más tarde que otra mano que se mezcla a la mía
y forman una mano.

Cuando voy a sentarme
advierto que mi cuerpo
se sienta en otro cuerpo que acaba de sentarse
adonde yo me siento.

Y en el preciso instante
de entrar en una casa,
descubro que ya estaba
antes de haber llegado.

Por eso es muy posible que no asista a mi entierro,
y que mientras me rieguen de lugares comunes,
ya me encuentre en la tumba,
vestido de esqueleto,
bostezando los tópicos y los llantos fingidos.-

Imágenes: pinturas del artista italiano Giacomo Balla (1871-1958). Uno de los fundadores del movimiento Futurista. Contemporáneo del poeta Oliverio Girondo.




quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

sábado, 24 de marzo de 2012

Una muchacha azul bajo la lluvia

                                     "No guardes tesoros donde
                                      la humedad, los bichitos los mordisqueen.
                                      No guardar tesoros.

                                      El tesoro es no guardarlos.
                                      El tesoro es creer.
                                      El tesoro es ser"

FUE EN LOS ROBLES DONDE ELLA, QUE SABÍA    Poesía de Roberto Fernández Retamar

Dijera la verdad. Aquella noche. Estaban dadas todas las estrellas.
Tiempo de suspirar juntos las bocas.
Parpadeaba una luz, alguien volvía
a hacer la hoguera frente a la caverna.
Marcharon entre aromas a la gloria.
Nada en su cuerpo, suave como el agua,
anunciaba los hijos de su cuerpo.
Era toda alma en la soñada cama,
era un incendio, era una primavera,
una muchacha azul bajo la lluvia,
una bahía en quien entrar a gritos,
una bandera ondeando en el combate,
una batalla de azucenas cálidas.
Era ella.-

Roberto Fernández Retamar (La Habana, Cuba 1930).
Poeta cubano. Se licenció en Filosofía y Letras y luego se doctoró en La Sorbona, Francia y en la Universidad de Londres. Obtuvo el Premio Nacional de Poesía por su libro "Patrias" en 1951. El Premio Latinoamericano de Poesía Rubén Darío, el Premio Internacional de Poesía de Bulgaria por su trayectoria, el Premio de la Crítica Literaria por "Aquí" en 1996 y le fue otorgada en Francia la Medalla Oficial de las Artes y de las Letras, en 1998. Le fue concedido el Doctor Honoris Causa en prestigiosas Universidades de Europa.
De su extensa obra poética, se destacan: "Vuelta de la antigua esperanza", "Con las mismas manos", "Buena suerte viviendo", "Qué veremos arder", etc. Dirige la publicación de la Casa de las Américas desde 1965.

ESTÁ

Ella está echada en la penumbra humedeciendo la
        madrugada inicial.
Hay un jardín en ella y él está deslumbrado con ese jardín.
Florece entera para él, se estremecen,
callan con el mismo
         rumor.
La noche va a ser cortada por un viaje
         como por una espada.

Intercambian libros, papeles, promesas.
Ninguno de los dos sabe aún lo que se han prometido.
Se visten, se besan, se separan.
Ella sale a la oscuridad, acaso al olvido.
Cuando él regresa al cuarto,
la encuentra echada en la
         penumbra húmeda.
Nunca ha partido, nunca partirá.-

UN HOMBRE Y UNA MUJER

Si un hombre y una mujer atraviesan calles que nadie ve
              sino ellos,
calles populares que van a dar al atardecer, al aire,
con un fondo de paisaje nuevo y antiguo más parecido
a una música que a un paisaje;
si un hombre y una mujer hacen salir árboles a su paso,
y dejan encendidas las paredes,
y hacen volver las caras como atraídas por un toque de
               trompeta
o por un desfile multicolor de saltimbanquis;
si cuando un hombre y una mujer atraviesan se detiene
la conversación del barrio,
se refrenan los sillones sobre la acera, caen los llaveros
              de las esquinas,
las respiraciones fatigadas se hacen suspiros:
¿ es que el amor cruza tan pocas veces que verlo es motivo
de estrañeza, de sobresalto, de asombro, de nostalgia,
como oír hablar un idioma que acaso alguna vez se ha
               sabido
y del que apenas quedan en las bocas
murmullos y ruinas de murmullos?-


                        Roberto Fernández Retamar 

Imágenes: pinturas del artista cubano Víctor Manuel García (1897-1969). El más importante de su generación. Obras: "Gitana tropical", "Los Novios" y "Dos mujeres y un paisaje"




quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

viernes, 23 de marzo de 2012

Del lado del silencio

                    "Huella dejada
                     por el aire
                     en las arenas
                     de un planeta
                     que eché a rodar.
                     Tiempo feliz.
                     Hoy se detuvo".

TE ESPERARÉ DEL LADO DEL SILENCIO       poesía de Renata Durán

Te esperaré del lado del silencio. Entre las sombras de las lentas horas.
Te esperaré en el fondo de mis sueños
allí donde comienzan nuestras cosas.
En ese después del tiempo
donde podemos ser nosotros.
Nosotros, al fin, para los besos
más profundos. Para la piel.
Te esperaré en la espuma del mar
interminable. Tú tocarás el aire
con mi cuerpo. Siempre vas a cantar
sabiendo que te espero.

II

Voy a morir contigo cualquier tarde.
Después de ti no quiero a nadie.
Todo el deseo del mundo claudica
entre tus brazos. No hay más allá de tí,
es el amor que nunca se reparte.
Llegaste a ser mi pasión única.
No somos una ilusión cobarde,
si tú no luchas, no lucharé tampoco.
Aceptaré que el tiempo te arranque
de mi lado y moriré esta tarde.-

TODAVÍA TU SOMBRA LLEGA

Todavía tu sombra llega
y me invade la casa.
conversa con las cosas.
Extrañamente tuya
esa presencia muda.
Como si tú quisieras
amarme sin saberlo.
Como si un otro tuyo
se saliera de ti
para buscarme.-

Renata Durán: (Bogotá, Colombia 1950). Poeta colombiana. Estudió Derecho en la Universidad de los Andes y Literatura Comparada en Francia, en la Universidad La Sorbona. De su obra poética, se destacan los poemas sobre el amor incluídos en sus libros: "Muñeca rota" (1981), "Oculta ceremonia" (1985), "Sombras sonoras" (1986), "Poemas escogidos" (1993), " El Sol apagado" (1994). Colabora habitualmente con diversas publicaciones de su país e internacionales. Por su carrera diplomática ha vivido en distintos países de Europa.

AQUÍ SENTADA ASÍ 

Aquí sentada así
compartiendo tu mesa.
Bebemos vino frío
y pelamos nuestras pieles
como frutas
aturdidas de sol.
Salgamos a la calle.
Digámosle a la gente
que tú y yo
habitamos el limpio territorio del amor.
Cantemos esa suave
canción de la ternura
mientras enciendes
el motor de la rutina.-

NO VINISTE DE LEJOS

Viniste de tan hondo
que conozco tu nombre,
conozco tu dolor,
reconozco tu alma.
No viniste de lejos,
ni siquiera has llegado.
Estabas desde siempre,
como un lenguaje escrito
en el fondo de mí,
y te estoy descifrando.-

QUÉ EXTRAÑA MANERA DE QUERERTE

Qué extraña manera de quererte.
Así de pronto me encuentro
amándote de adentro
como si alguna raíz,
la más profunda,
hubiera hecho contacto
con la más honda tuya
y se anudaran hundiéndose
más y más en la tierra,
buscando el agua profundísima
de un amor singular, que no
                        pregunta,
que sabe todo. Hasta lo que tú y yo
                        ignoramos.-

   
                                                                 Renata Durán

Imágenes: pinturas de Orlando Izquierdo "El Tigrillo" (Moyobamba-Perú) "Vallejo y Georgette".
                 Umberto Boccioni (Italia, 1882-1916) y de Max Ernst " Grandes amantes"


quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio







jueves, 22 de marzo de 2012

Una mujer sólo sucede

                                 "Hay un muro blanco que divide la llanura;
                                 pero no un muro claro, útil, no:
                                 un límite abisal, el borde oscuro.

                                 No el muro de piedra, el de fuego".

CIELO DE ABAJO           Poesía de Jorge Fernández Granados 

Una mujer sucede, urde su gambito de encuentros,
aceita maquinarias de adoquín
y escribe en la arena de un café
un Mar Cantábrico, siluetas
que el diluvio reunió, vino de bardos
que pronto partirán, las geografías
donde el alma quema su madera.

Atraviesa
su tobillo el vaivén
de los que corren, conspira
contra el gris de la alacena
y esfuma la moneda de una broma

(la vida, su volado).

Suele saber
que el vestido,
el nylon, su reloj, el aguacero,
un Área de No Fumar (o el humo, firma un fondo),
son la coreografía de un misterio
divagante también como el deseo
para, acaso más tarde o más temprano,
pernoctar ese tango al fin descalzos.
(uno, claro, no entenderá.
La trama es muy barroca
y en el fondo carece de argumento).

Una mujer sólo sucede.
Por eso hay desastres,
rincones jubilosos
donde la vida cabe
y toma lo que es suyo, a veces
hasta con el lujoso disfraz
de alguna coincidencia.

No obstante, preferimos no
entenderla, mirar con humildad
sus perversas ocurrencias.-

Jorge Fernández Granados (México DF, 1965) 
Poeta y narrador mexicano. Ha publicado, entre otros, los
libros de poesía: "La Música de las esferas" (1990), "El Arcángel ebrio" (1992), "Resurrección" (1995), "El Cristal" (2000), "Los hábitos de la ceniza" (2000). Ha obtenido numerosos reconocimientos, entre los que se destacan, el Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines (1995) y el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes (2000). Fue becario del Centro Mexicano de Escritores y del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes de México.

LOS PECES

Fuimos bajando hasta el fondo
por las calles del puerto. La noche
remaba en el abismo de los ojos. No recuerdo qué tanto
la brisa nos cubrió de sal y estrellas.
es conveniente dormir a menos que amanezca, dijo,
pera éramos legión para esas horas ya rancias de cantinas.
El ron juntó a los peces
y a todas las criaturas que no duermen
esa noche de pescadores y viajantes, de grasa y aguacero.

Emigramos a La Luna,
que era una carpa improvisada en los
dudosos territorios del suburbio.
Sudores y cervezas, baile, sedimento
de géneros grotescos de alegría,
se fueron combinando con torpeza
hasta temblar en una sombra, un amasijo
de danza, alcohol y extrañas vidas.

Los círculos que lees con tu mirada
nó están en realidad aquí,
pero a ti te fue dado contemplarlos,
-dijo sonriendo y se perdió bajo los cuerpos
en la anchurosa fiesta de esa carne.
El ritmo gobernaba la sordidez o la gracia
y en medio de su lago nos fundimos.

Más tarde, ya cansados
los pocos rezagados en La Luna,
sin sueño y con nostalgia de horizonte
fuimos a buscar el mar:
la sonata del agua, el apetito de su hechizo,
en esa vigilia donde el límite
del cielo y del océano es todavía tiniebla.

Algo nos lleva ante la orilla
a ver cómo la luz se recomienza.
Sentados en el muelle
esperamos el día:
poco a poco fue llegando su violeta,
la noticia azul de su marea,
y en el silencio de esa gloria amanecimos.-


   Jorge Fernández Granados


Imágenes: pinturas del artista francés Edouard Manet (1832-1883). De gran influencia en los principios del impresionismo. Obras: "Muchacha Bellevue", "The garden of Bellevue" y "Retrato de joven" .

quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

miércoles, 21 de marzo de 2012

Aquí, otoño.

             "vuelan al viento,
              como pájaros,
              hojas secas de otoño.
              Tapiz de colores,
              patinas,
              sobre el húmedo campo" 

OTOÑO            Poesía de Mario Benedetti


Aprovechemos el otoño
antes de que el invierno nos escombre
enfrentemos a codazos en la franja del sol
y admiremos a los pájaros que emigran

ahora que calienta el corazón
aunque sea de a ratos y de a poco
pensemos y sintamos todavía
con el viejo cariño que nos queda

aprovechemos el otoño
antes de que el futuro se congele
y no haya sitio para la belleza
porque el futuro se nos vuelve escarcha.-

Mario Benedetti

TESTAMENTO DE OTOÑO    Pablo Neruda

Entre morir y no morir
me decidí por la guitarra
y en esta intensa profesión
mi corazón no tiene tregua,
porque donde menos me esperan
yo llegaré con mi equipaje
a cosechar el primer vino
en los sombreros del Otoño.

 Entraré si cierran la puerta
y si me reciben me voy,
no soy de aquellos navegantes
que se extravían en el hielo:
yo me acomodo como el viento,
con las hojas más amarillas,
con los capítulos caídos
de los ojos de las estatuas
y si en alguna parte descanso
es en la propia nuez del fuego,
en lo que palpita y crepita
y luego viaja sin destino.

A lo largo de los renglones
habrás encontrado tu nombre,
lo siento muchísimo poco,
no se trataba de otra cosa
sino de muchísimas más,
porque eres y porque no eres
y esto le pasa a todo el mundo,
nadie se da cuenta de todo
y cuando no suman las cifras
todos eramos falsos ricos:
ahora somos nuevos pobres.-

Pablo Neruda

OTOÑO                  Poesía de Octavio Paz

En llamas, en otoños incendiados,
arde a veces mi corazón,
puro y solo. El viento lo despierta,
toca su centro y lo suspende
en luz que sonríe para nadie:
¡Cuánta belleza suelta!

Busco unas manos,
una presencia, un cuerpo,
lo que rompe los muros
y hace nacer las formas embriagadas,
un roce, un son, un giro, un ala apenas:
busco dentro de mí,
huesos, violines intocados,
vértebras delicadas y sombrías,
labios que sueñan labios,
manos que sueñan pájaros...

Y algo que no se sabe y dice "nunca"
       cae del cielo,
de ti, mi dios y mi adversario.-

Octavio Paz



Imágenes: pinturas de Leonid Afremov, "Soledad del otoño"; del catalán Joaquín Mir, "Árboles junto al monasterio" y de Hartley Marsden (EE.UU 1877- 1943).

quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

martes, 20 de marzo de 2012

Los Amantes

                        "Me enojaré amor mio,
                        sin que sea por ti,
                        y compraré bombones
                        pero no para ti,
                        me pararé en la esquina
                        a la que no vendrás
                        y diré las palabras que se dicen
                        y sé muy bien que no estarás"  


LOS AMANTES            Poesía de Julio Cortázar

¿Quién los ve andar por la ciudad si todos están ciegos?
Ellos se toman de la mano: algo habla
entre sus dedos, lenguas dulces
lamen la húmeda palma, corren por las falanges,
      y arriba está la noche llena de ojos.

Son los amantes, su isla flota a la deriva
hacia muertes de césped, hacia puertos
       que se abren entre sábanas.
Todo se desordena a través de ellos,
todo encuentra su cifra escamoteada;
       pero ellos ni siquiera saben
que mientras ruedan en su amarga arena
       hay una pausa en la obra de la nada,
       el tigre es un jardín que juega.

Amanece en los carros de basura
       empiezan a salir los ciegos,
el ministerio abre sus puertas.
Los amantes rendidos se miran y se tocan
     una vez más antes de oler el día.

Ya están vestidos, ya se van por la calle.
Y es sólo entonces
cuando están muertos, cuando están vestidos,
que la ciudad los recupera hipócrita
y les impone los deberes cotidianos.-

DESPUÉS DE LAS FIESTAS

Y cuando todo el mundo se iba
     y nos quedábamos los dos
entre vasos vacíos y ceniceros sucios,

qué hermoso era saber que estabas
ahí como un remanso,
sola conmigo al borde de la noche,
y que durabas, eras más que el tiempo,

eras la que no se iba
porque una misma almohada
y una misma tibieza
iba a llamarnos otra vez
a despertar el nuevo día
juntos, riendo, despeinados.-

LO QUE ME GUSTA DE TU CUERPO

Lo que me gusta de tu cuerpo es el sexo.
Lo que me gusta de tu sexo es la boca.
Lo que me gusta de tu boca es la lengua
Lo que me gusta de tu lengua es la palabra.-


                                       
                                      Julio Cortázar  (1914-1984)

Imágenes: pinturas de Marc Chagall (Bielorusia 1887-Francia 1985).



quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

lunes, 19 de marzo de 2012

Los restos del amor

                       "qué tuvo que pasar qué clase de química por qué
                       la huelga en el sector metalúrgico por qué el atasco
                       por qué llegaron rendidos y aún así se besaron

                       como si mi vida les fuera en ello"


LAS AFUERAS                 Poesía de Pablo García Casado

por más que se extiendan las ciudades hasta juntarse
unas con otras por más desengaños que el sexo la muerte
o las oposiciones nos deparen quedarán siempre los afueras

la oscuridad de los polígonos industriales la ineficacia
el ministerio de obras públicas por más que se empeñen
colectivos ciudadanos asociaciones de vecinos segirán

amaneciendo los restos del amor en las afueras.-

SWEET JANE 

yo he vivido mucho tiempo pendiente de un hilo
telefónico de un buzón sin cerradura de las manos
de unos hombres que no quisieron encontrarme

acumulando toda clase de pastillas esquivando
como pude los domingos por la tarde yo he vivido
demasiado tiempo al otro lado de la pantalla

mirando el amor por los anuncios.-  


Pablo García Casado: (Córdoba, España 1972) Poeta español.
Licenciado en Derecho. Es el actual director de la Filmoteca de Andalucía. Ha publicado "Calentura" (1993), "El Poema de Jane" (1996), "Las Afueras" (1997), libro por el que obtuvo el Premio Ojo de Crítica de Poesía 1997 concedido por la Radio Nacional de España y fue además finalista del Premio Nacional de Poesía 1997. En 2001 publicó "El Mapa de América" y en 2007 "Dinero". Parte de su obra ha sido traducida al inglés y  portugués y ha sido incluido en diversas antologías, siendo la última "25 poetas jóvenes españoles" de Ediciones Hiperión.

GINEBRA BESOS

me dices que la cama de tu cuarto
está sin hacer que bajaste y todas
las tiendas estaban cerradas que hoy

es domingo que ayer sábado dijimos
muchas cosas mucho amor ginebra besos
que si tengo algo de pan o de ternura             
                  
que prestarte.-

NÚMERO NUEVE

quise borrar las huellas de aquel cuerpo
limpié con taifól el lavabo los restos
del afeitado corrieron por el desagüe

quise borrar la cita en el centro la puesta
en escena el vestido corto sus buenos modos
el beso a la salida del restaurante el sí

el día después la frialdad del desayuno.-

C-121

no muy lejos de esta ciudad con sus miles
de citas a ciegas hubo también otras noches
como ésta volviendo a casa-las vías

muertas del regreso las mismas preguntas
y es que a pesar del amor de los brazos
y de las piernas abiertas la soledad regresa

con sus dudas.-

                                            Pablo García Casado

Los poemas fueron seleccionados de su libro "Las afueras", DVD Ediciones, 2007.

Imágenes: pinturas del artista plástico escocés Jack Vettriano (Methil-Escocia, 1951)